Leyendas de terror

 



HOLA GENTE ACA LES DEJO LEYENDAS DE TERROR PARA QUE SE ASUSTEN JJAJAJA LEAN



~Leyendas de terror



El sanatorio de Waverly Hills


Seguro que has oído hablar alguna vez del Sanatorio de Waverly Hills. Lugar considerado como uno de los más encantados de los Estados Unidos, ha sido encantado por décadas de sufrimiento.
Situando cerca de Louisville, Estados Unidos, en el estado de Kentucky, el sanatorio de Waverly Hills abre sus puertas en 1910 con el fin de tratar a las víctimas que sufren de tuberculosis. Lo que al principio fue un pequeño hospital se convirtió en 1924 en un gran hospital con más de 400 salas y un equipo de los más moderno. El hospital cerró sus puertas en 1961, pero se reabrió en 1962 como "Sanatorio Geriátrico de Woodhaven", para cerrarlas difinitivamente en 1982.

Numerosas historias circulan respecto a los malos tratos infligidos a los pacientes. Cerca de 63.000 personas murieron allí después de haber sido víctimas de experiencias supuestamente médicas. Solamente el 5% de los pacientes sobrevivían a este tratamiento sangriento. Cada vez que una defunción ocurría, para que el resto de pacientes no sospecharan nada, los muertos eran llevados por las noches a lo que se conoció como "El túnel de la muerte". Éste era una galería en los sótanos del hospital y que acaba en una vía férrea. Entonces, ¿décadas de sufrimiento pueden haber tenido como consecuencia una atmósfera paranormal?



Tras su cierre de 1961, muchos hechos misteriosos han sido relatados por los que visitaban el sanatorio. Sombras, luces volantes y cuchicheos forman parte de las leyendas que corren sobre el tanatorio. Podemos igualmente percibir el espíritu de un hombre vestido de blanco errando por la caféteria o la cocina. Nadie sabe de quién se trata, pero algunos creen que es el espíritu de un viejo empleado de Waverly que habría contraído la tuberculosis y murió de eso. El fantasma de una vieja mujer ha sido a menudo visto en la entrada principal del sanatorio. Se ve a la mujer con las manos y las piernas encadenadas mientras sus muñecas y sus tobillos sangran. Ella implora ayuda y luego desaparece.

En el tejado del hospital afirman que se oyen voces de niños cantar Y es que cuando el hospital funcionaba, los niños con tuberculosis estaban colocados sobre el tejado para los tratamientos de helioterapia, que consistía en exponerlos a los rayos supuestamente curativos del sol. El cuarto piso está considerado como el sector más horroroso y activo del hospital. Allí se han apercibido muchas sombras, apariciones de personas vagando por los corredores y escuchado puertas crujir. Incluso se habla de voces y gritos de dolor.

Otros fenómenos: Un guardia vio una cabeza flotar a través de una de las salas una noche. Mucha gente ha informado de haber visto luces en el edificio por la noche, aunque hace años que no hay electricidad. Ruidos de pasos, ruidos de cuchicheos, ruidos de puertas que se cierran en el vestíbulo del sanatorio Waverly. Pero quizás una de las leyendas más intrigantes sea la de la habitación 502.

La leyenda cuenta la tragedia de dos enfermeras que se habrían suicidado allí. En 1928, la enfermera principal fue encontrada colgada del techo de la sala 502. Según búsquedas más amplias, tenía 29 años, estaba soltera y embarazada. En 1932, otra enfermera saltó por la ventana de la sala 502. Actualmente, muchos aafirman sentir una sensación de opresión y de angustia muy grande al entrar en esa sala. Otros, afirman haber visto sombras desplazarse por las ventanas e incluso oír una voz que les decía "Salid de aquí".








Perro fiel


Una joven debe pasar la noche sola en su casa. Su única compañía es la de su perro: un perro fiel y cariñoso que siempre está a su lado. Poco tiempo antes de de acostarse, ella escucha en la radio que un loco peligroso se ha escapado del hospital psiquiátrico. La joven se asusta. El hospital psiquiátrico está próximo a su casa. Está asustada, pero sabe que el perro siempre estará a su lado y la alertará si pasa algo raro. Efectivamente, el perro duerme al lado de su cama y ella cada vez que sacaba la mano de la cama, éste se la lamía.

Durante la noche, la chica se despertó al escuchar ruidos extraños que venían del cuarto de baño. Se asustó, pero no había oído a su perro ladrar así que no se sobresaltó. Sacó la mano para ver si el perro seguía a su lado y, efectivamente, allí estaba él, que le lamió la mano.

