Cyric

Cyric

Príncipe de las mentiras, El Sol Oscuro, el Sol Negro.


Cyric es un dios mezquino, megalomaniaco y centrado en si mismo que se mantiene encima de las demás deidades. Tiene una inmensa cantidad de seguidores a lo largo de Faerun: la luz sacrílega atrae a los mortales hambrientos de poder, como las polillas a una llama y los consume inexorablemente. Cyric estuvo una vez loco, pero su borrachera de locura divina ha disminuido, y ya no se cree que sea más poderoso que las demás deidades. El príncipe de las mentiras se deleita extendiendo redes de engaño que conducen tanto a mortales como deidades a la ruina y a enfrentar a amantes y a amigos entre si. Ha asumido muchos aspectos desde su ascensión: un espectro sangriento, una nube de humo venenoso, o una luminiscencia repentina que contiene imágenes de cráneos blanquecinos girando juntamente y la mirada intensa de dos ojos negros. No obstante, se cree que su verdadera forma es la de un humano delgado de brillantes ojos negros y una piel de un blanco celúreo.

Sin duda, el odio que recibe la iglesia de Cyric a trabes de todo Faerun es merecida, ya que los seguidores del Sol Oscuro extienden los conflictos y aumentan los asesinatos en todas partes. Los seguidores de deidades buenas odian a los cyristas por las perversas acciones que llevan a cabo. Los seguidores de deidades neutrales, o incluso los que no siguen ninguna fe, detestan las intrigas, asesinatos y discordias sembrados por la iglesia de Cyric, que alteran la vida de todos. Los seguidores de deidades malignas ven a Cyric como una deidad loca sedienta de poder que pone en peligro su propia influencia. El príncipe de las mentiras se ha mostrado ha mostrado dispuesto a hacer prácticamente todo, incluso a matar a otras deidades con un ámbito que él ambicione.

Los clérigos de Cyric rezan por la noche para obtener sus conjuros. Rezan después de que se alce la luna cuando el sol oscuro esta en su apogeo. La iglesia de Cyric tiene pocos días sagrados. Ni siquiera celebran la fecha de ascensión del dios, porque eso también honraría a Mystra (que los adoradores de Cyric conocen como ?la Ramera?) e implicaría que Cyric no ha asumido el manto de la divinidad para la eternidad. No obstante, cada vez que un templo obtiene algo o alguien de especial relevancia como para sacrificarlo a Cyric, los sumos sacerdotes declaran un Día del Sol Oscuro para señalar lo sagrado del acontecimiento. Los eclipses son considerados sagrados. Cuando hay uno se celebran grandes banquetes, rezos fervorosos y se sacrifica a un paladín o clérigo de alto nivel de Lathander. Los clérigos de Cyric a veces se hacen multiclase con asesino, guardia negro, ilusionista, picaros o instigadores.

Historia/relaciones: en el pasado Cycic fue un mortal, ascendido a la divinidad por Ao al final de la era de los Trastornos, en 1358CV, tal como sucedió con Medianoche (Mystra). Desde su ascensión Cyric reclamo los ámbitos de Perdición, Myrkul y Bhaal, y absorbió sus iglesias dentro de su fe. Tras ellos, Cyric destruyo a Leira, la Dama de las Brumas, con ayuda de Mascara en la forma de la espada Mal de Dioses .

Una decada después, en 1368CV, Cyric creo la Cyrinishad , un tomo de gran poder que le proclamaba como único dios verdadero. Cyric cometió el error de leer su propio libro. Un error que le costo la cordura, y que le lelvo a perder el antiguo poder de Myrkul a favor de Kelemvor un mortal con el que compartio aventuras tiempo atrás. Mas aun, Oghma y Mascara conspiraron crear otro tomo llamado La verdadera vida de Cyric , y con él el plan del sol oscuro fue frustrado(aunque no antes de la destruccion de gran parte del Alcazar Zhentil). Sin embargo, atrapado en su propia red de intrigas Mascara leyo la Cyrinishad , permitiendo que Cyric le arrebatara el ámbito de la intriga, junto con algunos poderes divinos del Maestro de todos los ladrones.

Un año después, en 1369CV, Cyric fue exculpado a causa de su locura, por lo que no podia cumplir con su labor divina de extender la discordia y los conflictos. El Elegido de Cyric, un antiguo mercader calishita llamado Malik logro que su patrón leyese La verdadera vida de Cyric y recuperase así su cordura. Un tribunal de deidades mayores encontró entonces culpable de sus crímenes. Aun así se le permitió conservar su estatus divino.

Ahora Cyric continúa con sus intrigas mortales con renovado fervor, esforzándose siempre en socavar a las deidades que le rodean y todo lo que quieren en el reino mortal. No tiene aliados, aunque a veces finge trabajar con otras deidades para asegurar su caída final. El Príncipe de las Mentiras odia especialmente a Mystra y a su antiguo amante Kelemvor. Obtuvo una pequeña parte de venganza destruyendo el vínculo de amor mortal que los unía. Sin embargo, los que Cyric ve como la mayor amenaza a su poder es Perdición y es posible que la guerra que se esta gestando entre estos dos señores del mal llegue a consumir Faerun en un gran holocausto.

