El Mahabharata en español. 60ª entrega.


SEAN BIENVENIDOS A MI POST!



 

N. del T.:

 

 

Este libro no existe en castellano, al menos no en su version completa, y esta es una traduccion artesanal.
El texto original, se puede leer completo aquí:


http://www.sacred-texts.com


Espero poder traducirlo en su totalidad, aunque me lleve toda la vida. Acepto sugerencias, especialmente si ven errores gramaticales, ortográficos o de traducción. Espero que me ayuden los devotos que deseen que este maravilloso purana sea divulgado en los países hispano parlantes, y confio en que Sri Ganesha proveerá para que esta manualidad se logre sin problemas.

Otro tema: como una forma de protesta y para volver a la tradición de nuestro idioma previo al decreto realista sobre los signos de interrogación y exclamación, esta obra no posee dichos signos en la apertura de las oraciones que los pudieran llevar eventualmente.


 

 

Sergio Gabriel Bustos

Sarpasattra (1920).


Nota: al final de cada parva se publica un archivo pdf del mismo.
Takshaka frente a Agni.

 
 

 
 

 
 
Adi Parva
 

 
 

 
 
Sección LII
 

 
 

 
 

 
 
Sauti dijo: ?El sarpasattra comenzó a su debido tiempo. Y los Brahmanas del ritual, competentes en sus funciones determinadas por las escrituras, ataviados de negro y con sus ojos rojos por el contacto con el humo, vertieron ghee sobre el fuego ardiente pronunciando los mantras apropiados. Y provocando que el corazón de todas las víboras temblaran de terror, vertieron el ghee en la boca de Agni pronunciando los nombres de todos los Nagas. Y al hacerlo, las serpientes comenzaron a caer dentro del ardiente fuego, adormecidas y llamándose piadosamente las unas a las otras. Amoratadas y respirando agitadamente, y entrelazándose de a pares con sus colas y cabezas, empezaron a llegar numerosas y a caer dentro del fuego. La blanca, la negra, la azul, la vieja y la joven, todas caían gritando dentro del fuego. Las que medían un krosa y las que medían un yojana, y las que medían un gokarna, caían sin cesar al interior de aquel, el mejor de los fuegos. Y cientos, y miles, y decenas de miles de sierpes, privadas del control de sus miembros, perecieron en aquella ocasión. Y entre los Nagas que perecieron, algunos parecían caballos, otros eran como las trompas de los elefantes, y otras de descomunales proporciones y fuerza como las de enloquecidos elefantes. De virulentos venenos y de todos los colores, terribles de observar y semejantes a mazos con púas de acero, de enorme fuerza, propensas a morder, las serpientes, cayeron en el fuego oprimidas por la maldición de su propia madre.?




 

 
 
Adi Parva
 

 
 

 
 
Sección LIII
 

 
 

 
 

 
 
Saunaka preguntó: ?Qué grandes Rishis oficiaron de Ritwiks en el sarpasattra del sabio Rey Janamejaya del linaje de los Pandavas? Quiénes fueron los sadasyas en aquel terrible sacrificio de las serpientes, tan espeluznante para las víboras, infundiendo tanto dolor en ellas? Te corresponde describirnos en detalle todo esto para que sepamos, oh Sutaputra, quiénes tenían conocimiento del rito del sarpasattra.?

 
Sauti respondió: ?Recitaré los nombres de aquellos sabios que se convirtieron en Ritwiks y Sadasyas del monarca. El Brahmana Chandrabhargava fue el Hotri del sacrificio. Tenía una gran reputación y había nacido en el linaje de Chyavana y era quien sobresalía por su conocimiento de los Vedas. El viejo y erudito Brahmana, Kautsa, fue el Udgatri, el que cantó los himnos védicos. Jaimini fue el Brahmana, y Sarngarva Pingala los Adhvaryus, Vyasa junto a sus hijos y discípulos, y Uddalaka, Pramataka, Swetaketu, Pingala, Asita, Devala, Narada, Parvata, Atreya, Kundajathara, el Brahmana Kalaghata, Vatsya, el anciano Srutasravas, siempre ocupado en rezar japa y estudiar los Vedas. Kohala Devasarman, Maudgalya, Samasaurava y muchos otros brahmanas versados en los Vedas fueron los Sadasyas de aquel sacrificio del hijo de Parikshit.

