Amanecer zombie [ Megapost ]

  • Categoría: Paranormal
  • Publicado hace más de 4 años










[size=18]Un apocalipsis zombi es un escenario particular de la ficción apocalíptica, que habitualmente se produce dentro de un entorno de ciencia ficción o terror. En un apocalipsis zombi, se produce una resurrección masiva de muertos convertidos en zombis, tambien conocidos como muertos vivientes. Este levantamiento, para poder recibir el tratamiento de apocalipsis, debe de ser global. Generalmente los zombis resucitados son canibales, lentos y de movimientos torpes, pero no menos peligrosos, que atacan a los humanos vivos. Los humanos que no son devorados vivos, pero que son mordidos por un zombi, se infectan y se convierten en un muerto viviente, ya que la mordedura zombi produce una infección fatal que mata poco a poco las celulas y tejidos vivos del humanos, causandole la muerte, una vez que el humano mordido muere, se reanima convertido en zombi.[/size]







[size=18]Todos sabemos como NO debemos comportarnos cuando llegue un Apocalipsis Zombie y sin embargo siempre vemos en las películas las mismas malas decisiones por lo que repasaremos todas estas actitudes que no deberíamos tomar. [/size]

[size=18]A continuacion les dejo una posible causa de un apocalipsis zombie[/size]









A continuacion les dejo la piramide alimenticia de Zombies





Como Matar a un zombie



[size=18]
Asúmanlo, el mundo está destinado al apocalipsis. Algunas voces se han alzado contra la marea de incredulidad, siendo burladas y desoídas. Pero el día en que los muertos se alcen está cerca. ¿Está seguro de que no ha visto ya algún zombie por ahí? Porque es cierto, amigos, cuando ya no haya más sitio en el infierno los muertos caminarán por la Tierra.
A pesar de los incrédulos y los escépticos, gente que ignora las evidencias por una lastimera esperanza que se verá más pronto que tarde truncada, el mundo, tal y como lo conocemos, está condenado. Da igual que sea una nave de venus, un virus o problemas de radiación, cuando los zombies caminen no harán distinciones. Están llamados a dominar el mundo y lo que nos queda a nosotros, los vivos, es no serles un plato fácil de conseguir. El enemigo no es Al-Qaeda, ni EE.UU. ni Corea del Norte. No, no y mil veces no. El enemigo ahora duerme bajo tierra, pero puede que también a nuestro lado. Y ya va siendo hora de que nos enteremos de algunas cosas para cuando nos sea necesario.

Las plantas bajas y los centros comerciales no son un buen refugio. Debemos comprender que, a pesar de que podrían proporcionarnos bienes rápidamente, las cristaleras no suponen mucha defensa contra las mareas de zombies. Y tengan por seguro que esos enormes pasillos del Carrefour son un laberinto mortal que acabará lleno de muertos vivientes deseosos de hincar los dientes en nuestros jugosos encéfalos. En cuestión de refugios contra zombies, cuanto más alto, mejor.

Él ya no es su padre. Ni su madre, su amigo, su novia o su perro. Cuando un zombie muerde a alguien, deja de ser persona para convertirse en una amenaza inminente. No entre en sentimentalismos baratos y dele una muerte digna. Ni se le ocurra pasar los últimos momentos agarrándole la mano mientras le despide con lágrimas en los ojos, porque lo próximo que verá es su boca en su brazo. Recuerde: Esto es una batalla por la supervivencia y los muertos son nuestros enemigos. Aplíquese el cuento y no se pongas a llorar si es a usted a quien muerden. Es mejor un tiro en la cabeza a tiempo que engrosar la legión de zombies. Cést la vie.

No se separe, coño. ¿Acaso no ha visto nuca una película de terror? ¿Qué le pasa al que se separa? No se haga el valiente diciendo "Voy a ver qué ha sido ese ruido", porque no le volverán a ver el pelo. Cuando el grupo se mueva, muévase con ellos. No vigile el refugio usted solo, no hagas rondas solo, no se aleje de donde le puedan ver. Recuerde, es mejor afrontar la muerte en grupo que vérselas a solas con una patulea de comecerebros.

Hágase con armas, preferiblemente las que le permitan matar a un zombie sin tener que olerle el aliento. Pistolas, rifles y escopetas están muy bien, pero recuerde que debe acertarles en la cabeza, de otro modo solo tendremos un zombie agujereado. Si no tiene buena puntería, consiga un hacha, una espada o un palo largo. Intente evitar armas que se puedan quedar clavadas en los zombies. Y por el amor de George Romero, no se quede peleando con una horda de zombies, no tiene las de ganar.

Espere al momento del anticlímax. Cuando crea que ya está seguro, salte a un lado y mire alrededor. El zombie estará esperando al momento en que crea que ha pasado el peligro para aparecer dentro de un armario, detrás de un mostrador o a través de una ventana. Y no sea idiota: El único sitio donde debe apoyar la espalda es en una buena pared de ladrillos. O mejor, de hormigón armado. No se acerque a un radio de 3 metros de una ventana que no esté bien rejada.

Únase sólo a gente en la que confíe. Los grupos de supervivientes suelen estar muy traumatizados, especialmente aquellos que jamás habían pensado en fin del mundo. Tenga en cuenta que no todos estarán tan preparados como usted. Cuando se tope con otros supervivientes no los acoja sin más. La mayoría de ellos serán más un lastre o un peligro que una ayuda. Desconfíe de los que le ofrecen socorro. A veces los vivos son peores que los muertos.

Use armadura. Sí, las vecinas ya no le criticarán por llevar pintas raras y los porteros de la discoteca no le dirán nada por vestirse así. Y si lo hacen, siempre puede aplastarles la cabeza de manera preventiva. ¿Quién sabe si eran o no unos no-muertos? Las armaduras son esenciales, especialmente en cuello, cabeza y extremidades, que son, estadísticamente, los puntos donde se cocentran el 80% de los mordiscos de zombies. Los chándal, los polos Lacoste o los tops con escote no son precisamente a prueba de mordiscos. Lo ideal son las armaduras de los antidisturbios, pero unos abrigos gruesos o unas armaduras improvisadas son mejor que nada.

No subestime el factor "Marea cadavérica". Si tiene suerte, los zombies serán lentos y torpes, pero vendrán en números incontables, suficiente como para dejarnos sin balas o acorralar a aquellos que se hubiesen confiado de su velocidad.

