Los juegos han crecido y madurado con nosotros



Hace algunas decadas los videojuegos suponían más un reto de habilidad que una historia propiamente dicha. 
Disparar a los cuadraditos que se acercaban peligrosamente, cruzar la calle con una rana para llegar al pantano, comernos todos los puntos de un laberinto o llegar de A a B dentro del tiempo límite sin destruir nuestro vehículo era toda la narrativa que los usuarios de la década Spielberg necesitábamos para estar entretenidos.
Afortunadamente, la cosa evolucionó y fue necesario añadir un elemento a la acción arcade: Un punto de inicio, una explicación, un algo que justificara por qué estábamos allí haciendo lo que hacíamos. Había nacido el argumento.




El precedente estaba asentado, y salvo giros de guión espectaculares, eso de rescatar a la novia se puso de moda. Sí, también participamos en conflictos bélicos históricos a los mandos de nuestro B-52, surcamos el cielo quemando queroseno, nos enfrentabamos a tiros en algún western, peleamos a combos por todo el planeta, cada uno por un motivo, e incluso tuvimos que rescatar a la hija del presidente -vaya, y Capcom pensando que habían sido originales con su Resident Evil 4-.
Durante mucho años, el argumento fue tan sólo un elemento con el que justificar la acción. A la hora de la verdad, poco importaba el motivo por el que estuviéramos aporreando botones con la vista fija en la pantalla. Los RPGs, las aventuras gráficas y los juegos conversacionales habían intentado acabar con esto, pero no fue hasta después, hasta mucho después, que los tópicos empezaron a cambiar.




Fue entonces cuando la generación de los setenta-ochenta nos dimos cuenta de que ese entretenimiento con el que muchos habíamos nacido era una criatura viva que crecía y maduraba a la vez que nosotros. Durante la infancia había colmado nuestra ingenuidad con poco más que acción y líneas sencillas, la adolescencia había venido de la mano de esa obsesión por salvar a la chica y conseguir un beso, aunque fuera virtual, con el que soñar por las noches. Una vez abandonada la etapa de los granos y las inseguridades, la cosa siguió adelante aumentando la profundidad de los universos que se nos presentaban.
Mas adelante algunos juegos, empezaban a desprenderse de la simpleza argumental de la que en su mayoría habían estado haciendo gala. Y así, mientras los personajes digitales que nos habían acompañado en nuestra infancia se desprendían de sus píxeles y ganaban en texturas, sus creadores se empeñaron en que sus obras siguieran creciendo con nosotros, como siempre habían estado haciendo.



Heavy Rain
El clásico ?salva a tu novia? cambió, y aparecieron los sentimientos paternales: Silent HillIndigo Prophecy -Farenheit-, NierHeavy Rain.....y Sus desarrolladores comenzaron a explorar otros escenarios y sentimientos. Y así, mientras Fable y Elder?s Scroll se preocupaban por ofrecernos la posibilidad de formar nuestra propia familia, títulos como Bioshock -en paz descanse-, Last of Us, Yakuza y Beyond: Two Souls han sabido alcanzar el corazón de quienes ya hemos tenido la suerte de estrenarnos en esto de la paternidad, con una profundidad emocional impensable hace unos años. 
El mundo de los videojuegos avanza hacia el futuro que da gusto, y mientras unos títulos nos llevan de la mano a quienes tuvimos la suerte de nacer junto a esta fuente de ocio y entretenimiento, otros se preparan para coger el testigo de los nuevos públicos y los futuros usuarios. Es interesante ver cómo el cine, la literatura y el cómic han sabido cubrir poco a poco todas las facetas del crecimiento del individuo.



The Last Of Us
Ahora le ha llegado el momento a la industria del videojuego, y aunque aun le queda, mucho, por crecer, hay que reconocer que no lo está haciendo nada mal.
Nota: considero que los videojuegos estan bastante maduros, quiza cuando uno oye alguna critica al respecto debe imaginar que los unicos que no han madurado son los politicos ,los que no gustan de los videojuegos y algunos desarrolladores que hacen mala imagen de su profesion como Warren spector. 
Fuente: Mundogamers
Los juegos han crecido y madurado con nosotros
1 Puntos Score: 1/10
Visitas: 1089 Favoritos: 0
Ver los usuarios que votaron...
2 Comentarios Los juegos han crecido y madurado con nosotros
interesante, a veces pensaba que era el unico que veia que los videojugos los estaban hciendo para una generacion en particular
holy crap........
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!