Oops.. Este post tiene los enlaces eliminados!

Identi revisa las denuncias de los usuarios en busca de enlaces eliminados que no dejan descargar los archivos, este mensaje te informa que este post que estas viendo tiene los enlaces eliminados.

Usa el Buscador

Por favor, te recomendamos que uses el buscador para encontrar más alternativas.

Michel Foucault (biograf?a)

  • Categoría: Reciclaje
  • Publicado hace más de 4 años
Michel Foucault (1926-1984)



PERFIL BIOGRÁFICO
Nacido en 1926 en Poitiers, en el seno de una familia acomodada. A los 20 años ingresa en la École Normale Supérieure, donde es discípulo de Merleau-Ponty y se acerca, a través de Luois Althusser, al partido comunista. En 1948 se liecencia en filosofía y, en 1950, en psicología. Agregado de filosofía en 1951, se traslada a Lille, donde dirige el Instituto de Psicología. En 1954 publica Maladie mentale et personnalité. Viaja a Suecia en 1955, donde trabaja como lector de la Universidad de Uppsala y director de la Maison de France en esta ciudad, al tiempo que escribe Histoire de la folie à l?âge classique. En 1958 se trasladada a Varsovia, pero debe abandonar el país por presiones policiales que denuncian su homosexualidad y se dirige a Hamburgo. En 1961 lee su tesis doctoral en la Universidad de Clermont-Ferrand, donde ejerce la docencia en filosofía. En 1966 publica su obra más conocida, Les mots et les choses, y se incorpora a la Universidad de Túnez, desde donde volverá a París atraido por los movimientos de mayo del 68. En 1969 publica otra de sus obras claves, L'archéologie du savoir, e ingresa un año más tarde, después de pasar por la Universidad de Vincennes, en el Colegio de Francia, institución de referencia académica en la que permanecerá como profesor de Historia de los Sistemas de Pensamiento hasta su muerte por sida en 1984. A mediados de los años setenta había publicado Surveiller et punir. Naissance de la prison (1975) y La volonté de savoir (1976), primera parte de su Histoire de la sexualité, que tendrá continuidad en L'usage des plaisirs (1984) y Le souci de soi (1984). Sus cursos en el Colegio de Francia han sido recogidos como obras póstumas en Il faut défendre la société (1997), Les anormaux (1999) y L'herméneutique du sujet (2001). La vida académica e intelectual de Foucault estuvo asociada a un permanente compromiso frente a las exclusiones y discriminaciones de la sociedad actual (presos, enfermos mentales, homosexuales, emigrantes...), que le llevaron a desplegar una relevante actividad en los foros públicos, en los medios de comunicación y en las aulas universitarias.Prácticamente toda su obra ha sido traducida a las lenguas española y portuguesa.