Evite las grandes ciudades, los centros comerciales, los teatros, cines y demás lugares que suelen estar a menudo abarrotados de gente. Los zombies antes eran gente ¿Y sabe dónde hay gente a punta pala? Pues eso.

Despréndase de los objetos que nos sean de primerísima necesidad. Recuerde que el oro, las joyas y el dinero han dejado de tener valor. No vaya por ahí cargado de cosas que no va a necesitar ni se pare a espoliar casas y/o cadáveres. No se le ocurra ir al banco a sacar dinero. Eso sólo dará infinitas y truculentas posibilidades de encuentros zombie.

Evite el coche. En un mundo lleno de zombies ¿Adonde querrá ir? No tenga esperanzas de encontrar focos de resistencia ni un lugar que no haya sido afectado. Alejarse de sus lugares conocidos será lo peor que pueda hacer. Los coches tienden a estropearse o quedarse sin gasolina en los lugares menos apropiados. Esto le obligará a ir a pie en lugares desconocidos y, téngalo por seguro, infestados de zombies. Además, los coches no presentan la mejor de las protecciones en caso de verse rodeados de no muertos.

Hagan acopio, pero ya. El fin se acerca y las provisiones se agotarán con rapidez. Llenen su despensa con latas de conserva y pastillas potabilizadoras. Cuando vayan por su barrio comprueben los puntos flacos de una posible defensa y tracen rutas de huida. Acostúmbrese a verlo todo desde el punto de vista de la invasión. ¿Quién sabe cuando comenzará?

Y rece porque nos toquen los zombies lentos.
[/size]







Los zombies pueden existir ?

[video]http://www.youtube.com/embed/K8cNbMjKKpg?wmode=transparent[/video]
link: http://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=K8cNbMjKKpg



Tipos de Zombies





Existen Zombies en al Vida Real y El Ser Capaz de Su Aparición

¿Zombies en la vida real? Efectivamente señores, existen seres muertos-vivientes en este planeta.
Sin embargo no se tratan de seres humanos, como ya habrías pensado de seguro, sino de animales?más precisamente?de insectos.
Miles de años de evolución (y maldad) han logrado generar a uno de los más perfectos (y sin duda malignos) asesinos de la naturaleza.
Conoce al ser que es capaz de convertir a su víctima en un muerto-viviente (literalmente) hasta el fin de sus días.



Se trata de la Avispa Esmeralda (ó Esmerald Jewel Wasp en inglés) quién no solo elimina a su víctima en cuestión de minutos, sino que además toma control de su cuerpo (sin vida) para utilizarlo de la manera que le plazca.



[video]http://www.youtube.com/embed/qN2XMyxAs5o?wmode=transparent[/video]
link: http://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=qN2XMyxAs5o



[video]http://www.youtube.com/embed/tH0hXmDv3aM?wmode=transparent[/video]
link: http://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=tH0hXmDv3aM



razones científicas

 Parásitos cerebrales



Los parásitos que convierten a sus víctimas en algo parecido a zombies-esclavos... de hecho son bastante comunes en la naturaleza. Hay uno llamado toxoplasmosa gondii que pareciera ocupar su existencia simplemente en ser aterrador: Este insecto infecta ratas, pero solo puede reproducirse dentro de los intestinos de un gato. El parásito sabe que necesita llevar a la rata dentro del gato, por eso se apodera del cerebro de la misma, e intencionalmente la hace correr hacia donde está el gato. Programa a la rata para ser comida, y esta, claro que nunca se entera. 
Pero bueno, esas son solo ratas nomás... Pero mencioné que la mitad de la población mundial está infectada con toxoplasmosa y no lo sabemos? Quizás vos sos uno de ellos... 
Además, hay existen estudios que muestran que se ve un cambio en la personalidad del infectado, una alta probabilidad de eloquecer... 



NeuroToxinas



Existen ciertos tóxicos que relentizan las funciones del cuerpo al punto de llegar a considerar muerto a quien las padece. El veneno del pez fugu (el pez globo) puede hacer ésto, por ejemplo. 
Las víctimas se pueden recuperar bajo los efectos de una droga como datura stramonium (u otros alcaloides) que dejan a la víctima en un trance en el que pierde la memoria, pero sigue pudiendo hacer tareas simples como comer, dormir, gemir y arrastrar los pies con los brazos extendidos... 
Y esto podrá resultar en zombies? Mejor dicho como hace! De hecho pasó en Haití, que es de donde proviene la palabra "zombie". Hay libros acerca de ello, y el más famoso es uno del Dr. Wade Davis (Passage of Darkness y The Serpent and the Rainbow). Sí, la película The Serpent and the Rainbow está basada en las cosillas científicas de este señor. Ahora bien, cuanto de lo de la película es real? Bueno, hay una escena en la que atan a un tipo desnudo a una silla y dirigen un piche enorme hacia sus bolas. Espero que eso no sea de las partes reales. 
Lo que sí es definitivamente real es la historia de Clairvius Narcisse. El fue un haitiano que fue declarado muerto por dos médicos, y enterrado en 1962. Lo encontraron deambulando por el pueblo 18 años más tarde. Resulta que los sacerdotes vudú locales habían estado usando químicos naturales para básicamente "zombificar" gente y ponerlos a trabajar en sus plantaciones de azúcar (Posta) 
Así que la próxima vez que le pongas un sobrecito de azúcar a tu café, pensá que probablemente un zombie haya sido parte de su producción. 



Virus de la Ira



En Una película, había un virus que volvía a los humanos en máquinas de matar incinscientes. En la vida real, tenemos toda una serie de desordenes mentales que hacen exactamente lo mismo. Nunca fueron contagiosos, claro.. Hasta que apareció el mal de la Vaca Loca. Ataca la espina dorsal de la vaca y su cerebro, convirtiéndolo en una tambaleante y agresivo animal.. Y después, los humanos se comen su carne. 
Cuando la enfermedad se transmite a los humanos, se le llama Enfermedad de Creutzfeldt-Jakob. Los síntomas son cambios en la marcha (al caminar), alucinaciones, falta de coordinación, convulsiones o espasmos mioclónicos y un rápido desarrollo de delirio o demencia. 
Claro, la enfermedad es rara (aunque no tanto como pensamos) y los afectados no sabrían como perseguir gente en hordas peligrosas, pero sólo es cuestión de esperar al virus de la ira indicado... 


