Las demandas más sonadas contra Mcdonalds

  • Categoría: Noticias
  • Publicado hace más de 4 años




El Caso McDonald's Restaurants contra Morris y Steel (1986- El 15 de febrero de 2005)






El Caso McDonald's Restaurants contra Morris y Steel (McDonald's Restaurants v Morris & Steel), coloquialmente conocido como el Caso McDifamación (McLibel case), fue un acción judicial de larga duración1 por difamación presentado por McDonalds Corporation contra los activistas ecologistas Helen Steel y David Morris (a veces apodados "Los Dos de la McDifamación") por un panfleto que atacaba a la compañía. El caso original, considerado por algunos expertos legales2 3 un pleito estratégico contra la participación pública, duró siete años, haciéndolo la acción en la corte más larga en la historia británica.
Si bien McDonalds ganó dos audiencias del caso en la corte británica, la naturaleza parcial de la victoria, la naturaleza "David contra Goliath" del caso y el prolongado litigio causó vergüenza en la empresa. McDonalds anunció que no tenía intención de recoger las 40.000 libras esterlinas5 que le concedieron las cortes. Desde entonces, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos se pronunció respecto a que el juicio violó los Artículos 6 (derecho a un juicio justo) y el Artículo 10 (derecho a la libertad de expresión) de la Convención Europea de Derechos Humanos y dicto una sentencia de 57.000 libras esterlinas contra el gobierno de Reino Unido6 (el propio McDonalds no fue el acusado en esta apelación). El 15 de febrero de 2005, los 20 años de batalla de la pareja con McDonald's llegaron a su fin con la presente sentencia.
El documental McLibel cuenta el caso desde la perspectiva de los acusados.
http://es.wikipedia.org/wiki/Caso_McDonald's_Restaurants_contra_Morris_y_Steel
Hot Coffee de Mcdonalds (1992)

Nos remontamos a febrero del 1992. Stella Liebeck, de 79 años, compró un café en un McAuto, el servicio de compra por ventanilla de la cadena de comida rápida McDonalds. La anciana iba de copiloto en el coche de su nieto, que aparcó el vehículo para que su abuela pudiera añadir la nata y el azúcar en el café. Stella coloco el vaso entre sus rodillas y durante el proceso de extracción de la tapa, derramó todo el líquido sobre sus pantalones de algodón, que absorbieron rápidamente el café. El resultado: quemaduras de tercer grado en muslos, nalgas e ingles. El hospital que la trató determinó que Stella sufrió quemaduras de tercer grado en el 6% de su cuerpo y quemaduras menores en el 16%, por lo que tuvo que someterse a un injerto de piel. Además, perdió 9 kilos (casi el 20% de su masa corporal) durante los ocho días que estuvo ingresada llegando a pesar tan solo 38 kilos, lo que degeneró en un tratamiento adicional de dos años.

Stella trató de llegar a un acuerdo para que McDonalds se hiciera cargo de los gastos médicos que ella cifró en 20.000 dólares - en realidad los gastos equivalían a 11.000 dólares-, pero McDonalds sólo ofreció 800 y se negó a aumentar la cifra. Tras varios intentos fallidos de acuerdo entre las dos partes, Stella decidió demandar a McDonalds e ir a juicio.

El abogado de de Stella elaboró un informe en el que acusaba a McDonalds de ser "enormemente negligentes" a la hora de preparar un producto que era "inaceptablemente peligroso" y "elaborado defectuosamente". Para fundamentar dicha acusación, Reed argumentó que McDonalds servía el café a una temperatura que oscilaba entre los 180 y 190 grados fahrenheit. A esos niveles, el líquido puede causar quemaduras de tercer grado en menos de diez segundos. Durante el proceso, el abogado desveló que, entre 1982 y 1992, McDonalds había recibido unas 700 quejas de clientes por quemaduras con el café y que hasta el momento había desembolsado más de 500.000 dólares en dichos casos.

Finalmente, en 1998, un jurado popular determinó que McDonalds era responsable en un 80% del incidente y que Stella tenía el 20% de la culpa. La anciana recibió una compensación por daños punitivos y compensatorios por valor de 600.000 dólares, una cantidad 30 veces superior a la demandada inicial de Stella.

