Extraterrestres,Ovnis y Osnis Parte 1

  • Categoría: Paranormal
  • Publicado hace más de 4 años
Extraterrestres,Ovnis y Osnis Parte 1



Objeto volador no identificado


El término objeto volador no identificado, más conocido por ovni (del acrónimo OVNI, calco del acrónimo inglés UFO o Unidentified Flying Object), se refiere al avistamiento de un objeto volante, real o aparente, que no puede ser identificado por el observador y cuyo origen sigue siendo desconocido después de una investigación.

Terminología

Generalmente se relaciona a los ovnis con platillos voladores. Aunque los avistamientos de fenómenos aéreos inusuales se remontan a la antigüedad, el término platillo volador se popularizó en 1947, podríamos decir que por error. El 24 de junio de ese año, el piloto civil norteamericano Kenneth Arnold vio, mientras volaba, una formación de nueve artefactos aéreos muy extraños cerca del Monte Rainier, en el estado de Washington, EE. UU. Arnold declaró a la prensa que esos objetos revoloteaban como barcos en aguas muy movidas, y para ejemplificarlo comparó el modo de vuelo que observó al de «un platillo lanzado a través del agua». Los periódicos lo interpretaron mal y lo citaron incorrectamente, diciendo que el piloto había visto naves en forma de platillos que volaban. Dijeron que yo había dicho que eran "como platillos", cuando lo que yo dije fue que "volaban al estilo de un platillo", declaró Arnold al célebre locutor Edward R. Murrow en una entrevista para la CBS, transmitida el 7 de abril de 1950

Debido a los numerosos informes, algunos grupos ufológicos especulan que sería bastante probable que no se haya informado de muchos otros debido al miedo al ridículo público, dado el estigma social que se ha creado sobre el tema ovni. Esto ya que en la cultura popular en todo el mundo, se usa generalmente el término ovni para referirse a cualquier hipotética nave extraterrestre, aunque la expresión en sí misma realmente no define la naturaleza del fenómeno. La expresión «platillo volante» o platillo volador también es usada como equivalente para describir a un tipo de ovni.
Tras la investigación, al no poderse identificar esos objetos voladores ni su origen, el suceso se registra como avistamiento ovni. Sin embargo, cuando un ovni es identificado como un objeto conocido (por ejemplo, un avión o un globo-sonda meteorológico), deja de ser ovni y se convierte en objeto volador identificado. En tales casos es inexacto seguir usando el término para describir el objeto.

Historia

El fenómeno ovni en la antigüedad

Lo que actualmente se conoce como el «fenómeno ovni» es fundamentalmente un concepto moderno nacido en la segunda mitad del siglo XX. Sin embargo, hay quienes interpretan algunos pasajes de la Biblia y de otras tradiciones originadas de culturas antiguas, como presuntas evidencias de antiguos avistamientos ovni.
Muchos sostienen que, desde el pasado más remoto, el ser humano trató de adaptar lo que veía a su intelecto, relacionando los distintos avistamientos con objetos conocidos, cercanos a él.
Dentro de algunos grupos ufológicos y creyentes en el fenómeno, también existen quienes plantean que muchas de estas referencias antiguas, serían registros de observaciones reales de supuestas naves alienígenas. También señalan que, si estos vehículos aéreos estaban tripulados, se produciría igualmente el contacto con los eventuales seres extraterrestres, quienes transmitirían a los observadores enseñanzas diversas. Según esta teoría, el origen de muchas de las civilizaciones del pasado (Egipto, Babilonia, etc.) radicaría en estos primitivos contactos. Así sostienen que estas supuestas naves habrían recibido distintas denominaciones en documentos antiguos: vehículo de los dioses, carros de fuego, vímanas, discos solares, nubes, nubes de fuego, el Borax Resplandeciente, nubes con ángeles, carro Pushpaka, maruts (todas ellas en el Ramayana hindú); y también escudo que vuela, luces cósmicas, perlas luminosas, flechas ígneas, Serpiente de las Nubes, escudo yacente, espadas voladoras, esferas transparentes, y otros cientos de nombres recibidos en distintas culturas, que serían ejemplos de las diferentes naves aéreas que surcaban los cielos.
Sin embargo, estas hipótesis no dejan de ser una explicación ad hoc, ya que las nubes y carros de fuego podrían ser metáforas empleadas en los relatos religiosos, y no hay ninguna evidencia de que dichos relatos deban ser interpretados más que de una forma mítica. Así pues no hay una forma empírica de saber si así ocurrieron los hechos o no; por lo que decir que se trata de naves extraterrestres podría ser un argumento ad ignorantiam, aunque también cabe señalar que tampoco existe absoluta seguridad científica de que aquellas descripciones sean metáforas religiosas, y bien podrían tratarse de relatos basados en ciertos hechos reales que fueron malinterpretados como fenómenos religiosos.