A la mañana siguiente la chica se sorprende de no ver al perro a su lado, pero piensa que quizás tenía hambre y estaba abajo, junto a su comida. Le llama... pero el perro no contesta. Extrañada va al cuarto de baño para lavarse un poco. Al llegar allí aterrorizada descubre a su perro degollado en la bañera. Sobre el espejo, con sangre, había una frase escrita que la dejó aún más blanca: "Los hombres también sabemos lamer"







El calendario




Es Navidad. Un hombre va casa por casa intentando vender calendarios. No todos le compran, pero todos son amables con él por las fechas en las que estamos. Pero llama a una casa y la mujer que le abre la puerta es antipática, le habla mal y encima le cierra la puerta en las narices.

Esa misma noche, al volver del trabajo, ella llega a casa y descubre que han colado por la puerta el calendario que ella no ha querido comprar por la mañana. Lo ojea y descubre que hay una fecha en rojo envuelta en un círculo rojo. Y no es una fecha cualquiera, es la fecha del cumpleaños de su marido.

Pero mirando mejor se da cuenta que el círculo rojo no está hecho con rotulador ni tinta, sino de sangre. Atemorizada, ella grita y busca a su marido por toda la casa, aunque sin éxito. Sube al piso de arriba para ver si está dándose una ducha y al entrar en el baño descubre a su marido tendido en el suelo en un charco de sangre con un corte en el cuello.









Dile a mis padres




Después de haber reñido con sus padres por una fiesta a la que no le dejaban ir, una joven chica decide a pesar de todo ir. Para ello se escapa de casa saliendo por la ventana de su habitación. Una vez en la fiesta, conoce a un chico más mayor que ella. Hablan, ríen,... hasta que él le propone ir a otra fiesta, mucho más animada que la que están. Ella acepta (el chico le gusta mucho) y van en el coche de él. Una vez en la fiesta nueva, el chico bebe más de la cuenta a lo que la joven se siente incómoda y le pide que la lleve a la otra fiesta, donde están sus amigos. Él accede, pero en el trayecto de vuelta sufren un brutal y terrible accidente.

Cuando la muchacha se despierta, está en la cama de un hospital. Una enfermera le cuenta que su amigo que conducía había fallecido y que también habían muerto los pasajeros del otro coche. El dolor de su alma era muy fuerte. Pero el de su cuerpo más. Sintiendo que su muerte estaba próxima, la muchacha pidió a la enfermera de decirles a sus padres que les quería, que estaba muy dolida por haberles desobedecido y que no se reprocharan nada, que todo esto había sido sólo culpa suya.

Poco tiempo después la muchacha murió. Pocos minutos después llegaron los amigos de la chica, que fueron al hospital nada más enterarse del trágico accidente. Uno de ellos le pidió a la enfermera si la chica había dejado un mensaje para sus padres. Pero la enfermera contestó que no, que no había dicho nada. Otra enfermera escuchaba la conversación y se intrigó mucho, porque ella sabía que la chica sí había dejado algo para sus padres. Al preguntarle a su colega porqué había mentido, ésta contestó que no sabía qué decirles, porque las dos personas que habían muerto en el otro coche... ¡¡¡eran los padres de la chica!!!









Polybius, el juego maldito




Una de las leyendas más misteriosas del mundo de los videojuegos es una que afirma que hay un antiguo juego que provocaba amnesias y suicidios entre sus jugadores. No existe ninguna prueba concreta de esta afirmación, pero la leyenda continúa suscitando curiosidades y excitando lo imaginario. El juego en cuestión era el Polybius, un especie de arcade aparecido en 1981, creado por Ed Rottberg para la sociedad Sinneslöschen.

En la época, Polybius (juego adaptado de otro juego llamado “Tempest”) tuvo un éxito importante y mucha gente se amontonaba delante de la máquina esperando su turno para jugar. Sin embargo, al cabo de unos días, numerosos jugadores se quejaron de padecer amnesias, cefaleas, pesadillas, insomnio y algunos, incluso, llegaron a intentar suicidarse.

Muchas son las leyendas que se dispararon alrededor del videojuego: muchos aseguraron ver a hombres vestidos con trajes negros tomando notas de los jugadores que más puntuaciones hacían. Otros aseguraban haber visto "caras fantasmales" que recorrían la pantalla. También están los que en mitad del juego han visto mensajes subliminales, entre los que el más destacado es “suicídate”. Voces bajo el sonido del juego, quejidos de pánico,… la rumorología se extendió.