Neuro Genesis 



Sabés porque está toda esa controversia al rededor de la investigación con células madre? Bueno, es porque básicamente se pueden usar para regenerar células muertas. De particular interés para los zombologistas es la neurogenesis, el método mediante el cual pueden re-cultivar tejido muerto cerebral. Y de hecho está sucediendo. 
La ciencia puede salvarte de casi todo, pero no de la muerte cerebral. Se pueden intercambiar órganos y todo, pero cuando el cerebro muere, muere y punto. 
Bueno, no por mucho tiempo más. Los científicos ya están en condiciones de regenerar el cerebro de las víctimas del traumatismo en coma, de manera que se pueda mantener un cuerpo muerto en un estado de suspensión, para que pueda ser devuelto a la vida más tarde. Iupi! Muertos que vuelven a la vida!. 
Suena genial, no? Bueno estos laboratorios dedicados a la "investigación sobre reanimación" (así lo llaman), explican como el mismo proceso de reanimación provoca un problema. Provoca que el cerebro comience a morir desde afuera hacia adentro, siendo la parte de afuera la corteza, la parte linda de los seres humanos, que hace que seamos eso, humanos. Lo único que quedaría sería la parte que controla las funciones motoras básicas, y la parte de los instintos más primitivos. 
No necesitamos la corteza para sobrevivir, todo lo que se necesita es la raiz, y podremos seguir caminando y comiendo inconscientemente y disfrutar de Grey's Anatomy (menos yo, porque a mi no me gusta). De esta misma manera es como los pollos pueden seguir con vida luego de que les cortan la cabeza (incluyendo un caso de un pollo que vivió por 18 meses) 
Así que si tomás un paciente con muerte cerebral, y usás estas técnicas para hacer volver a crecer la raiz, tenés un cuerpo inconsciente tambaleándose por ahí, sin pensamientos ni personalidad, nada 
So, you take a brain dead patient, use these techniques to re-grow the brain stem, and you now have a mindless body shambling around, no thoughts and no personality, solo un manojo de instintos e impulsos. 
Eso, señoras y señores, es lo que nos gusta llamar un caso real, vivito y coleando (o algo así) de un zombie. Ahí tienen. 

Nanobots



Los nanobots son una tecnología diseñada probablemente para que le tengas miedo al futuro. Estamos hablando de robots microscópicos que se auto-reproducen y que pueden invisiblemente crear (o destruir) cualquier cosa. Vastas cantidades de dinero se invierten en la nanotecnología. Claro, los científicos saben que en algún momento los nanobots van a destruir a la humanidad. Pero no pueden resistirse a ver como pasa. 







Reglas de la casa: 
1) Buscar todos los insumos, llevarlos al segundo piso y destruir las escaleras. 
2) No ser un héroe (*Nota: solo si es necesario para sobrevivir*). 
3) Llenar todos los contenedores de agua mientras haya. 
4) Oscurecer los vidrios, mantener luces apagadas y mantener silencio. 
5) Una persona debe mantener vigilancia en todo momento. 
6) Siempre tener en mente una idea para salir huyendo... 
7) No abras a la puerta!!! 
8) Ser sensible con los insumos, NO SON INFINITOS. 

Recordar: 
*Apunta a la cabeza o estas muerto 
*Los zombies no pueden ser racionalizados... podría ser tu tía (o cualquier familiar...) pero ya no lo son. 
*Si fuiste mordido... GAME OVER. 



 



COMO MATAR A UN ZOMBIE 



Como sabemos, los zombies aparecen de vez en cuando, y acaban por ser pesados, y son peligrosos porke te muerden y hacen daño, y es posible ke te devoren con saña y alevosia, con nocturnidad y premeditacion. 
Es sabido por todos, ke si un zombie te muerde, te combiertes en zombie, entonces tu te puedes comer a otras personas (vivas o no, a elegir). 
Pero como ser un zombie es aburrido, y las espectativas de ligue son minimas, el menu no es muy variado, y no es demasiado ''cool'', y no te invitan a fiestas ni na, vamos un asco... 

Primer paso 

Como detectar a un zombie: 
1- Se mueven como los yonkis, pero los zombis estan menos flipados. 
2-Seguro les falta algun miembro, o las tripas fuera o algo. 
3-No hablan, solo hacen ruidos ''guturales'' , quiza algun pedo... 
4-Los ojos en blanco, (ya dije ke van flipaos) 
5-Ligero estado de descomposicion, o podridos del todo. 
6-Se sabe ke son zombies, no es muy dificil, pero no fiarse, pueden ser yonkazos del caballo. 
He aqui un ejempol de zombie clasico. 

Segundo paso 

Que hacer: 
1-Lo normal es correr, pero si andas fondoncete... mejor corre, mas ke el zombie. 
2-Apalearlo, si sois dos o mas mejor, pero sin ke os muerda. 
3-Insultarlo, pero con respeto, hasta ke no te haga nada, no lo puedes faltar. 
4-Irse a casa, y esconderse, si, huye hoy, ya lucharas mañana. 
5-Si son muchos y no puedes escapar, lee de nuevo el primer paso. 

Tercer paso 

Al tema! 
1-Lo clasico es destruir la cabeza, asi ke apunta bien. 
2-Trata de desmembrarlo con un hacha o algo que corte, nada de navajitas. 
3-Pegalo fuego, pero si no puedes, al menos lo intentaste. 
4-Reventarlo la cabeza es divertido, pruebalo! 
5-Destrozalo totalmente, sin destruir el cerebro, veras ke risa! 

Consejos: 
1- Si usas una pala, que esta este homologada, nada de palas malas 
2- La municion ke uses, ke sea de gran calibre, o en su lugar, tu replica, pero recuerda usar las gafas. 
3-Un buen marro es lo mejor, golpe al ''celebro'' y listos. 
4-El cortacesped! pero de gasolina ¡OJO! 
5-La cosechadora! (Se recomienda NEW HOLLAND) 
6-Si son muchos, lo mejor es amputarse un brazo, mientras se lo comen, aprovecha a cargar tu escopeta recortada de corredera, oh! no! abertelo pensado mejor antes de alimentar a esos zombies 
7-si te ves sorprendido por un zombie, y este te dice '' hay chacho, dame pa caballo, ke te pincho con la geringuilla'' esntonces NO es un zombie, es un yonki, hay ke asegurarse. 
8-Si algun conocido tuyo ya es un zombie, aprovecha a mangarle el coche y todo lo ke pilles. 
9-Si te muerden, pues a joderse y... 
10-Si te matan los zombies, haber leido el ''MANUAL PARA MATAR UN ZOMBIE'' 















[size=24]Crees Sobrevivir en un mundo zombie?[/size]





