Los autom?viles m?s veloces de la historia

 


Los automóviles más veloces de la historia



El primer automóvil fue presentado en Alemania en 1886 y alcanzaba las 10 mph. ¡Cómo han cambiado las cosas en los últimos cien años!El primer automóvil del mundo, el Benz Patent Motorwagen, fue presentado en Mannheim (Alemania) en 1886.

Esta creación de Karl Benz, que tenía tubos de acero y paneles de madera, avanzaba sobre tres ruedas, su motor estaba en la parte trasera y su velocidad máxima era de unas asombrosas 10 mph.

Oh, ¡si habrán cambiado los cosas en el último centenar de años! El acero y la madera se han reemplazado por materiales ligeros como la fibra de carbono y el Kevlar, y la aerodinámica y la ingeniería automotriz se han convertido en campos de investigación serios, todo con el objetivo de ir cada vez más rápido.

Dos docenas de automóviles han ostentado el título de automóvil de serie más veloz del mundo desde que el Motorwagen hiciera su debut. El poseedor actual del récord es capaz de alcanzar unas increíbles 257 mph.

Para satisfacer tu necesidad de velocidad, te presento los diez automóviles de serie más veloces de la historia.




SSC Ultimate Aero TT
Hecho de fibra de carbono, acero y aluminio y engalanado con puertas de mariposa, el SSC Ultimate Aero TT tiene el Récord Mundial Guinness por ser el automóvil de producción en serie más veloz del mundo, luego de haber volado por una autopista del estado de Washington en 2007 a 257 mph. Acelera de 0 a 60 mph en 2.78 segundos gracias a sus 1,094 libras-pie de par y sus 1,183 caballos de fuerza (más ímpetu que cualquier otro automóvil fabricado para circular por las calles). El fundador de la empresa, David Shelby (SSC son las siglas de Shelby Super Cars) es ingeniero y excampeón de go-kart. Combinó sus dos pasiones para crear este automóvil.






Bugatti Veyron 16.4
El Veyron acelera de 0 a 60 mph en 2.46 segundos, de 0 a 100 en 5.2 segundos y de 0 a 250 en 50 segundos, todo pese a sus 4,500 libras de peso. Aún más sorprendente que su velocidad es su capacidad de frenado: puede frenar de 60 mph de vuelta a cero en 2.3 segundos. El diseño retro de dos tonos remite a las décadas de 1920 y 1930, como también el nivel de lujo (Hermes es colaborador de Bugatti).
Es un automóvil que uno esperaría que podría haber conducido Bugsy Siegel en su época. En 2005, el Veyron marcó 253 mph, que en ese momento lo convirtió en el más rápido del mundo en las calles. También es el más caro: se vende a $1.7 millones de dolares.





Koenigsegg CCR
Este bólido sueco de dos asientos y techo rígido desmontable tuvo un reino muy breve como automóvil más veloz del mundo en 2005, cuando registró 241 mph en una pista de carreras italiana. Acelera de 0 a 60 en 3.2 segundos y genera 806 caballos de fuerza (medidos con el primer indicador de caballos de fuerza que haya tenido un automóvil producido para circular por las calles). La empresa, fundada por Christian von Koenigsegg en 1994, fabrica automóviles en un predio donde la Fuerza Aérea Sueca guardaba aviones caza. El CCR tiene pintado un fantasma en su carrocería de fibra de carbono y Kevlar.





McLaren F1
Este automóvil fue el más veloz del mundo (240 mph) durante nada menos que siete años, entre 1998 y 2005, y es capaz de acelerar de 0 a 60 mph en 3.2 segundos. En 1995, el F1 se convirtió en el primer automóvil con aprobación legal para circular por las calles en vencer a prototipos de carrera en las 24 Horas de Le Mans. Tiene tres asientos: el del conductor está en el medio y los dos para los pasajeros están un poco más atrás, a los lados del conductor. Su diseño fue obra de Gordon Murray, ingeniero y diseñador de Fórmula Uno. Usó materiales tales como titanio, oro, fibra de carbono, magnesio y Kevlar para crear un vehículo liviano y potente. Cuando fue presentado, la revista de automóviles británica Autocar se entusiasmó: "El F1 . . . quizá sea el automóvil producido para circular en carreteras más veloz que el mundo llegue a ver".





Jaguar XJ220
Un convertidor catalítico se interpuso entre el conductor de Fórmula Uno británico Martin Brundle y su primer intento de quebrar la marca mundial de velocidad de automóviles fabricados para circular en carretera, en 1992. Deshacerse del convertidor le permitió incrementar la velocidad del motor de 7200 a 7900 rpm, lo cual hizo toda la diferencia y le permitió marcar el récord: 212 mph. Brundle llegó luego a las 217 mph, con las cuales estableció un récord mundial a comienzos de los noventa. Los ejecutivos de Jaguar se habían propuesto crear el primer automóvil con aprobación legal para circular por las calles en superar la barrera de las 200 mph. El vehículo (un cupé de dos puertas) terminó recibiendo el nombre de su velocidad objetivo: 220 mph. No llegó a alcanzar esa meta, pero sí podía acelerar de 0 a 60 mph en 3.8 segundos y, según se dijo, atrajo a compradores tales como Elton John y el sultán de Brunei.