Atari arroja algo de luz al asunto diciendo que el procedimiento empleado tanto en Tempest como en Polybius, que consistía en hacer girar el decorado alrededor de un elemento fijo, podía llegar a causar náuseas entre los jugadores.











Vigila las patatas




En una pequeña ciudad de España, un padre que tiene un pequeño bar, contrata a su hijo en verano para que le eche una mano con los turistas que llegan a la ciudad en esas fechas. El hijo no es muy trabajador, de hecho es bastante despiste, por lo que su padre le encomienda pocas tareas y todas ellas fáciles.

Una tarde-noche, con el bar aún vacio, el padre debía ausentarse una media hora, por lo que dejó encargado del bar a su hijo. No había nadie, por lo que lo único que tenía que hacer era prestar atención a unas patatas fritas que había dejado friendo en la freidora. El chico le dice que no se preocupe, pero viendo un partido de fútbol que echaban por la tele se olvida de las patatas. El teléfono suena a los pocos minutos y al responder oye una voz que le dice "vigila la freidora" y cuelga.



El chico piensa que es una broma del padre, pensando que se le habían olvidado las patatas. Pero aún era pronto para ir a verlas, por lo que sigue mirando el partido. Pocos minutos más tarde vuelve a sonar el teléfono. Lo vuelve a coger y es la misma voz de antes con la misma advertencia. Aún no es hora de sacarlas, pero alertado por esas dos extrañas llamadas de teléfono, decide ir a ver qué es lo que pasa.

Una vez delante de la freidora se da cuenta de lo que le advertía el teléfono. Al levantar la cesta de las patatas, descubrió la cabeza de su padre, medio frita.













Las caras de Bélmez




Bélmez de Moraleda es un pueblo español situado al norte de Andalucía. Es en el pueblo completamente común de apariencia, pero en el que se ha producido uno de los fenómenos más extraños e inexplicables de nuestra época: "Las caras de Bélmez". Éstas aparecen sin que nadie sepa qué son ni quién las ha hecho. Hasta el día de hoy, nadie ha podido encontrar una explicación.
El 23 de agosto de 1971, en el número 5 de la calle Rodríguez Acosta, María Pereira como de costumbre está a punto de preparar la comida familiar. Pero ese día María no está sola. Según relata la misma María: "Estaba preparando la comida cuando observé una mancha sobre el suelo. Pero cuanto más miraba la mancha, mayor era la impresión de ver una cara aparecer. Pensé que estaba enferma, con fiebre o algo, así que avisé a mis vecinas para que vinieran a ver."

Las vecinas acudieron a la llamada de María y se quedaron igual de estupefactas que María. Ninguna podía comprender lo que estaba pasando: "Vinimos a ver lo que nos decía María. Quisimos verificar eso que nos contaba. Pero descubrimos un espectáculo horroroso." Otra vecina afirma: "Tuvimos mucho miedo. Las caras aparecían y desaparecían en el suelo. No sabíamos porqué estaba pasando esto. Una cara...y otra más... nadie comprendía nada. Pero estaba aterrada."

Después del suceso, María no comprendía que es lo que estaba pasando, pero tampoco quería comprenderlo. Lo único que deseaba era hacer desaparecer esas manchas y que los fenómenos dejaran de ocurrir. "Intenté quitar las caras con detergente. Quería olvidarme como fuera de lo que había pasado. Pero aunque los rastros se iban, poco después reaparecían en otro lugar."
Este fenómeno comienza a inquietar a la familia Pereira. Para acabar con esas extrañas manchas para siempre, Miguel, el hijo de María, decide rehacer totalmente el suelo de la cocina. Pero pronto volvió a aparecer otra cara incrustada en el suelo. Rápidamente la noticia se difunde y toma una amplitud nacional. La casa de los Pereira es asaltada por una multitud curiosa, intrigada por esta manifestación sobrenatural.

Desesperada, María se se dirige al gobernador de la provincia que convoca a científicos y parapsicólogos. Se rehace una nueva vez más el suelo de la cocina y ésta se cierra durante tres meses, con las puertas y ventanas selladas para que nadie pueda entrar. Tres meses más tarde abren nuevamente la cocina y comprueban lo inimaginable: diecisiete nuevas caras había aparecido. Los científicos trataron de encontrar una explicación razonable, pero no encontraron nada. Las caras aparecieron de debajo del cemento.

