Company of Heroes 2

 




Todos recuerdan Normandía, pero la II Guerra Mundial fue mucho más. Relic Entertainment nos descubre el lado más sangriento y crucial del conflicto: el Frente Este. El Ejército Rojo de Stalin es la apuesta de los genios del género RTS para darnos una secuela que, como poco, consiga hacer sombra al excelente Company of Heroes. Desde Londres, te contamos cómo se las gastan los "soviets".
El PC no sería lo mismo sin compañías como Relic Entertainment. Dedicados exclusivamente al teclado y el ratón desde hace más de una década, los canadienses pueden presumir de haber dado a los "peceros" los mejores exponentes de uno de los géneros más queridos en la plataforma: los RTS (videojuegos de estrategia en tiempo real).
El mejor ejemplo lo tenemos en Company of Heroes, que allá por el año 2006 logró convertirse en un auténtico éxito de crítica, llegando de hecho a alzarse con el honor de ser uno de los RTS para PC mejor puntuados en la historia de Metacritic. Su trasfondo, apoyado en la ya algo explotada Segunda Guerra Mundial, ayudó a construir una obra con gran atención al detalle, pero sobre todo con un gran enfoque hacia la táctica y, por supuesto, hacia el realismo, al inspirarse directamente en éxitos de taquilla como Salvar al soldado Ryan.

¡Por la Madre Rusia!
Dos expansiones y cerca de 254.000 jugadores activos -en la actualidad, lo cual es un importante dato- hablan muy bien de esta propiedad intelectual, que regresa después de tantos años con la misma guerra de fondo pero con un enfoque radicalmente diferente. Los desarrolladores de Vancouver (Canadá) se dejaron mucho terreno histórico sin explorar, en concreto uno muy frío, el del bando ruso, y lo han querido rescatar en Company of Heroes 2.

Pero... ¿por qué? Quinn Duffy (Game Director) nos los explicó durante la presentación del juego que tuvo lugar en Londres: "En el primer Company of Heroes sólo retratamos cuatro meses del conflicto, con batallas tan épicas como Normandía. Pero cuál fue nuestra sorpresa cuando descubrimos que esta contienda, la más popular de la Segunda Guerra Mundial, fue tan sólo la 23ª más sangrienta. Fue entonces cuando vislumbramos una gran verdad: la sangre se había vertido sobre todo en suelo ruso".
Efectivamente, las batallas con más pérdidas humanas habían sucedido en el Frente Este, como consecuencia directa del intento de Hitler por expandir sus fronteras hacia la Madre Rusia. Pero la resistencia de hierro de Stalin, con millones de rusos en primera línea de defensa, protagonizaron en realidad los episodios más dramáticos, que por cierto fueron los directos desencadenantes de la caída del III Reich.

La guerra más sangrienta
Por tanto, había muchas razones para ponernos del bando de los rusos, facción principal y única de una campaña individual que nos llevará desde 1941 (dando inicio con la batalla de la Barbarossa) hasta 1945 con la toma de Berlín, un ciclo bélico completo y muy interesante. Y no nos referimos solamente al punto de vista jugable (ya que pasaremos de la nieve a entornos más urbanos), sino también a que seremos partícipes de una guerra de liberación, donde la Rusia ocupada luchará por la supervivencia.

"Queremos ser reales, pero al mismo tiempo delicados con los temas que tratamos", nos contó Quinn Duffy, mientras añadía: "Si no hemos lanzado antes Company of Heroes 2 es porque queríamos tener tiempo para plantear algo distinto, con muchas ideas frescas". Y no podemos ocultar que esto le ha sentado sensacionalmente al juego, puesto que, según parece, y a pesar de que nuestro rol sea el de dirigir tropas, el discurso de la guerra nos será narrado a través de un corresponsal enviado para cubrir el conflicto.
Por tanto, un acercamiento muy interesante que subraya el casi enfermizo interés de Relic por ser fieles a la historia. Tal es así, que incluso podríamos contemplar secuencias reales (procedentes de documentales o archivos de biblioteca) que nos sumerjan más en la acción de una campaña que ya se ha dicho que no será eterna, pero sí adecuada para satisfacer a todos los amantes del género.
"Nuestro mayor objetivo no es conseguir el máximo número de horas, sino que las que haya sean interesantes", nos contestaba Quinn Duffy al preguntarle por la duración del título, mientras recalcaba la importancia de conseguir que cada batalla contara una particular historia. Una narrativa donde el jugador participa gracias a un enfoque que esta vez no apuesta tanto por los líderes y la estrategia, sino por los soldados y las tácticas.
Autenticidad bélica
Esto es algo que se refleja muy bien en la jugabilidad, donde manejamos a soldados, uno a uno, para enfrentarlos contra nuestros enemigos nazis. En este sentido, la demo mostrada se desarrollaba en suelo ruso, con el Ejército Rojo avanzando para recuperar posiciones. "Aunque no lo parezca, la nieve será como un protagonista más", nos comentaba Quinn Duffy mientras veíamos cómo el sistema de coberturas había mejorado notablemente, al tiempo que se contemplaba una gran naturalidad en el movimiento de unidades, que se cubrían, tiraban al suelo y disparaban mientras corrían con un ritmo tan dinámico como natural.
Otro rasgo a destacar fue la presencia de "scripts". Algunas veces, los tendremos en forma de intros, y otras podrán incluso aparecer para trasladarnos de un frente a otro. La explicación reside en que los rusos perdieron a millones de hombres en la guerra (se dice que cerca de un 10% de su población total). Esto se ha querido representar en el juego, así que ya podéis iros preparando para perder a unidades, porque así fue en la realidad.
Un aspecto adicional que nos llamó poderosamente la atención fue la integración de la famosa Orden 227 que Stalin propuso como castigo a aquellos soldados que se atrevían a retroceder en batalla. Esto, trasladado al juego, no sabemos exactamente en qué se traducirá, pero no deja de resultar curioso y útil para valorar el tremendo trabajo de documentación que Relic ha aplicado. Definitivamente, la autenticidad ha sido su meta.