Bugatti EB110 SS
Bugatti, la fábrica de automóviles de lujo fundada por el italiano Ettore Bugatti a comienzos de la década de 1900, sólo fabricó 31 de estos automóviles. Con un chasis de fibra de carbono elaborado por una empresa constructora de aviones, el EB110 SS llegaba a un máximo de 214 mph y alcanzaba las 60 mph en apenas 3.2 segundos. Entre sus accesorios incluía puertas tipo tijera (hacían furor a comienzos de los noventa) y una cubierta de vidrio para el motor V12 (para que fuera más inmediato mirarlo). Bugatti fabricó 139 unidades del EB110, pero sólo unas pocas eran versiones SS (significa Super Sport). El EB110 SS era más liviano y potente (592 caballos de fuerza) que su progenitor. Y en 1992 era el automóvil hecho para circular en las calles más rápido del planeta.





Lamborghini Diablo
En 1985, Lamborghini decidió crear un vehículo capaz de alcanzar las 195 mph. Lo logró con el Diablo, que continuaba siendo la máquina más rápida de su época cuando este toro furioso llegó a las calles en 1990, con marcas de 202 mph de velocidad y 4.1 segundos para acelerar de 0 a 60 mph. Las posibilidades de personalización no tenían precedentes: incluía la opción de moldear el asiendo del conductor especialmente para el cliente. Pero en otros aspectos, las comodidades eran mínimas: tenía un equipo de radio básico, ventanillas manuales y no contaba con frenos antibloqueo para ayudar a controlar su peso. Ferruccio Lamborghini usó el toro como su emblema desde que fundó la empresa en 1963 y bautizó cada modelo con el nombre de un toro de lidia famoso, incluido el Diablo (un legendario toro español de la década de 1860)




Ferrari F40
El F40, que debutó como el automóvil más veloz (de 0 a 60 mph en 3.8 segundos) y más caro (el precio oficial era de $400,000, pero, según dicen, se llegaba a pagar $1.6 millones por él) de Ferrari en 1987. Tuvo un reinado de dos años como el automóvil de producción en serie más veloz del mundo, gracias a su marca máxima de 195 mph. Se lo diseñó para que su lanzamiento coincidiera con el 40º aniversario de Ferrari y fue la última creación que salió a la venta antes de la muerte del fundador de la empresa, Enzo Ferrari. Estaba a la vanguardia de la tecnología aerodinámica en esa época y apostaba más a la forma que a la fuerza para generar velocidad. Como su piso era tan bajo, los ingenieros de Ferrari lo diseñaron con la capacidad de separar más su piso del suelo automáticamente cuando era necesario. Los primeros modelos eran tan livianos como los vehículos de competición: con parabrisas de plástico y sin alfombra, manijas en las puertas ni equipo de música.






Porsche 959
El 959 nació como automóvil para carreras de rally en 1986 y después se lo fabricó para la venta al público en general. En los Estados Unidos, no estuvo autorizado para circular por las calles hasta 1999, pero aparentemente se importaron varios modelos en los ochenta como vehículos de exposición. Una importante innovación en parte responsable de la velocidad del 959 (de 0 a 60 mph en 3.6 segundos y 199 mph de velocidad máxima) fue su sistema de tracción en todas las ruedas, considerado el más avanzado del mundo en ese momento.









Ferrari 288 GTO
Los 272 automóviles construidos por Ferrari con el nombre de modelo 288 GTO, que se habían fabricado entre 1984 y 1986 para competir en una serie de carreras que nunca se llegó a realizar, se convirtieron en automóviles de circulación libre porque no había otra alternativa. Las iniciales GTO significan Gran Turismo Omologato, una frase en italiano que indica que el automóvil cumplía con las especificaciones y las pautas de competición, pero que también podía circular legalmente por las calles. El 288 GTO, considerado por la mayoría como la inspiración para el Ferrari F40, lograba un máximo de 189 mph (que fue récord en esa época) y aceleraba de 0 a 60 mph en menos de cinco segundos. Su motor V8 generaba 400 caballos de fuerza.












Los autom?viles m?s veloces de la historia
5 Puntos Score: 5/10
Visitas: 2105 Favoritos: 0
Ver los usuarios que votaron...
5 Comentarios Los autom?viles m?s veloces de la historia
buena info y buenas maquinas   mientras tanto  la gente se mata con un miserable diesel de 70....y velocidad 120 y de hay sin licencia si te agarran  igual me quedo con el mio y mi cbr   (licencia suspendida   )
@razor2283 jaja de acuerdo contigo...seria una sue?
Execente info
como su?
 
GRACIASSSSS !!!
el ssc quedo chico con el nuevo bugatti veyron supersport xD yo = sue?
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!