Hombres y mujeres, ?tan diferentes y tan complementari

  • Categoría: Femenino
  • Publicado hace más de 7 años
Sorprendever matrimonios con cuarenta a?os de vida en com?n que, todav?a, no hanaprendido este principio b?sico. Intentan, en vano, identificarse enlugar de complementarse. Son sencillamente diversos, distintos. Est?nllamados a sumar sus capacidades, apuntalar sus limitaciones yarmonizar sus esfuerzos.
La tragedia griega

Una historia antigua resulta particularmente expresiva. Era elargumento de una tragedia griega. Dos amantes viv?an separados por lasaguas del B?sforo. Cada noche, despu?s de una dura jornada de trabajo,nuestro hombre se sumerg?a en aquellas aguas para alcanzar la otraorilla en busca de su amada.

Cuando, jadeante, pon?a los pies en la playa, la salutaci?n deaquella encantadora mujer era siempre la misma: Cari?o m?o, ?mequieres?

La pregunta se confund?a con el rumor de las olas y se clavaba ensu pecho removiendo los m?s desolados sentimientos. Aqu? estaba la ra?zde la tragedia. El esfuerzo de un d?a de trabajo, las fr?as aguas delestrecho, la larga traves?a a nado, significaban muy poco a los ojos dela amada. Lo verdaderamente importante eran esas tres palabras: S?, tequiero.


As? es la mujer: necesita que todos los d?as le extienda su marido un certificado en el que acredite su cari?o.
As? es el hombre: sus sentimientos tienen menor vibraci?n y a?n menos expresividad.

Desde el principio es muy importante romper un viejo prejuiciotantas veces controvertido. Es falsa esa pretendida superioridad de unsexo respecto al otro.
El hombre y la mujer son iguales en dignidad, son como la cara y la cruz de una ?nica moneda que es la raza humana.
Una segunda observaci?n: en la naturaleza ni los metales m?spreciosos se dan en estado puro. No existe por tanto el arquetipo dehombre y de mujer. Gracias a la riqueza de matices que cada persona ensingular encierra, pueden conjugarse los valores de unos y otros. Hayhombres con una intuici?n verdaderamente penetrante mientras algunasmujeres llevan en su cerebro un computador personal. Lo que veremos acontinuaci?n son tendencias, grandes rasgos que nos ayudan a unaactitud fundamental en el amor y en el matrimonio: la comprensi?n.

Diferentes en el ser

Con s?lo asomarnos al texto m?s elemental de psicolog?a diferencialencontramos unos caracteres distintos en el hombre y la mujer. As? es yas? debe continuar. Para que pueda existir armon?a y equilibrio entrelos sexos es imprescindible que permanezcan n?tidas sus cualidades.
Con su fina premonici?n advert?a Mara??n hace muchos a?os a lospadres y educadores: Es preciso hacer hombres, muy hombres a loshombres, y mujeres, muy mujeres a las mujeres.
Cada ser humano es un misterio. Algo as? nos dice Ana Sastre alhablar de la mujer: lo esencial de la mujer se siente m?s que se ve.

Es una observaci?n f?cil: s?lo hay que contemplar la escena de unhombre disertando sobre las injusticias contenidas en la reforma de laley tributaria mientras es interrumpido por la mujer que pregunta:?cu?nto subir? la contribuci?n? El hombre ser? capaz de entregarse auna idea m?s brillante, pero la que es capaz de sacrificarse por losseres que le rodean ser? la mujer.

Todo ello nos llevar? a aceptar al otro como es y no como nosgustar?a que hubiera sido. El sentido de la ponderaci?n nos llevar? aver al otro no como un ser plano y monocorde, sino contemplarlo con susluces y sus sombras, sus montes y sus lagunas.

Habr? que buscar cu?les son las luces que pueden iluminar la penumbra. S?lo cabe respetar y pedir perd?n como el poeta:
Perd?name por andar tan torpemente
dentro de ti,
perd?name el dolor alguna vez.
Es que quiero sacar de ti tu mejor t?,
aquel que t? no viste y yo veo
nadador en tu fondo precios?simo.

Aun siendo as? el amor verdadero respeta siempre al otro en suesencia, le quiere, le acepta tal cual es, le reconoce el derecho a ser?l mismo, desea que no abandone su personalidad.

Para ello hay que entender en todo el significado y consecuenciasde la aceptaci?n. Pero basta, por ahora, quedarnos convencidos de queno existe el hombre ideal o la mujer ideal.
[/I]
Fuente

OBVIAMENTE hay mucha tela quecortar y siempre,indefectiblemente,vamos a terminar con la mismapregunta.....es la mujer que quiero,para mi ? o ,es el hombre queesperaba ?....con el tiempo,llega la respuesta[/COLOR]
Hombres y mujeres, ?tan diferentes y tan complementari
0 Puntos Score: 0/10
Visitas: 762 Favoritos: 0
0 Comentarios Hombres y mujeres, ?tan diferentes y tan complementari
Este post no tiene comentarios. Sea el primero!
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!