PsyZkf
"P.L.U.R."

Mitos del pasado: Una perspectiva diferente


Horus es el dios del sol, entre los antiguos egipcios, de hace 3000 años. Es el sol antropormorfizado como una serie de alegorías mitológicas que tienen que ver con sus movimientos en el cielo. Gracias a los antiguos jeroglíficos egipcios, sabemos mucho sobre este mesías solar. Por ejemplo, Horus significando el sol o la luz, tuvo un enemigo conocido como Set; y Set fue la personificación de la oscuridad o la noche. Metafóricamente hablando, cada mañana, Horus ganaba la batalla contra Set; mientras que por la tarde, Set vencía a Horus, mandándolo al mundo subterráneo.

Es importante notar que “oscuridad contra luz”; bueno contra malo siempre ha sido una de las dualidades mitológicas más conocidas y difundidas hasta hoy en día de muchos modos. En resumen, la historia de Horus es como sigue:

Horus nació el 25 de diciembre de la virgen Isis. Su nacimiento fue acompañado por una estrella del este, que a su vez, tres reyes siguieron para encontrar y adorar al nuevo salvador.

A la edad de 12 años fue un niño prodigio que era maestro; y a los 30 años, fue bautizado por una figura conocida como Anup; y así empezó su ministerio.

Horus tuvo a 12 discípulos que viajaron con él, haciendo milagros como curar a los enfermos y caminar sobre el agua.

Horus fue conocido por muchos nombres como “la verdad”, “la luz”, el sagrado hijo de dios”, “el buen pastor”, “el cordero de dios” y muchos otros.

Después de haber sido traicionado por Typhon, Horus fue crucificado, enterrado por 3 días; después de los cuales, resucitó.

Estos atributos de Horus (sean o no, originales egipcios), parecen haber impregnado o permeado en muchas culturas, en el mundo; puesto que aparecen en muchas otras divinidades; generalmente, con la misma estructura mitológica.


Attis, de Frigia, nacido de la virgen Nana el 25 de diciembre, crucificado, puesto en una tumba y después de 3 días, resucitado.

Krishna, de la india, nacido de la virgen Devaki, con una estrella del este señalando su llegada, hizo milagros con sus discípulos y a su muerte fue resucitado.

Dionysus de Grecia, nacido de una virgen el 25 de diciembre, fue un maestro viajero que hacía milagros, como transformar el agua en vino. Fue llamado “rey de reyes”, “el único hijo de dios”, “el alfa y la omega” y por muchos otros nombres elogiosos; y tras su muerte, fue resucitado.

Mitra, de Persia, nacido de una virgen, el 25 de diciembre, tuvo 12 discípulos e hizo muchos milagros y a su muerte fue enterrado, por 3 días, para después resucitar. También fue llamado como “la verdad”, “la luz” y con muchos otros nombres elogiosos. Es interesante que el día sagrado, dedicado a mitra, fuese el domingo.

La evidencia es que ha habido numerosos salvadores en diferentes épocas, repartidos por todo el mundo, que tienen las mismas características.

Krishna de Indostán, Buda Sakia y Salivahana de India, Zulis o Zhule como también Osiris y Horus de Egipto, Odín de Escandinavia, Crite de Caldea, Zoroastro y Mitra de Persia, Baal y Taut “el unigénito de dios” de Fenicia, Indra del Tibet, Bali de Afganistán, Jao de Nepal, Wittoba un avatar de Krishna de india, Tammuz de Siria, Atys de Frigia, Xamolxis de Tracia, Zoar y Adad de Asiria, Deva Tat y Sammonocadam de Siam, Alcides de Tebas, Mikado y Deddru de Japón, Hesus o Eros y Bremrillah de los Druidas, Thor hijo de Odín de los Galos, Cadmus de Grecia, Hil y Feta de los Mandiatas, Gentaut y Quetzalcóatl de México, el monarca universal de las Sibilas, Ischy de la isla de Formosa, el divino maestro de Platón, el único divino de Xaca, Fohi y Tien de china, Adonis hijo de la virgen Io de Grecia, Ixion y Quirinus de Roma, Prometeo del Cáucaso, Etc.

Las preguntas que comunmente se generan son del tipo de:
¿Por qué estas características, como la de nacidos de una virgen, el 25 de diciembre?
¿Por qué muertos durante 3 días e inevitablemente resucitados?
¿Por qué 12 discípulos?

