Beethoven Más de 9 Gb de música Clásica. En 87 cds








En post Anteriores. Click a las Imágenes:







Qué tal mortales. Hoy les traigo una nueva entrega de los grandes de la música clásica. Mi ultimo post  de esta índole de momento. Esta vez es el turno del gran Beethoven. Ojo: Estos link me los presto un amigo mio de Taringa. La subida no es mía. Cualquier duda con un link, decirme que lo contacto a él. Pues, no le gusta postear en Identi, y claro, él me dio autorización para postear esta esto. Espero les guste. 



Agregados links de zippyshare.
Contraseña: paitopea






Infancia y formación



Los testimonios de estos años trazan un sombrío retrato del niño, hosco, abandonado y resentido, hasta que en su destino se cruzó Christian Neefe, un músico llegado a Bonn en 1779, quien tomó a su cargo no sólo su educación musical, sino también su formación integral. Diez años más tarde, el joven Beethoven le escribió: «Si alguna vez me convierto en un gran hombre, a ti te corresponderá una parte del honor». A Neefe se debe, en cualquier caso, la nota publicada en el Cramer Magazine en marzo de 1783, en la que se daba noticia del virtuosismo interpretativo de Beethoven, superando «con habilidad y con fuerza» las dificultades de El clave bien temperado de Johann Sebastian Bach, y de la publicación en Mannheim de las nueve Variaciones sobre una marcha de Dressler, que constituyeron sin duda alguna su primera composición. 

En junio de 1784 Maximilian Franz, el nuevo elector de Colonia (que habría de ser el último), nombró a Ludwig, que entonces contaba catorce años de edad, segundo organista de la corte, con un salario de ciento cincuenta guldens. El muchacho, por aquel entonces, tenía un aire severo, complexión latina (algunos autores la califican de «española» y recuerdan que este tipo de físico apareció en Flandes con la dominación española) y ojos oscuros y voluntariosos; a lo largo de su vida, algunos los vieron negros, y otros gris verdosos, siendo casi seguro que su tonalidad varió con la edad o con sus estados de ánimo.


En Viena




El avance de las tropas francesas sobre Bonn y la estabilidad del joven Beethoven en Viena convirtieron lo que tenía que ser un viaje de estudios bajo la tutela musical de Haydn en una estancia definitiva. Allí, al poco de llegar, recibió la entusiasta protección del príncipe Lichnowsky, quien lo hospedó en su casa, y recibió lecciones de Johann Schenck, del teórico de la composición Albrechtsberger y del maestro dramático Antonio Salieri. 


Sus éxitos como improvisador y pianista eran notables, y su carrera como compositor parecía asegurada económicamente con su trabajo de virtuoso. Porque, entretanto, el joven Beethoven componía infatigablemente: fue éste, de 1793 a 1802, su período clasicista, bajo la benéfica influencia de la obra de Haydn y de Mozart, en el que dio a luz sus primeros conciertos para piano, las cinco primeras sonatas para violín y las dos para violoncelo, varios tríos y cuartetos para cuerda, el lied Adelaide y su primera sinfonía, entre otras composiciones de esta época. Su clasicismo no ocultaba, sin embargo, una inequívoca personalidad que se ponía de manifiesto en el clima melancólico, casi doloroso, de sus movimientos lento y adagio, reveladores de una fuerza moral y psíquica que se manifestaba por vez primera en las composiciones musicales del siglo. 


La crisis



En 1801 y 1802 la progresión de su sordera, que Beethoven se empeñaba en ocultar para proteger su carrera de intérprete, fue tal que el doctor Schmidt le ordenó un retiro campestre en Heiligenstadt, un hermoso paraje con vistas al Danubio y los Cárpatos. Ello supuso un alejamiento de su alumna, la jovencísima condesa Giulietta Guicciardi, de la que estaba profundamente enamorado y por la que parecía ser correspondido. Obviamente, Beethoven no sanó y la constatación de su enfermedad le sumió, como es lógico que ocurriera en un músico, en la más profunda de las depresiones. 