El caso 'Hot Coffee' fue el desencadenante del impulso de la llamada 'tort reform'. La sociedad norteamericana comenzó a percibir que había un exceso de "demandas frívolas" en el sistema judicial y las empresas presionaron para que se eliminaran o se cuantificarán de forma más racional las compensaciones "desorbitadas" que a menudo otorgaba un jurado o un juez. De esta manera, se consiguió aprobar una serie de topes que impedían el pago de cifras astronómicas por parte de grandes empresas a particulares que presentaban demandas superficiales.

http://www.lavanguardia.com/vida/20111202/54239627860/abuela-que-se-enfrento-a-mcdonalds.html

13/07/2001
Un niño demanda a McDonalds por un millón de dólares





El incidente, ocurrido en Detroit, se suma a muchos casos similares contra la trasnacional McDonalds El 19 de junio, el pequeño Vincent Ingram descubrió los gusanos tras morder el alimento en su casa. Su hermana, quien lo acompañaba, "se puso frenética al ver los animalitos moviéndose alrededor de la boca de su hermano", declaró el abogado.

Esta demanda se suma a numerosos casos presentados contra la cadena de comida rápida, que hace alarde de su rapidez y buen servicio.

El año pasado, en Seattle, Washington, el abogado Harish Bharti demandó a la cadena de comida rápida más famosa del mundo por el empleo de grasa de res y no aceite vegetal, como aseguraba la compañía, en la preparación de papas fritas, en detrimento de la salud de sus clientes.

En junio de 1999, una pareja canadiense demandó a la multinacional por más de 11 millones de dólares por causar graves daños sicológicos a su hija, Ayabn Jama, de nueve años, quien al intentar ingerir una Big Mac encontró una cabeza de rata entera.

El empresario mexicano Angel Lara Lastra, dueño de dos franquicias McDonalds, enfrentó "hostigamiento judicial" desde 1998 por negarse a preparar alimentos con carne, verdura, pan y lácteos en estado de descomposición. En agosto del año pasado, y tras años de litigios,
Lastra perdió reputación, libertad, patrimonio y familia.

McDonalds reclamó a Lara el pago de 400 mil dólares por supuestos adeudos y la rescisión de una de las franquicias que conservaba en el centro de Monterrey, Nuevo León. Lara describe que entre los alimentos que se negó a recibir había leche con caducidad vencida, lechugas con piezas metálicas como tornillos y tuercas, y carne de puerco en descomposición.

El empresario mexicano declaró entonces: "Cuando esto empezó creí que la justicia mexicana impediría que McDonalds violara las leyes federales fitosanitarias, pero desafortunadamente pronto me di cuenta del poderío de la trasnacional para corromper a las autoridades".

En el caso de Ingram, su abogado relató que ingirió por lo menos media docena de bichos; como prueba, su madre conservó el resto de la hamburguesa y el vómito del muchacho. Desde el incidente, dijo el abogado, el pequeño sufre un trauma y no quiere comer.

McDonalds emitió una declaración en la que considera "cuestionables" las acusaciones y precisa no haber recibido indicio alguno que respalde los cargos. "No se nos ha dado ninguna prueba de validez de la acusación", dijo la compañía.

Organizaciones no gubernamentales han denunciado que la comida rápida de McDonalds mantiene una dieta alta en grasa, azúcar, productos animales y sal. En contraste, es baja en fibras, vitaminas y minerales.

Una página en Internet (www.geocities. com) que contiene un artículo titulado La verdad sobre McDonalds, apunta que las hamburguesas tienen 48 por ciento de agua y las lechugas que sirven están tratadas con 11 diferentes tipos de químicos para mantenerlas verdes y crujientes por más tiempo.

De todos los incidentes de contaminación de alimentos, 70 por ciento se concentra en los cárnicos, sin olvidar el empleo de hormonas de crecimiento para el ganado, lo que es una amenaza seria para consumidores habituales de carne. Según el sitio de Internet, las técnicas publicitarias de la multinacional están orientadas cuidadosamente al público infantil, fácilmente impresionable, con lo que asegura sus ganancias.

http://www.webislam.com/noticias/41809-un_nino_demanda_a_mcdonalds_por_un_millon_de_dolares.html

Aceptada una demanda contra McDonald's por ofrecer alimentos perjudiciales a la salud (2005)

Como ya ocurriese con las tabaqueras, la cadena de comida rápida más conocida del mundo puede acabar sentada en los tribunales acusada de perjudicar a la salud de sus clientes. Por primera vez en la historia un tribunal americano ha admitido la denuncia presentada por dos adolescentes contra McDonalds en la que culpan a la multinacional de problemas de salud vinculados con la obesidad, según informó hoy el centro francés de peritaje sobre la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) Novethic.

El tribunal de apelaciones de Nueva York ha eliminado así la decisión del primer juicio celebrado, por el que no había quedado demostrado el nexo de unión entre los productos de la cadena McDonalds y los problemas de salud de sus clientes. El tribunal ha entendido que la cadena de restauración no explicitó a sus clientes los peligros que para su salud suponía el consumo abusivo de sus productos.

