Poemas Bleach por tomos

  • Categoría: Noticias
  • Publicado hace más de 5 años
Poemas Bleach por tomos





Tomo 1


Puesto que no tenemos forma, nos temerán.


Tomo 2


Si los hombres mantienen la esperanza, es porque son incapaces de mirar a la muerte a los ojos.


Tomo 3


Si yo fuera la lluvia que une los eternamente separados cielo y tierra, tal vez también podría unirme al corazón de cierta persona.


Tomo 4


Nosotros nos atraemos. Como gotas de agua. Como planetas. Nosotros nos repelemos. Como imanes. Como los colores de la piel.


Tomo 5


Sin blandir la espada, no puedo protegerte. Blandiendo la espada, no puedo abrazarte.


Tomo 6


Así es, nosotros carecemos de destino. Sólo aquellos por la ignorancia y el miedo los que avanzan dando pasos en falso se precipitan en un remolino que llamamos ?Destino?.


Tomo 7


Nosotros no debemos derramar lágrimas, son la derrota del espíritu frente al cuerpo, puesto que no existe mayor prueba de que somos seres a quienes sobra espíritu.


Tomo 8


Si se oxida, nunca más podrá volver a ser blandido. Si se echa a perder, su esencia quedará hecha pedazos. Así es el orgullo? es muy parecido a la hoja de una espada.


Tomo 9


Si. Todos nosotros soñamos con los ojos abiertos que volamos por los cielos.


Tomo 10


Aunque alcemos las manos, apartemos las nubes, atravesemos el cielo, atrapemos la Luna y Marte, nunca lograremos alcanzar la verdad.


Tomo 11


En sus colmillos, que no pueden alcanzarla, se enciende una llama. Para no tener que mirar a esa estrella. Para que su voz no se apague.


Tomo 12


Pensamos que una flor en un acantilado es hermosa, porque nuestros pies se detienen al llegar al borde. Porque, a diferencia de la flor, somos incapaces de saltar al vacío sin miedo.


Tomo 13


Cada vez que abandonamos un poco de nuestro orgullo, damos un paso más para convertirnos en bestias. Cada vez que acallamos los desos de nuestro espíritu, damos un paso más para alejarnos de ser bestias.


Tomo 14


Rechina, rechina, torre expiadora. Penetra en el mundo como si fueras luz. Tiembla, tiembla, torre del sustento ¿Quién te hará caer? ¿Nosotros o el cielo?


Tomo 15


Simplemente, practico para decirte adiós.


Tomo 16


Los hilos del sol al caer sobre la tierra borran las pisadas sobre el hielo quebradizo. No temas al engaño, pues el mundo ya está por encima de eso.


Tomo 17


Rojo como la sangre. Blanco como los huesos. Rojo como la soledad. Blanco como el silencio. Rojo como el nervio de una bestia. Blanco como el corazón de un Dios. Rojo como la maldad de que derrite. Blanco como una lisonja que se congela. Rojo como una sombra que devora la noche. Blanco como los suspiros de la luna. Brillo blanco que se tiñe de rojo.


Tomo 18


Tu sombra, en secreto y como aguja venenosa sin objeto ni destino, entrelaza mi camino con sus puntadas. Tu luz, con flexibilidad y como un rayo que se derrama como una torre de agua, me arrebata mi esencia vital.


Tomo 19


Así es. Nada ni nadie podrá cambiar mi mundo.


Tomo 20


Aquéllos que crean hermosas metáforas del amor no conocen su verdadera forma. Los privilegiados que han podido conocerlo hablan cruelmente del mismo.


Tomo 21


Todo lo que hay en este mundo existe para acorralarte.


Tomo 22


Nuestro mundo carece de sentido. Vivir aquí carece de sentido. Desde nuestras existencias desprovistas de sentido, pensamos en el mundo. El hecho de saber que nada tiene sentido carece de sentido en sí mismo.


Tomo 23


Somos peces frente a una cascada. Somos insectos en una jaula. Somos los restos tras una violenta ola. Los huesos de la calavera Una corriente de poder; una ballena que todo lo devora. Somos un toro de cinco cuernos. Somos un monstruo que escupe fuego. Somos el niño que llora. Si. Somos los envenenados por la luz de la luna.


Tomo 24


Todos, ¡todos!, merecen ser despedazados.


Tomo 25


En el momento en que nacemos, todos nosotros ya estamos muertos. El fin está ahí antes de que llegue el principio. Si vivir es aprender, lo último que aprendemos es a morir. Morir es ver el final y conocerlo a fondo. Nuestro cometido no es intentar aprender. Aquellos que son incapacez de trascender a la muerte no deben intentar aprender nada.


Tomo 26


Hay una voz que me atraviesa el pecho hasta el fondo. Me recuerda a un grito de alegría.


Tomo 27


Nosotros; como uno, no estamos entremezclados; como dos, no compartimos una misma forma; como tres, no son los ojos que tenemos; como cuatro, son las alternativas de las que crece nuestra esperanza; como cinco, son los rincones de nuestro corazón.


