San_Martin
"Seamos libres lo demas no importa"

BBC - Hazañas inéditas II Guerra Mundial|10DVDRip|







En plena Segunda Guerra Mundial, en 1942, aviones de la Royal Air Force descubrieron en los alrededores de una casa en las inmediaciones del pueblo de Bruneval un radar Würzburg. Este instrumento fue utilizado para descubrir a los bombarderos de la RAF cuando intentaban cruzar el Canal de la Mancha. Estos radares, muy sensibles y de corto alcance, se colocaron en la costa. La RAF estaba muy interesada, lógicamente, en conocer cómo funcionaban y así poder acabar con ellos. Un reconocimiento fotográfico mostraba una playa debajo de cercanos acantilados. Ante la idea de una incursión, las fuerzas de la resistencia francesa fueron enviadas a la zona para localizar el radar. Una guarnición alemana de doscientos hombres, entre operadores y tropas de defensa, estaban instalados en una granja llamada Le Presbytere, situada a unos 150 kilómetros hacia el norte. Según sus informes, la playa no estaba minada.


CONTENIDO

      * - DVD 1: Operación Biting.
   * - DVD 2: Los secretos de la Batalla de las Ardenas.
  * - DVD 3: Los heroes de Telemark.
  * - DVD 4: Los Flying Tigers.
  * - DVD 5: El final del Scharnhorst.
  * - DVD 6: La R.A.F. contra las V-2.
   * - DVD 7: El saqueo de los Nazis.
  * - DVD 8: Las fuerzas especiales.
   * - DVD 9: Invasión en Birmania.
   * - DVD 10: Operación Tidal Wave.



10 DVDRip (10 Episodios)
Idioma: Castellano  AC3 2.0
Formato: MP4
Duración: 52 minutos aprox. por DVD.
Subtitulos: No
Carátulas: No

01: Operación Biting



En plena Segunda Guerra Mundial, en 1942, aviones de la Royal Air Force descubrieron en los alrededores de una casa en las inmediaciones del pueblo de Bruneval un radar Würzburg. Este instrumento fue utilizado para descubrir a los bombarderos de la RAF cuando intentaban cruzar el Canal de la Mancha. Estos radares, muy sensibles y de corto alcance, se colocaron en la costa. La RAF estaba muy interesada, lógicamente, en conocer cómo funcionaban y así poder acabar con ellos. Un reconocimiento fotográfico mostraba una playa debajo de cercanos acantilados. Ante la idea de una incursión, las fuerzas de la resistencia francesa fueron enviadas a la zona para localizar el radar. Una guarnición alemana de doscientos hombres, entre operadores y tropas de defensa, estaban instalados en una granja llamada Le Presbytere, situada a unos 150 kilómetros hacia el norte. Según sus informes, la playa no estaba minada.






02: Los secretos de la Batalla de las Ardenas



El 16 de diciembre de 1944, Hitler puso en marcha su plan: invadir las Ardenas. La ofensiva obtuvo un gran éxito inicial. Sin embargo, los aliados reaccionaron y trataron de contener el avance alemán. A los alemanes se les sumó posteriormente la dificultad de que, a los pocos días, la niebla se levantó coincidiendo con que a las divisiones acorazadas de Von Manteuffel se les estaba agotando el combustible, lo que les convirtió en blanco fácil para los cazabombarderos aliados cuando estaban a menos de cien kilómetros de Amberes.
Este nuevo documental constata que este triunfo aliado marcó el caos total dentro del ejército germano. Fue una herida de muerte que aceleró el final de la guerra en el frente occidental. Mientras los aliados poseían enormes reservas de hombres, material y pertrechos, los alemanes habían dejado exhaustas sus últimas reservas móviles. Nunca más volvieron a recuperar la iniciativa estratégica.