 
?Cuando los Ritwiks comenzaron a verter ghee sobre el fuego durante aquel sarpasattra, terribles sierpes, infundiendo terror en todas las criaturas, comenzaron a caer dentro de él. Y el grueso y la masa de serpientes, cayendo así, semejaban un río afluyendo hacia el fuego. Y la atmósfera devino viciada por el olor insoportable de los Nagas quemados incesantemente, como incesantes eran los alaridos de las víboras ya caídas o a punto de caer en la boca de Agni.

 
?Mientras tanto, Takshaka, aquel príncipe de los Nagas, tan pronto como oyó que el Rey Janamejaya había iniciado el sacrificio, acudió al palacio de Purandara. Y aquel excelente Naga, habiéndose dado cuenta de lo que estaba ocurriendo, buscó la protección de Indra tras reconocer su falta. E Indra, complacido, le dijo: ?Oh Príncipe de los Nagas, oh Takshaka, no debes tener miedo del sarpasattra. El Pitamaha ha sido apaciguado por mi para tu beneficio. Por lo tanto, no temas. Permite que el terror que alberga tu corazón mengüe.?

 
Sauti continuó: ?Siendo así reconfortado, aquel, el mejor de los Nagas, comenzó a habitar en la casa de Indra feliz y alegremente. Pero Vasuki, viendo que las serpientes caían incesantemente al fuego y que su familia era depredada hasta quedar solo unos pocos, se puso excesivamente triste. Y el Rey de los Nagas fue dominado por una tristeza infinita, y su corazón estaba a punto de romperse. Y convocando a su hermana, habló a esta diciendo: ?Oh tu, amistosa, mis miembros arden y ya ni consigo ver los puntos del firmamento. Siento que perderé el sentido y caeré. La cabeza me da vueltas, mi vista se apaga y mi corazón se está quebrando. Habré de caer adormecido esta misma noche dentro de aquel incandescente fuego! Este sacrificio del hijo de Parishit tiene por fin exterminar a nuestra raza. Es evidente que también yo deberé marchar hacia el palacio del Rey de los Muertos. Ha llegado la hora, oh hermana mía, de que cobre sentido el haberte concedido a Jaratkaru tiempo atrás, a los efectos de protegernos a nosotros y a nuestros parientes. Oh tu, la mejor de las mujeres de la estirpe de los Nagas, Astika habrá de poner fin al sacrificio que está en plena ejecución. El Pitamaha mismo me lo ha dicho en épocas remotas. Por lo tanto, oh niña, requiere a tu amado hijo, quien es versado en los Vedas y respetado incluso por los ancianos, que proteja a todos los que de mi dependen.?

 
Continuará...

Siguiente e
ntrega: http://www.identi.li/index.php?topic=330928

Si valorás este trabajo, por favor, no te vayas sin comentar. Muchas gracias.
 
Sergio




 
El Mahabharata en español. 60ª entrega.
13 Puntos Score: 6.5/10
Visitas: 580 Favoritos: 0
Ver los usuarios que votaron...
5 Comentarios El Mahabharata en español. 60ª entrega.
te dejo puntos lo revisare a ver que tal
esta bueno  
@darukard dentro de poco termino otro parva y publico un pdf actualizado. Lo estoy traduciendo a mano, y asi como traduzco, tengo que escribir las referencias a pie de pagina. es un laburo que me lleva mucho tiempo. Despu?
como siempre, excelente....
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!