SOBREVIVIENDO EN UN MUNDO ZOMBIE


Introduccion:Antes de la aventura



Cuando se planea una partida en una ambientación
con zombis hay principalmente tres tipos de
aventuras posibles: supervivencia, enfrentamiento o
misión. Un grupo de civiles aislados en un centro
comercial es un ejemplo clásico de supervivencia.
Soldados del ejército que tienen como objetivo
limpiar una zona de zombis es un enfrentamiento, y
si los mismos soldados recibiesen la orden de
intentar un rescate, sería una misión.
No son estilos separados, pueden solaparse y mezclarse sin problemas. Si los civiles deben salir
del centro comercial para buscar gasolina para su generador, ya se está pasando de
supervivencia a misión. Se puede incluso plantear ese paso como una evolución: en un inicio los
personajes serán civiles indefensos, hasta que se armen y equipen, que es cuando ya podrán
enfrentarse a los zombis y definir un objetivo claro, por ejemplo llegar hasta una autopista para
salir de la ciudad.
La supervivencia resulta mejor jugarla con personajes con poca o nula experiencia con las armas y que tengan un acceso difícil a ellas. El enfrentamiento funciona mejor con personajes soldados, policías, cazadores, etc., pero hay que tener cuidado de no "militarizar" la partida y convertirla en un juego táctico más que de rol. Para cualquier director de juego los zombis supondrán una ventaja y una desventaja. Por un lado,
en muchas ocasiones no hará falta preparar demasiadas fichas de PNJs y enemigos. Con los
datos del zombi típico y el plano de una ciudad puede ser suficiente para una partida. Pero esta
sencillez y lo repetitivo de los encuentros puede derivar fácilmente en monotonía, así que hay que
estar muy atento para mantener la tensión y crear retos que motiven a los jugadores.
Sobre el entorno, el urbano siempre es más atractivo por los recursos disponibles y las
posibilidades narrativas, aunque las carreteras entre ciudades, granjas abandonadas o lugares
similares también son interesantes.
Independientemente del estilo de juego elegido, lo que mejor funciona es definir una serie de
objetivos tentadores, ya sea simplemente un supermercado donde aprovisionarse, una armería o
un punto de evacuación por helicóptero que hayan oído por la radio. Con esas "esperanzas" en la
cabeza los jugadores van a estar más motivados para mantenerse con vida. Si hay varias
opciones disponibles, intentar llegar a una y fallar no supondrá una decepción tan grande como si
se lo jugasen todo a una carta.

Si se plantea de forma realista, el "mundo zombi" da para jugar un número infinito de historias. Desde un grupo de científicos que intentan atajar el virus cuando sólo hay un infectado vagando por las calles de Nueva Orleans, hasta la lucha de las tres últimas personas sanas por llegar a la única isla "limpia" de todo el Pacífico... hay múltiples posibilidades. Para los que piensen que estar rodeado de zombis puede ser aburrido, otros posibles PNJs
alternativos son: grupos de supervivientes más o menos hostiles, escuadrones de la muerte del
gobierno, saqueadores al estilo Mad Max, habitantes de ciudades-fortaleza, nómadas, cultos
religiosos apocalípticos... . Con la civilización en una situación de colapso total, los humanos serán
muchas veces más peligrosos que los muertos vivientes.
La mejor arma para mantener el interés es la que está más a mano en una ambientación así: los propios zombis. Nunca hay que dejar que los jugadores olviden que los muertos vivientes están ahí. Tienen que rodearles, acosarles, golpear en las puertas o ventanas del lugar donde estén atrincherados. Deben surgir de lugares inesperados o levantarse cuando piensen que ya se han librado de ellos. Pueden infectar su agua o sus provisiones, destruir su equipo, inmovilizar sus vehículos, hacerles gastar munición... . No hay que permitir que los PJs se pongan cómodos, así conseguiremos que deseen escapar tanto como lo harían en la realidad.

Capitulo 1:Virus



 La ambientación apocalíptica del tipo "invasión
zombi" siempre ha sido una de mis preferidas. Hay
tres escenarios posibles para jugar: el comienzo de
la infección, la etapa de expansión y el final, cuando
ya la mayoría de la población ha sucumbido. En la
mayoría de películas sobre zombis se tratan el
segundo y tercer caso, es decir, cuando ya hay una
cantidad importante de muertos vivientes por las
calles.
Lo primero que hay que definir es cual es la "zona cero", el tipo de virus y su velocidad a la hora
de matar. Un caso clásico es el experimento militar que se descontrola y acaba llegando a la
población.Apocalipsis de Stephen King se basa en esta premisa, solo que en su novela la gente
muere y no vuelve a levantarse. Es importante conocer la velocidad con la que actúa la
enfermedad porque es probable que en un momento u otro afecte a los personajes. En 28 días
después la infección actúa a velocidad de vértigo, transformando a una persona sana en una criatura rabiosa en cuestión de segundos. Por el contrario, en Romero del mordisco a la zombificación pasan varios días. El caso del virus rápido es malo para los jugadores porque no hay manera de aplicar un antídoto
si no se tiene a mano y en el periodo de expansión salir al exterior será tremendamente peligroso:
un solo zombi puede acabar con un grupo grande de personas en pocos minutos, simplemente
por el efecto dominó. La evacuación y el control de la enfermedad serían tareas imposibles. La
policía y el ejército llegarían cuando ya hubiese cientos de infectados en la calle, dispuestos a
contagiar a otros cientos y luego a miles. Una ciudad puede caer en horas, salvándose sólo
aquellos que permanezcan en sus casas.
Aprovisionarse sería relativamente fácil porque todo estaría en su lugar, al menos en un principio.
La sociedad se habría destruido tan rápido que los saqueos y rapiñas se reducirían al mínimo.
Conseguir un vehículo también sería fácil, pero la mayoría de las carreteras estarían colapsadas
por los coches de aquellos que fueron contagiados al volante y provocaron accidentes o
embotellamientos. Los zombis estarían concentrados en los núcleos de población, ya que a nadie
le daría tiempo a desplazarse más lejos.
Con el virus lento, por el contrario, primero habría rumores, noticias en la televisión,
investigaciones, recomendaciones del Gobierno... . Si únicamente existiese un foco podría ser
controlado, ya que el periodo de incubación permitiría poner a los individuos en cuarentena
aislando pueblos o ciudades enteras. No habría efecto dominó, pero sí algo todavía más
peligroso: los contagiados podrían pasar por personas sanas durante un tiempo, lo que les
permitiría tomar trenes, barcos y aviones, llevando consigo el virus y multiplicando las "zonas
calientes". Pensemos en lo que ocurrió con el SARS, la gripe asiática, con enfermos por medio
mundo.
Cuando la situación fuese irreversible habría evacuaciones y probablemente la instauración de un estado militar, con "escuadrones de la muerte" encargados de limpiar lugares críticos. Habría saqueo y pillaje por parte de los supervivientes, con lo cual quedarían menos recursos
disponibles, pero al menos muchas carreteras urbanas estarían todavía practicables, si el éxodo
de los habitantes es ordenado. Los zombis estarían desigualmente repartidos: primero se
extenderían por las zonas en cuarentena, luego arrinconarían a los vivos en campos de
refugiados y ciudades "limpias" para finalmente invadirlo todo excepto pequeños núcleos de
resistencia.
Con ese panorama, decidir qué hacer no sería tarea fácil.

