PsyZkf
"P.L.U.R."

Petróleo: La cruda verdad


El petróleo también conocido como petróleo crudo o simplemente crudo cuyo significado etimológico proviene de 2 voces latinas petrum (piedra o roca) y oleum (aceite) osea "aceite de piedra o de roca" por lo que también se llama "aceite mineral", es un liquido oleoginoso de color pardo claro hasta negro, cuya densidad varia de 0,7 á 0,9 g/cm³.

La vida sin esta sustancia no podría  ser como la conocemos. Del crudo se obtiene la gasolina y diesel para autos y autobuses, combustible para barcos y aviones. Se usa también para generar electricidad, obtener energía calorífica  para fábricas, hospitales y oficinas y diversos lubricantes para maquinaria y vehículos. La industria petroquímica usa productos derivados  de él para hacer plásticos, fibras sintéticas, detergentes, medicinas, conservadores de alimentos, hules y agroquímicos.

El precio del petróleo durante el siglo pasado hasta los años 70 se mantuvo por debajo de los 10 USD, luego de la crisis del petróleo de 1973 el precio del petróleo jamás volvió a quedar bajo los 10 USD, después con la crisis de 1979 durante la década de los 80 siempre promedio sobre los 20 USD. El precio actual está por sobre los 55 USD.

En la industria petrolera se suele aprovechar las temporales crisis de competencias como las ocurridas en el medio oriente o en otros países productores de crudo, para elevar los precios y no bajarlos. La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), ajusta los precios del petróleo aumentando o disminuyendo la producción a sospechas de voluntad, si se desea que se pague más por la materia prima entonces se produce menos, luego se aumenta la producción pero difícilmente habrá un reajuste en el precio; según Wikipedia, si la extracción continúa al mismo ritmo que en el año 2002, salvo que se encontrasen nuevos yacimientos, las reservas mundiales durarían aproximadamente 42 años. Se estima que quedan unas 143.000 billones de toneladas para extracción.

El consumo en aumento de China e India con 1.373 y 1.319 millones de habitantes respectivamente y la sumatoria de países del resto del mundo, haría que las reservas comiencen a agotarse con mayor rapidez. Lo que podría causar en años siguientes una crisis energética. Sin embargo, el hecho curioso es que los gobiernos no suelen estar preocupados por esto, al contrario Estados Unidos por ejemplo, en los últimos años ha promovido el consumo del petróleo, se han firmado leyes para permitir que los autos lleguen a transitar en las ciudades usando motores más grandes para un mayor gasto de combustible. Ningún gobierno de los países desarrollados ha investigado seriamente la utilización de nuevas formas de energía, que son probablemente más baratas y no contaminantes. La lógica dice que debiera ser a la inversa.


Muchos pozos que fueron cerrados en décadas pasadas hoy en día algunos investigadores aseguran que están llenos nuevamente de petróleo, listos para ser vaciados nuevamente. Esto sumado al hecho que se ha encontrado petróleo a una profundidad incompatible con el origen vegetal y animal de ese recurso. Lo cual conduce a la idea que el petróleo no es un recurso no renovable, ni tampoco es de origen fósil ya que en ocaciones se ha encontrado donde jamás ha habido vida animal en cantidades significantes. Los científicos hoy en día están considerando en replantar la teoría acerca del origen del petróleo.

Algunos gobiernos saben que el petróleo no se esta acabando, los líderes del sector lo descubrieron hace tiempo, por eso es que forman sociedades ocultas con objetivos como controlar el precio del crudo y tomar decisiones relevantes. Ellos no están dispuestos a que se deje de depender de este recurso. Saben perfectamente que el miedo y la especulación son medios viables para que se adquiera el petróleo cada vez más caro indefinidamente. Han decido vender el "oro negro" al mayor precio posible por el mayor tiempo posible. La prueba está en que las reservas se iban a acabar en los años 70, luego en los 80 y luego en los 90 ahora fue en el 2010 pero misteriosamente, se llega a encontrar y perforar nuevos pozos petroleros con supuestas nuevas técnicas de extracción.

La evidencia científica


El libro "The Deep Hot Biosphere" (La Profunda y Caliente Biosfera) es la culminación de más de cincuenta años de trabajo en la vida del autor el astrofísico Thomas Gold, de la Universidad de Cornell. Gold fue el director fundador del Centro de Radiofísica e Investigación Espacial de la Universidad de Cornell, presidente del Departamento de Astronomía de Cornell y es el autor de más de 260 trabajos en el área de la cosmología, zoología, física y astronomía.