Tomo 28


Señor, os admiramos de la misma forma que admiramos a un pavo real. Invadidos por la esperanza, la adoración y un sentimiento parecido al terror cuya verdadera esencia ignoramos


Tomo 29


Con perseverancia, lo arreglo y lo cuido, a sabiendas de que voy a tener que cortarlo y verlo caer. Con perseverancia, lo hago brillar y lo peino, a sabiendas de que voy a tener que cortarlo y verlo caer. Me da miedo. Me aterroriza ese momento en el que lo cortaré y caerá. Porque mis cabellos cortados me recuerdan a ti, ahora que estás muerto.
El pelo, las uñas, a pesar de que las embellecemos y cuidamos como si fueran tesoros, ¿Por qué nos las cortamos y las alejamos de nuestro cuerpo? ¿Por qué se convierten en algo sucio y desagradable? La respuesta es bien sencilla. Porque no hay nada más parecido a la imagen de nuestras muertes.


Tomo 30


Esa herida es tan honda como las profundidades del océano. El rubor de ese crimen ha muerto y ahora carece de color.


Tomo 31


Dime que soy lo que más odias del mundo.


Tomo 32


El Rey se lanza al galope, se libera de las sombras, grita su armadura, quebranta huesos, desgarra la carne y sorbe la sangre. Resuenan los crujidos, destroza los espíritus. Se abre paso arrasando, solo y en dirección a un lugar muy lejano.


Tomo 33


Somos insectos, gusanos arrastrándonos bajo una indisoluble maldad. Levantamos la cabeza hacia más allá de la Luna hasta que dejamos de veros, criaturas patéticas.


Tomo 34


Si me das alas, volaré por ti aunque toda la superficie de la tierra quede sumergida por las aguas. Si me das una espada, me alzaré por ti aunque toda la inmensidad del cielo te atraviese con su luz.


Tomo 35


Si fallas incluso al nacer, es natural que mueras.


Tomo 36


Aún es demasiado pronto para creer.


Tomo 37


Las personas no pueden ser pensadas para definir la belleza; sin embargo, las flores sí pueden ser ensadas para definir la belleza. La forma de una persona se asemeja a una flor sólo en el momento de la derrota, cuando se rompe en varias partes.


Tomo 38


El único temor verdadero es llegar a ser un guerrero que no conoce el miedo.


Tomo 39


Errar es de humanos. Matar, de demonios.


Tomo 40


Yo envidio a causa del corazón.
Yo devoro con voracidad a causa del corazón.
Yo codicio a causa del corazón.
Yo soy orgulloso a causa del corazón.
Yo peco de pereza a causa del corazón.
Yo me enfurezco a causa del corazón.
A causa del corazón yo ansío con lujuria todo de ti.


Tomo 41


Robo y saqueo aquello de lo que me deshice. Sangre, carne, hueso y una cosa más.


Tomo 42


No hay mundo sin sacrificio. ¿Acaso no lo sabías? Estamos en medio de un mar de sangre y cenizas, flotando en el infierno, gritando el nombre de un mundo que se desvanece.


Tomo 43


La putrefacción es mi amiga, la noche es mi sierva. Mientras los cuervos picotean este cuerpo, te esperaré en mi castillo entre los olmos.


Tomo 44


Eso me gustaría, en aras de tener esa ilusión de la justicia más allá de todo lo que es, más que el mal que tengo, no hay nada mas que alucinaciones, La justicia en que yo había creído,con su propio mal. Justicia, por el bien de obtener justicia es Constantemente, sin fin dudar de mi propia justicia.


Tomo 45


Puede que vivas postrado de rodillas, pero mueres estando en pie.


Tomo 46


No es aterrador saber lo que es el dolor. Terrorífico es saber que no se puede regresar a la Felicidad que se tiene.


Tomo 47


Vas a convertirte en una serpiente el día de mañana.Aunque tú digas que vas a comenzar a devorar a otros, Aún ahora tu boca que ha devorado personas aún clama que me ama.¿Puedo permanecer igual que hoy y aún así decirte que te amo?


Tomo 48


Todos los humanos, son imitaciones de los monos. Todos los dioses, son imitaciones de los humanos.


Tomo 49


Me pregunto si puedo continuar con la velocidad del mundo sin ti.


Tomo 50


Deten tus pasos. Incluso si te llevan tantas veces a un hermoso pasado, incluso si el pasado te tienta. No la mires. Tu esperanza llega detras de ti, es tu esperanza la que está en aguas oscuras y profundas.


Tomo 51


No pongas un dedo en mi corazón.
Poemas Bleach por tomos
1 Puntos Score: 1/10
Visitas: 1528 Favoritos: 4
Ver los usuarios que votaron...
4 Comentarios Poemas Bleach por tomos
Muy interesante el post viejo, ma?
Muy bueno che. Tenes mas?
Cita toni64: Mostrar

encontre solo hasta el tomo 51 pero seguire buscando y gracias x comentar  
excelente camarada
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!