Capitulo 2:Y ahora que?



 Imagina que has sobrevivido al virus. Te encuentras
encerrado en tu casa, viendo a través de la ventana como
por la calle vagabundean zombis que atacan a cualquiera
que se atreva a asomarse. Puede que incluso haya alguno
aporreando tu puerta, así que atrincherarse, solo o con
familiares, amigos o vecinos, es una opción lógica.
La primera pregunta será ¿qué hacemos ahora? Con un virus de acción lenta es posible que la
televisión siga emitiendo y el Gobierno dé recomendaciones a la gente atrapada, informando
sobre zonas seguras, puntos de encuentro, rutas de escape, etc. Si el virus es rápido quizá no
quede nadie para ayudar, las comunicaciones se cortarán igual que el agua, el gas y el suministro
eléctrico. Cualquiera se dará cuenta de que permanecer quietos es morir lentamente en una
ratonera. Habrá que salir, buscar agua y comida, armas, herramientas, un vehículo... como
mínimo para sobrevivir ahora y para tener una serie de recursos con los que planear el siguiente
movimiento.
Para buscar comida, las casas o pisos de los alrededores no son buenas alternativas, porque
quién sabe qué puede esconderse dentro. Habría que olvidarlo hasta que sea el último recurso. El
primer objetivo, aprendido de las películas, serán los centros comerciales. Grandes, bien surtidos,
con una vista clara del entorno para no caer en encerronas... . Es una lástima que todo el mundo
piense lo mismo. Para cuando lleguemos puede que ya estén saqueados completamente. Si han
pasado varios días o semanas desde el "primer contacto" ya no quedarán productos perecederos
y al final habrá que echar mano de cualquier cosa. Algo es algo. A la larga serán más valiosas las
pequeñas tiendas de barrio, cerradas y aisladas, que cualquier supermercado.
Pero antes de "hacer la compra" hay que llegar físicamente allí. Volviendo al punto de partida, la
casa o piso en el que estamos escondidos... ¿cómo nos preparamos para salir? Para defendernos
siempre podremos encontrar cuchillos de varios tamaños, poco efectivos pero útiles en
situaciones límite, y algo con lo que improvisar una porra o garrote. Los más afortunados pueden
tener una escopeta de caza, pero la mayoría estarán contentos con un bate o una tubería de
plomo. Ropa y calzado cómodo para correr y ya estamos listos.
Hay que ir con una idea clara del sitio y de lo que se quiere coger. Lo más normal, una tienda en
la que conseguir algo de agua embotellada y comida en lata, en primer lugar. Segundo una
ferretería para linternas, pilas, un hornillo... . Saco de dormir, cuerdas y equipamiento parecido se
puede conseguir en tiendas de deporte o aventura. Si se tiene coche, se le puede hacer una visita
para ver en que estado está, pero solo si está aparcado en el exterior, porque un parking
subterráneo puede ser una trampa mortal.

Capitulo 3 :Un pie en la calle

 El peor momento al que se enfrente un personaje en una partida de "invasión zombi" será cuando
tenga que salir a la calle. Si para empeorar la situación se está solo y pobremente armado, se
convertirá en una auténtica pesadilla.
Imaginemos que estamos atrincherados en una casa o un piso. Al abrir la puerta ya podemos
tener a alguien o algo esperándonos, aunque si no hemos llamado la atención es poco probable.
Los zombis no se quedarán quietos en un lugar que parezca deshabitado. Si se tienen armas de
fuego, hay que resistir la tentación de disparar desde las ventanas a los que pululen por los
alrededores, porque no despejaremos el camino sino todo lo contrario. Con el ruido sólo
conseguiremos atraer a más. Pasar desapercibido es el mejor seguro de vida.
En una casa llegar a la calle es sencillo, daremos un par de pasos y estaremos en el exterior, al
descubierto. En un piso tendremos que superar un trago difícil: las escaleras. Cualquiera que haya
visto películas de zombis sabe que el ascensor siempre es una mala idea, pero las escaleras
tampoco hay que tomárselas a la ligera. un par de muertos vivientes pueden aparecer desde
cualquier piso y bloquear la bajada o la subida, o las dos, obligándonos a pelear para
sobrepasarlos. La ventaja para nosotros es que en un espacio reducido siempre nos
enfrentaremos a pocos de cada vez, y ellos serán peores que nosotros combatiendo (al menos en
teoría).
Nuestro objetivo debe ser el portal, olvidémonos de los pisos intermedios. Dentro de ellos puede haber muerto alguien y no conviene arriesgarse a liberar a un zombi o varios en nuestro bloque. Ya en la calle tenemos que prepararnos para correr, recordando cual es nuestro objetivo. Siempre
debe ser conocido, no hay que perder tiempo buscando por las calles. También tenemos que
tener claro para qué salimos. Como dijimos en el capítulo anterior, nuestras necesidades básicas
son: comida, armas, equipo y un vehículo. Si se va en grupo, no hay que separarse y
preferiblemente debería estar compuesto por personajes que puedan ir al mismo ritmo. En este
mundo, lento es igual a muerto. Cuando salgamos, que sea cerrando la puerta tras de sí y sin
olvidar la llave. En este momento probablemente ya tengamos a la vista a los primeros zombis.
Su reacción al vernos será avanzar hacia nosotros y rodearnos. Si son muchos y nos van a
impedir el paso, es mejor retroceder y esperar otro momento. Sólo hay que seguir si hay huecos
suficientes entre ellos como para eludirlos. Recordemos que estamos hablando del zombi clásico
que camina a paso lento. Cuando escapemos del primer grupo tendremos que esquivar a otros
que haya por la calle hasta llegar a nuestro destino. Todos estos que dejamos atrás nos seguirán,
así que cuando lleguemos a la tienda o armería habrá un buen número detrás. Una razón más 
para darnos prisa y no dejar que se nos echen encima. Los centros comerciales son buenas elecciones no sólo por la abundancia de productos sino
porque es más probable que estén abiertos y sus puertas son tan amplias que es casi imposible
que las bloqueen.
Para los que estén pensando que es mejor hacer todo
esto en coche, no es buena idea intentar conseguir uno o
querer llegar al nuestro en la primera salida. Hay que
estudiar la densidad de la "población zombi" y ver si
podríamos maniobrar entre ellos lo suficiente como para
que merezca la pena ir en cuatro ruedas. A no ser que
dispongamos de un vehículo pesado y bien protegido,
algo entre un 4x4 y un camión, chocar contra media
docena de muertos vivientes puede estropearlo sin remedio. En el centro comercial probablemente habrá zombis "haciendo la ronda" así que conviene jugar
con la estructura de pasillos para despistarlos y coger lo que busquemos sin complicaciones. Para
salir elegiremos un sitio diferente al que entramos, si es posible, y volveremos a casa de la misma
forma, por calles diferentes para no encontrarnos con ninguna aglomeración o emboscada.
Dicho así parece muy fácil pero ¿qué pasa si nos acorralan en el supermercado? ¿Y si acabamos en un callejón sin salida? ¿Y si encontramos a otros supervivientes? Lo veremos más adelante



