Arcangeles Demonios y Nephilim

  • Categoría: Imagenes
  • Publicado hace más de 3 años
Arcangeles

 
 
Miguel

Se lo representa con el traje de Guerrero o de Soldado Centurión como Príncipe de Milicia Celestial que es.
San Miguel es uno de los siete arcángeles y está entre los tres cuyos nombres aparecen en la Biblia. Los otros dos son Gabriel y Rafael. La Santa Iglesia da a San Miguel el más alto lugar entre los arcángeles y le llama "Príncipe de los espíritus celestiales", "jefe o cabeza de la milicia celestial". Ya desde el Antiguo Testamento aparece como el gran defensor del pueblo de Dios contra el demonio y su poderosa defensa continúa en el Nuevo Testamento.
 
Muy apropiadamente, es representado en el arte como el ángel guerrero, el conquistador de Lucifer, poniendo su talón sobre la cabeza del enemigo infernal, amenazándole con su espada, traspasándolo con su lanza, o presto para encadenarlo para siempre en el abismo del infierno.
 
La cristiandad desde la Iglesia primitiva venera a San Miguel como el ángel que derrotó a Satanás y sus seguidores y los echó del cielo con su espada de fuego.
 
Es tradicionalmente reconocido como el guardián de los ejércitos cristianos contra los enemigos de la Iglesia y como protector de los cristianos contra los poderes diabólicos, especialmente a la hora de la muerte.
 
La Fidelidad de San Miguel para con Dios:
 
El mismo nombre de Miguel, nos invita a darle honor, ya que es un clamor de entusiasmo y fidelidad. Significa "Quién como Dios".
 
Satanás tiembla al escuchar su nombre, ya que le recuerda el grito de noble protesta que este arcángel manifestó cuando se rebelaron los ángeles. San Miguel manifestó su fortaleza y poder cuando peleó la gran batalla en el cielo. Por su celo y fidelidad para con Dios gran parte de la corte celestial se mantuvo en fidelidad y obediencia. Su fortaleza inspiró valentía en los demás ángeles quienes se unieron a su grito de nobleza: "¡¿Quién como Dios?!? Desde ese momento se le conoce como el capitán de la milicia de Dios, el primer príncipe de la ciudad santa a quien los demás ángeles obedecen.
 
 
Gabriel

Este nombre significa ?Dios es mi fortaleza?, ?la Fuerza de Dios?, y hay quienes aseguran que significa también ?Hombre de Dios?. Gabriel designa pues a uno de los tres arcángeles más importantes, si no es que el más importante de la tradición católica, ya que fue precisamente él el encargado de anunciar a María del nacimiento de Jesús, razón por la que siempre ha sido visto como el mensajero de Dios y como un ángel de misericordia.
 
Gabriel es tan importante para el judaísmo y el cristianismo que, incluso, es uno de los pocos arcángeles de los que se sabe el nombre y que se mencionan en cuatro ocasiones tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento, ya que además de haber anunciado la llegada del Mesías, es el encargado de dirigir a los querubines y también a todos los serafines de la corte celestial, razones que lo convierten en un ángel de verdadera influencia entre todos los existentes en dicha jerarquía. Es curioso, sin embargo, que a pesar de ser visto como un ángel de importancia, en el Libro de Daniel no se le identifique como tal y sea llamado sólo como ?El Hombre Gabriel? mientras que en Lucas 1:11 se le conoce como ?El Ángel del Señor.?
 
Sin embargo, la influencia de Gabriel no es exclusiva del cristianismo, es posible rastrear vestigios de este ángel en culturas previas. Los musulmanes, por ejemplo, ya lo conocían y le llamaban el ?Espíritu fiel?; en esta religión se cree que él es responsable de cuidar las revelaciones y de entregarlas (o dictarlas) a Mahoma para que las incluyera en el Corán, su libro sagrado; es así que vemos una vez más a Gabriel desempeñando su papel de mensajero; de hecho, entre los musulmanes es una figura tan importante, que cuando se le menciona, la gente acostumbra a repetir ?la paz sea con él.?
 
Para el judaísmo, sin embargo, la naturaleza Gabriel es un tanto contradictoria ya que, mientras que, por un lado funge un papel de mensajero al anunciar a Noé el Diluvio Universal y también estuvo encargado de enterrar a Moisés; por otro lado, en el Talmud se dice que fue el destructor de Sodoma, del ejército de Senarequib y también se dice que fue desterrado por algún tiempo de la corte celestial por no obedecer las órdenes de Dios.
 