La tesis de Gold en The Deep Hot Biosphere es simple: los hidrocarburos han existido desde los primeros tiempos del universo y son parte del proceso de formación de los planetas. Sus componentes, hidrógeno y carbón, se originaron en el "caldo primordial" del que se formó la Tierra. Dice Gold que el metano y el petróleo de la Tierra son abiogénicos los cuales no tienen un origen biológico.

Contradiciendo las tradicionales explicaciones, Gold afirma que los hidrocarburos no se disociaron durante los primeros tiempos a causa de las altas temperaturas de la formación planetaria, tal como sostienen los teóricos, sino que, como lo demuestra la actual ciencia geológica, las temperaturas no eran lo suficientemente altas, en especial cuando se tienen en cuenta las presiones relacionadas con la profundidad. Gold sostiene que las fuentes de hidrocarburos se encuentran a grandes profundidades debajo de la corteza terrestre a cientos de kilómetros. Las fuentes profundas de hidrocarburos están todavía funcionando, bombeando toneladas de petróleo y metano a través de las grietas y rocas porosas hasta los niveles sedimentarios más superficiales. Es aquí donde los equipos petroleros acceden a los afloramientos que han sido endicados verticalmente en forma de reservorios de petróleo. Gold afirma que el petróleo no es el resultado de la descomposición de plantas prehistóricas; estaba allí unos cuantos miles de millones de años antes de que la vida apareciera en el planeta.

Gold explica en el libro diversos datos sobre la investigación espacial, de los cuales él mismo descubrió o propuso, dichos datos confirman que los hidrocarburos están presentes en cuerpos celestes sin vida como lunas, asteroides, cometas y por supuesto, en los gigantes gaseosos como Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno. De hecho, la coloración azulada de Urano es resultado del metano, uno de los llamados combustibles fósiles. Gold comenta que está seguro de que no existen pestilentes pantanos en Titán o Plutón. Para apoyar su teoría de la abiogencidad de los hidrocarburos, Gold hace notar lo siguiente:

- Los patrones geográficos que emergen de los campos petrolíferos, ya sea en el Medio Oriente o en Indonesia, todos muestran correspondencia con estructuras geológicas de gran profundidad. Esto se contrasta notablemente con la distribución al azar que se encuentra en la vida de superficie y sus subsecuentes fósiles, que jamás han exhibido tales patrones de distribución geográfica.

- Los hidrocarburos de un campo petrolífero cualquiera no muestran cambios químicos a medida de que la profundidad de extracción aumenta. Sin embargo, los fósiles por encima de él tienen una firma geológica que cambia constantemente y que se relaciona con sus particulares períodos paleontológicos.

- Los hidrocarburos se encuentran en áreas geográficas donde la abundancia de vida prehistórica que se conoce que existía allí no podría jamás haber provisto la cantidad de hidrocarburos involucrados. La mayor parte de la vida de superficie se compone de 90 por ciento de agua y 10 por ciento de compuestos orgánicos. De modo que, aún si todo ese 10 por ciento orgánico se convirtió en "combustible fósil" no estaría ni siquiera cerca de la masa de hidrocarburos que ya se han extraído durante los últimos 150 años.

- A causa de que los hidrocarburos son tan consistentes, el uso de particulares trazas de metales se pueden usar para identificar su origen geográfico.

- Los actuales reservorios de petróleo se están rellenando nuevamente desde el fondo. Gold lo explica que el fenómeno de los reservorios de petróleo que parecen estarse llenando otra vez es algo ampliamente informado, de manera notable en el Medio Oriente y a lo largo de la Costa del Golfo de los Estados Unidos. Ve esto como una fuerte evidencia que apoya a la teoría del gas proveniente de las profundidades de la Tierra.

El caso del carbón


La vida, tal como la conocemos se basa en las propiedades químicas del carbono. Aunque hay discusiones sobre que el silicio es otro elemento que puede proveer una base para la vida, la vida basada en el carbono es todo lo que se ha podido comprobar hasta ahora. El origen, cantidad y el ciclo del carbono son fundamentales para la total comprensión de la vida sobe la Tierra. Como resultado de ello, algunas formas químicas del carbono son también cruciales para la preservación de la vida. Las áreas oceánicas y terrestres contienen rocas sedimentarias que tienen gran cantidad de materiales basados en el carbono llamados compuestos carboníferos. El 80% de estos compuestos contienen oxígeno; por ejemplo, el carbonato de calcio, más conocido como piedra caliza, es un material oxigenado. El otro 20% que no está oxigenado, se compone de hidrocarburos petróleo, carbón y metano. Existe también una pequeña fracción de fragmentos que se incluyen en el contenido carbonoso de las capas sedimentarias.