90 y 135 kilos

Las demandantes, Ashley Pelman y Jazlen Bradley, de 15 y 20 años, pesan 90 y 135 kilos respectivamente. Ambas padecen diversos problemas patológicos, entre ellos, diabetes, tensión, enfermedades cardiacas y el nivel de colesterol muy alto. Como las situaciones retratas en el documental sobre el peligro de la comida rápida Super size me, la primera de las demandantes adora los happy meals, por lo que incluía este plato en su alimentación tres o cuatro veces a la semana. La segunda de las afectadas precisa que su régimen regular consistía en tomar un Mc Muffin en el desayuno y un menú Big Mac para la cena.

Ashley y Jazlen solicitan daños y perjuicios a la compañía americana, así como la creación de un fondo para la educación dietética de los niños y una mayor información sobre el contenido de los productos McDonalds, que sus padres habían estimado como "buenos para la salud".

Responsabilidad individual

El problema planteado por los jueces es si el debate debe basarse en la responsabilidad individual sobre el modo de alimentación o en la responsabilidad de una empresa cuya comunicación está centrada en los niños.

Si el proceso concluye que las cadenas de alimentación de comida rápida son responsables de, al menos, la falta de información dietética que favorece la obesidad, la industria agroalimentaria podría encontrarse en una situación cercana al de los fabricantes de cigarrillos.

En 2004, la compañía sufrió los efectos del estreno del documental de Morgan Spurlock sobre los efectos perniciosos de la comida basura (la película muestra el deterioro físico que acompañó al director al alimentarse durante un mes de comida de los restaurante Mcdonald's). La multinacional hizo una campaña en la que hacía hincapié sobre que emplea a 1,6 millones de personas y en la que calificaba a su comida de "natural y equilibrada".

En España, Mcdonald's factura 554 millones de euros y emplea a 17.000 personas.

http://economia.elpais.com/economia/2005/01/31/actualidad/1107160379_850215.html



Devo vs. McDonalds



No, no se trata de que el mítico grupo se haya convertido en portavoz de los vegetarianos ni nada parecido. Devo se enfrenta a McDonald's por un muñeco.
Recientemente, el grupo ha descubierto que los Happy Meals de la empresa incluyen como regalo un muñeco llamado New Wave Nigel que recuerda sospechosamente a los propios Devo.El muñeco pertenece a una serie de juguetes que la cadena de hamburguesas está regalando dentro de una colección llamada American Idol (la versión norteamericana del programa OT).

El muñeco New Wave Nigel, que va vestido como los miembros de Devo, además reproduce una canción que el propio grupo define como «una versión mutante de Doctor Detroit».




En su página web , el grupo denuncia que nadie se ha puesto en contacto con ellos para fabricar dicho muñeco.

De momento el grupo no ha anunciado si tomarán medidas contra el gigante.
El caso recuerda a la campaña que Nike lanzó hace tres años usando la portada del disco homónimo de Minor Threat. En aquella ocasión, Nike utilizó la portada y cambió el color y el nombre del grupo por la leyenda Major Threat (gran amenaza). Tras el revuelo ocasionado (además del grupo, el sello -Dichord- y los fans, protagonizaron varias quejas), Nike se disculpó públicamente y retiró la campaña .

Otros casos que han levantado ampollas entre los fans de muchos grupos han sido protagonizados por Kurt Cobain. Dr. Martens quiso lanzar una campaña publicitaria protagonizada por Kurt Cobain. Cobain no era el único protagonista del anuncio: Joey Ramone, Sid Vicious y Joe Strummer también protagonizaban una campaña que finalmente fue retirada del mercado. El segundo caso tiene que ver con las Converse que se han comercializado recientemente y en las que aparecen fragmentos del diario de Kurt Cobain. Se han diseñado comn motivo del centenario de la marca, aunque en este caso, media el permiso de su viuda, Courtney Love.


http://www.20minutos.es/noticia/393255/

¿Hamburguesa o escupitajo? La última demanda contra la cadena de comida McDonald's  (2010)

