Ernest Hemingway - El viejo y el mar (AudioLibro)




Santiago es un viejo pescador cubano que no ha capturado nada en ochenta y cuatro d?as. Durante los primeros cuarenta d?as lo ayudaba Manol?n, un joven pescador del pueblo, pero su infortunio parece tan definitivo que los padres del chico lo embarcan en otra nave para ir con pescadores con mayor suerte que el viejo con respecto a sus pescas. Sin embargo, el joven muchacho le segu?a ayudando y haci?ndole compa??a.

La ma?ana del ochenta y cinco Santiago conduce la barca mar adentro, d?nde sabe que podr? pescar algo

Ese d?a el viejo sali? a la mar (como la llaman quienes la quieren, dice Hemingway) con el objetivo de terminar con su mala racha en la pesca. El muchacho le hab?a conseguido cebo. Al cabo de unas horas de navegar, tras haber perdido de vista la costa, un pez pic? el anzuelo. Era un pez enorme, dispuesto a luchar hasta la muerte si era preciso. La barca naveg? a capricho del pez mar adentro. Las fuerzas del viejo cada vez iban a menos y predec?a que el pez le pod?a matar, pero ten?a una fuerte determinaci?n por conseguir sacarlo del agua, y no le importaba si ten?a que dejar su vida en el intento. Tras una larga y dura batalla, el pez tuvo la peor suerte, y el viejo, rebosante de felicidad, ya que no cre?a que el pez fuese tan inmenso, lo amarro al costado de la barca, para poner rumbo a la costa. Todo su empe?o habr?a sido in?til si no consiguiese llevar el pez a tierra firme. Sin embargo, y para su desilusi?n, apareci? un tibur?n. Cuando el escualo se acerc? a comer el pez el viejo le asest? un mortal golpe en en la cabeza con el arp?n. Se hab?a librado del tibur?n, pero no tardar?an en acercarse otros m?s siguiendo el rastro de la sangre desparramada del pez herido. El viejo logr? batirlos, pero se hab?an comido medio pez. Por la noche se le acercaron m?s, que acabaron con ?l, dejando solo la cabeza, la espina y la cola, suficientes para dar testimonio de la haza?a.

As?, llego por fin a puerto. Era de noche y no hab?a nadie para ayudarle a recoger. Cuando termin? se fue a su casa a dormir. A la ma?ana siguiente el muchacho, muy preocupado, fue a su casa para ver c?mo estaba y le prometi? que saldr?a a pescar con ?l. Los dem?s pescadores reconocieron el m?rito de Santiago, al ver los restos del pez.



http://www.mediafire.com/download.php?jzt1wymmjk1
Ernest Hemingway - El viejo y el mar (AudioLibro)
7 Puntos Score: 7/10
Visitas: 5275 Favoritos: 4
Ver los usuarios que votaron...
2 Comentarios Ernest Hemingway - El viejo y el mar (AudioLibro)
ya sabia que estaba caido
Esta offline...  
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!