Capitulo 4:Guerra Zombie

Una de las discusiones típicas entre aficionados al género o jugadores de
rol es: ¿qué harías tú en una invasión zombi? ¿Cómo sobrevivirías?
¿Qué armas llevarías? Es un tema interesante, hay juegos enteros y
suplementos dedicados al tema, como "All Flesh Must Be Eaten" o
"GURPS: Zombietown USA".
Aunque en las películas de los últimos años parece que ya no está de moda, hay que aclarar que
la invasión zombi ideal es siempre la del tipo "clásico", en la que los infectados se mueven
arrastrando los pies y quieren comerse tu cerebro, nada de muertos vivientes rabiosos corredores
de los cien metros lisos. Sobre todo porque esa lentitud sirve para mantener intactas las dos
normas básicas de este género de terror: siempre hay demasiados como para matarlos a todos...
y por mucho que corras, ellos poco a poco acabarán alcanzándote.

En América es fácil imaginar el armamento de un posible "cazador de zombis": rifle de precisión,
escopeta, M16 para barrerlos del mapa y un afilado machete. Al menos así lo pinta George
Romero. Esta filosofía tiene varias pegas, en primer lugar que excepto el rifle de francotirador
(para dispararles en la cabeza) y la escopeta (para un daño masivo a corta distancia) el resto no
tiene mucho sentido. Un M16 dispara munición demasiado ligera como para detener a un zombi.
Como mucho lo dejará tirado en el suelo, donde seguirá arrastrándose hacia ti. Por otro lado el
machete probablemente se quedaría atascado al primer golpe asestado en una dura cabeza.
Solución: optar por armamento contundente. Un buen bate de béisbol, a ser posible de aluminio
para prevenir roturas inoportunas, una escopeta y un rifle de caza deberían ser suficientes. El bate
puede partir un cráneo con facilidad y no es susceptible de quedarse "atrapado". Si se quiere
añadir algo para combates cerrados, una pistola o un revolver sería lo adecuado. Aquí hay dos
filosofías, o capacidad de cargador o potencia de fuego. Si se usa una pistola corriente, se
disponen normalmente de entre diez y quince disparos, pero habrá que confiar en que el calibre
ligero haga tanto daño en la cabeza (siempre en la cabeza) como pararlos. La otra opción es un
revolver pesado, de calibres .357 o .44, que sin duda causará estragos... pero sólo con seis balas.
Todo esto para defendernos, como equipo ideal. ¿Dónde encontrarlo? Si el lugar de la invasión es
EE.UU., como todo el mundo ha visto en las películas hasta los supermercados están hasta los
topes de armas y municiones. Y si estás en Texas, más. En un escenario convencional, habría
que dar gracias si se puede obtener una escopeta de caza y una pata de mesa que nos haga las
veces de garrote.
Por lo tanto, sólo quedará hacer una recomendación: correr, correr y correr. ¿Hacia dónde? Una
isla, una base militar, una casa en las montañas... cualquier lugar donde no haya zombis. Difícil, si
tenemos en cuenta que ellos no descansan, no comen, no duermen, no les afecta nada y tienen
todo el tiempo del mundo para llegar a nosotros. Pero nadie dijo que esto fuese a ser fácil, por
algo en inglés llaman al género "survival horror".

Capitulo 5:Combate



Por muy bien que lo hagamos, no siempre será posible volver a nuestro refugio sin incidentes. En
un momento u otro acabaremos en un callejón sin salida, con un zombi obstruyendo la única
puerta o teniendo que cubrir una retirada mientras nuestros compañeros cargan un coche con
provisiones. Entonces sólo quedará una opción: prepararnos para el combate.
Se podría pensar que hay mucha diferencia entre enfrentarse a los zombis con armas de fuego o
sin ellas. En realidad, en los dos casos hay que recordar lo mismo: nuestro objetivo no es
eliminarlos, sino abrirnos paso. Un zombi típico "muere" si recibe suficiente daño en el sistema 
nervioso central, algo complicado de lograr tanto con disparos como con armas blancas. Impactar
en la cabeza no es tarea fácil, incluso a distancias cortas, así que no hay que perder el tiempo
intentándolo.
Con armas de fuego nos interesará causar un daño masivo que desequilibre al zombi, así que el
arma ideal será una escopeta. Si lo único con lo que contamos es un bate de béisbol, nuestra
mayor desventaja será tener que acercarnos para golpear. Para hacerlo deberemos anticiparnos a
sus movimientos, girando para evitar que nos toquen y atacando siempre a la cabeza o las
piernas. Un muerto viviente en el suelo sigue siendo peligroso, pero mientras se levanta o se
arrastra hacia nosotros ganamos los segundos necesarios para escapar. Aunque en las películas
es muy popular el uso del machete, no hay nada peor que que se nos quede atascado en un
hueso mientras el resto de zombis se nos echa encima.
Un arma barata y fácil de crear es el cóctel molotov, pero su
utilidad contra los muertos vivientes es relativa. Un zombi arderá
bien y no tendrá el reflejo de intentar apagarse como haría un
humano, pero tampoco reaccionará al fuego de la misma forma.
Pueden estar envueltos en llamas y seguir moviéndose para
alcanzarnos, hasta que el daño recibido les haga caer. Por eso
son un buen recurso como cobertura, pero no para un ataque
directo. Un problema añadido al uso de los cócteles es que hay
que tener cuidado con dónde se lanzan. Ya no hay bomberos
para controlar los incendios, por lo tanto los interiores y cualquier zona cerrada quedan descartados. Una calle en la que no haya demasiados coches es la mejor opción. Hay que intentar siempre entrar en combate acompañado. Recordemos que los enemigos pueden
llegar en gran número y en todas direcciones, así que tener a un compañero o varios que nos
cubran las espaldas nos salvará de muchas situaciones comprometidas.
Si es posible hay que evitar tanto los espacios abiertos como los excesivamente cerrados. Una
plaza o un campo de fútbol son buenos sitios para correr, pero siempre habrá algún zombi al que
no podamos esquivar y cuando nos encaremos con él rápidamente tendremos demasiados a
nuestro alrededor. En el caso contrario, un callejón puede parecer un buen lugar porque nos
permite enfrentarnos a uno o dos zombis cada vez, pero corremos el riesgo de vernos superados
por más de los que podamos resistir. Lo mejor es plantarles cara en un lugar que conozcamos,
con varias rutas de escape alternativas y peleando siempre para llegar a ellas, nunca para
derrotarles. En una invasión zombi los muertos van a ser siempre más que nosotros, y sobrevivir
ya es suficiente victoria.

