alhubu
"Ten más de lo que muestras, habla menos de lo que sabes..."

Romance de la Muerte de Juan Lavalle

Romance de la Muerte de Juan Lavalle

Eduardo Falú-Ernesto Sábato

(1999)






La grabación de esta obra fue iniciada y parcialmente dirigida por Américo Bellotto, con el fervor que lo caracterizaba. Murió trágicamente en pleno trabajo, y acaso por la misma intensidad con que lo hacía. Le rendimos aquí nuestro homenaje.

 
El texto pertenece a ERNESTO SABATO y es narrado por él mismo. También le pertenecen la letra de las canciones, con excepción de algunas coplas históricas.

 
La música es de EDUARDO FALU, (con excepción de la tradicional zamba La Cuartelera, interpretada por su guitarra y su voz. El arreglo coral es de FRANCISCO JAVIER OCAMPO. La vidalita es cantada por MERCEDES SOSA


Ernesto Sábato


En la novela SOBRE HEROES y TUMBAS, el tema de Lavalle aparece al comienzo y al final, en una especie de contrapunto que muestra cómo a través del tiempo se repiten los grandes dilemas del hombre: la fe en medio de la desesperación, la lealtad resurgiendo entre la derrota y la traición, la vida resistiendo a la muerte. Es inútil aclarar que no elegí un héroe unitario por motivos de bandería. Allí no hay ni unitarios ni federales, sino seres humanos ante la desdicha y la muerte.

Por otra parte, en la lealtad elemental del sargento Sosa quise darle ese rasgo de la condición humana que tan a menudo se revela en la desgracia, redimiéndonos de nuestras miserias terrestres.

En la novela luché para expresar esas intuiciones poéticas con el precario instrumento de que dispone un escritor: la palabra. ¿Cómo no soñar con darle algún día la fuerza emocional de la música?

Pensé en un momento hacer un oratorio. Luego se me ocurrió que sería hermoso retomar la vieja tradición de los Cantares de Gesta. Juan Galo de Lavalle descendía de Don Pelayo y otros antiguos guerreros; en su escudo de nobleza, un brazo armado que sostiene una espada dice que no se rendirá nunca ante el Moro. Todo parecía predispuesto para que su desventurada historia permitiese retomar las tradiciones de las epopeyas medievales. Tenía un héroe y tenía un admirable trovero para que lo cantase.

Pero ¿qué forma poética emplear? Después de algunas tentativas con los clásicos versos de dieciséis sílabas, comprendí que de ese modo íbamos a lograr, en el mejor de los casos, una especie de imitación, como si hoy se construyese en estilo gótico. Entonces decidí mantener la prosa épico-lírica de la novela, jntroduciendo la forma de la copla para las canciones; algunas de esas coplas las tomé del acerbo popular; otras, las más, las escribí yo mismo, tratando de respetar el espíritu que les es propio. De este modo traté de insertar nuestro

romance en la gran tradición, haciéndolo, al mismo tiempo, accesible a la sensibilidad de nuestros días, con un lenguaje que sea vivo y no arqueológico, ya que sólo se puede emocionar con la lengua que vivimos. De ahí que no haya vacilado en emplear anacronismos como "tachito".

He tenido la suerte de encontrar en la sensibilidad, virtuosismo e imaginación de Falú los elementos indispensables para esta riesgosa empresa. Y el maestro Ocampo ha enriquecido nuestro intento con su coro.

 

Eduardo Falú


Yo había sentido una honda emoción al leer en la novela SOBRE HEROES y TUMBAS el relato sobre la retirada y muerte del General Lavalle. No podía, pues, sino acoger con entusiasmo el proyecto de realizar con Sábato una obra poético musical, que retornaba una noble tradición de la raza. No ignoré las dificultades que se presentaban para un intento de esta naturaleza, porque si bien se volvía a una tradición, no era posible hacerlo como una imitación sino como un prolongamiento aceptable. Era un intento arriesgado por lo novedoso. Pero ese mismo riesgo nos entusiasmaba, y particularmente nos seducía la esperanza de abrir una ruta a nuestro folklore, con una forma más amplia y abierta, en un tema tan fervorosamente nacional.


Hemos tratado de lograr una unidad entre la poesía del texto y la música. Y aunque, por la naturaleza trágica de la narración los ritmos y matices de la partitura, no había posibilidades de grandes contrastes musicales he buscado variedación, labor en que nos ha dado un valioso aporte la realización coral del maestro Ocampo.



Lista de Canciones



1. Elegía por la muerte de un guerrero

2. Cielo enlutado

3. Quebracho Herrado (gato)

4. Marcha de los derrotados

5. Poncho celeste (chacarera)

6. La Artillera (La Cuartelera) (zamba tradicional)

7. María de los Dolores (estilo)

8. Guarda mi llanto (canción)

9. La última retirada (marcha)

10. Tierra milenaria (aire de yaraví)

11. Palomita del valle

12. El sueño de Celedonio Olmos (zamba)

13. Guarda mi llanto (vidalita)

14. Aparicio Sosa (tonada)

15. La Artillera (La Cuartelera)

16. Guarda mi llanto


17. Elegía por la muerte de un guerrero




Romance de la Muerte de Juan Lavalle
30 Puntos Score: 10/10
Visitas: 285 Favoritos: 1
Ver los usuarios que votaron...
2 Comentarios Romance de la Muerte de Juan Lavalle
Una joya!!!!... Excelente aporte, muchas gracias por compartir...  
@karnactes jaja ojala lo disfrutes como lo he disfrutado yo tantas veces... abrazo amigo!
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!