En una carta dirigida a su amigo Wegener en 1802, Beethoven había escrito: "Ahora bien, este demonio envidioso, mi mala salud, me ha jugado una mala pasada, pues mi oído desde hace tres años ha ido debilitándose más y más, y dicen que la primera causa de esta dolencia está en mi vientre, siempre delicado y aquejado de constantes diarreas. Muchas veces he maldecido mi existencia. Durante este invierno me sentí verdaderamente miserable; tuve unos cólicos terribles y volví a caer en mi anterior estado. Escucho zumbidos y silbidos día y noche. Puedo asegurar que paso mi vida de modo miserable. Hace casi dos años que no voy a reunión alguna porque no me es posible confesar a la gente que estoy volviéndome sordo. Si ejerciese cualquier otra profesión, la cosa sería todavía pasable, pero en mi caso ésta es una circunstancia terrible; mis enemigos, cuyo número no es pequeño, ¿qué dirían si supieran que no puedo oír?" 


El final



En 1815 murió su hermano Karl, dejando un testamento de instrucciones algo contradictorias sobre la tutela del hijo: éste, en principio, quedaba en manos de Beethoven, quien no podría alejar al hijo de Johanna, la madre. Beethoven entregó de inmediato por su sobrino Karl todo el afecto de su paternidad frustrada y se embarcó en continuos procesos contra su cuñada, cuya conducta, a sus ojos disoluta, la incapacitaba para educar al niño. Hasta 1819 no volvió a embarcarse en ninguna composición ambiciosa. Las relaciones con Karl eran, además, todo un infierno doméstico y judicial, cuyos puntos culminantes fueron la escapada del joven en 1818 para reunirse con su madre o su posterior elección de la carrera militar, llevando una vida ciertamente escandalosa que le condujo en 1826 al previsible intento de suicidio por deudas de juego. Para Beethoven, el incidente colmó su amargura y su pública deshonra.





Vol. 1 - Symphonies (Karajan) 





[/color]
[/font]






Vol. 2 - Concertos (Barenboim, Pollini, etc.) 





[/right]






Vol. 3 - Orchestral Works (Abbado) 












Vol. 4 - Leonore ? Fidelio (Hillevi Martinpelto) 






[/right]






Vol. 05. Piano Sonatas (Kempff) 





[/right]
                 
[/right]




Vol. 06. Piano Works (Pletnev) 





[/right]




Vol. 07. Violin Sonatas (Kremer)






[/right]




Vol. 08. Cello Sonatas (Maisky) 





[/right]





Vol. 09. Piano Trios (Kempff) 













Click a la Imagen para ir a la continuación del post.



Beethoven Más de 9 Gb de música Clásica. En 87 cds
30 Puntos Score: 10/10
Visitas: 1829 Favoritos: 5
Ver los usuarios que votaron...
17 Comentarios Beethoven Más de 9 Gb de música Clásica. En 87 cds
Maestro,esto es genial..................

eso de (pueden seguirme) es para egocentricos,los que saben de musica no necesitan eso

buen post
@gronda La palabra es "Pueden" no est?
DIOS MIO ME FALTARA VIDA PARA ESCUCHAR TODA ESTA OBRA MAESTRA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
GRACIAS AMIGO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
@davenger @davenger Looooll. Eso si es seguro "amigo" !Gracias por pasar y comentar nuevamente.  
No ma... cuanto se tardan en hacer post como estos?, yo hice uno de seis renglones escritos por mi y me tarde un buen.
por cierto ya se fijaron que la "v" de la palabra Beethoven en la primera foto parece que esta escrita con "b"
Saludos.
@elmaniaco Comprendo. Te digo que me tome un carajo haciendo este post. M?
Excelente aporte @lesmi  , gracias  
@T_800. De nada, gracias por pasar.  
@lesmi te pasaste con el post....me llevo todo..!!! muchas graciass
muchas gracias amigo por avisarme, increible! hermosa musica  saludos y un gran abrazo
@JesusFan De nada gracias por pasar, bueno, si lo descargaras todos, cr?
Hola lesmi, su post ha sido un gran regalo para aquellos que apreciamos la belleza de esta m?
@edhunter13 Muy agradecido de que haya pasado, y le haya gustado la m?
muchas gracias por la atenci?
podrias resubir la simfonia 9 si no es mucha molestia si lo es igual subelo
@MistkoG No puedo de momento, como dice el post. Estos enlaces me los presto un amigo m?
Bro el ultimo volumen, el de los trios para piano estan caidos. Resubelos pofavor.
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!