PsyZkf
"P.L.U.R."

Historia: Guerra de Oriente Medio


A un poco más de 100 años del acuerdo de Sykes-Picot, un acuerdo internacional que marcó el futuro de Oriente Medio o Próximo, allá por la Primera Guerra Mundial. Los conflictos continuan, una guerra que aparenta interminable por motivos de poder, dinero o territorio a cobrado la vida de miles de inocentes. Personas ajenas, que lo único que han buscado es la legitimidad de sus derechos y una completa libertad.

Para el periodista Joan Roura, que ha cubierto el conflicto entre palestinos e israelíes, la guerra de Irak, la del Líbano, la revuelta egipcia de 2011 y el actual conflicto sirio es uno de los pactos más vergonzosos en la historia de la diplomacia europea:

"Poco importa que soplemos las velas con un siglo de retraso. La onda expansiva de ese fuego que prendimos el 16 de mayo de 1916 ha empezado a alcanzarnos".

El reparto de territorio


Hacía solamente un año que la Gran Guerra había empezado pero las potencias occidentales ya se veían ganadoras. En noviembre de 1915, tres años antes de la victoria, británicos y franceses empezaron a negociar el reparto del premio: el inmenso territorio que iba a quedar liberado después del hundimiento del Imperio Otomano. Sir Mark Sykes y François Georges-Picot fueron los fontaneros del acuerdo, estos diplomáticos de alto rango del Imperio Británico y la Tercera República Francesa decidieron repartirse el territorio en secreto y se dice, que fue sin tener cuenta la opinión y la voluntad de las poblaciones locales.

Grosso modo, el mapa de Oriente Próximo es fruto de ese trazado colonial. Los británicos buscaban la continuidad territorial de su imperio, de Egipto a la India y los franceses tenían una larga historia de cruzadas en la actual Siria. La Rusia presoviética de los zares, aliado occidental, actuaba como invitado de piedra.

Con las tres provincias de Mosul, Bagdad y Basora, los británicos crearon el estado de Irak. Los franceses se quedaron Siria y segregaron de su territorio lo que llamaron el Gran Líbano, un país creado de forma que la mayoría de la población fuese cristiana. Así se aseguraban una base ideológica y cultural en la zona, como más tarde también sería Israel.

La parte delicada del plan era Jerusalén. Aunque en un principio se estableció un mandato internacional, pronto se transformó en un mandato británico. Pero eso no fue todo, además de este reparto Sykes y Picot hicieron dos promesas con los zares como invitados de piedra:

A los árabes, a cambio de que se sumaran en la guerra contra los otomanos, les ofrecieron un territorio liberado y el derecho de autodeterminación. A los judíos se les prometió un hogar nacional, una patria, en Palestina.

Los papeles de Sykes-Picot


Mientras los aliados ganaban la guerra, los bolcheviques ejecutaban a los zares, quienes quedaban excluidos del reparto. Al final, aún mejor, la cosa iba a quedar entre dos. Entonces los comunistas llegaron al Kremlin y encontraron muchos documentos en los cajones, entre ellos el pacto que estaba teniendo lugar a espaldas del mundo. Decidieron filtrarlo al diario Izvestia y más tarde The Guardian se sumó a la exclusiva.

Pero el escándalo no fue comparable a Wikileaks o Snowden ya que no se veían las cosas como algunos las vemos ahora, explica Roura.

Por así decirlo, los acuerdos de Sykes-Picot se gestaron con la mentalidad imperialista del siglo XIX y se firmaron en el siglo XX. El problema es que 100 años después, se continúa actuando de manera semejante.

Traición eterna


La traición a los árabes consistió en convencerles para que fueran a la guerra a cambio de una promesa de libertad e independencia que luego Francia y Gran Bretaña pasaron por alto.

“Los británicos buscaban la sublevación de los árabes y por eso enviaron al oficial Lawrence, el famoso Lawrence de Arabia. Pero una vez consiguieron el territorio otomano decidieron administrarlo ignorando su promesa. Así funcionaban las cosas”.