Dogma: muerte a todos los que se oponen a Cyric. Inclínate ante su poder supremo y tráele la sangre de aquellos que no creen en su supremacía. Teme y obedece a aquellos que tienen el poder, pero asesina a aquellos que son débiles, de creencias buenas o falsos profetas. Combate contra todo el clero de otras fes, porque son falsos profetas y fuerzas que se oponen al único camino verdadero. Trae la muerte a todos aquellos que se oponen a Cyric o traen la paz, orden y leyes, porque solo Cyric es la auténtica autoridad y toda otra debe ser minada. No realices una rebelión abierta, ya que los movimientos de los ejecitos llevan a las demás deidades a tomar partido. Acaba con los enemigos de uno en uno, mantén a las gentes aterrorizadas, intranquilas y en constante conflicto. Cualquier método es bueno si se consigue el objetivo.

Clero y templos: el clero de Cyric se compromete a llevar la intriga y el asesinato a todas partes para que el pueblo tema y crea en Cyric. Apoyan a los gobernantes que tienen tendencia a la crueldad y la creación de imperio, pero permiten las intrigas en todas las tierras. Evitan que los reinos se sumen en una guerra generalizada que solo honraría a Tempus, dios de las batallas. Al menos este es el ideal que los cyristas dicen servir. En realidad, los cyristas se pasan la mayor parte del tiempo conspirando los unos con los otros, cada uno intentando obtener mas poder personal en una eterna lucha de cabala contra cabala. Para hacer las cosas peores, en su locura Cyric hablo a sus fieles clérigos, pero no con una única voz. Como todos le temen y creen que lo dicho es el único camino verdadero, sus palabras hicieron que los templos tengan objetivos opuestos. Sus clérigos se lanzan al cuello los unos a los otros con la misma frecuencia con que se promueve la derrota de otras religiones.

Los templos de Cyric son una llaga purulenta de mal que varían en apariencia, reflejando la apariencia caótica de la deidad. Muchos están ocultos en cuevas o edificios anteriores, incluyendo edificios abandonados, cloacas desmoronadas o dungeons olvidados, donde resuenan terribles gritos a intervalos irregulares. Muchos de estos lugares ya sirvieron a Perdición, Myrkul y Bhaal y por ello se asemeja a las oscuras e inquietantes fortalezas del Señor Oscuro, a las casas gremiales del Señor del Asesinato o las criptas con aspecto de tumbas del Señor de los Huesos. Todos tienen en común un sangriento altar y una gran sala donde el alto clérigo local puede despotricar a adoradores locales congregados de vez en cuando.

Cuando no se disfrazan para moverse en secreto entre la población, los clérigos de Cyric visten túnicas negras o púrpura oscuro, adornadas en plata, con o sin capucha. Llevan brazaletes o pulseras de plata (normalmente grabado con el cráneo blanco o el sol negro) para simbolizar la esclavitud de la iglesia a Cyric. Algunos clérigos se pintan el símbolo de su deidad en las mejillas. En los días sagrados se pintan en la frente.

El Príncipe de las Mentiras no reconoce ningún pontificado único que gobierne toda su fe, pero una docena de clérigos poderosos creen que Cyric les ha elegido para desempeñar ese papel. Estos conflictos viene de cuando Cyric, debido a su locura, enfrento a sus clérigos entre si. Aunque el Príncipe de las Mentiras ya ha dejado de hacer esto abiertamente, la naturaleza caótica de los clérigos hace imposible cerrar esas heridas. Los clérigos de Cyric dominan la mayoría de las facciones, aunque poderosos hechiceros, magos, guerreros, bárbaros, exploradores y guardias negros juegan un papel importante. Actualmente las dos mayores facciones pueden encontrarse en Amn. El Cráneo Vigilante, Tynnos Argrim, es clérigo mayor del monte Cráneos, en los picos de las Nubes. Es el fundador de la devota orden de asesinos conocida como Las llamas del Sol Oscuro. Ha consolidado su influencia en el Reducto Oscuro, un templo en las colinas de Tejarn, que anteriormente pertenecía a una secta rival y se ha aliado con los ejércitos de Amn contra el Imperio Syzhilisiano. Haarken Legadooscuro Akhmeler, es el clérigo mayor de las Torres Gemelas del Eterno Eclipse. En estos momentos trabaja con un ejército de monstruos dirigidos por dos ogros hechiceros de la ciudad de Murann. Una tercera facción de creciente poder, lucha contra en clero de Perdición en la Fortaleza Oscura por el control de la rama occidental de los Zhentarim. En estos momentos se desconoce el líder de esta facción. Algunos creen que es el carismático clérigo Dag Zoret el que ha asumido el manto del liderazgo, mientras que otros afirman que un comandante militar conocido como el Perespectro es el que dirige la lealtad de los fieles del Sol Oscuro. Ante cualquier acontecimiento, esta facción es la primera que abriría una guerra sagrada contra la iglesia de Perdición.
Cyric
0 Puntos Score: 0/10
Visitas: 471 Favoritos: 0
0 Comentarios Cyric
Este post no tiene comentarios. Sea el primero!
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!