03: Los heroes de Telemark



Los héroes de Telemark narra los pormenores de la conocida como guerra del agua pesada, que comenzó a gestarse con la carta que Einstein remitió a al gobierno de EEUU, explicando que la Alemania nazi podría planear la fabricación de una bomba atómica, y que llevó a los aliados a destruir la primera instalación de producción de óxido de deuterio, utilizado como moderador en la producción de uranio, esencial, junto al plutonio, para confeccionar la bomba atómica.
La operación se desarrolló en cuatro etapas sucesivas que arrancó en 1942, con una incursión de paracaidistas británicos que fracasó en su misión. En 1943, doce agentes británicos se lanzaron otra vez en paracaídas, logrando perturbar la producción durante dos meses, tras dinamitar la instalación. El mismo año, 160 B-17 de la octava fuerza aérea de Estados Unidos despegaron en dirección a Noruega y lanzaron en cuestión de minutos más de 711 bombas de 450 kilos. Ninguna alcanzó las celdas de producción de agua pesada, pero aunque el daño de la fábrica fue insignificante, los alemanes decidieron parar la producción en Noruega y trasladar todas las reservas de agua pesada a Alemania. Y en 1944, un partisano noruego hunde el transbordador que trasladaba el stock de agua pesada en el lago Tinn. Este sabotaje cuesta la vida a catorce civiles noruegos, pero frustra las posibilidades del Reich de obtener la preciada bomba.






04: Los Flying Tigers



Los Tigres Voladores fue el apodo del Grupo de Voluntarios Americanos reclutados bajo órdenes secretas del presidente estadounidense Franklin Delano Roosevelt. Estos pilotos provenían de las Fuerzas Aéreas del Ejército, la Armada y el Cuerpo de Marines de los Estados Unidos. El entonces capitán Claire Chennault, consejero del Generalísimo Chiang Kai-Shek, comandó el grupo de tres escuadros de cazas, que entrenaron en China, con el objetivo de defender la carretera de Birmania, que constituía la principal vía de suministros a las fuerzas chinas del Kuomintang, que estaban en guerra con el imperio de Japón.
El grupo de voluntarios americanos derrotó en diversos encuentros a las fuerzas enemigas en la zona de operación, ganándose el apodo de los Tigres Voladores por parte de la prensa china. Se estima que los Tigres Voladores destruyeron trescientos aviones japoneses, sufriendo doce bajas.
A mediados de 1942, el grupo fue reabsorbido por la USAAF com el 23º Grupo de Cazas. No obstante, las fauces de tiburón que pintaron en las narices de sus aviones, continuaron siendo un icono de sus victorias.






05: El final del Scharnhorst



Hitler lo creía invulnerable, el buque de guerra perfecto el más armado y veloz. Pero el Scharnhorst alemán, con 1968 hombres a bordo y nueve cañones de 28 centímetros, no lo era. Al menos no tanto como El Duque de York, al frente de la flota aliada que torpedeó el sueño marítimo del Tercer Reich.
Las 39 toneladas blindadas del Scharnhorst zarparon por última vez el día de Navidad de 1943, con el objetivo –Operación Ostfront– de detener a un convoy de 19 mercantes ingleses cargados de munición, combustible y vehículos de guerra. El Jefe de la Marina de Guerra Alemana, el Almirante Karl Dönitz le había prometido el botín a Hitler. Y terminó brindándole al Fürher su propia muerte, la de 1.932 de su hombres, y una derrota en alta mar de la que Alemania no lograría recuperarse jamás.
El final del Scharnhorst resume en una hora las 96 que tardó el buque alemán en hundirse en aguas de la Isla de los Osos, fruto de una trampa aliada que no hubiera sido posible son la ayuda de la resistencia noruega. Ni los inusuales 32 nudos que era capaz de alcanzar el barco evitaron su caza, imposible sin la tecnología radar que permitió a El Duque de York, el Jamaica o cruceros como el Belfast o el Norfolk acribillarlo a torpedos a pesar de la distancia que los separaba. Y de la oscuridad que envolvió la considerada última gran batalla marina de la historia.






