Adelanto - Max Payne 3







Ha pasado ya mucho tiempo desde que el regreso de Max Payne se anunciase, desde que vimos esos primeros bocetos de un Max calvo, gordo, acabado, algo que contrastaba demasiado con cómo habíamos dejado al bueno de Max tras su segundo juego, su segundo drama. Y tan sólo un par de semanas después de ver el impresionante primer tráiler in-game que tantas suspicacias ha levantado, Rockstar nos ha mostrado la verdad sobre este Max Payne 3.



Y es que uno de los mayores miedos de los fans del autor original del Tiempo Bala era que convirtiesen la saga en un GTA, ya que tras el aplastante éxito de GTA IV, Red Dead Redemption era ?un GTA de vaqueros? y L.A. Noire siguió siendo ?un GTA de detectives?. Y aunque estas dos afirmaciones distan mucho de ser verdad, estamos en la obligación de decir que, si dudáis de una compañía como Rockstar, que cuida cada producto con mimo y un detalle enfermizo, volved a pensarlo mejor, sobre todo después de leer todo lo que tenemos que decir del nuevo Max Payne.



La primera información que nos llegó a todos fue que Max estaba esta vez en São Paulo, una ciudad que muchos imaginan de una forma totalmente iluminada donde (ahí va uno de los miedos) sería imposible transmitir la esencia noir de la saga. Primera equivocación. São Paulo es una ciudad de contrastes, y en el nuevo estatus de Max, como guardaespaldas de una poderosa familia, no sólo tendremos la clásica visión de la pobreza extrema y las guerrillas en las Favelas, también nos codearemos con las altas esferas de una ciudad con una skyline que nada tiene que envidiar a la Nueva York que dejamos atrás.

Pero, ¿realmente hemos dejado aquella Nueva York invernal atrás? Volvemos a decir: No dudéis de Rockstar. Los fans de Max Payne encontrarán aquí todo lo que buscan. No en vano, Max Payne fue uno de los primeros personajes con carisma, con un pasado traumático real, y no se podía desaprovechar algo así en pos de hacer un juego de acción en mundo abierto. Y no lo han hecho, porque Max Payne 3 no es un sandbox, es un título de acción que sigue la estela de sus dos anteriores entregas, pero con el detallismo característico de cualquier gran producción de Rockstar, una historia oscura narrada a través de escenarios y personajes que bailan entre balas a cámara lenta.

Este tercer Max Payne retomará el carisma de los originales y lo llevará a un nuevo nivel, insistimos, aprovechando todo el mimo y el cuidado que pone Rockstar en sus producciones, con inspiraciones tanto reales, del día a día de la ciudad brasileña, como utilizando fuentes cinematográficas de calidad como Ciudad de Dios ó Tropa de Élite. Pero tras las alabanzas al trabajo detrás del videojuego, vamos a pasar a lo importante, lo que hará que tengáis tantas ganas del regreso de Max como nosotros.


¿Escopeta y pistola al mismo tiempo? ¡Eso es algo que podemos apoyar!

Esta producción es fruto de la colaboración de varios estudios de Rockstar, con el apoyo y la consulta de Remedy, así que se puede decir que no habrá puntada sin hilo. La imagen que ya hemos visto de ese Max acabado y alcohólico es de ocho años tras el final de Max Payne 2, curiosamente, los ocho años que han pasado en tiempo real desde que lo disfrutásemos en su día. Tenemos a un Max más complejo, con más problemas, más hundido en su pasado y con más miedo a su presente.

Tras dejar la policía de Nueva York, Max Payne se va con su compañero Raúl Passos a vivir una nueva vida en São Paulo, en esta ocasión no como policía, sino como guardaespaldas de la poderosa familia Branco, encabezada por Rodrigo, con sus hermanos Víctor, un político local, y Marcelo, un adicto a las fiestas de alto nivel. Todo se desmorona de nuevo en la vida de Max cuando la mujer de Rodrigo, Fabiana, es secuestrada y nuestro protagonista se ve inmiscuido en una trama que va mucho más allá de un sencillo secuestro por un rescate.


Max se rasuró la cabeza y se dejó la barba, pero sigue siendo el mismo de siempre.

Pero si todo esto se nos escapa de las manos y pensamos que el Max de antaño no se ve para nada reflejado aquí, vamos a empezar por decir que el primer nivel jugable que hemos podido ver, está ambientado en esa Nueva York que todos extrañáis, empezando en el clásico apartamento de Max tras un día de trabajo, ocho años atrás, poco después de que terminásemos Max Payne 2. La narrativa será uno de los puntos fuertes del juego, como cabía esperar, y esta vez tendremos una historia narrada por capítulos que alternarán la acción presente en São Paulo con flashbacks en Nueva York que nos mostrarán poco a poco cómo ha llegado Max a esa situación en la que querer cambiar drásticamente de vida.

