Vísteme de rojo, por favor

  • Categoría: Off-Topic
  • Publicado hace más de 3 años
[email protected] a mi post




Un día alguien me contó esta historia y hoy la quiero compartir con ustedes





En mi profesión de educador y trabajador de la salud, he tenido contacto con muchos niños infectados por el virus del sida. 
Las relaciones que mantuve con esos niños especiales han sido grandes desafíos en mi vida. Ellos me enseñaron muchas cosas, pero descubrí, en especial, el gran coraje que se puede encontrar en el más pequeño de los envoltorios. Permíteme que te hable de Tyler. 

Tyler nació infectado con el HIV; su madre también lo tenía. Desde el comienzo mismo de su vida, el niño dependió de los medicamentos para sobrevivir. Cuando tenía cinco años le insertaron quirúrgicamente un tubo en una vena del pecho. Ese tubo estaba conectado a una bomba, que él llevaba en la espalda en una pequeña mochila. Por allí se le suministraba una medicación constante que iba al torrente sanguíneo. A veces también necesitaba un suplemento de oxígeno para complementar la respiración. 

Tyler no estaba dispuesto a renunciar a un sólo momento de su infancia por esa mortífera enfermedad. No era raro encontrarlo jugando y corriendo en su patio, con su mochila cargada de medicamentos y arrastrando un carrito con el tubo de oxígeno. 
Todos los que lo conocíamos nos maravillábamos de su puro gozo de estar vivo y la energía que eso le brindaba. La madre solía bromear con él diciéndole que, por lo rápido que era, tendría que vestirlo de rojo para poder verlo desde la ventana, cuando jugaba en el patio. 

Con el tiempo, esa temible enfermedad acaba por desgastar hasta a pequeños dínamos como Tyler. El niño enfermó de gravedad. Por desgracia, sucedió lo mismo con su madre, también infectada con el HIV. 
Cuando se tornó evidente que Tyler no iba a sobrevivir, la mamá le habló de la muerte. Lo consoló diciendole que ella también iba a morir y que pronto estarían juntos en el cielo. 

Poco antes del deceso, Tyler hizo que me acercara a su cama del hospital para susurrarme: 
"Es posible que muera pronto. No tengo miedo. Cuando me muera, vísteme de rojo, por favor. Mamá me prometió venir también al cielo. Cuando ella llegue yo estaré jugando y quiero asegurarme que pueda encontrarme" 

Fin
Vísteme de rojo, por favor
0 Puntos Score: 0/10
Visitas: 882 Favoritos: 1
3 Comentarios Vísteme de rojo, por favor
Que pena y que coraje para Vivir esa historia al menos en su nueva sera un ni?
changos... no quiero chillar...
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!