Oops.. Este post tiene los enlaces eliminados!

Identi revisa las denuncias de los usuarios en busca de enlaces eliminados que no dejan descargar los archivos, este mensaje te informa que este post que estas viendo tiene los enlaces eliminados.

Usa el Buscador

Por favor, te recomendamos que uses el buscador para encontrar más alternativas.

Acoso psicológico , moral y sexual en el trabajo

  • Categoría: Reciclaje
  • Publicado hace más de 2 años
https://www.youtube.com/watch?v=uFjmGquba_Y

Video del docudrama la trama de la noticia , que relata en esta ocasión varios casos de acoso moral y psicológico , basádos en hechos reales .

El acoso laboral o acoso moral en el trabajo, conocido comúnmente a través del término inglés mobbing: ?asediar?, ?acosar?, ?acorralar en grupo?, es tanto la acción de un hostigador u hostigadores conducente a producir miedo, terror, desprecio o desánimo en el trabajador afectado hacia su trabajo, como el efecto o la enfermedad que produce en el trabajador. Esta persona o grupo de personas reciben una violencia psicológica injustificada a través de actos negativos y hostiles dentro o fuera del trabajo por parte de grupos sociales externos, de sus compañeros ("acoso horizontal", entre iguales), de sus subalternos (en sentido vertical ascendente) o de sus superiores (en sentido vertical descendente, también llamado bossing, del inglés boss, jefe). Dicha violencia psicológica se produce de forma sistemática y recurrente durante un tiempo prolongado, a lo largo de semanas, meses e incluso años, y a la misma en ocasiones se añaden "accidentes fortuitos" y hasta agresiones físicas, en los casos más graves. Una situación de acoso muy prolongada en el tiempo, además de enfermedades o problemas psicológicos, puede desembocar, en situaciones extremas, en el suicidio de la víctima.

Lo que se pretende en último término con este hostigamiento, intimidación o perturbación (o normalmente la conjugación de todas ellas) es el abandono del trabajo por parte de la víctima ?o víctimas?, la cual es considerada por sus agresores como una molestia o amenaza para sus intereses personales (necesidad de extorsión, ambición de poder, de riquezas, posición social, mantenimiento del statu quo, etc.)

El término mobbing (del verbo inglés to mob, con el significado antes aludido) proviene de la etología, ciencia que estudia el comportamiento de los animales, sobre todo del campo de la ornitología, donde la conducta defensiva de un grupo de pequeños pájaros consiste en el atosigamiento continuado a un enemigo más grande, con frecuencia un ave rapaz. Estos comportamientos en la naturaleza terminan frecuentemente, o bien con la huida, o con la muerte del animal acosado por varios otros.

La incidencia poblacional del acoso laboral se calcula que se encuentra entre el 10 y el 15 % del total de los trabajadores en activo.


Estrategias habituales en el acoso laboral l:

    Gritar, avasallar o insultar a la víctima cuando está sola o en presencia de otras personas.

    Asignarle objetivos o proyectos con plazos que se saben inalcanzables o imposibles de cumplir, y tareas que son manifiestamente inacabables en ese tiempo.

    Sobrecargar selectivamente a la víctima con mucho trabajo.

    Amenazar de manera continuada a la víctima o coaccionarla.

    Quitarle áreas de responsabilidad clave, ofreciéndole a cambio tareas rutinarias, sin interés o incluso ningún trabajo que realizar (hasta que se aburra y se vaya).

    Modificar sin decir nada al trabajador las atribuciones o responsabilidades de su puesto de trabajo.

    Tratarle de una manera diferente o discriminatoria, usar medidas exclusivas contra él, con vistas a estigmatizarlo ante otros compañeros o jefes (excluirle, discriminarle, tratar su caso de forma diferente, trasladarle a puestos inferiores, rebajarle el sueldo).

    Ignorarle (hacerle el vacío) o excluirlo, hablando sólo a una tercera persona presente, simulando su no existencia (ninguneándolo) o su no presencia física en la oficina, o en las reuniones a las que asiste (como si fuese invisible).

    Retener información crucial para su trabajo o manipularla para inducirle a error en su desempeño laboral, y acusarle después de negligencia o faltas profesionales.

    Difamar a la víctima, extendiendo por la empresa u organización rumores maliciosos o calumniosos que menoscaban su reputación, su imagen o su profesionalidad.

    Infravalorar o no valorar en absoluto el esfuerzo realizado por la víctima, negándose a evaluar periódicamente su trabajo.

