El Mahabharata en español. 58ª entrega.


SEAN BIENVENIDOS A MI POST!



 

N. del T.:

 

 

Este libro no existe en castellano, al menos no en su version completa, y esta es una traduccion artesanal.
El texto original, se puede leer completo aquí:


http://www.sacred-texts.com


Espero poder traducirlo en su totalidad, aunque me lleve toda la vida. Acepto sugerencias, especialmente si ven errores gramaticales, ortográficos o de traducción. Espero que me ayuden los devotos que deseen que este maravilloso purana sea divulgado en los países hispano parlantes, y confio en que Sri Ganesha proveerá para que esta manualidad se logre sin problemas.

Otro tema: como una forma de protesta y para volver a la tradición de nuestro idioma previo al decreto realista sobre los signos de interrogación y exclamación, esta obra no posee dichos signos en la apertura de las oraciones que los pudieran llevar eventualmente.


 

 

Sergio Gabriel Bustos

Takshaka Murti en el Takshakeshwar Mandir, Bhanpura, Mandsaur, M.P., India.



 

 
 


Parvas anteriores
001 - Anukramanikaa Parva - http://www.identi.li/index.php?topic=95124
002 - Parva Sangraha - http://www.identi.li/index.php?topic=97357
003 - Paushya Parva - http://www.identi.li/index.php?topic=100303
004 - Pauloma Parva - http://www.identi.li/index.php?topic=102478
005 - Astika Parva - http://www.identi.li/index.php?topic=108200
Nota: al final de cada parva se publica un archivo pdf del mismo.

 

Raíces de Baniano, en el templo Ta Prohm, Angkor, Cambodia.





 
 
Adi Parva
 

 
 

 
 
Sección L
 

 
 

 
 

 
 
Sauti continuó: ?Los ministros dijeron: ?Aquel Rey de Reyes, luego, extenuado por el hambre y el ejercicio, habiendo apoyado la serpiente sobre los hombros de aquel Muni, regresó a la capital. El Muni tenía un hijo nacido de una vaca cuyo nombre era Sringin. Era muy conocido, poseedor de gran energía y coraje, y además muy irascible. Cada día visitaba a su guru, a quien adoraba regularmente. Por orden de este, estaba regresando a casa cuando se enteró por un amigo del insulto que tu pariente echó a su padre. Y, oh tu, tigre entre los reyes, oyó que su padre, sin haber incurrido en falta alguna, inmóvil como una estatua, cargaba sobre sus hombros una víbora muerta. Oh Rey, aquel Rishi que tu padre insultara, ejecutaba severas austeridades, era el más destacado de los Munis, puro, un gran dominador de sus pasiones, y siempre ocupado en actos maravillosos. Su alma estaba iluminada tras tantas penitencias, y sus órganos y sus funciones se hallaban bajo absoluto control. Sus prácticas y dicción eran bellísimas. Era un hombre conforme y sin avaricia. No tenía ni maldad ni envidia. Era viejo, y solía observar el voto de silencio. Era el refugio que todas las criaturas buscaban en momentos de desaliento.

 
?Así era el Rishi que tu padre insultó. Pero el hijo de aquel Rishi, airado, maldijo a tu padre. Aunque era joven de edad, era poderoso y veterano en el esplendor de sus austeridades. Se apresuró a tocar el agua, y ardiendo de furia con su energía espiritual, habló de la siguiente forma refiriéndose a tu padre: «Contempla el poder de mi yoga! Dirigido por mis palabras, el Naga Takshaka, de poderosa energía y virulenta ponzoña, en el plazo de siete noches, habrá de quemar con su veneno al infame que puso una víbora muerta sobre los hombros de mi inofensivo padre.» Y habiendo dicho esto, fue adonde su padre se encontraba. Y viéndolo, le contó acerca de la maldición. Y aquel tigre entre los Rishis, envió a tu padre uno de sus discípulos, llamado Gaurmukha, de modales amistosos y poseedor de todas las virtudes. Y tras descansar unos instantes, relató todo al rey, citando las siguientes palabras de su maestro: «Has sido maldecido, oh Rey, por mi hijo. Takshaka habrá de consumirte con su veneno! Por lo tanto, oh Rey, cuídate!» Oh Janamejaya, oyendo tan terribles palabras, tu padre tomó toda posible precaución para protegerse de Takshaka.

 
?Y al llegar el séptimo día, un Brahmana Rishi, Kasyapa, quiso llegar hasta tu padre. Pero la serpiente Takshaka vio a Kasyapa. Y asumiendo la apariencia de un Brahmana, el príncipe Naga habló a Kasyapa sin perder tiempo diciendo: «A dónde vas tan apurado, y qué asuntos te llevan a tu destino?» Kasyapa respondió diciendo: «Oh Brahmana, voy adonde se encuentra el Rey Parikshit, el mejor entre los Kurus. Hoy será consumido por el veneno de Takshaka. Voy a toda velocidad para curarlo, de hecho, voy para evitar que sea ultimado por la mordida mediante mi protección.» Takshaka respondió: «Por qué quieres resucitar al Rey que habré de ultimar? Yo soy Takshaka. Oh Brahmana, contempla el poder de mi veneno. No tienes el poder de reanimar al Monarca si llego a morderlo.» Y así diciendo, Takshaka, en ese mismo lugar e instante, mordió a un Señor de la Jungla. Y el baniano, tan pronto como fuera mordido por la serpiente, se redujo a cenizas. Pero Kasyapa, oh Rey, lo revivió. Takshaka, entonces, lo tentó diciendo: «Dime qué deseas.» Y a su vez, Kasyapa, siendo así interrogado, habló nuevamente a Takshaka diciendo: «Deseo riquezas.» Y Takshaka, siendo así informado, habló suavemente al Mahatma Kasyapa con las siguientes palabras: «Oh tu que estás libre de pecado, toma de mi aún más de cuanto esperas recibir del Rey y vete por donde viniste!» Y Kasyapa, el más prominente de los hombres, siendo así interpelado por la serpiente, y recibiendo de aquella tantas riquezas como deseaba, deshizo con tranquilidad el camino que había recorrido.

