Plantas Carnivoras. Algo interesante que leer


En parte gracias a Mario Bros, las plantas carnívoras causan una fascinación tremenda por su complejidad. Se trata de organismos sumamente interesantes que se clasifican en el reino de las plantas, y que se distribuyen en 10 linajes separados de especies. 

Se definen como plantas que consiguen algunos o la mayoría de sus nutrientes de animales y protozoos, generalmente insectos y artrópodos, aunque su energía no proviene exclusivamente de ello. Son organismos que están particularmente adaptados a ambientes con suelos pobres en nutrientes, especialmente nutrógeno. 

El estudio de las plantas carnívoras lleva décadas instalado en botánica, y las curiosidades sobre las plantas carnívoras son objeto de análisis y revisión en cada paper que se elabora sobre ellas. Ofrecemos algunas curiosidades sobre las plantas carnívoras que seguramente te interesen si estás interesado en ellas, y de paso te recomendamos visitar nuestra sección de plantas extrañas para que te entretengas un poco más.
 
 
 

Existen unas 625 especies de plantas carnívoras. 
Estas plantas no sólo satisfacen sus necesidades nutricionales de insectos, por lo que es mejor llamarlas carnívoras que plantas insectívoras. 
Las plantas se mueven aunque no tienen músculos. Esto ocurre por la presión del agua de las paredes de las células de la hoja, que cambia y hace que se cierre. 
Las plantas carnívoras cazan utilizando pinzas, pelos pegajosos, trompetas, urnas y vejigas de succión, dependiendo de la especie que se trate. 
Pueden crecer tanto debajo del agua, en su superficie o sobre la tierra. 
Su altura oscila de entre un centímetro hasta tres metros de alto. 
La primera descripción de las plantas carnívoras la hizo Charles Darwin en 1875. 
Un estudio de la Universidad de Tel Aviv indicó que estas plantas tienen propiedades anti-fúngicas que pueden ser utilizadas con propósitos medicinales.
 
        
 


Ahora un poco de información interesante acerca de las plantas carnivoras 


Las Plantas Carnívoras son un grupo diferente dentro del Reino Vegetal. Sus formas extrañas, su alimentación a base de insectos y sus estrategias para capturarlos son sencillamente fascinantes. 

Siempre han despertado la curiosidad de todos los aficionado a las plantas y se puede decir que tienen un cierto "morbo". A los niños, por ejemplo, les encantan. 

Los relatos y fantasías de tiempos pasados las describía como seres terribles, léase "El árbol come-hombres de Mindanao" o la famosa película "La pequeña tienda de los horrores" (1960). 

En realidad, sólo comen insectos, y como mucho, ranitas, pececillos, gusanos, crías de roedores, pequeños escorpiones, aves y reptiles, pero muy raramente. Por esta razón, dejó de llamárseles "plantas insectivoras" y pasó a denominarse "plantas carnívoras", ya que en su dieta pueden entrar otros animales además de insectos. 

La mayoría viven en terrenos pantanosos, turberas, con tierra ácida... suelos todos muy pobres en Nitrógeno disponible para las raíces, de ahí que desarrollaran métodos para atrapar animales y completar así sus necesidades nutritivas.
 
 
 

Es el caso de la carnívora más conocida de todas, la Venus Atrapamoscas (Dionaea muscipula). El insecto o animal pequeño es atraído por un néctar dulce, se posa en la hoja y cuando roza dos cerdas, se cierra automáticamente. Las espinas de los bordes impiden el escape. 

La presa dentro se mueve, y eso estimula la secreción de jugos digestivos para su desintegración, que dura varios días. 

La evolución histórica de las plantas carnívoras ha sido un tema muy difícil de estudiar, debido a que son muy pocos los fósiles que se han encontrado, y donde los pocos que han sido hallados carecen del mecanismo que permite el atrape de las presas. Una teoría interesante sugiere que las plantas carnívoras evolucionaron a través de las especies que podían generar una sustancia pegajosa en sus hojas, lo que hacía que los insectos y bacterias quedaran atrapadas en ellas.
 

 

¿Y cómo se mueven si no tienen músculos? 
En realidad todas las plantas se mueven, pero como son movimientos muy lentos por lo general no los podemos percibir. En cambio, las plantas carnívoras tienen movimientos muy rápidos como resultado de dos tipos de mecanismos: 

1 Cuando una presa se acerca, la presión del agua de las paredes internas y externas de las células de la trampa cambia, y esa diferencia hace que la trampa se cierre. 

2 El segundo tipo de movimiento es provocado por el crecimiento de de las células de un lado de la hoja-trampa y el encogimiento de las del lado contrario, lo que hace que la estructura se curve hacia un lado.
 
 
 

¿Y cómo logran que las presas vayan a ellas? 
Las plantas carnívoras suelen engañar a sus presas atrayéndolas con su perfume o color. Y una vez que consiguen que las presas se acerquen a ellas se transforman en trampas mortales. Cada especie tiene sus propios trucos para atraer y capturar a la presa Trampas sensitivas, gotas pegajosas, ventosas aspirantes, colores atractivos, aromas cautivantes (o repulsivos, para engañar a aquellas presas que se alimentan de organismos muertos)... ¡Todas estrategias para cazar! 

http://www.ojocientifico.com/wp-content/hydnoraafricana3.jpg 
 

Algunas imágenes y unos cuantos vídeos 

 
 
 
 

Eso es todo Espero que le aya gustado
Deja puntos 
Plantas Carnivoras. Algo interesante que leer
6 Puntos Score: 1.5/10
Visitas: 3183 Favoritos: 0
Ver los usuarios que votaron...
3 Comentarios Plantas Carnivoras. Algo interesante que leer
Es diferente, tiene que serlo
Buena info! solamente una observacion: Haya, es el imperativo del verbo HABER (Ir?
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!