Primeros avistamientos modernos

Antes de que se acuñaran los términos platillo volador u ovni, queda constancia de una serie de menciones a extraños e inidentificados fenómenos aéreos ocurridos hace años; los cuales ya no serían asociados con creencias, leyendas o mitos, como se presume que podría haber sucedido en la antigüedad. Éstas menciones datan desde mediados del siglo XIX a principios del siglo XX.
Así, los investigadores del fenómeno ovni consideran como el primer avistamiento documentado moderno, el sucedido en Chile en 1868.3 Fue publicado en el periódico El Constituyente, de la ciudad de Copiapó, y se refería al ovni observado en el mismo como a un volátil desconocido, y, posteriormente, ese mismo año, como a un grupo de estrellas filantes o bólidos que cruzaban el cielo. El fenómeno se observó muchas veces en esa zona durante dicho año, y es considerado por los ufólogos como la primera oleada de la que se tiene constancia, y el inicio de los registros que propiamente tal se relacionan al tema ovni.

Avistamientos contemporáneos

La fase definitiva de avistamientos es posterior a la Segunda Guerra Mundial y comenzó en los Estados Unidos con el avistamiento que realizó el hombre de negocios Kenneth Arnold el 24 de junio de 1947 mientras volaba con su avión privado cerca del Monte Rainier, en Washington.4 Informó haber visto nueve objetos brillantes con una forma parecida a la de un ala delta o a un búmeran, volando sobre una cara del Rainier y dirigiéndose hacia el cercano Monte Adams a una velocidad increíble, que estimó en, al menos, 1930 kilómetros por hora, calculando el tiempo que tardaron en viajar entre ambos montes. Marchaban velozmente como una escuadrilla y se movían como lo hace un disco que rebota en la superficie del agua. Los periódicos tergiversaron las palabras exactas de Arnold y describieron los objetos como platillos.
A partir de ese momento, y debido al error de la prensa, empezaron a describirse avistamientos de objetos en forma de platillo volante (flying saucer), de modo que esta denominación terminó arraigando en el folclore popular, convirtiéndose en la habitual para referirse a estos objetos en los años sucesivos.
Posteriormente, otros objetos con formas de huso, triangulares o de cigarro puro desplazaron progresivamente a los avistamientos clásicos.
Pocos días después del avistamiento de Arnold se produjo el conocido como Incidente Roswell, donde, supuestamente, una nave tripulada por humanoides se estrelló en Nuevo México, cerca de una base militar estadounidense. El Gobierno desmintió cualquier intervención extraterrestre en el asunto, a pesar de que fue el responsable de la base de Roswell quien, en un primer momento, declaró a la prensa que el ejército de EEUU había capturado un platillo volante con sus tripulantes, lo que sin duda acrecentó la confusión. Los restos encontrados se definieron como parte de experimentos militares secretos y recientemente se ha añadido que los supuestos cuerpos alienígenas no eran más que muñecos empleados para pruebas de resistencia corporal (como los crash test dummies usados en las pruebas de choque de los automóviles).

Investigación

Clasificación
Las formas en que se ha observado el fenómeno ovni son muy variadas, además muchas de ellas son solo informes, por lo que se puede verificar; mientras otras son algunos vídeos y fotografías, en las cuales se observa el fenómeno, y no se han detectado pruebas de su falsificación y explicación del fenómeno, por lo que han sido clasificadas como ovnis. Entre las formas que se presenta el fenómeno, destacan:
Foo fighters: fenómeno cuyo nombre deriva del idioma inglés, y significa en español fantasmas combatientes. Su origen se remonta a la Segunda Guerra Mundial, dado que los pilotos aviadores combatientes de ambos bandos (las potencias del Eje y los Aliados) observaron este fenómeno y su sorpresa fue que los objetos no eran detectados por el radar. Se observaron como luces pequeñas, aparentemente con masa, aunque en algunos casos las pequeñas luces cruzaban del exterior al interior de las cabinas de los pilotos. Su tamaño, según los informes, variaba desde los 10 cm hasta 5 m, descritas como bolas incandescentes. En la actualidad se considera que los objetos avistados por los pilotos eran en realidad rayos globulares.
Esfera: fenómeno que generalmente se observa como cuerpo sólido y opaco, aunque han sido observados avistamientos de esferas translúcidas o luminosas, rígidas o flexibles. También conocidos como caneplas.
Disco: fenómeno que se observaría con una forma plana, algunas veces abultada en el centro, luminosa o con un brillo metálico.
Cigarro/puro: fenómeno que se ha observado como formas cilíndricas o similares a cilindros de gran tamaño (comúnmente mayor a las otras formas descritas), alargada y luminosa, aunque también se han descrito sin luminosidad o brillo.
Gusano: fenómeno que se presenta con una forma alargada con apariencia tubular, con un movimiento aparentemente similar al de los gusanos. Entre los ufólogos y la criptozoología, es conocido como Rod.
Triángulo o delta: fenómeno en el que han sido observadas posibles naves con forma triangular, generalmente con una luz en cada vértice. En esta última descripción se discute su verdadera categoría como ovni; y la mayoría de los investigadores atribuyen su origen a aeronaves terrestres de carácter experimental o secreto, desconocidas solo para el mundo civil.

