Perros agresivos

  • Categoría: Mascotas
  • Publicado hace más de 7 años
Unexperto adiestrador de perros me decía recientemente que los perrospequeños tienden a ser muy agresivos, no debido a su raza, sino porquesu tamaño transmite la idea de que son inofensivos y frágiles, y enconsecuencia sus propietarios le ponen menos limitaciones a sucomportamiento en casa, con pocas reglas demasiado flexibles. Y, acasoconscientes de su inferioridad física, estos animales parecenesforzarse mucho por destacar actuando de modo ostentoso.



La imagen de un perro de talla diminuta ladrándole altanero a otroperro de talla sensiblemente más grande es algo común en nuestrascalles, y da fe de lo que comentaba el adiestrador


Chihuahua y Gran Danés

Pero,señalaba también este especialista que compite internacionalmente enpruebas de obediencia con sus perros, la gente no suele denunciar elbocado de un caniche, un westi, un chihuahua o un Yorkshire terrier, yesos ataques no entran en las estadísticas. Un ataque proporcionalmenteigual de un perro grande y de aspecto feroz no sólo es denunciado, sinoque lo retoman los medios de comunicación, y se llega a convertir enarma política y motivo de alarma social.


Westi


Yorki


Caniche

Y es que, piensa uno, si hay «razas peligrosas», ¿no es lógico restringir a esas razas y evitarnos molestias o, incluso, tragedias?



Ciertamente sí, si hubiera pruebas de que la «raza» o laherencia genética es la causa del comportamiento agresivo. Pero losdatos estadísticos no son sólidos. Los ataques de perros son fenómenosrealmente infrecuentes, y no hay estadísticas fiables que nos digan encuántos casos el perro actuó por dominancia, o en defensa de suintegridad o de su territorio, o por haber sido entrenado para atacar,todo ello independientemente de su raza.


Pitbull

Elpitbull se identifica frecuentemente con la agresividad. Se trata deuna mezcla entre terriers pequeños y ágiles utilizados como ratoneros ypara controlar poblaciones de conejos, con el bulldog inglés. Sufuerza, valor y sobre todo su disponibilidad en los Estados Unidos,hizo que se utilizaran para peleas de perros. Pero no porque tuvieranuna agresividad especialmente acusada. Este tipo de perros, entrenadospara pelear, enseñados a morder, desgarrar y atacar, son peligrosos nopor su genética, sino por el entrenamiento al que se han visto sujetos.Además, dado que los medios como el cine y la televisión han recogido yfortalecido el estereotipo, mucha gente espera que todo perro conaspecto de pitbull, actúe como si estuviera entrenado para atacar, yactúa inadecuadamente o a la defensiva ante estos perros, provocándolos.



Losdueños de perros supuestamente peligrosos pero que nunca han sidoentrenados para pelear, han respondido a las acusaciones, por ejemplocon vídeos que se encuentran en YouTube con sólo teclear «pitbull baby» o «rottweiler baby» o «doberman baby»en la barra de búsqueda de ese sitio, para ver videos de perrossupuestamente peligrosos jugando con bebés, conviviendo con ellos e,incluso, soportando con paciencia de santo los tirones, saltos ypellizcos del pequeño de casa.



La aparente contradicción entre la idea de que hay ?razas peligrosas?y la experiencia diaria de los dueños de estos perros que no tienencomportamientos inadecuados encontró su respuesta en una investigaciónrealizada en la Universidad de Córdoba y publicada en abril de este año en la revista Journal of Animal and Veterinary Advances.

Estudio

Un grupo de investigadores encabezados por el Dr. Joaquín Álvarez-Guisadoestudió a un total de 711 perros mayores de un año, 354 de ellos machosy 357 hembras, de los cuales 594 eran de ?pura raza? y el restomestizos. Se ocuparon de observar a variedades supuestamente agresivascomo el bull terrier, el american pitbull, el pastor aleman, elrottweiler o el dóberman, así como a otras consideradas más dóciles,como los dálmatas, el setter irlandés, el labrador o el chihuahua.

El resultado de la investigación indicó que el factor másimportante en la agresividad de un perro es la educación que sus dueñosle den? o no le den. En cambio, los factores de menos peso son que elperro sea macho, que sea de tamaño pequeño, que tenga entre 5 y 7 añosde edad o que pertenezca a alguna raza en concreto.

Este estudio se concentró en la agresividad surgida de ladominancia del perro, de su lucha por imponerse a todos a su alrededor,y determinó así que entre los factores importantes que provocanagresividad está el que los dueños no hayan tenido perro antes y noconozcan el comportamiento adecuado del amo con su perro, no someterloa un entrenamiento básico de obediencia, consentir o mimar en exceso ala mascota, no emplear el castigo físico cuando es necesario, dejarlela comida en forma indefinida para que fije sus propias horas de comery dedicarle poco tiempo y atención en casa además de pasearlo poco.

En resumen, cerca del 40% de las agresiones por dominancia ocompetencia de los perros está vinculado a que sus dueños son pocoautoritarios y no han establecido la simple regla de que en ese grupofamiliar, que el perro ve como su manada, los amos son los dirigentes,los dominantes, los ?alfa? de la manada, como les llaman los etólogos.

Conforme más aprendemos de genética, más claro es que salvo excepciones no existen genes ?de?ciertas enfermedades o comportamientos, y que las instrucciones denuestra herencia genética, más que un plano como el de un edificio,son, en metáfora de Richard Dawkins, más como una receta de cocina,donde el medio ambiente y la disponibilidad de ciertos materiales, eldesarrollo y las experiencias que vivimos pueden hacer que ciertascaracterísticas genéticas se expresen o no en la realidad. Y al culpara la herencia genética del comportamiento de un perro muchas veces sóloestamos justificando a propietarios peligrosos.
Perros agresivos
0 Puntos Score: 0/10
Visitas: 4047 Favoritos: 0
0 Comentarios Perros agresivos
Este post no tiene comentarios. Sea el primero!
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!