Maradona:"Sigan mamando"

  • Categoría: Deportes
  • Publicado hace más de 7 años
Que cumpla mucho más
[/B][/SIZE][/COLOR]
Diego festeja su primer año como DT de la Selección. Elbalance es irregular. Con el Mundial ahí, deberá corregir todos suserrores.
 

Un año. Tal vez el más maradoniano de sus flamantes 49. Su nuevavida como entrenador de la Selección provocó todo tipo de sensaciones.Alegría, ilusión, bronca, decepción, placer, incertidumbre, dudas,cuestionamientos, errores, aciertos, enojo, desubicaciones, exabruptos,contradicciones, desahogos, replanteos, volantazos, amor, odio... Deaquella foto del martes 4 de noviembre del 2008, en la que aparecefeliz, flanqueado por Bilardo y Grondona, a esta de hoy, en la queBilardo ya no está tan cerca y el presidente de la AFA se mantiene,pasó una vida. Y todavía falta el Mundial...

Diego Maradona deberá repasar cada minuto de los 525.600 que vivióeste año en su cargo. La autocrítica, ésa que nunca hizo pública,tendrá que ser lo suficientemente profunda como para evitar tropezarsecon las mismas montañas. Aunque no lo haya admitido, Diego aprendió dealgunos golpes. El histórico 1-6 con Bolivia lo marcó para siempre. Lasubestimación a la altura de La Paz y la falta de reacción para ver quesus jugadores estaban agotados por el esforzado 1-0 a Colombia derivóen un cambio de planteo cuando tuvo que subir a Quito, donde hizo unbuen primer tiempo pese a la derrota final. La falta de pulso, sumada ala escasa predisposición del jugador, lo llevó a ubicar a Gago comovolante derecho, delante de una línea de tres: ese primer tiempo conColombia fue un desconcierto. Ese fue el único y último "invento" delDT. La utopía de los tres bajitos tuvo su inevitable final. El tiempo,y el fracaso de los delanteros, lo empujaron hacia Gonzalo Higuaín. Eldesencanto con parte del elenco estable que también había desencantadoa Basile, lo obligó a recurrir a patriarcas locales como Palermo ySchiavi. Hay, en ese punto, otra corrección sobre la marcha: lacantidad de convocados evidenció una inseguridad del entrenador, perotambién una búsqueda. Ahora, con el Mundial en la puerta del área, escuando más afilado deberá tener el ojo.

Su mayor desafío será, como él dijo, que Messi sea su Maradona.Intocable aun en su peor momento (contra Paraguay tocó fondo), elrosarino nunca se sintió como en el Barcelona. La Selección lo necesitay él necesita un funcionamiento con movilidad que le permita ser laúltima aceleración y no la primera. Diego ya tiene un líder, Verón.Riquelme, renunciado por las críticas del Diez por TV y por el mantooscuro de los "códigos" parece un caso cerrado.

Horas y horas se pasó en el primer piso del complejo de Ezeiza.Llamados, partidos por TV, listas, charlas con su cuerpo técnico.Maradona no le quitó el cuerpo a su función, más allá de su viaje a unspa italiano en plena crisis post derrotas con Brasil y Paraguay.Justificó, con cierta insolvencia, la falta de doble turnos en elpredio. En eso también deberá apuntar mejor. Pero no se le cuestionó elesfuerzo sino la calidad del mismo. En este año hizo un cursoacelerado. Y la conclusión es que como DT todavía no pudo ser Dios.¿Podrá?
Maradona:"Sigan mamando"
0 Puntos Score: 0/10
Visitas: 392 Favoritos: 0
0 Comentarios Maradona:"Sigan mamando"
Este post no tiene comentarios. Sea el primero!
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!