Capitulo 6:amigos y enemigos



Puede parecer raro, pero quizá los miles de zombis que se arrastran por las calles no sean el peor
enemigo de un superviviente. La mayor amenaza puede venir de otros seres humanos, ya sean
civiles, militares, equipos de rescate... .
Imaginemos una ciudad de 200.000 habitantes, en la
que el 99.9% haya caído por la infección. Eso nos da
un total de 200 personas sanas. Normalmente con el
tiempo este número se irá reduciendo pero con toda
seguridad los que queden se unirán en grupos,
establecerán sus jerarquías y trazarán planes, igual
que los jugadores. En ese momento, cualquier "no
zombi" que se aproxime puede ser visto de dos
formas: una ayuda en la lucha común contra los muertos vivientes o una amenaza. Este tipo de
actitudes suele marcarlas el líder. Si él considera que los "nuevos" son solo más bocas que
alimentar o potenciales ladrones, el grupo entero se volverá cerrado y hostil. A la inversa, un líder
aperturista puede influir decisivamente para que sus seguidores vean a los recién llegados con
buenos ojos. Por lo tanto, mejor no enemistarse con ninguno de ellos.
Los supervivientes amigables no supondrán ningún problema y tenderán a retirarse si son
provocados, pero los hostiles se dividirán en dos tipos: activos y pasivos. Los pasivos serán
aquellos que sólo reaccionarán si son atacados primero. Los activos por el contrario prepararán
trampas y emboscadas, siguiendo la filosofía de disparar primero y preguntar después. En
muchos casos lo harán para apoderarse de las armas o los víveres de los personajes, pero
también pueden reaccionar así por puro miedo.
La recomendación por tanto es desconfiar de todo el mundo. Unirse a un grupo no garantiza un aumento de las probabilidades de sobrevivir, así que es preferible evitar el contacto si no es por motivos de fuerza mayor. Al inicio de la invasión zombi también hay muchas probabilidades de que los jugadores se topen
con fuerzas del orden o equipos de rescate. Pueden ser unidades del ejército para la guerra
biológica, policías atrincherados en una comisaría o escuadrones de la muerte enviados a
"sanear" una zona. La situación se puede resolver de muchas maneras: la mayoría pasan por ser
desarmado y obedecer. Los policías querrán que los civiles permanezcan en segunda línea y
encerrarán a los que consideren conflictivos. Si el encuentro es con militares será peor ya que el
destino habitual será un campo de refugiados o una zona de cuarentena. También hay que tener

en cuenta que en casos extremos los jugadores pueden ser atacados directamente y sin previo aviso, como "acción preventiva" por si están infectados. En conclusión, una vez definido el grupo inicial los jugadores están solos en su lucha por salir adelante. Tienen que ser conscientes de que no pueden fiarse de nadie y que para sobrevivir deben valerse por sí mismos.

Capitulo 7 : planes de fuga



Cuando tengamos armas, equipo y provisiones como para garantizarnos el día a día, habrá que trazar un plan de huida. Normalmente será tan simple como escapar de la "zona caliente" a una que no lo sea. La primera pregunta será ¿a dónde? Escuchando la radio o
viendo los noticiarios en televisión (si los hay) podemos
recibir indicaciones sobre lugares seguros, zonas de
cuarentena o puntos de encuentro. Como ya comentamos
otras veces, siempre será arriesgado ponerse en manos de
militares, pero es una posibilidad tan válida como otras.
También podemos optar por intentar llegar a una zona
limpia por nuestra cuenta, eludir los controles y volver a la
civilización. Quizá simplemente queramos alejarnos de la
ciudad y sus cientos de miles de zombis, para aumentar
nuestras probabilidades de seguir vivos.
Al contrario de lo que pueda parecer, las montañas no son una buena opción. Hay que recordar que necesitaremos agua y comida, y que cazar para sobrevivir es realmente complicado. Así que nuestro destino primario debe ser urbano, o al menos tener un núcleo de población cerca donde abastecernos. Para ponernos en marcha necesitaremos un vehículo grande y robusto, que permita cruzar sin
dudar una muralla de muertos vivientes. Un camión es una buena opción, igual que bulldozers o
palas excavadoras, aunque tienen la gran desventaja de consumir mucho combustible. No nos
interesa parar a menudo en estaciones de servicio, por razones obvias. Si no tenemos más
remedio que viajar en coche, hay que estar preparados para abandonarlo y buscar otro en caso
de accidente, algo que se producirá bastante a menudo. Chocar contra uno o varios cadáveres
andantes puede destrozarnos el radiador, el parabrisas o las ruedas, dejando inservible el
vehículo.