Ese engaño, según el periodista, no fue lo peor. El gran problema de estos acuerdos no es una traición que ya es historia, sino que los británicos fueron más astutos y en vez de mantener colonias crearon países con independencias ficticias. Instauraron gobiernos débiles representados por élites y minorías que sólo podrían mantenerse con su ayuda. He aquí la fórmula mágica del colonialismo moderno: dificultar la paz para conservar el poder de la metrópoli. Es decir, Gran Bretaña y Francia crearon gobiernos de unas minorías que sólo podían mantenerse con dictaduras, dependientes de la fuerza logística y militar occidental.

Irak era un país de mayoría Chií y pusieron al rey Faisal, suní como gobernante. Con Siria hicieron lo mismo pero al revés: un país de mayoría suní gobernado por los Chiís. Sadam Huseín y Al Assad son herederos de este sistema.

Lawrence de Arabia


Thomas Edward Lawrence era un espía británico, un militar que hablaba árabe, fue enviado a sondear las tribus de Arabia para ver si querían unirse a los británicos contra los otomanos. Pues el pensaba que los suyos cumplirían su palabra pero la prueba fue después de la batalla de Aqaba, se marchó a Siria a esperar su independencia y hubo una sublevación, hasta que los franceses la apagaron a tiros.

En ese punto Lawrence de Arabia se hundió en la desesperanza. Pasó al silencio y escribió sus memorias, en las que hizo una encendida defensa de los árabes y sus derechos. Él mismo se considera traicionado, volvió a Inglaterra derrotado y murió en un extraño accidente de moto, no se sabe si fue un suicidio, un asesinato o un accidente.

La herencia sangrienta


El islam y el cristianismo siempre tuvieron una relación conflictiva y prueba de ello son las cruzadas en la Edad Media. Sin embargo, los acuerdos de Sykes-Picot supusieron algo mucho más perverso a largo plazo, el diseño del Oriente Próximo contemporáneo se hizo en base a intereses exclusivamente occidentales y ahora el entendimiento real resulta imposible.

Se ha extraído mucho petróleo y muy barato, en ese sentido ha servido. Pero a partir de los años 90 se evidencia que no va a funcionar ya que fue imposible que palestinos e israelíes llegaran a un acuerdo en Oslo, los ataques a las Torres Gemelas, los atentados en Europa, esta crisis de migrantes y refugiados allí hay un problema muy grave y estos acuerdos fueron el precedente.

Oriente Próximo es la zona conflictiva más antigua que existe por dos motivos esenciales, es el punto estratégico del mapa en el que tres continentes se juntan, donde se encuentran el 60% de las reservas de energía fósil a nivel mundial. Hay una lucha de intereses tremenda y muy mal gestionada ya que en vez de ser una suma donde ganamos todos, es una resta donde la mayoría pierde. Aunque en realidad no todos perdemos por igual. Para Joan Roura las víctimas occidentales de atentados yihadistas y los soldados muertos en combate suponen una porción ridícula de sufrimiento:

“Sólo en Siria hay medio millón de muertos. En Irak, un millón desde 2003. La matanza ha sido terrible. La población indígena ignorada por Sykes-Picot siempre ha sido la perdedora real”.

El "divide y vencerás" instigado por las potencia extranjeras ha agravado la convivencia en Oriente Próximo. Cuando Roure empezo a viajar por allí en los años 80, de la fractura entre Chiíes y Suníes no hablaba nadie. Y entre judíos y musulmanes no había tanta hostilidad.

Alguien sigue teniendo interés en dividir estos países para continuar sintiéndose necesario para poner paz. Y el medio para la paz irracionalemente es la guerra, un negocio muy lucrativo para quienes poseen de los medios.

Euroculpa


Se le preguntó a Joan Roura si los habitantes de Oriente Próximo han abandonado toda esperanza de vivir en paz y libertad, lo cual respondio que si no tuvieran esperanza no hubieran estallado las revueltas árabes en 2011. Pero no han ido bien, han sido un desastre. Sólo Túnez es un éxito pero es la prueba de que las cosas pueden cambiar y cambiarán.