Interpretación
Validez del fenómeno
Los escépticos suelen emplear un principio básico de la ciencia que dice que «para poder afirmar la existencia de fenómenos extraordinarios se requieren pruebas concluyentes». Hacen hincapié en que no se han aportado pruebas fiables que respalden la hipótesis de que el fenómeno ovni tiene relación con naves extraterrestres.
Los escépticos no son los únicos en calificar estos avistamientos o cualquier relación entre los ovnis con seres de otros mundos como un mero fraude. Gran parte del mundo científico y aficionados al espacio descartan esta posibilidad. Los astrónomos y científicos en general califican a la ufología como pseudociencia, considerándose incompatible la validez del conocimiento presupuesto con la inexistencia de pruebas concluyentes y la imposibilidad de ajustarse al método científico.
Desde el ámbito científico se ha afirmado que cuando los informes de ovnis se estudian en profundidad, la mayoría de los casos logra ser identificado con certeza, resultando que se trataba de fraudes, alucinaciones, malas interpretaciones o pareidolias de fenómenos terrestres conocidos (cometas, fenómenos atmosféricos, satélites, basura espacial, aviones, prototipos de naves terrestres, nube lenticular, etc.).
En los demás casos el fenómeno queda como no identificado, lo que no autoriza a pretender que, por el hecho de no lograrse con certeza su identificación, exista base para sostener que se trata de naves extraterrestres. Incluso en estos casos no identificados resultaría también admisible y lógico afirmar que se trate de casos similares a los identificados.
Interpretaciones alternativas
El psiquiatra Carl Gustav Jung publicará en 1958 su obra Un mito moderno. De cosas que se ven en el cielo en la que ahonda en el rumor mundial sobre los «platillos volantes». En el prólogo a la edición angloamericana Jung alude a un artículo de 1954 escrito para el semanario suizo Die Weltwoche en el que mostraba su escepticismo. En 1958 la prensa mundial descubrió dicha entrevista divulgándose la noticia a nivel internacional pero de forma distorsionada, citándosele como creyente en los ovnis. A pesar de dirigir una rectificación a la agencia United Press, la versión auténtica de su opinión se ignoró. Finaliza aludiendo a que «este notable hecho merece el interés del psicólogo. ¿Por qué la existencia de platillos volantes parece más deseable que su no existencia?».5
Este largo y complejo ensayo, para muchos uno de los más agudos análisis de «apariciones aéreas»,6 fue «dedicado a Walter Niehus, arquitecto, como muestra de agradecimiento por haberme inducido a escribir este librito».7 En el prólogo comienza aludiendo a algo tan cierto hoy como lo era entonces y que representaría la conclusión a la que llegó en el artículo de 1954 ya citado: «Se ve algo, pero no se sabe qué. Incluso resulta casi imposible hacerse una idea correcta de estos objetos, pues no se comportan como cuerpos sino con la ingravidez de los pensamientos. No ha habido hasta ahora ninguna prueba indudable de la existencia física de los ovnis excepto en los casos en que se ha producido un eco en el radar».8
Transcurrido más de un decenio, la realidad física del fenómeno continuó siendo problemática e irresoluble. Sin embargo, añade que «cuanto más se prolongaba la incertidumbre, tanto más probable se fue haciendo que en ese fenómeno, evidentemente complicado, incidiera también, además de una posible base física, un importante componente psíquico. Esto no tiene nada de asombroso al tratarse de un fenómeno aparentemente físico que se caracteriza, por una parte, por su frecuencia, y por otra, por lo extraño y desconocido, incluso por lo contradictorio de su naturaleza física. Un objeto semejante provoca como ninguna otra cosa la fantasía consciente y la inconsciente, produciéndose suposiciones especulativas y narraciones fantasiosas con el fondo mitológico propio de estas excitantes observaciones».Así, Jung establece tres modos de ver el fenómeno:
1)Un proceso real objetivo, físico, o percepción primaria, genera una fantasía o mito concomitante.
2)Una fantasía primaria inconsciente, un arquetipo, invade la consciencia con ilusiones y visiones.
3)Se produce una coincidencia sincronística acausal y plena de sentido, especialmente en fenómenos vinculados a procesos psíquicos arquetípicos.