Tras acabar con un mafiosillo local, Max Payne y Raúl Passos vuelven al apartamento del primero a relajarse, charlar y beber, sólo para ser interrumpidos por Anthony DeMarco, el padre del recién fallecido, quien inicia el ataque. Empezamos a jugar, a mover a Max, y vemos que nada ha cambiado, sólo que todo está mucho más pulido. El indicador de salud y tiempo bala sigue igual: diez puntos a favor. Vamos al baño, cogemos analgésicos y nos preparamos para huir repartiendo justicia. Tras quedarnos embelesados con el nivel de detalle puesto en cada esquina, encaramos el pasillo, nos cubrimos tras una columna y vemos que los disparos enemigos están levantando una nube de polvo y partículas de madera y piedra, destruyendo poco a poco las paredes, columnas y ventanas.


Según Rockstar, la atención al detalle será nunca antes vista.

La ayuda desinteresada de un vecino suicida nos ayuda a salir del paso, pero sólo podemos recrearnos en los detalles. Esta vez, todo es poligonal, todo tiene su propio peso. Incluso los cristales son ahora modelados independientes que se rompen de cualquier forma posible, dependiendo de la trayectoria de la bala, del número de éstas, o incluso de lo mucho o poco que haya sufrido el marco de la ventana. Un pequeño detalle que ya impresiona, y sólo es la punta del iceberg

Pero tenemos que cambiar de nivel, seguramente porque después de toda esta secuencia de acción, ahondaríamos en el pasado de Max, algo que aún no podemos conocer. Pero pasamos a São Paulo, al inicio de una misión en la que tenemos que sacar a Giovanna, la novia de Passos, de una estación de autobuses. Toda esta situación se nos cuenta con un nuevo estilo de secuencias, una evolución de las originales en formato cómic, y es que ahora la disposición será como de viñetas, pero cada una tendrá movimiento independiente. Secuencias en las que podemos apreciar que esta vez, tanto la voz como la apariencia y los movimientos de Max corren a cargo de James McCaffrey. Todo está hecho con el motor del juego, no hay secuencias pregrabadas, y más tarde os pondremos ejemplos de ello.

El Crachá Preto, persigue a la mujer de Passos, y mientras éste llega, Max tiene que solucionar el entuerto como mejor sabe, a tiros. Vemos cómo una avanzadilla del escuadrón inspecciona la zona mientras estamos ocultos dentro de un autobús siniestrado. Max Payne 3 revoluciona los videojuegos con una inteligencia artificial renovada que permite a los enemigos responder con toda naturalidad cuando se interrumpe una secuencia encriptada. Disparamos al soldado más cercano y los otros tres dejan de explorar y se distribuyen por el escenario de forma táctica, e incluso uno intenta flanquearnos.

Acabamos con todos para ver cómo la última bala que disparamos se convierte en una Final-Kill Camera, una secuencia que sigue a la bala, una bala modelada cada vez de forma independiente, con su propia física, y cada vez una secuencia distinta, con una cámara dinámica que se amolda a cada situación. Y seguimos avanzando, recreándonos en cada detalle del modelado del nuevo Max, un personaje que por fin tiene un peso real dentro del entorno, que camina en concordancia con el escenario, se mueve, gira y tiene la inercia de una persona real. También su ropa es un modelado independiente esta vez, y se moverá y arrugará con cada movimiento brusco, y se notarán marcas de sudor y sangre tras el fragor de la batalla.

Seguimos y descubrimos una nueva característica, los Max Payne Moments, secuencias en las que el Tiempo Bala se activa automáticamente mientras dura un evento para darle mayor espectacularidad. Esta vez, mientras nos descolgamos a cámara lenta por una grúa, una puerta se abre con cinco soldados tras ella y tenemos tiempo de acabar con todos antes de llegar al suelo.

En todos los escenarios existen decenas de objetos con los que interactuar. Vemos también cómo en un combate, un soldado caído, pero no muerto, es aplastado por un autobús que estaba alzado por una plataforma que rompemos tras disparar a sus controles. Una bala perdida golpea un depósito de agua y éste empieza a perder líquido, una caja llena de papeles sale volando tras un golpe,...

Otra nueva característica son las transiciones entre secuencias y juego integradas de forma increíble. En una secuencia, Max está hablando con Giovanna a través de un cristal, unos soldados entran y apuntan a ésta, Max empieza a correr hacia la puerta y de repente se activa el tiempo bala para que dirijamos la mirilla a los objetivos, todo sin ningún tipo de corte en la acción.

ustedes no se imaginan las ganas que tengo de que salga este juego !!!! saludos
Adelanto - Max Payne 3
0 Puntos Score: 0/10
Visitas: 896 Favoritos: 0
7 Comentarios Adelanto - Max Payne 3
Por lo que se ve en el trailer violencia no le va a faltar  
Max Payne con guata, exelente, la ralidad de muchos......me incluyo.
huu si sale espero k mi pc lo arranque jejej
huu loco me rre emocionasteeeee hee apenas sale avisanosss locoo
he y sabes algo de hitman 5?
Cita seriketz: Mostrar
Cita samuelma: Mostrar
apenas sale lo posteo amigo...y creeme yo tambien me re emocione! jajajaj un saludo
del hitman 5 es el absolution ahora te pongo un adelanto
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!