Con sus gafas pequeñas y redondas, este periodista mira la actualidad con un ritmo histórico, con perspectiva lenta hacia el cambio. Ante los euroculpables, que querrían paz y la justicia inmediata, Roura ofrece un punto de vista basado en los hechos:

"La aproximación con las revueltas árabes ha sido distinta. No se ha intentado imponer, al revés. Por primera vez desde que se fomentó un golpe de estado en Argelia en 1991 y de lo que pasó en con las elecciones ganadas por Hamás en Palestina, hubo inhibición. Obama no dio su apoyo a Mubarak en Egipto, más bien facilitó que cayera pero no impidió el golpe de estado de los militares a pesar de que no lo quería. De hecho, su firmeza a favor de los Hermanos Musulmanes, el grupo islamista, fue considerable".

A palabras de Roura es que ningún presidente de Estados Unidos será un revolucionario y que todas las potencias occidentales seguirán actuando con la lógica de sus intereses pero el estilo está cambiando hacia una menor injerencia. Aunque el costo sean miles de muertos.

ISIS y Sykes-Picot


Hace un par de años, el equipo de propaganda audiovisual de Estado Islámico difundió un vídeo en el que un combatiente declaraba el fin de la frontera de Sykes-Picot. Si algo demuestra este vídeo es que el pacto forma parte de la cultura popular árabe y que ISIS lo está utilizando.

Hasta hace muy poco la transmisión cultural en el mundo árabe era oral. Todo se iba repitiendo de padres a hijos, eso crea memoria histórica, algo que en el occidente no es común. ISIS lo utiliza como justificación, dicen que estas fronteras han traído miseria y humillación lo que para la gente, estos acuerdos significan que Occidente se ha apoderado de su destino desde las cruzadas hasta hoy.

Democracia al estilo árabe


Dice Joan Roura que el día que las energías renovables sustituyan al petróleo, de Oriente Próximo no se acordará nadie. Y que lo único que puede hacer ganar a los árabes, la única vía posible, es la democratización real de sus países y con democratización no quiere decir occidentalización.

Irán ha encontrado su vía algo imperfecta, el país funciona de forma independiente con unas ciertas garantías de libertades públicas. No a todos les agrada pero funciona mucho mejor que Arabia Saudí, donde las 20,000 personas que forman parte de la familia real tienen todos los privilegios imaginables mientras la mayoría de la población vive en la miseria.

Todo es muy complicado pero sencillo a la vez. La mayoría de la población árabe rechaza al estado Islámico y no quiere que desaparezcan las fronteras creadas (hubo varios intentos que no resultaron). Lo que la inmensísisma mayoría quiere es vivir mejor. Que se les garanticen los derechos humanos, que haya seguridades jurídicas, poder llevar a los hijos a la escuela y sobre todo ganarse mejor la vida. Es necesario un reparto más justo de la riqueza y eso sólo puede garantizarlo el juego político en una democracia, comenta Roure.

Y la pregunta final es ¿a Occidente le interesa convivir con un Oriente Próximo libre y democrático? Ahora no, aunque le interesará pronto. En ese hipotético escenario, que tardará en llegar porque "hay guerra para años", nos cobrarían más por el petróleo, no se someterían a los procesos de paz impuestos por potencias extranjeras y evidentemente, Israel saldría perjudicado, concluye J. Roure:

"Israel dejaría de recibir 4.500 millones de dólares anuales pagados por los americanos. A los americanos no les importa que sean judíos, como demostraron durante la Segunda Guerra Mundial. Lo que quieren es tener un amigo prooccidental en la zona porque hay intereses en juego. Pero eso está empezando a cambiar. La relación entre Estados Unidos y Arabia Saudí es más tensa que nunca desde el acuerdo nuclear con Irán".

Aunque como dice Roura, la historia va a ritmo histórico, Arabia Saudí no tiene ninguna sanción occidental a diferencia de Irán y los motivos son simples, 6 millones de barriles de petróleo al día aproximadamente y la compra de muchas armas.


Redacción: Alba Muñoz
Fuente: Periodicocentral.mx
peliculas - programas
22 Puntos Score: 3.7/10
Visitas: 407 Favoritos: 3
Ver los usuarios que votaron...
2 Comentarios Historia: Guerra de Oriente Medio
muy bueno de nuevo faltan algunmos detalitos pero en resumen muy bueno te debo los puntos para mañana
Gracias @truman076 se aprecia tu comentario. Y si, cabe reconocer que hubo algunas omisiones de detalles de importancia relativa, la intención fue el redactar un artículo lo más consciso posible, un saludo.
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!
Facebook Identi