Para descubrirlo y contestarlo, examinamos el más reciente, divulgado y conocido de los mesías solares:


Jesús de Nazaret


Jesús, el cristo, nacido de la virgen María el 25 de diciembre, en Belén; su nacimiento fue anunciado, por una estrella en el este; que tres reyes siguieron para encontrar y adorar al nuevo salvador. Fue un niño-maestro a la edad de 12 años; a los 30 años fue bautizado por Juan el bautista y así, él empezó su ministerio. Jesús tuvo a 12 discípulos, con los que viajó haciendo milagros como curar a los enfermos, caminar sobre el agua, resucitar a los muertos, etc. Y también fue conocido como “rey de reyes”, el “hijo de dios”, la “luz del mundo”, el “alfa y la omega”, el “cordero de dios” y muchos otros nombres de este tipo. Después de haber sido traicionado por su discípulo Judas de Iscariot (único judío del grupo) y vendido al sanedrín judío por 30 piezas de plata, fue acusado de blasfemia, juzgado y condenado a muerte en “Aufbinden” (la “crucifixión” judía), el jueves 13 del mes judío de Nisan, justo la víspera a la pascua judía. Tras ello, puesto en una tumba y después de 3 días, el domingo 16 de Nisan, resucitó y ascendió al cielo.

Centrémonos, sobre todo, aquí en la secuencia del nacimiento, para evidenciar que es completamente astrológica y astronómica.


La citada estrella del este es Sirio, la más brillante del hemisferio norte celeste, de la constelación del Can Menor (en realidad se trata de dos estrellas dobles); la estrella más luminosa del cielo nocturno, que el 24 de diciembre observada desde la tierra, se alinea por “delante” (aparentemente está más próxima a la tierra), con las tres estrellas del Tahalí o cinturón de la constelación de Orión. Éstas últimas, son los “tres reyes” y la “estrella del este”, Sirio. Todas apuntan al lugar en que el sol sale el 25 de diciembre. Esto es el porqué de que los “tres reyes”, siguen a la “estrella del este”, en esa fecha; con el objetivo de encontrar el lugar del sol naciente; el “nacimiento del sol”.

La virgen María es la constelación de Virgo, también conocida como “la virgen”. “virgo” en latín, significa “virgen”. El antiguo símbolo de Virgo, es la “m” modificada, que se emplea en astrología.

Ésta es la razón por la qué María, junto a las otras madres vírgenes, como Myrra, la madre de Adonis, o Maya, la madre de Buda, tienen nombres que comienzan con la letra “m”.

Virgo, a veces, también es llamada “la casa del pan” y la representación de virgo es una virgen que porta un haz de trigo. Esta “casa del pan” y el símbolo del trigo representa los meses de agosto y septiembre, tiempo de las cosechas (en la época en que se establecieron los signos zodiacales, en conformidad con aquella posición, por precesión, del equinoccio de primavera).

“Belém” (Beth-lehem) se traduce, literalmente, como “casa del pan”. Belén es, por lo tanto, es una referencia a la constelación de virgo; un lugar en el cielo, no una localidad sobre la tierra.

¿Qué ocurre el 25 de Diciembre?


Es la fecha del solsticio invernal. En el hemisferio norte terrestre.

Del solsticio veraniego a este invernal, los días se vuelven, cada vez, más cortos y fríos. El sol parece moverse hacia el sur terrestre, volviéndose, aparente y paulatinamente, más pequeño, al irse alejando la tierra, en su órbita, del sol. Al acortarse los días (periodos de luz solar) desde el tiempo, en que finaliza la recogida de las cosechas, camino al solsticio invernal, nuestros lejanos antepasados lo tomaron como un símbolo del proceso que lleva a la “muerte” del sol.

El día 22 de diciembre, el sol queda tan bajo en el cielo, que puede observarse completamente, la “muerte del sol”. Nombre con el que denominaron este fenómeno. Y puesto que el sol, durante 6 meses, se mueve en su salida diaria, continuamente hacia el sur, el día 22 de diciembre es el día en que el sol se encuentra en el punto más bajo del cielo.

Ahora ocurre una cosa extraña: el sol detiene su avance hacia el sur, al menos por lo que se puede percibir, durante 3 días. Se queda en las vecindades de la bella constelación austral, conocida como la “gran cruz del sur”. Por lo tanto, se llega a dicir: “el sol ha muerto sobre la cruz”; o crucificado.

Después de este tiempo (días 22, 23 y 24 de diciembre), el día 25 de diciembre, el sol saldrá, cada día, un grado más al norte. Esto significa que ilumina durante más tiempo a la tierra; o sea, los días van siendo más largos y más calientes, encaminándose la tierra hacia el clima propio de la llegada de la primavera. De modo que el sol ha quedado “muerto por tres días y ha resucitado” (o “vuelto a nacer”). Es el período de transición después de que el sol cambia de dirección, hacia el hemisferio norte de nuestro planeta, llevando la primavera; y por tanto, la “salvación”.

Esta es la razón por la que Jesús y otros numerosos “dioses del sol”, comparten la crucifixión, el estar muertos durante tres días y el concepto milagroso de la resurrección.

En todo caso, las personas, no celebraron realmente, la total “resurrección del sol”, antes del equinoccio de primavera. A esto se le llama, religiosamente, la pascua; inicialmente celebrada en la primera luna llena tras el equinoccio de primavera. Esto es debido al hecho de que, en el equinoccio de primavera, oficialmente, el sol derrota a las fuerzas de las tinieblas y el día se vuelve, por tanto, cada vez de más larga duración que la noche y las condiciones revitalizantes de la primavera surgen y se evidencian.

