Oops.. Este post tiene los enlaces eliminados!

Identi revisa las denuncias de los usuarios en busca de enlaces eliminados que no dejan descargar los archivos, este mensaje te informa que este post que estas viendo tiene los enlaces eliminados.

Usa el Buscador

Por favor, te recomendamos que uses el buscador para encontrar más alternativas.

Opeth - Blackwater Park (2000)

  • Categoría: Reciclaje
  • Publicado hace más de 4 años




Aunque en un origen el disco salió únicamente con ocho canciones, me dispongo a analizar la versión remasterizada, pues me niego a que ?Patterns in the Ivy II? no esté aquí presente; la belleza de esta pieza, con una letra digna de un verdadero poeta, tiene que ser conocida por todos, estoy seguro que la disfrutarán.
Una vez más asalta la duda del modo de disponer la crítica: si por canciones, si en general? Nunca fui muy partidario de la primera opción, pues el tinte subjetivo, siempre presente y a la vez considero que necesario, se acentúa en demasía si la opinión personal es vertida en fragmentos muy pequeños (canciones), en vez de emplearse desde una visión más elevada (álbum en sí). Sin embargo, la variedad de una pieza de Opeth es más rica de matices que muchas discografías de otros grupos (permítanme el desdén). Así que optaré primero, a modo de ejemplo y como una especie de ?manual? para saber como es una pieza de Opeth, por analizar una de las canciones del disco. La elijo por la amplitud de estilos, la mayoría que abarca la banda, lo que nos dará una visión global para que después ustedes se enfrenten al resto de canciones de este BWP en particular y del grupo en general, como un paso previo de introducción hacia la profundidad de la música que aquí se nos ofrece.
 
La canción en cuestión es ?Bleak?, la segunda de este maravilloso álbum. Es una canción de (des)amor. Según tengo entendido, está escrita tras un desengaño amoroso de nuestro vocalista, que ve aquí una excelente oportunidad para manifestar lo que siente. Comienza la pieza, tras un breve inciso introductorio, con un potente riff que nos engancha desde el inicio. La sección rítmica es excelente en todo momento, la batería suena muy precisa, llevando el peso en todo momento, acentuando todo lo necesario; atención al bajo, sobre todo en las líneas más pausadas. Genial. Pero aún así, considero a la voz como elemento protagonista. La voz no se presenta como el sonido emitido por las cuerdas vocales de un modo más o menos entonado bla bla bla? , la voz es un instrumento más. Es la que nos lleva de la mano por el camino que discurre en una naturaleza generada por los demás instrumentos, la que elige que desvío coger y cual no, la que nos catapulta hacia el vacío o nos muestra un sendero de esperanza. En un inicio nos muestra un recorrido grueso, duro y resentido, difícil de caminar, con picos decididamente complicados de superar (?Who is crying for you here??). No hay lugar para ti, no pases por aquí, ya no eres bienvenida, nos dicen. Permite un breve inciso a eso de los 2:45 pero vuelve a la carga, acabando con un grito abrumador. Cambio de riff principal entonces, para dejar paso a una vía más agradable, pero igualmente dura. La voz torna en melódica pues es un camino diferente al anterior, que recuerda momentos de felicidad, un camino que ella ha recorrido contigo? y te dejas embriagar, tras recordar lo que ha sido ese trayecto con ella, para acabar paseando mansamente a su vera en tu mente, recordando los últimos instantes de felicidad (?You're close to the final word?). El pasaje intermedio de índole melódica que aparece aquí es brillante, recordemos la robustez empleada en el inicio como antagonismo reforzador de la calidad de la composición.
Tras unos versos de superación (?Help me leave you/ As all the days are gone?), demuestra Akerfeldt (o nosotros, identificados) que quiere desprenderse de todo aquello que le recuerde a ella, no dejándose llevar por lo que ya ha pasado. Este pasaje lo ejecuta la banda con un `in crescendo´ admirable donde la guitarra principal nos va elevando hasta explotar en un contundente ritmo que nos devuelve a una etapa ya vivida. Se repiten los versos de recuerdo, de añoranza a ella, con la voz melódica como mano a la que agarrarnos. La música se siente como plena, es lo mismo de antes, pero semeja algo diferente, después de lo inmediatamente anterior la repetición de este camino se encara de otro modo (es una sensación complicada de explicar), y como bien se verá tiene un final bien distinto. El último minuto es brutal, y nunca mejor dicho. No hay mano en este camino, hay solo abismo. La desgarradora voz nos hace saber que no habrá lugar para ella, que lo vivido ha sido bello, pero necesariamente olvidable. La fuerza de Opeth es la mayor posible, con una dureza intimidante. Todos los instrumentos, desde la voz hasta la guitarra, participan de este asesinato de sentimiento amoroso.
¿Quién no puede verse reflejado en esta pieza, tras una ruptura sentimental, cosa que nos puede ocurrir a todos, y ver vista su experiencia reforzada de una forma tan gratificante? Pues esto es Opeth.
 
El resto de piezas recorren otros temas de esta forma tan especial y maravillosa, pudiendo nosotros abrazar a la música para dejarnos llevar, asustarnos, reírnos o liarnos a puñetazos. Destacar la importancia de las letras, pues todas son de una belleza innegable, enfatizando así el mensaje que se nos quiere transmitir.
Como consejo, vean el disco como un todo a la hora de escucharlo, por lo menos háganlo en una ocasión, la primera a poder ser, para apreciar en todo su sentido el `Blackwater Park´. Comprendo que la cantidad de sensaciones puede llegar a abrumar, motivo el cual incluso a mí se me ha digerido en un inicio esta obra. Pero les aseguro que vale la pena, y mucho, disfrutarla. Como todo en esta vida, el esfuerzo por comprender ha de dar el beneficio innegable de la sabiduría y la satisfacción.
 
Disfruten.



Tracklist:
 
1.) The Leper Affinity
2.) Bleak
3.) Harvest
4.) The Drapery Falls
5.) Dirge for November
6.) The Funeral Portrait
7.) Patterns in the Ivy
8.) Blackwater Park
 
BONUS TRACKS:
9.) Still Day Beneath the Sun
10.) Patterns in the Ivy II
 
 
Tamaño: 103.56 MB
Duración: 76:16
Velocidad de bits: 192 kbps

Opeth - Blackwater Park (2000)
0 Puntos Score: 0/10
Visitas: 453 Favoritos: 0
2 Comentarios Opeth - Blackwater Park (2000)
Uhhhhhhhh tremenda banda Opeth y este probablemente su mejor disco aunque es dificil decidir porque tiene todos buenisimos.Blackwater Park,Deliverance y Ghost Riveries mis favoritos aunque son todos geniales.
El Link no da ._.
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!