06: La R.A.F. contra las V-2



Los Aliados se las tenían todas consigo. Cuando lograron recuperar el control del Canal pensaron que el peligro había terminado. Pero Adolf Hitler tenía un as guardado bajo la manga, una macabra y poderosa arma imposible de derribar.
El título de la cinta, La R.A.F. contra las V2, hace referencia a esta arma secreta y polémica del líder alemán. Se trataba de un cohete de casi quince metros de altura y 12,5 toneladas de peso. En la punta llevaba una carga explosiva de mil kilos, y un impulso de 360000 HP que le imprimían una velocidad cinco veces superior a la del sonido. Tal poder hacía elevar el cohete varios cientos de kilómetros de altura y un alcance de 350 kilómetros.
Paradójicamente, el desarrollo de la V2 fue lento y parecía tener un final desastroso. Los reactores no podían elevar aquel cohete causando más destrozos en las plataformas que algún resultado favorable. Pero el equipo de científicos ocultó este detalle a Adolf Hitler para que siguiera financiando el proyecto.
Finalmente, cuando estuvo lista, se ubicó en diversas plataformas móviles situadas en Holanda. Pero los servicios de inteligencia de los Aliados hallaron el lugar de disparo donde mandaron colosales bombarderos para destruirlos.






07: El saqueo de los Nazis



En toda la Europa ocupada, los nazis saquearon museos, galerías y colecciones privadas. Al final de la guerra, se hizo un tremendo esfuerzo para localizar las obras de arte desaparecidas y devolverlas a sus dueños, pero muchos objetos aún hoy no han sido encontrados. De hecho, en el juicio de Nüremberg, uno de los cargos principales contra los criminales de guerra fue la destrucción y el saqueo de obras de arte. Más de cien mil obras, entre esculturas, dibujos y cuadros; más de medio millón de muebles y más de un millón de libros y manuscritos robados convirtieron Francia en el país más saqueado. Para los nazis, se trataba de ser compensados por sus pérdidas en las guerras de los últimos 300 años, así como apropiarse de los bienes de los judíos, dentro de su programa de persecución y exterminio. El destino de esas obras de arte fue muy variado. Desde el proyectado museo de arte europeo que Adolf Hitler quiso crear en la ciudad austríaca de su infancia, Linz, hasta los numerosos edificios oficiales del régimen y muchas manos privadas.






08: Las fuerzas especiales



Relata la emocionante historia de la aparición de fuerzas especiales, tales como el SAS, creada en 1941 para realizar incursiones detrás de las líneas del ejército alemán. Con intención de confundir a los servicios secretos germanos, el general de brigada Dudley Clarke persuadió a Stirling para que el grupo llevara otro nombre, Destacamento L, Brigada del Special Air Service. Estas misiones debían desarrollarse en grupos muy pequeños, de cuatro o cinco hombres. Stirling tenía el convencimiento de que con cien hombres altamente preparados en grupos de cuatro o cinco hombres más un pequeño apoyo necesario eran capaces de atacar veinte objetivos simultáneamente, creando un pequeño infierno en líneas de abastecimiento, cuarteles y aeródromos enemigos.
El precedente de estos comandos se encuentra en las pequeñas unidades especiales de los bóers sudafricanos, que fueron utilizados en emboscadas y asaltos contra tribus africanas y posteriormente contra tropas británicas en la Guerras de los Bóer. El nombre comandomando se debe a que eran comandadas por soldados elegidos por votación. También se basaron sus tácticas y modo de operación en las incursiones realizadas en territorio árabe por el teniente Thomas E. Lawrence durante la primera guerra mundial. Durante la Segunda Guerra Mundial tanto británicos como estadounidenses entrenaron pequeños grupos de soldados.