Los compuestos carboníferos también se encuentran en la atmósfera, en su mayor parte como dióxido de carbono y metano. Juntos, la atmósfera y las capas sedimentarias de la tierra y el océano forman lo que se conoce como la "charca océano-atmosférica". El contenido total de carbono en esta charca es enorme y la inmensa mayoría de este enriquecimiento cercano a la superficie del carbono está en los sedimentos y no en la atmósfera.

Venus y los calentadores globales


Los ecologistas argumentan que este enriquecimiento de carbono cercano a la superficie se originó de la atmósfera prehistórica y promueven la noción de que la primitiva atmósfera de la Tierra era muy similar a la del planeta Venus. Ellos dicen que el carbono de la Tierra se precipitó del dióxido de carbono atmosférico a la charca océano-atmosférica; también se produjo una absorción del dióxido de carbono por parte de las plantas.

Para forzar la venta de la agenda del calentamiento global, estos teóricos enfatizan que Venus tiene enormes cantidades del gas de invernadero, el dióxido de carbono y como resultado, la temperatura en su superficie es de unos 700 grados Farenheit. Sin embargo, estos ecologistas se cuidan de mencionar que Venus está 26 millones de millas más cerca del Sol o que su órbita es una circunferencia casi perfecta, comenta Gold. A diferencia de los modeladores de clima computarizados o de los políticos con diploma en teología, Gold es un astrofísico que ha pasado años descifrando los detalles de cómo se forman los cuerpos planetarios. De acuerdo con él, las condiciones cósmicas generales que formaron a la Tierra y Venus eran muy similares pero existen detalles importantes. La primitiva Tierra no se caracterizó por la captura de gases del espacio, como Venus, una indicación de ello es la muy baja cantidad de kriptón y xenón atmosféricos, comparado con el resto del sistema solar.

Gold hace notar que si las rocas carboníferas obtuvieron su carbono de una atmósfera primitiva, los niveles sedimentarios más profundos deberían poseer mayor densidad de componentes carboníferos. Si el carbono hubiese sido precipitado de una atmósfera primitiva que era rica en dióxido de carbono, entonces los especímenes más superficiales de rocas deberían mostrar una sucesiva declinación de compuestos carboníferos. Como lo demuestra Gold, los registros geológicos prueban lo contrario. No hay una sucesiva declinación de compuestos carboníferos; la densidad se mantiene constante a lo largo del tiempo geológico. La única explicación sensata dice Gold, es que los gases atmosféricos se han derivado principalmente del desprendimiento de compuestos volátiles de sólidos enterrados en las profundidades y no de una gran atmósfera inicial adquirida durante la formación de la tierra o por posteriores capturas de gases del espacio.

Más convincente es el asunto del carbono-13. En la última década se ha probado que las plantas no inhalan el dióxido de carbono que contiene el isótopo pesado C-13. El proceso de difusión usado por las plantas durante su respiración permite sólo al dióxido de carbono que contiene C-12. Ahora, el C-13 se da en la naturaleza a una tasa del 1%. Esto significa que si los hidrocarburos que fueron sedimentados durante millones de años son el resultado de la descomposición de vida vegetal, estos "combustibles sólidos" deberían mostrar una ausencia de C-13. Sin embargo, las muestras de hidrocarburos obtenidas de pozos profundos no muestran tal constitución isotópica.

Lo que se encuentra es la constitución nucleo-sintética estelar de 99% de C-12 y 1% de C-13. Gold advierte que un proceso de fraccionamiento geológico, especialmente del metano, debe tenerse en cuenta al discutir constituciones similares de las rocas carboníferas.

El asunto del helio


Impregnando todo descubrimiento de petróleo a lo largo de la historia del mundo, está la presencia de emanaciones de helio. De hecho, es tan abundante en los campos petrolíferos, que las compañías petroleras usan detectores de helio como una de sus herramientas de exploración y se envasan cantidades comerciales de helio en las áreas de perforación para su venta. Gold dice que la asociación del helio con los hidrocarburos es, con toda probabilidad, el hecho más impactante que la teoría biogénica no puede explicar y ha sido para el de un gran interés.