EL PENSAMIENTO
Filósofo, historiador, ?arqueólogo? del conocimiento y activista social, ejerce una fuerte influencia en el pensamiento francés de la segunda mitad del siglo XX, donde aparece asociado a los movimientos post-estructuralistas. Inicialmente formado en fuentes marxistas y fenomenológicas, se distancia de Marx y Heidegger en la medida que se acerca fundamentalmente a Nietzsche, pero también a Bachelard, Bataille, Canguilhem o Sade. Para Foucault no hay verdades permanente, no hay historia continua, sino cambios en la concepción del mundo y discontinuidad en la secuencia del acontecer. Analista del poder, en sus últimos trabajos propone una salida del individuo de los ?aparatos de encierro? a los que le somete las estructura de dominio a través de lo que llama el ?bio-poder?.El ?a priori histórico' constituye una de las constantes en el pensamiento de Foucault. En él se contienen los estratos empírico-históricos de cada secuencia temporal, la base arqueológica del momento presente, del presente cambiante. El juego de reglas que permite a una cultura la aparición y desaparición de enunciados, de propuestas, de iniciativas discursivas determinantes de la acción, de la transformación, de la historia. Se trata, por consiguiente, de un mecanismo de archivo que permite estructurar la memoria histórica como una base dinámica para el despliegue discursivo del conocimiento y de la acción, según viene a definir el concepto en Las palabras y las cosas, sin duda su obra de referencia, o en otro de sus trabajos más conocidos: La arqueología del saber. El ?a priori? aparece como sustrato empírico de la realidad presente, como espacio preconceptual del que emergen los enunciados que formalizan las proposiciones discursivas o ?positividades?, para ser negociadas o validadas posteriormente en el plano no discursivo donde se produce su adaptación ambiental. Esto es, en su entorno institucional, en el espacio de las relaciones de poder y de las prácticas sociales. El proceso se inscribe, según Foucault, en el contexto epistemológico del momento, que no es un corsé rígido, sino una síntesis del ambiente cultural de un momento dado, donde los diferentes planos enunciativos (política, economía, cultura...) crean sus estrategias de adaptación al plano de la realidad. En Foucault, el momento y la historia aparecen como un discontinuo, como una superposición de enunciados, como una entrecruzamiento dialéctico, no sujeto a una armonía unificadora o reductora de la complejidad. Habla de la ?historia global?, pero no con una lógica que concilia sistema social, pensamiento, tecnología, modas..., sino como prácticas discontinuas que se entrecruzan en un momento dado o que divergen. Una crónica de discontinuidades, de afirmaciones y negaciones, de tensiones entre enunciados propositivos y las tensiones del poder. La historia no aparece ya como una sucesión de hechos encadenados, sino como una recreación de lo discontinuo como sistema. En L'archéologie du savoir Foucault formula una visión de la historia nueva, a partir de la organización y la producción del saber a través del tiempo. Cómo evoluciona el binomio poder-saber y los valores que representa y cómo se desintegra, cómo es mutado por otras formas emergentes, qué factores ambientales describen las transformaciones.El escenario cambiante del saber-poder, la secuencia histórica, está descrita por una cosmovisión, por un estado del pensamiento, por una episteme concreta. El poder, insiste en La voluntad de saber, no es privativo del Estado, sino que impregna el conjunto de la estructura social, a modo de una extensión externa al individuo donde se entretejen, negocian y residencian los intereses y las relaciones complejas y capilares. Además del poder político del Estado, que tiene una dimensión coercitiva, existen micro-poderes que alcanzan toda la actividad social. Una madeja de relaciones, organizada y jerarquizada, que llega al último extremo de la dimensión social. Poder es saber, esto es, capacidad propositiva, de discurso, de negociación, de acción.Para Foucault, en la sociedad moderna, la burguesía y el capitalismo crearon extensiones de control a través de los ?aparatos de encierro?, que son instituciones que describen la actividad a través del tiempo social. Desde la escuela a la fábrica, desde la cárcel al manicomio. Los ?aparatos de encierro? marcan las fases del tiempo social y, a la vez, definen y controlan al individuo por la posición que adopta en esos espacios de estancia reglada.El pensamiento de Foucault, en un tiempo donde determinados ?aparatos de encierro? convencionales han perdido su protagonismo, permite hacer una excursión hacia un nuevo escenario, el de los medios de comunicación, en especial el de la televisión, que absorben y regulan el período de descanso y ocio, como nuevo ?aparato de encierro?. Desde esta óptica, la televisión aparece como una extensión del sistema productivo y procreador y no tanto como un medio generador de conocimiento, diversión y entretenimiento, o, aun siendo así, subordinado a una función reglada de control. La televisión, pues, más que mostrar, permite ver, es un elemento más del sistema ?panóptico? que describe Foucault, por ejemplo, cuando teoríza acerca de la estructura funcional de los recintos carcelarios.Los medios son asimismo extensiones institucionales del poder, ya que es el binomio poder-saber el que produce discurso, el que tiene capacidad enunciativa. Los medios aparecen como una institución libre, como un instrumento cuya credibilidad se asienta en el valor de la independencia, pero la realidad de sus prácticas se halla determinada por las proyecciones propositivas, que los convierten en instrumentos de regulación y control de la vida social a través de la inducción de pensamiento políticamente correcto. Los ?aparatos de encierro? de Foucault giran generalmente en torno al cuerpo, a la sumisión del cuerpo (escuelas, cárceles, hospitales, lugares de trabajo...), mientras que los medios trascienden el plano corporal de sometimiento a los espacios donde transcurre el tiempo social para incidir sobre la dirección del pensamiento. El poder, que dirige el acontecer a través de la producción dominante del discurso, penetra por las capilaridades que configuran su red de control social, en el plano de los medios.


Michel Foucault (biograf?a)
0 Puntos Score: 0/10
Visitas: 542 Favoritos: 0
2 Comentarios Michel Foucault (biograf?a)
:up:Muy bueno,gracias
@jjopo Gracias a vos por pasar y comentar! Saludos!
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!