Cavan entonces a tres metros de profundidad y se encuentra con un descubrimiento increíble. La casa había sido construida sobre un cementerio del siglo XIII. Aparecen allí huesos de niños adolescentes decapitados. Hasta aparecen fotos de personas que habrían sido torturados en esa casa durante la guerra civil. Dos parapsicólogos hacen pruebas acústicas y su conclusión es inquietante: gritos, quejas, lamentos,...

Se piensa que las caras tratarían de establecer un contacto con María Pereira ya que las expresiones de las caras parecen atadas a los sentimientos de María. Es lo que se llama del teleplastia. María falleció el 3 de febrero de 2004 a la edad de 85 años. Esta mujer era tal vez la única persona que tenía la respuesta de lo que será para siempre un misterio.










La maldición de la momia de Ötzi




La momia de Ötzi (fechada de 5.300 años de antigüedad) fue descubierta en 1991 bajo un glaciar. Pero desde ese día, desde su descubrimiento, no se ha dejado de hablar de ella. Primero fue por su descubrimiento, luego por las circunstancias de su muerte, luego por los tatuajes que llevaba, por las heridas que tenía... Hipótesis rocambolescas se planteaban sobre ella, todas ellas respondidas con hechos y estudios científicos llevados a cabo. Todo pasó como si hubiera que encontrar forzosamente alguna cosa mágica o extraordinaria en la historia de este hombre, muerto en la montaña hace varios miles de años.

La última hipótesis formulada por los investigadores sensacionalistas es afirmar que Ötzi posee una maldición y que la gente que estuvo o está en contacto con la momia están, tarde o temprano, condenados a muerte. Para demostrar "la maldición de la momia de Ötzi", se han presentado una lista de siete muertos que han tenido algún tipo de relación con Ötzi:

Helmut Simón, uno de los dos caminantes que descubrieron a Ötzi, murió en 2004, en una excursión en la montaña a la edad de 67 años.
Dieter Warnecke, de 45 años, que fue a buscar al primero, falleció de un ataque cardíaco
Gunter Henn, 64 años, es víctima de un accidente de coche.
Kurt Fritz, 52 años, que había acompañado a Gunter Henn a los lugares del descubrimiento de la momia, muere aplastado por una avalancha.
Rainer Hoelzl, de 47 años, periodista que había cubierto el descubrimiento de Otzi no sobrevive a un tumor al cerebro
Konrad Spindler, uno de los arqueólogos que examinó la momia, muere de una esclerosis a la edad de 55 años
Tom Loy murió el 21 de octubre de 2005 de una infección en la sangre. Él se ocupaba de los análisis de ADN de la momia, lo que hace aún más paranormal el caso.









La barca de los muertos


 

En varias creencias del mundo, la muerte se lleva las almas de los muertos en una barca. A ésta se le conoce con el nombre de "la barca de los muertos". Esta leyenda data de la noche de los tiempos, y toma raíz de las creencias que dicen que el alma de un muerto no puede llegar al otro mundo sin puente ni barca.

Según la leyenda, esta barca debe ir de playa en playa y de isla en isla, hasta el final de los tiempos, en busca de los cuerpos de los marineros para devolverlos a la tierra que los vio nacer. La leyenda dice que una especie de diablillos fuerzan a los viajeros a entrar en una barca negra, donde se convierten en fantasmas. Cuando la barca está llena, ésta parte con rapidez a una isla desconocida.

Esta barca se muestra siempre por los alrededores de un sitio en el cual se va a producir un siniestro. Aparece bajo una forma bastante indecisa al atardecer y su tripulación pega gritos y emite gemidos que al que los oye le hiela el alma. Pero en el momento que intentas acercarte para apreciar mejor la barca, la visión de la barca desaparece.

Hay creencias que aseguran que esta barca lleva principalmente las almas de los muertos ahogados en el mar. Y que los lleva a islas desconocidas para el hombre, que nunca nadie ha visto, pero que se existen. Además, las tardes de verano, cuando el viento se calla y el mar está en calma, se puede oír los gemidos de los muertos y el golpe de los remos contra el agua, así cómo ver brumas y sombras desplazarse sobre las aguas sin que haya nada que las proyecte. Pero cuidado, porque si alguien intenta seguir en la mar a la barca que lleva las almas de los muertos, estará condenado a seguirla hasta el final de los tiempos.





ESO FUE TODO ESPERO QUE LES HAYA ASUSTADO JAJAJJA DEJEN PUNTOS PLEASE


Leyendas de terror
15 Puntos Score: 7.5/10
Visitas: 975 Favoritos: 1
Ver los usuarios que votaron...
0 Comentarios Leyendas de terror
Este post no tiene comentarios. Sea el primero!
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!