Ahora, probablemente, lo más obvio de todo sea el simbolismo astrológico alrededor de Jesús, entre otros personajes, que concierne a los 12 discípulos: son sencillamente las 12 constelaciones del zodiaco, cuya primera mitad se puede observar en las noche equinoccial de primavera y la segunda mitad, en la de otoño.

Jesús, entre otros personajes similares, siendo el sol, viaja acompañado de ellas. De hecho, en gráficos cristianos del siglo II, Jesús es representado, con una aureola solar, en el centro de la rueda zodiacal.



Por otra parte, el número 12 es repetido muchas veces, en los llamados libros sagrados.

Por ejemplo, en la biblia judía: 12 tribus de Israel (con la trampa de que, al destacar la de Leví y para evitar sean 13, han de no citar a la de José y sustituirla por las artificiales tribus de Efraín y Manases, hijos de José); 12 hijos de Jacob o Israel (José y sus 11 hermanos); 12 jueces de Israel; 12 grandes patriarcas; 12 profetas; 12 reyes de Israel; 12 piedras en la vestidura del sumo sacerdote; 12 los años de mayoría de edad de un varón judío, etc.

Mayor evidencia histórica astrológica

Vemos que la biblia originaria, tiene mucho más que ver con la astrología que con cualquier otra cosa, incluida la supuesta inspiración divina a sus escritores, copistas, establecedores del canon, traductores, etc.

Como un colofón secundario y añadido, unos bosquejos de como ciertos hombres, desoyendo la sabia voz original de la astrología, la modificaron y crearon así, unas ideologías que han sido ambiguas para todas las personas creyentes.

La maldad comienza con un Moisés Nilo (hijo del nilo). La historia de Moisés está plagiada. Sobre el nacimiento de Moisés, dicho es que, fue puesto en una canasta de juncos y dejado a la deriva en el Nilo para evitar sufriese un infanticidio. Después, fue rescatado por una hija de reyes y criado por ella como un príncipe. Esta historia del recién nacido y la canasta está sacada directamente del mito de Sargon de Akkad, alrededor del año 2.250, antes de nuestra era. Sargon, también fue recogido, del río, donde navegaba recién nacido, por Akki, una reina.

Moisés es conocido como el “donante de la ley”, los “10 mandamientos”; la “ley de moisés”; en la que se basa el judaísmo, el cristianismo y más o menos, el islam. Sin embargo la idea de una ley que es traspasada por dios a un profeta, sobre una montaña, es también un mito muy viejo. Moisés es sólo un donante de la ley en una línea larga de donantes de ley, en la historia mitológica.

En india, Manou fue el gran donante de una ley, supuestamente divina. En Creta, Minos subió al monte dicta, donde Zeus le dio las leyes sagradas. Mises fue un egipcio que recibió las leyes de dios, mucho antes que Moisés. Después, también en Egipto, Moisés bajó del monte Sinaí con las supuestas leyes de dios, escritas sobre dos tablas de piedra.

Incluso, los llamados “10 mandamientos”, son tomados del hechizo 175 del egipcio “libro de los muertos” que acompañaba a todo cadáver. Simplemente el alma del difunto, era juzgada por los dioses y explicaba que en su vida “no había robado”; “no había matado”; “no había dicho mentiras”, etc.

A decir verdad, la religión egipcia, probablente es la base principal y fundamental de los principios de la teología judaica que fue incorporada a la cristiana y a la musulmana.

El diluvio universal, el pueblo elegido, el arca de la alianza, la circuncisión, los oportunos divinos salvadores, las leyes alimentarias, la pascua y otras son de la primera; la navidad, el bautismo, la vida después de la muerte, el juicio y la sentencia definitiva, el alumbramiento virginal, la crucifixión, la resurrección y otras son de la segunda y la entrega total a dios, hasta la anulación personal, de la tercera.




De modo que múltiples ideas egipcias, muy anteriores, precedieron y generaron las “religiones del libro”; estas proceden de aquellas, como derivados tardíos e interpretados por diversos humanos probablemente a su interés.

Escéptico ¿cuál es tu opinión?

Redacción: Revisionista
Fuente: Memoriasdelpasadorevisionismo.blogspot.mx
descargar peliculas - descargar programas
5 Puntos Score: 5/10
Visitas: 667 Favoritos: 2
Ver los usuarios que votaron...
4 Comentarios Mitos del pasado: Una perspectiva diferente
Interesante amigo gracias por las notas  
Jesús, el cristo, nacido de la virgen María el 25 de diciembre, en Belén

De donde sacaste esos datos?   Se me hace un trabajo de investigación impresionante.
Dejo esto por aquí a modo de ejemplo, si quieres más invocame @...

Un saludo
A investigar se ha dicho  
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!
Facebook Identi