El helio es inerte; no reacciona con nada. No es uno de los miembros de la “docena primigenia”. Recientemente, los biofísicos determinaron que los nucleidos estables que eran el original mínimo requerido para el comienzo de la vida sobre la Tierra eran hidrógeno, carbono, nitrógeno, oxígeno, sodio, magnesio, fósforo, azufre, cloro, potasio, calcio y hierro, la vida vegetal no usa al helio para nada y no es derivado de la vida. Sin embargo, es un producto fundamental de la nucleosíntesis estelar. También es un reconocido subproducto del decaimiento radioactivo del uranio y del torio. Se sabe que ambos radionucleidos existen a gran profundidad, a unos 320 km. de profundidad. Curiosamente, el helio no se encuentra en cantidades significantes en áreas que no producen petróleo o metano. Cuando los constituyentes de los pozos de petróleo se analizan para determinar la tasa de helio, los patrones de información son consistentes en todo el planeta. Por si mismo, el helio no tiene las presiones fluidas necesarias para alcanzar la superficie de la manera observada.

Gold explica que la única manera de que tal cantidad y consistencia en las mezclas de helio son posibles, es gracias a la existencia de una profunda fuente de "gas portador" como el metano. La profundidad de estas fuentes está muy por debajo de la profundidad de penetración de la vida de superficie y sus fósiles.

La evidencia del diamante


Otro ítem que apoya la teoría abiogénica del petróleo es la evidencia que Gold obtuvo de los diamantes, que son una forma pura del carbón. Las temperaturas y presiones requeridas para formar diamantes comienzan a los 110 km de profundidad, donde las presiones son del orden de las 600.000 libras sobre pulgada cuadrada y están muy por debajo del alcance y supervivencia de los fósiles.

Los ecologistas y otros sostienen que los hidrocarburos no pueden ser creados en regiones de tan altas temperaturas; los diamantes se disociarían allí, dicen, y en consecuencia no podrían haberse creado allí. Esas afirmaciones, sin embargo no tienen en cuenta los efectos estabilizadores de las altas presiones en la excitación relacionada con la temperatura. En cualquier caso, Gold ha confirmado que entre los espacios intersticiales de los cristales de carbono que constituyen a los diamantes, se encuentran hidrocarburos. La teoría biogénica no tiene ninguna explicación para esta clase de hechos.

El experimento del Anillo Siljan


Otro ejemplo que usa Gold para ilustrar la teoría abiogénica es el del Anillo Siljan, una estructura producida por el impacto de un meteoro en la zona central de Suecia, cerca de la ciudad de Rattvik. Como está ubicado muy al norte, no se lo considera un sitio donde se podrían encontrar abundantes "combustibles fósiles". El interior de la estructura de impacto tiene muy pocas rocas sedimentarias, como resultado de la explosión causada por el impacto. El interior de la estructura también tiene una roca basal que es sumamente fina.

En 1986, Gold y sus colegas Suecos y americanos perforaron hasta 7,8 km de profundidad a partir del fondo del interior del impacto. La idea era penetrar la corteza más baja y en lo posible, la parte superior del manto. A estas profundidades y en esta locación, no había posibilidad de existencia de vida de superficie que se hubiese descompuesto a lo largo de los años, lo que la hacía una excelente elección para una investigación científica con intenciones de ensayar la teoría abiogénica de la formación de hidrocarburos.

La intención no era la producción de gas o petróleo a gran escala. A pesar de ello, para 1991 el experimento del Anillo Siljan estaba produciendo 80 barriles de crudo diarios. Estas no son cantidades comerciales pero no era esa la intención del proyecto, la intención era la investigación científica. Los rusos tomaron nota de los hallazgos científicos de Gold; las principales compañías petroleras americanas no lo hicieron aún. Para 1998, los rusos tenían ya más de 300 pozos, perforados en la roca basal guiados por los resultados del experimento del Anillo Siljan, todos los cuales están produciendo cantidades comerciales de gas natural y petróleo crudo.

Usando el conocimiento y la experiencia ganada por Gold, los rusos transfirieron su tecnología de perforación a sus aliados en Vietnam. Hasta ahora, en lo que se llama el Campo del Tigre Blanco, se han perforado 20 pozos a través de la roca basal. Los vietnamitas están produciendo más de 6.000 barriles diarios de crudo por pozo, en una región donde la teoría de los "combustibles fósiles" sostiene que no existe hidrocarburos.

Repercusiones


Este descubrimiento confirma uno de los argumentos principales en el monopolio del Oro Negro: El mito de la escasez y las políticas del petróleo, declara el co autor Jerome R. Corsi:

"Nosotros discutimos que el petróleo y el gas natural son productos abióticos, no combustibles fósiles creados biológicamente por los restos de dinosaurios muertos y plantas antiguas. El Metano ha sido creado sintéticamente en el laboratorio, apunta Corsi y ahora la NASA confirma que se halló metano abiótico abundante en el satélite Titán".

