Confesiones que dan risa

  • Categoría: Humor
  • Publicado hace más de 5 años
 


Confesiones que dan risa



Estaban hablando el alcalde y el maestro del pueblo en la taberna:

Alcalde: Hoy viene el nuevo párroco.

Maestro: ¿Y le va Ud. a avisar de la costumbre que tienen las

mujeres de decir tropezar en vez de cometer adulterio?

Alcalde: No, ya se enterará él.

El párroco empieza a confesar ese mismo día:

- Ave maría Purísima.- Sin pecado concebida.

A ver, hija, ¿Qué te pasa?

- Padre, confieso que he tropezado.

- Pero hija, eso no es pecado. Anda vete.

Así una tras otra todas las mujeres del pueblo.

El párroco termina las confesiones,

va a la taberna y entabla el siguiente dialogo con el alcalde:

Padre: Señor alcalde, a ver si intenta reparar un poco las calles del pueblo,

que las mujeres no hacen más que tropezar.

Alcalde: Ja, ja, ja, usted no se entera de nada.

Padre: Pues no sé de qué se ríe, si su mujer es la que mas tropieza.




En un aeropuerto de una de las ciudades de la antigua Cortina de

Hierro, un espía huía de la policía secreta rusa, la KGB.

Estaba apunto de ser capturado, cuando, súbitamente,

tropezó con una monja ala que le pidió que lo escondiera bajo su hábito
.
Los agentes de la KGB preguntaron a la religiosa si había visto al espía y le dieron su
descripción.

Ella les informa que no lo había visto.

Cuando ya el peligro había pasado,

el espía salió de debajo del vestido de la monja

y se inició el siguiente diálogo:

-Gracias, hermana, por haberme salvado de ser capturado por la KGB.

-Ha sido con mucho gusto, hijo.

-Tengo que decirle, hermana, que usted tiene unas hermosas piernas.

¿Se dio usted cuenta del besito que le di en las pantorrillas?

-Claro, hijo.

-¿Sintió usted los besitos que le estampé en las piernas, antes de las rodillas?

-Sí, hijo.

-¿Notó cuando fui subiendo y le cubrí las piernas de besos, arriba de las rodillas?

-Sí, hijo.

-¿Qué hubiera sucedido si yo sigo subiendo, y subiendo y llenándola de besos?

-¡Pues que me hubieras besado los huevos, cabrón!

¡Yo también soy un espía!



Una mujer en el confesionario:

- Padre, hoy he conocido a Gregorio, y hemos estado haciendo el amor hasta el atardecer.

- Pues en penitencia, rezas tres padre nuestros y echas 6 euros en el limosnero.

Mas tarde otra mujer:

- Padre, hoy he conocido a Gregorio, y hemos estado haciendo el amor hasta el amanecer.

- Pues en penitencia, rezas 10 padrenuestros, y echas 18 euros, en el limosnero.

Mas tarde otra mujer más:

- Padre, hoy he conocido a Gregorio, y hemos estado haciendo el amor todo el dia.

- Pero esto no puede ser, rezas 20 padrenuestros y echas 30 euros. en el limosnero.

Mas tarde:

- Padre?

- Si, tu también has conocido a Gregorio y habéis estado haciendo el amor?

- No, padre. Yo soy Gregorio, y? O vamos a medias en el limosnero,

o me llevo a todas a otra parroquia.



Una monja va al médico con un ataque de hipo que ya le dura un mes.

- Doctor, tengo un ataque de hipo desde hace un mes que no me deja vivir.

No duermo, no como, ya me duele el cuerpo de tanto movimiento compulsivo involuntario.

- Tiéndase en la camilla, hermana, que la voy a examinar

-La examina y le dice:

- Hermana, está usted embarazada.

La monja se levanta y sale corriendo de la consulta con cara de pánico.

Una hora después el médico recibe una llamada de la madre superiora del convento:

- Pero Doctor, ¿qué le ha dicho a la hermana María?.

- Verá madre superiora, como tenía un fuerte ataque de hipo,

le di un susto para que se le quitara y supongo

que ya se le habrá quitado, ¿no?

- Sí, a la hermana María se le ha quitado el hipo,

pero el cura se ha tirado del campanario.




Una Señorita va a la iglesia a confesarse:

-Perdóneme padre porque he pecado

-Bueno hija, cuéntame tus pecados, le responde el cura.

-El otro día estaba caminando por la calle

cuando me encontré con un viejo amigo.

Fuimos a tomar un café, empezamos a charlar,

fuimos a su apartamento e hicimos el amor.

Y como yo soy tan FRÚGIL?

-Frágil, hija, se dice frágil, interpone el padre.

-Bueno, al día siguiente estaba sentada en la plaza

cuando de repente se aparece otro amigo.

Empezamos a charlar y después terminamos en mi apartamento.

Y como yo soy tan FRÚGIL?

-Frágil, hija, se dice frágil, dice otra vez el cura.

-Y ayer estaba con mis amigas cuando se apareció mi novio.

Empezamos a conversar, después fuimos a su apartamento

y como yo soy tan? hay cual es esa palabra, padre??

-Put*, hija, se dice put*.



Este muchacho, Juan, va a la iglesia a confesar sus pecados.

-Padre he pecado.

El padre responde dime, hijo, libera tus pecados.

Juan prosigue:

Padre, el lunes estaba en la casa de mi novia y Padre,

la casa sola, ella sola, yo solo; Padre peque.

El Padre contesta: No te preocupes, hijo.

Es natural en un muchacho joven como tu el tener esos

pensamientos y compartitlos con tu novia.

No es un pecado grande, asi que dos rosarios te liberaran de la culpa

Es que, Padre... -interrumpe Juan-esto no termina ahi.

El martes, estaba en la casa de mi novia y estaba la mama de mi novia y bueno,

ella sola, yo solo, la casa sola? Padre, pequé.

-HIJO debes ser mas cauteloso y tratar de aguantar esos impulsos.

Ocho rosarios te liberan de la culpa.

A lo que Juan responde:

es que Padre, el miércoles estaba en la casa de mi novia y la tía estaba ahi. Y bueno,

ella sola, yo solo, la casa sola, Padre pequé.

El padre ya sorprendido, le dice a Juan:

Hijo, tienes mas trabajo que hacer. Piensa lo que hiciste y reza?

Juan interrumpe al padre otra vez:

Padre, es que el jueves estaba en la casa de mi novia y allí estaba su abuelita.

Ella sola, yo solo, la casa sola. Padre, padre pequé una vez mas.

Un silencio absoluto se apoderó de la iglesia.

El padre no contestaba. Padre, Padre gritó Juan mientras lo buscaba.

Al fin lo vio, agarrado de uno de los abanicos del techo.

Pero, padre, que hace usted ahí arriba.

A lo cual el nervioso padre contesta:

Hijo, hoy es domingo? Yo estoy solo, tu estas solo,

la iglesia esta sola, y no quiero que peques más.


¡COMENTA!
Confesiones que dan risa
8 Puntos Score: 4/10
Visitas: 1800 Favoritos: 0
Ver los usuarios que votaron...
4 Comentarios Confesiones que dan risa
esta para reirse un rato
jjajaja muy buenos mas el ultimo jajja
jajajaja buan la del padre jajajajjaja
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!