    Bloquear el desarrollo o la carrera profesional, limitando retrasando o entorpeciendo el acceso a promociones, cursos o seminarios de capacitación.

    Ignorar los éxitos profesionales o atribuirlos maliciosamente a otras personas o a elementos ajenos a él, como la casualidad, la suerte, la situación del mercado, etc.

    Criticar continuamente su trabajo, sus ideas, sus propuestas, sus soluciones, etc. o simplemente no tomarlas en cuenta bajo cualquier pretexto.

    Monitorizar o controlar malintencionadamente su trabajo con vistas a atacarle o a encontrarle faltas o formas de acusarle de algo.

    Castigar duramente o impedir cualquier toma de decisión o iniciativa personal en el marco de sus responsabilidades y atribuciones.

    Bloquear administrativamente a la persona, no dándole traslado, extraviando, retrasando, alterando o manipulando documentos o resoluciones que le afectan.

    Ridiculizar su trabajo, sus ideas o los resultados obtenidos ante los demás trabajadores, caricaturizándolo o parodiándolo.

    Invadir la privacidad del acosado interviniendo su correo, su teléfono, revisando sus documentos, armarios, cajones, etc.

    Robar, destruir o sustraer elementos clave para su trabajo.

    Atacar sus convicciones personales, ideología o religión.

    Animar a otros compañeros/jefes a participar en cualquiera de las acciones anteriores mediante la persuasión, la coacción o el abuso de autoridad.

El agresor, conduce primero al agredido a una posición de impotencia para luego poder destruirlo, ya que para el agresor la víctima no es más que un objeto que molesta niega su identidad y su derecho a tener sentimientos o emociones. Al principio la tensión es una simple adaptación del individuo a una agresión de cualquier tipo que en los animales constituye una relación de supervivencia. Ante una agresión, se elige entre la huida o el combate, la victima aquí por lo general no tiene oportunidad de elegir y reacciona en tres fases sucesivas: alerta resistencia y agotamiento.

Esa tensión afecta negativamente la salud de las personas y genera un costo económico; de hecho,  a este tipo de tensión se le llama también  estrés. A la víctima del acoso se le mantiene en un estado permanente de ignorancia e inferioridad, se le molestan los entusiasmos y sus  motivaciones se desbaratan, se produce una degradación de la persona y de sus actitudes, de su historia, de su dignidad y su sufrimiento no es importante para el agresor ni para los observadores. Es así entonces como aparece en la victima tensión, insomnio, fatiga e irritabilidad entre otras secuelas psíquicas.

Tras un determinado tiempo de evolución del conflicto se producen fenómenos de fobia reciproca, la visión de la persona odiada provoca una rabia fría en el agresor; la visión del perseguidor desencadena el miedo de la víctima. Se trata de de reflejos condicionados, uno agresivo y el otro defensivo, donde el miedo conduce a la victima a comportarse patológicamente, la mayoría de las veces la victima reacciona de un modo vehemente y confuso, cualquier cosa que emprenda o que haga se vuelve contra ella gracias a la mediación de sus perseguidores; el objetivo de la maniobra de estos últimos consiste en desconcertarla, en confundirla completamente y en conducirla al error. La demás gente toma conciencia del problema cuando la víctima reacciona de una manera muy visible como por ejemplo una crisis nerviosa o llanto.

l acoso se vuelve posible porque viene precedido de una descalificación de la victima por parte del perverso; esta depreciación de la victima justifica posteriormente la crueldad que se ha ejercido contra ella y conduce a pensar que se merece lo que le ocurre (Ídem.). Cuando el proceso de acoso se instaura la víctima es estigmatizada, una persona acosada no puede rendir al máximo de sus posibilidades, presta menos atención, se muestra ineficaz y da pie a que se critique la calidad de su trabajo (Ídem.). Esta agresión puede presentarse de compañero a compañero, de subordinados a superior o viceversa, se procura desbaratar el sentido crítico de la persona hasta que no sepa ya quien tiene la razón y quien no, se somete al estrés, se le riñe, se le vigila, cronometra para que este continuamente en vilo.

Ante cualquier situación de acoso , lo mejor es poner el caso siempre en manos de un profesional que te aconsejará las formas a seguir para denunciar los hechos.
Acoso psicológico , moral y sexual en el trabajo
0 Puntos Score: 0/10
Visitas: 311 Favoritos: 0
1 Comentarios Acoso psicológico , moral y sexual en el trabajo
Muy pero muy bueno muchas gracias por este gran documental y la molestia que te tomo encontrarlo y compartir, gracias  
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!