Durante el viaje las escaramuzas con zombis serán constantes. Las carreteras serán peligrosas y
estarán llenas de vehículos abandonados. Habrá embotellamientos que tendremos que superar
campo a través, pueblos y ciudades que tendremos que cruzar obligatoriamente, etc. En muchos
momentos conduciremos con puños golpeando los parabrisas y criaturas agarrándose a la
carrocería o babeando sobre los cristales.
La mejor recomendación para un viaje de este tipo es eludir los lugares en los que haya
posibilidades de tener un encuentro. En los atascos merodearán cientos de zombis, igual que en
cualquier núcleo urbano. También puede haber supervivientes más o menos peligrosos y en los
cruces o autopistas controles del ejército. Hay que esconderse y desplazarse siempre por zonas
en las que podamos ver a los enemigos aproximarse a gran distancia. No es buena idea pararse
para comer o dormir, es mejor turnarse al volante y aprovechar el tiempo al máximo. Si es
necesario detenerse es preferible hacerlo en lugares aislados fuera de las rutas principales, que
sean de fácil defensa y con varias rutas de huida. Nadie quiere verse en el interior de una granja
abandonada, descubriendo en plena noche que decenas de zombis se aproximan por todas
direcciones y el coche se ha quedado en el granero.
Suponiendo que todo vaya bien, nada garantiza que el final del viaje sea realmente "el final". En
nuestro destino quizá no nos reciban con los brazos abiertos, o lo que es peor, puede que no haya
recibimiento alguno, si ya están todos muertos. Quizá escapemos de una ciudad para descubrir
que la siguiente también está infectada, y la siguiente, y la siguiente... . Las zonas "seguras"
pueden dejar de serlo y ni siquiera una isla supuestamente desierta es una garantía. Entonces
¿qué hacer si nuestra huida fracasa?
Si tenemos la suerte de estar en un entorno aislado, como un pequeño pueblo, un centro
comercial, base militar o similares, podemos plantearnos limpiarlo de muertos vivientes y
atrincherarnos. Este último caso es el más arriesgado y siempre tiene "fecha de caducidad" por
decirlo así. Ninguna barricada resiste eternamente y si no tenemos la seguridad de que alguien va
a venir a rescatarnos, es mejor no enjaularnos a nosotros mismos. ¿Podríamos acostumbrarnos a
vivir entre zombis? Bueno, siempre hay formas de hacerlo. Pero eso ya es otra historia.

Capitulo 8:(Final)El refugio



Puede que no hayamos conseguido escapar de la ciudad, o simplemente que todo el mundo esté infestado de zombis y no haya ningún lugar a donde ir. El final de nuestras aventuras puede ser descubrir que como Charlton Heston en The Omega Man, somos los últimos hombres vivos sobre la Tierra. Es poco probable que no haya ningún superviviente más, pero si el siguiente grupo está a 300 kilómetros es como si no existiese.

En este caso la única alternativa es elegir un lugar
en el que establecerse, iniciando una nueva vida,
por precaria que sea. El sitio que escojamos tiene
que cumplir unas condiciones básicas: en primer
lugar tener un acceso directo (o próximo) a agua
potable y un lugar de aprovisionamiento en los
alrededores. Para salir del paso podemos ocupar
provisionalmente un piso cercano a un centro
comercial, que iremos visitando de vez en cuando. Después de equiparnos, podemos dejar ese y buscar un lugar no demasiado grande, que sea defendible y que nos permita tener varias rutas de escape. Un pequeño bloque de pisos en la ciudad es una buena opción, sobre todo si tiene pocas plantas que se puedan limpiar de zombis rápidamente y sin riesgos. Las granjas en el campo no son seguras, no sólo por los muertos vivientes, que pueden
acosarnos en todas direcciones, sino por los saqueadores. Las películas han popularizado
también la idea de construir una empalizada para mantener alejados a los asaltantes, pero son
construcciones que se tardan demasiado en levantar, son muy vulnerables al fuego y
habitualmente defenderlas es una tarea condenada al fracaso. Una gran ciudad en la que seamos
anónimos y tengamos bastantes recursos a mano siempre será mejor.
Un buen ejemplo de comunicad post-apocalíptica aparece en The Ultimate Warrior de Yul
Brynner. Como en la película, hay que procurar ser autosuficientes cultivando pequeños huertos
en las terrazas y manteniendo recolectores de agua de lluvia. Los saqueos de la ciudad
terminarán por dar muy pocos frutos y no se puede vivir eternamente de comida enlatada.
Debemos esperar también todo tipo de visitas, así que una vez bloqueadas las entradas y salidas
con barricadas, hay que hacer recuento de armas y municiones. Más adelante pensaremos dónde
conseguir más, hasta disponer de un pequeño arsenal con el que resistir un posible asedio,
humano o no-humano.
Si tenemos éxito y nuestro refugio se transforma en una verdadera colonia, cuando la invasión
zombi se estabilice probablemente recibiremos todo tipo de visitas, desde otros supervivientes
hasta nómadas, pasando por mercenarios, piratas de autopista, profetas del fin del mundo con sus
seguidores, soldados, comerciantes, saqueadores... . En algunos casos será mejor ocultarse y no
dar señales de vida, en otros no habrá más remedio que luchar o parlamentar.
Habrá peticiones para unirse al grupo, y ahí debe evaluarse cuántos somos y si se puede
mantener una boca más. Hay que pensar en el futuro y no rechazar a todo el mundo, porque con
suficientes manos para trabajar podría conquistarse más terreno, en vez de un bloque de pisos

tener dos, luego tres, más tarde un barrio entero... . El objetivo final podría ser convertir nuestra ciudad en una "zona libre" sin zombis. Como final de la campaña sería perfecto



[size=24]Gracias por pasar por mi post comenten[/size]



Amanecer zombie [ Megapost ]
12 Puntos Score: 4/10
Visitas: 1939 Favoritos: 7
Ver los usuarios que votaron...
21 Comentarios Amanecer zombie [ Megapost ]
Muy Buen Post Amigo   no te doy puntos por que no tengo el rango
jaja bueno post...  
que buen post amigo  
excelenteeeeeeeee  
jaaj esta bueno de tanto que hablan de un apocalipsis zombie quizas pase
muy buen post, muy interesante con esode  que ay sientificos que lla descubrieron como revivir celulas  
Excelente el post +5 y Fav, ostias  
Gracias a Todos      
Falto algo importante

ta chido el post sigue asi  

jajaj la parte del comienzo me hizo reir.
Excelente post... mis respetos....  
Ojala y la gente ya empiece a prepararce para lo inevitable, una invasion ZOmbie...  
@issue2b jejeje ya me paso

muy bueno el post
muy entretenido greacias
@dfrancisco Por el simple motivo de que no le?
Cita nomad: Mostrar

La guia mas completa sin duda xD
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!