 
?Y con Kasyapa ya retirándose, Takshaka se acercó disfrazado e hizo estallar con el fuego de su veneno a tu virtuoso padre, el primero entre los Reyes, que en aquel momento se hallaba en su mansión con todos los recaudos posibles tomados. Y después, fuistes coronado, oh Tigre entre los hombres! Y, oh tu, el mejor de los monarcas, te hemos contado de esta forma todo cuanto hemos visto y oído, por cuanto cruel pueda parecer. Y habiendo oído acerca de la vergüenza que sintió tu real padre y acerca del insulto al Rishi Utanka, dispón tu qué es lo que se hará de aquí en más!?

 
Sauti continuó: ?El Rey Janamejaya, aquel castigador de enemigos, habló entonces a todos sus ministros. Y dijo: ?Cómo es que supieron ustedes lo sucedido con el baniano incinerado por Takshaka y que fue mágicamente revivido por Kasyapa? Seguramente, mi padre no habría muerto de haber podido ser neutralizado el veneno con los mantras de Kasyapa. Aquella, la peor de las sierpes, la de alma pecadora, temió que si el Rey hubiese sido resucitado por Kasyapa tras haber sido envenenado por su mordida, habría sido ridiculizada ante todos. Seguramente, habiendo pensado esto, apaciguó al Brahmana. He dispuesto, de todos modos, una forma de castigarlo. Deseo oír antes, lo que han oído o visto acerca de lo ocurrido en la soledad del bosque, o sea, cómo fue que se enteraron de las palabras de Takshaka y las respuestas de Kasyapa. Una vez que haya oído esto, habré de disponer lo necesario para exterminar a la raza de los Nagas.?

 
?El ministro dijo: ?Escucha, oh Monarca, acerca de aquel que nos relató el encuentro entre aquel destacado Brahmana y el príncipe de las serpientes en el bosque. Una persona, oh Monarca, había trepado a aquel árbol con el objeto de cortar algunas ramas secas para un fuego ritual. No fue notado por el Brahmana ni por el Naga. Y, oh Rey, aquel hombre fue reducido a cenizas junto con el árbol. Y, oh Rey de Reyes, fue revivido junto con este por el poder del Brahmana. Aquel hombre, un sirviente de un brahmana, acudió a nosotros y nos contó todo lo ocurrido entre Takshaka y el brahmana. De esta forma, oh Rey, hemos podido contártelo. Habiéndolo oído, oh Tigre entre los Reyes, ordena lo que ha de hacerse.?

 
Sauti continuó: ?El rey Janamejaya, habiendo oído las palabras de sus ministros, se encontraba amargamente afligido por la tristeza y comenzó a sollozar. Y el monarca comenzó a estrujarse las manos. Y el rey de ojos de loto comenzó a respirar hervientes y largas inspiraciones mientras lloraba fuertemente sin poder contener las lagrimas. Y desgarrado por el dolor y la pena, y alumbrando copiosas lágrimas, y tocando el agua de acuerdo con las formas, el Monarca habló. Y reflexionando por unos instantes, como ordenando las ideas en su cabeza, el airado Monarca, dirigiéndose a todos sus ministros, pronunció estas palabras.

 
?He oído los detalles que marcaron la ascensión de mi padre al paraíso. Sepan ahora lo que he resuelto. Considero que no debemos demorarnos en vengar esta afrenta del desgraciado Takshaka que mató a mi padre. Incineró a mi padre, pero Sringin fue una motivación secundaria. Fue su maldad la que lo llevó a mandar a Kasyapa de regreso. Si aquel Brahmana hubiera llegado, mi padre de seguro seguiría con vida. Qué le costaba que mi padre fuera resucitado por la gracia de Kasyapa y las muchas precauciones que sus ministros dispusieron? Como no consideró las consecuencias de mi furia, evitó que Kasyapa, aquel excelente brahmana a quien no podía derrotar, pudiera acudir a mi padre con deseos de revivirlo. La agresión cometida es enorme, y lo es también la responsabilidad del vil Takshaka que sobornó con riquezas al Brahmana para que no reviviese al Rey. Debo ahora vengarme del enemigo de mi padre, para apaciguar tanto a mi mismo, como al Rishi Utanka y a ustedes todos.?






Continuará...

Siguiente entrega: http://www.identi.li/index.php?topic=330302


Si valorás este trabajo, por favor, no te vayas sin comentar. Muchas gracias.

Sergio


 
El Mahabharata en español. 58ª entrega.
15 Puntos Score: 7.5/10
Visitas: 590 Favoritos: 0
Ver los usuarios que votaron...
4 Comentarios El Mahabharata en español. 58ª entrega.
igual echarle una mira no esta mal  
Sigue poniendose interesante. !!!!
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!