Tenemos pocos detalles sobre la parte puramente jugable, pero podemos afirmar que la IA mejorará sustancialmente, principalmente para que parezca más humana e impredecible. Esto se verá apoyado por el hecho de que la niebla de guerra se basa en el nuevo sistema TrueSight, que favorece la posibilidad de emboscadas y ataques sorpresa (en general) sobre las tropas enemigas.

Se ha incluido también la oportunidad de recuperar vehículos (tanto aliados como enemigos), al tiempo que se incluyen metralletas móviles (que sembrarán el terror a su paso) y otro tipo de artefactos que tendremos que seguir descubriendo en futuras tomas de contacto. Sea como fuere, lo que está claro es que se está poniendo un gran empeño en dar a la comunidad de usuarios todo aquello que venían pidiendo durante los últimos años.
Y una de las demandas más insistentes estamos seguros de que tenía que ver con el multijugador. Según se nos confirmó, tendremos tanto vertiente cooperativa como competitiva online, aunque todavía no se ha aportado más información más allá de que aquí sí podremos escoger facción: rusos o alemanes.

A la vanguardia del género RTS
Igualmente, otro de los aspectos que mejor recibirán jugadores y crítica por igual será el estreno del Essence Engine en su versión 3.0. Hay muchas características mejoradas, así como añadidos con respecto al título de 1996, que por cierto fue el que inauguró esta tecnología, aún en pañales. Ahora, en cambio, tendremos una mejor iluminación, una paleta de colores más extensa y un completo conjunto de sistemas de renderizado, audio, simulación, entorno y físicas.

En líneas generales, se aprecia un gran interés por representar unidades hasta el último detalle, como es el caso de los tanques, muy intimidatorios tanto visualmente como en el aspecto sonoro. Y es que otra de las diferencias con respecto al primer Company of Heroes es que ahora se han captado sonidos de armas y vehículos reales (mediante micrófonos de calidad). En la demostración se nos ofreció una comparación, y podemos constatar que realmente existe un gran salto.
Uno que, afortunadamente, parece que se podrá jugar en la mayor parte de equipos, o al menos así nos lo aseguró Quinn Duffy, que declaró que su compañía está dedicando un gran esfuerzo en la optimización, ya que sabe que ese es uno de los puntos más problemáticos en los videojuegos para PC. Y tenemos mucha confianza en que así ocurra. El único rival que tiene ahora mismo Relic es la propia Relic. Existe expectación por ver si Company of Heroes 2 puede marcar un antes y un después en el género como lo consiguió su predecesor. Por el bien de la comunidad de usuarios de PC, ojalá que lo consiga. La Madre Rusia despierta en 2013.







El avance de nuestras tropas será completamente natural. Parecerá como estar viendo una guerra en directo desde la pantalla de nuestro monitor.



Los lanzallamas serán ideales para sacar a los nazis de sus edificios, o bien quemarlos dentro, con mobiliario y todo. ¡Qué ardan!




¿Cuál es la mayor diferencia de Company of Heroes 2 con respecto a su predecesor? En la nieve de la imagen está la respuesta: ahora lucharemos por la Madre Rusia.




Si el primer Company of Heroes fue un gran título, éste no promete serlo menos, ya que pretende mejorar en todo, empezando por los gráficos y terminando por la IA.




Company of Heroes 2
0 Puntos Score: 0/10
Visitas: 3465 Favoritos: 1
4 Comentarios Company of Heroes 2
no veo la hora que salga juego habitual mente al anterior y nunca me canso de jugarlo es muy variado nunca te cansa por que no es repetitivo
Cita gatienso: Mostrar
eso es muy cierto, siempre tens algo neuvo aunke lo hayas jugado mil veces ya. muy buen juego
Realmente no es el Company of Heroes 2 debe ser una expansion porque en Wikipedia dice que supuestamente recien va a salir en el 2013 http://en.wikipedia.org/wiki/Company_of_Heroes
esto no es un juego es una noticia sobre uno !, cambiar la categoria a noticias !
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!