Osni

El acrónimo OSNI (objeto sumergible no identificado) se refiere a un supuesto fenómeno equivalente o asociado al fenómeno ovni (objeto volador no identificado). En el marco de la ovnilogía, su característica principal es que es un objeto desconocido que aparece o se sumerge en el agua.
Descripción

Se relaciona a los osni con avistamientos de ovnis en zonas costeras.
Si un ovni entra en el agua... se convierte en un osni.
Erich von Däniken en su libro Osni: los reyes del agua.
Como prueba de la existencia de este fenómeno desde la antigüedad, se presentan las leyendas y mitos de diferentes culturas que encajarían dentro de la descripción de un osni; ejemplo de ello sería la cultura chilotas del sur de Chile, a través de la leyenda del Caleuche.

Explicaciones y opiniones

[editar]Opiniones a favor de su descripción como naves de origen no humano
Debido a los numerosos informes, los grupos ufológicos especulan que serían naves de origen desconocido, cuyas base submarinas u hogares de quienes los habrían construido (extraterrestres, seres inteligentes acuáticos, etc.) en las profundidades de océanos y lagos.
Cierto parapsicólogo[cita requerida] cree que existe vida inteligente en las profundidades inexploradas de la Tierra (por ejemplo sería la fosa de las Marianas a más de 11 000 metros de profundidad). Además se conoce que la vida puede prosperar en este ambiente, bien, sea por ejemplo a través de la quimiosíntesis, que puede ser un reemplazo más que eficiente para postular una vida inteligente floreciente en las remotas dimensiones de la hondura oceánica, de la misma forma como incluso también se postula[cita requerida] que podría suceder en ciertos astros lejanos de la influencia cercana del Sol, como son Europa (una luna de Júpiter), o Encélado (una luna de Saturno), en los cuales la cantidad de agua (líquida en sus profundidades al parecer por procesos volcánicos) parece ser más que estimable.[cita requerida]
Se especula[cita requerida] que los osnis puedan provenir de bases submarinas en nuestro planeta antes que del espacio exterior.
Los que postulan este tipo de creencias les dan el nombre de hipótesis positivas (ver artículo ufología).

Críticas

Toda la existencia de osnis se basa en conjeturas o simple imaginación de personas, sin ni siquiera una evidencia.
Las leyendas mitológicas no funcionan como evidencia.
Dentro de las argumentaciones de los ufólogos, existen varias falacias:
Falacia de la afirmación del consecuente, por ejemplo, la afirmación de que los osnis (objetos sumergidos que no han sido identificados) son naves creadas por seres inteligentes se explica como "ovnis creados por seres inteligentes que entran en el agua", pero primero habría que presentar evidencias de que los ovnis (objetos voladores que no han sido identificados) son naves creadas por seres inteligentes.
El hecho de que la vida pueda prosperar en las profundidades del océano tampoco demuestra que existan osnis creados por seres inteligentes.
Falacia de argumento de la ignorancia: el hecho de que no se sepa qué hay en las profundidades de los océanos no implica que los osnis sean creados por seres inteligentes.


Clásica imagen discoidal en forma deplatillo volante.

Pintura mural. Val Camonica, Italia.

Dirigible misterioso, titular en The San Francisco Call. 23 de noviembre de 1896.

como dice el titulo es la primer parte mañana subiré la segunda parte espero que les haya gustado por favor si encuentran algún defecto comenten si les gusto y si tienen rango sumen puntos y si quieren suscribanse
Extraterrestres,Ovnis y Osnis Parte 1
0 Puntos Score: 0/10
Visitas: 973 Favoritos: 0
1 Comentarios Extraterrestres,Ovnis y Osnis Parte 1
@toretto88 Gracias po tu comentario y muy buen post el tuyo de nicolas cage
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!