Sarah Thienes se acercó a un establecimiento de la ciudad con su coche para pedir una hamburguesa con queso. Según ha alegado en su denuncia, "un trabajador se la denegó a través del altavoz con un tono agresivo y poco amistoso", ya que tan solo servían menús de desayuno.
La consumidora decidió cambiar su pedido por un sándwich con jamón, pero el tipo volvió a contestar con hostilidad a Sarah, diciéndole que el beicon era lo único que entraba en el menú. Tras realizar el obligado pedido, acercó su coche a la ventanilla para ser servida. Ésta se abrió y el empleado no vaciló al sacar la cabeza, proferir insultos contra la conductora y escupirle en la cara.
Thienes alega en la denuncia que sufrió "lesiones, vergüenza y humillación" y no se ha especificado la cantidad monetaria a la que ascienden sus quejas al gigante de las hamburguesas. Desde el establecimiento donde sucedieron los hechos afirman que todavía no se ha llegado a comprobar su veracidad, "solo son alegaciones", comentó el portavoz de la franquicia al 'Huffington Post'.
http://www.elmundo.es/america/2010/12/10/estados_unidos/1292008792.html




El fracaso de Mcdonalds en Bolivia


Pese a que el restaurante intentó adaptarse a los gustos locales (incluyó la llajwa, la salsa con la que los bolivianos aliñan sus platos, y música folclórica), no logró triunfar.

Por eso, en 2002 y después de cinco años en el país, la cadena de hamburguesas decidió cerrar sus ocho sucursales en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz.

Ahora el documental "¿Por qué quebró McDonald's en Bolivia?" explora el motivo por el que los habitantes de esas ciudades le dieron la espalda a las hamburguesas más populares del mundo.

"La cultura le ganó a una transnacional, al mundo globalizado", afirma en conversación con BBC Mundo Fernando Martínez, director del documental.

Para Martínez, una de las claves de ese fracaso fue el precio, ya que, según explica, el menú más barato costaba entonces 25 pesos bolivianos (algo más de 3 dólares), mientras que, por ejemplo, en La Paz, en la actualidad se puede conseguir un almuerzo completo en un mercado popular por 7 bolivianos (menos de un dólar).

"Es fácil atribuirlo a la economía, pero detrás de ella están las personas, la sociología y los aspectos culturales", matiza Martínez al explicar que esos precios tan asequibles se deben a la relación de los bolivianos "cercana a la tierra" que les lleva a comer platos con los productos tradicionales "de sabores intensos y fuertes y de muchas horas en la cocina".
El documental, que se acaba de estrenar en Bolivia después de pasar por varios festivales internacionales, hace un recorrido por el país sudamericano a través de su comida.

El viaje cinematográfico comienza en Potosí, con la preparación de la khala purka (una sopa de maíz espeso con ají y charque que se calienta con una piedra volcánica) y también lleva a Cochabamba a conocer los famosos "trancapechos de doña Betty", un generoso sándwich cochabambino que lleva arroz, carne y huevo frito.

Además de visitar mercados tradicionales, en el documental también entrevistan a chefs de la comida nueva boliviana, a historiadores, nutricionistas, sociólogos y al que fue dueño de la franquicia de McDonald's en Bolivia, Roberto Udler.
"Yo había crecido haciendo varios viajes al exterior y la verdad que miraba con envidia que otros países tenían Mc Donald's y nosotros no", confiesa el empresario en el documental, donde explica que la multinacional decidió cerrar todas las franquicias que estaban en zonas conflictivas después de los atentados 11 de septiembre.
Sin embargo, los bolivianos en cuanto a gustos, lo tienen claro. Y, como dice la canción que pone la banda sonora al documental "a mi paladar no se le impone ni cómo ni cuándo".
Por eso, en Bolivia siguen triunfando los platos tradicionales como las empanadas salteñas, el pan con queso, el fricasé, el majadito o el silpancho.
http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2011/11/111031_bolivia_fracaso_mc_donalds_lav.shtml
Las demandas más sonadas contra Mcdonalds
10 Puntos Score: 5/10
Visitas: 9310 Favoritos: 0
Ver los usuarios que votaron...
4 Comentarios Las demandas más sonadas contra Mcdonalds
Ojala le ganen todos y cada uno de esos juicios a esos depredadores de la humanidad. Los odio profundamente, tengo 3 hijos y jamas pisaran uno de sus locales, ojala tambien la gente no colaborara porque si ellos estan donde estan es gracias a la ignorancia de la gente, Buen post!

@Gronkja no se porque el odio. Si no te gusta Mc, no compres y listo. Es lo mismo que las gordas que demandan a Mc por que fueron tan arrebatadas de comerse un Mc Muffin de desayuno y un Big Mac de cena. O acaso Mc llego a su casa y le puso una pistola en la cabeza y las obligaron a cebarse con hamburguesas?
Em...si aceptaran q hacen gusanos quizas seria mejor
GRACIAS POR COMENTAR Y SUS PUNTOS. Tienen raz?
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!