Este descubrimiento tiene grandes ramificaciones, el petróleo crudo y el gas en la Tierra ¿será posible que el petróleo crudo y el gas natural de la Tierra no son biológicos y se renuevan constantemente? Jerome Corsi hace un apunte muy importante sobre el descubrimiento de gas metano en Titán:

"Si los científicos han descartado que el metano sea creado por procesos biológicos en Titán, ¿por qué los geólogos del petróleo siguen discutiendo que el gas natural en la Tierra es de origen biológico?".

Este es un descubrimiento polémico y asombroso, uno que encierra según expertos, tremendas ramificaciones en la marcha global hacia el Nuevo Orden Mundial. Enunciemos algunas:

La Tierra según las conclusiones de Gold, no se está quedando sin petróleo. Este declara que en sus extensivas lecturas de diversos autores y ocultistas del Orden Mundial durante los últimos 20 años, ha notado que el liderazgo de sociedades secretas parecen estar alarmados por la increíble cantidad de petróleo y productos de petróleo los cuales está consumiendo la civilización moderna. Si los líderes mundiales creyeron realmente en la teoría original sobre el petróleo antes del descubrimiento de la NASA en el 2005, ellos también creen que el suministro de petróleo en la Tierra es limitado. Los líderes no querían ganar el control final sobre el mundo (después de planearlo desde 1773) sólo para descubrir que quedaban solamente 100 o 200 años de reservas.

Se cree que el principal motivo detrás de programas espaciales de la NASA era descubrir otro planeta semejante a la tierra, al cual se pueda en dado caso, escapar la llama élite y familiares antes de que el planeta se quede sin petróleo y otras comodidades necesarias para la vida actual. Por lo tanto, en el caso de los productos del petróleo, se cae la premisa de que la Tierra se está quedando sin el recurso. Para convencer a la humanidad de que nuestra civilización industrial tenía que ser desmantelada y así parar el terrible uso de derivados del petróleo, las sociedades secretas crearon un número de temores globales, argumenta Gold. En este sentido, es digno de notar que el calentamiento global fue uno de los temores que se crearon deliberadamente alrededor del mundo para atemorizar la humanidad y guiarla a permitir que sea desmantelada o que llegue a tener cambios radicales el sector industrial.

Este constante incremento en los costos de producción y venta de la gasolina y de otros productos derivados del petróleo pueden terminar. Se ha evidenciado durante los últimos años que ese incremento en los precios de venta de la gasolina y el petróleo están siendo manipulados hasta el más alto nivel y es el resultado de una escasez artificial de la capacidad de las refinerías, no por un problema de abastecimiento del crudo. Las refinerías alrededor del mundo han sido controladas continuamente, de tal forma que crean una escasez artificial y especulativa.

El Medio Oriente podría dejar de ser tal foco de atención; el lugar desde el cual la Tercera Guerra Mundial podría comenzar, en cualquier momento en que las cosas vayan mal. Se dice que a finales de los años 50, la CIA entregó un reporte secreto al Presidente Eisenhower, en donde establecían que el Medio Oriente se quedaría sin petróleo antes de que acabara el siglo. Basado en esa falsa información, Eisenhower formuló la política de tapar deliberadamente algunos pozos en América, de manera que se vieran forzados a comprar petróleo extranjero. Entonces, cuando el resto del mundo estuviera seco de petróleo, América estaría llena. Esta política ha sido seguida por varios presidentes desde entonces.

Por supuesto, las autoridades de Washington nunca admitirán que el petróleo no es biológico y que la Tierra está reabasteciendo suministros, porque esto probablemente produciría una oleada de especulación, concluye Thomas Gold.


Redacción: Báalam
Fuente: Productions.caffix.org
descargar peliculas - descargar programas
25 Puntos Score: 4.2/10
Visitas: 940 Favoritos: 3
Ver los usuarios que votaron...
8 Comentarios Petróleo: La cruda verdad
Muy interesante. ¡Gracias por compartir!
Se me hace que fueron los: ANTIGÜOS ASTRONAUTAS  
dificil que los gobiernos y la misma gente cambie estos habitos de consumo, pero bien al final son nuestros decendientes los que veran el problema en mayor proporcion que nosotros, y aunque va a ser tarde pues no nos queda mas que esperar que llegue ese momento de la crisis mundial de nergia mas la guerra por el agua que tambien se avecina a futuro.
para mí es novedad lo de petróleo abiótico. Muy interesantes posts  
Gracias, buena información. Donde se podrá descarga el libro:  "The Deep Hot Biosphere" (La Profunda y Caliente Biosfera), ojala en spanish.
Muy interesante, gracias por compartir  
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!
Facebook Identi