Libro de San Cipriano, esoterico

Libro de San Cipriano, esoterico


Quizá no haya habido nunca un libro más codiciado y buscado, ni que despertase más pasiones y deseos de poseerlo, hasta el punto de que mucha gente cayera en la locura, enfermase gravemente o se arruinara económicamente, sólo por intentar conseguir un ejemplar del mismo o por poner en práctica los rituales que en él se contenían. Estamos hablando del Libro de San Cipriano, popularmente conocido como Ciprianillo. 

El santo al que se le atribuye la redacción del libro es, San Cipriano de Antioquia, que vivió en el S. III D.C. (no tiene nada que ver con San Cipriano, Obispo de Cartago, con el que a menudo es confundido). El relato de la vida de San Cipriano más conocida (aunque ya hay citas en el s. IX) es la recogida en las diversas obras publicadas con el título de Flos Sanctorum (entre ellas la del padre jesuita Pedro de Ribadeneyra editada en Madrid 1599-1601). Según estos relatos, San Cipriano nació en Antioquía, entre Siria e Arabia; sus padres, idólatras y poseedores de grandes riquezas, lo destinaron, por sus cualidades, al culto de los falsos dioses. Fue hombre de gran cultura, viajó mucho (por Grecia, Egipto, la India y Caldea) y llegó a ser un profundo conocedor de las artes mágicas. A los treinta años se convierte al cristianismo, gracias a la predicación de Antipo, Obispo de Antioquía y por culpa de un episodio que le ocurrió: un joven llamado Aglaide se enamora de Justina y la pide en casamiento, que ella rechaza por estar consagrada a Jesucristo. Aglaide recurre a Cipriano para que Justina se rinda a sus deseos, lo que intenta con todas las artimañas posibles, sin resultado. Entonces Cipriano invoca a Lucifer para que le diga por qué son inútiles todos los sortilegios que hace a Justina, y Lucifer le responde que el Dios de los cristianos es el señor de todo lo creado, estando él también sujeto a su poder, de forma que no podía hacer nada contra quien hiciese el signo de la Cruz. 

Entonces San Cipriano renegó de él y se convirtió al cristianismo, abandonando la práctica de la magia, no sin antes, según la tradición popular, recoger en un libro todos sus conocimientos mágicos. Posteriormente Cipriano y Justina llevaron una vida de oración y predicación del cristianismo, hasta que el juez Eutolmo los mandó al suplicio metiéndolos en tinas de pez ardiendo, de las que salieron ilesos. Ante semejante milagro, Atanasio, gran sacerdote pagano y discípulo anterior de Cipriano, creyendo que era un truco, se arrojó al tonel, y murió quemado en el acto. Cipriano y Justina fallecieron decapitados el 26 de Septiembre en los márgenes del río Gallo en la ciudad de Antioquia y sus reliquias fueron repartidas entre Roma (iglesia de San Juan de Letrán), Toulouse, y la catedral de León. La fama de San Cipriano como mágico se extendió por toda la cristiandad y pasó posteriormente a la memoria popular, poniéndolo al mismo nivel que otros famosos magos de la Antigüedad, como Simón el Mago o Salomón, a los que también se les atribuye la autoría de numerosos libros mágicos.

El libro de San Cipriano se encuadra perfectamente en la categoría de los grimorios o libros de nigromancia, lo que significa que es un libro de magia ritual dedicado a la magia negra. Aunque gran parte del mismo se dedique a la magia blanca (curación de enfermos, etc.), lo cierto es que en todos ellos aparece, aunque sea una mínima parte de magia negra, lo que hace que caigan directamente en dicha categoría...


Referencia bibliográfica

Título: Libro de San Cipriano, Libro completo de verdadera magia o sea el tesoro del hechicero
Autor: Jonas Sufurino
Editoria: Desconocida
Archivo: pdf
Págs: 84


Descargar

Servidor: Zippyshare
Contraseña: no tiene
Compresión: rar
Peso: 3.6 mb


descargar peliculas - descargar programas
21 Puntos Score: 7/10
Visitas: 1191 Favoritos: 5
Ver los usuarios que votaron...
10 Comentarios Libro de San Cipriano, esoterico
Hiciste algo de lo que sale en el libro?
Nada y no gracias. Es por culutra general. O para inspirarse para escribir una novela. No creo en esas cosas. Y las que son ciertas son peligrosas, y quien lo hace no sabe en lo que se mete. Con respeto a quien crea, cada quien es responsable de su vida espiritual.
Madre mía estaba buscando este libro, yo soy agnóstico pero de niño conocí a un señor que me hablaba de este tema y era muy pero muy extraño conductualmente hablando, lo voy a checar a ver que encuentro.
Con respecto a lo que dice @paella solo te puedo decir que no hay nada mas peligroso que la ignorancia  
gracias muy buen libro, ya tenia tiempo que lo queria conseguir, se debe leer entre lineas  
interesante tienes mas?
Escuche mucho d¿sobre este libto y la verdad concuerdo en que es peligroso y solo debería ser usado como información.
Gracias ppor el aporte.  
gracias haber si puedo hacerle un gualicho  a mauricio garca
No jueguen con FUEGO, si le das unos fosforos a un niño chico es posible que se queme o que arme un incendio, veanlo desde la perpectiva de una balanza  !!
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!
Facebook Identi