09: Invasión en Birmania



los aproximados 50 minutos de duración de Invasión en Birmania recuperan con documentos audiovisuales de la época los conflictos y operaciones que se desarrollaron en un perímetro de jungla inhóspita. Y demasiado estratégico para que pasara indiferente, colonia británica hasta que los japoneses decidieron tomarla en 1942.
Sólo los más duros y mejor entrenados podían esperar sobrevivir contra un enemigo, los japoneses, que dominaba por completo el arte de combatir en la jungla. Entre los capaces, el general norteamericano Frank D. Merrill y su Brigada de Infantería Mixta 5307, los primeros protagonistas del documental de mañana; narrado en su versión original inglesa por la carismática voz de Robert Powell (opción de audio disponible). Los llamados ´Merodeadores de Merril´, una fuerza de tres mil hombres reclutada en secreto, fueron capitales para que el bando aliado pudiese contener a las tropas japonesas desde 1942 a 1944, cuando fueron expulsadas definitivamente de la misma Birmania que ocuparon con ayuda tailandesa.
Los hombres de Merrill, reclutados internacionalmente, superaron con éxito en 1942 su primera gran misión birmana –destruir una base avanzada japonesa–, un pequeño triunfo que les reconfirmó aptos para seguir bregando allí. Su segunda empresa, que se prolongaría dos años, fue mucho más definitiva: Adentrarse jungla adentro para cortar una vía férrea japonesa y defender una posición de vital importancia para expulsar a los nipones del país.
Con todo, como se reflexiona en Invasión en Birmania, la región se mantuvo relativamente pacificada hasta inicios de 1944, cuando los japoneses, apoyados por el Ejército Nacional Indio, intentaron sin éxito capturar dos provincias de la India Colonial. Poco después, una ofensiva en la que sumaron fuerzas chinos, británicos y apoyo aéreo norteamericano (los infalibles Tigres Voladores) consiguió capturar el norte birmano. Fue un gran golpe, previo a un ataque final que ese mismo año expulsó a los japoneses para siempre de la región.






10: Operación Tidal Wave



Destruir el petróleo que Hitler mimaba en las refinerías rumanas de Ploesti. Este era el objetivo de los Aliados, convencidos de que sin ese líquido natural y oleaginoso, la guerra no era posible. El embargo petrolero de Estados Unidos a Japón y sus consecuencias en Pearl Harbour probaban su vital importancia. Por eso, dedicaron largo tiempo a preparar un ataque que incluyó la construcción de una réplica tridimensional, a escala 1:5000, del complejo energético, y otra bidimensional a tamaño real ubicada en el desierto, donde se efectuaron pruebas meticulosas sobre la operación.
Operación ´Tidal Wave´ es el nombre de una de las mayores incursiones épicas de cuantas se desarrollaron en la Segunda Guerra Mundial, preparada en estricto secreto.
El documental narra a partir de imágenes bélicas de la época y haciendo uso de una cuidada contextualización, los pormenores de la operación, consistente en un bombardeo a baja altura que finalmente recibió el visto bueno del general Arnold y del propio Roosevelt.
El fin era claro: asestar una puñalada en el corazón nazi, que no disponía de fuentes propias de petróleo. No era un quebradero de cabeza para el flanco germano cuando las victorias se conseguían con ataques rápidos y se enarbolaba la esvástica en la torre Eiffel; cuando Hungría, Rumanía y la Unión Soviética garantizaban el suministro. Pero cambiaron las tornas, la URSS cerró el grifo y una fuerte nevada paralizó el avance alemán en el que sería uno de los capítulos decisivos de la contienda.
Alemania se preparó para los ataques con cañones antiaéreos, radares y generadores de humo. Después de muchos intentos con cuantiosas bajas y daños, se realizó una última incursión en las refinerías de Ploesti. Se lanzaron más de trece mil toneladas de bombas, se perdieron unos 350 aviones y unos 3.000 hombres resultaron muertos o fueron capturados. Once días después, el Ejército Rojo entraba en las instalaciones.






San.Martín.Identi.li
descargar peliculas - descargar programas
45 Puntos Score: 9/10
Visitas: 866 Favoritos: 3
Ver los usuarios que votaron...
3 Comentarios BBC - Hazañas inéditas II Guerra Mundial|10DVDRip|
Buen Post. Gracias!
Excelente Recopilacion muy Agradecido
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!
Facebook Identi