Los persas, por su parte, también creían en la existencia de este ser al que llamaban ?Pavo del Paraíso? y se dice que fungía como su ángel guardián.
 
Por último, de acuerdo con la Kabala, Gabriel es el noveno elohim, que corresponde al quinto sefirot Gevurah, aunque algunos aseguran que realmente corresponde al Yesod.
 
 
Rafael

Rafael, cuyo nombre significa ?Medicina de Dios?, es el arcángel de la salud (física, emocional, mental y espiritual) y de la sanación, aunque también se encarga de la protección de los viajeros y de los noviazgos y matrimonios.
Él, además de ser uno de los siete grandes arcángeles que tienen ?acceso a la gloria de Dios?, es uno de los cuatro arcángeles (junto con Miguel, Gabriel y Uriel) destinados al cuidado de la Tierra y, según el Libro de Enoc, está entre los cuatro arcángeles sentados junto a Dios.
Desde la Antigüedad, Rafael ha sido considerado como patrono de los médicos y de los sanadores espirituales, como también el Ángel de la Ciencia[1] y el protector de la Medicina.
Diversos han sido los títulos que se le han otorgado además de Ángel de la Ciencia: ?Supervisor de los Vientos del Anochecer?, ?Ángel de la Curación?, ?Ángel de la Providencia?, ?Arcángel de la Salud?, etc.
Pese a ser oficialmente un arcángel, algunos especialistas han planteado que Rafael preside el coro de los Malakim, un grupo de ángeles pertenecientes a Las Virtudes, ángeles encargados de restaurar la belleza y la armonía del universo. En todo caso, se concuerda en que Rafael es el jefe de los Ángeles Sanadores y el ángel que rige la esfera de la salud del cuerpo físico; teniendo ?según los ocultistas seguidores de Saint Germain? bajo su dominio la llamada ?Casa del Crecimiento y la Transformación?
Astrológicamente se le considera regente de Jupiter (Sagitario) y Mercurio (Géminis y Virgo), se le asigna el punto cardinal Este y el elemento Aire.
 
 
Uriel

Su nombre significa ?Fuego de Dios?. Él es uno de los Ángeles de la Presencia (ángeles que pueden acceder a la presencia de Dios) y uno de los siete grandes arcángeles. No se sabe con certeza si es un serafín, un querubín o un Príncipe de las Dominaciones. Lo cierto es que Uriel es el arcángel del arrepentimiento y la retribución, así como también el arcángel de la justicia, la paz y de la salvación.
 
En su obra El Paraíso Perdido, John Milton lo describió como ?de todo el cielo, el espíritu de vista más aguda?. Ligada a eso, está la función de ?vigilante del mundo? que algunos textos le atribuyen, función a su vez relacionada con aquel libro que suele aparecer en sus manos en ciertas imágenes suyas, libro éste que, según una determinada interpretación (hay otra), representa una lista de los seres humanos con los respectivos pensamientos, sentimientos y actos que han efectuado a lo largo de sus vidas, llevando así Uriel una cuenta necesaria para ver quiénes irán al Infierno, lugar del cual supuestamente él tiene la llave; pero, pese a ser así, no desea que nadie se condene, por lo cual suministra el don sobrenatural del arrepentimiento a las almas que aún pueden salvarse, por más protervas que éstas sean.
 
Astrológicamente se le considera como Regente del Sol, por lo cual usualmente se le ha representado con un sol detrás de la cabeza. Aunque más allá del significado astrológico ese sol, por estar ubicado de modo equivalente a la aureola (símbolo de la conciencia iluminada y pura) de los santos, está asociado con la llama que Uriel porta, llama esta que representa al fuego espiritual de la verdad, viniendo así el sol (que está compuesto de fuego) a ser una forma de simbolización de la que quizá es la más elevada función de Uriel: el despertar, a través del ?fuego de la verdad?, la conciencia de los seres humanos.
 
Uriel, junto con Miguel, Gabriel y Rafael, es uno de los cuatro arcángeles que fueron destinados a cuidar de la Tierra y, en consecuencia, es mucho más fácil de contactar y está mucho más dispuesto a interactuar con los humanos que aquellos arcángeles que no están dentro del susodicho grupo.
 
 
Jofiel

Jofiel es uno de los siete arcángeles que están en la presencia de Dios y que Las Escrituras llaman ?príncipes del cielo?. Él es el arcángel de la Sabiduría y la Iluminación; por ello, algunos han postulado que fue Jofiel quien expulsó a Adán y Eva del Paraíso y quien se quedó cuidando el camino que llevaba al Árbol de La Vida.
 
Su nombre ha sido interpretado como ?Belleza de Dios? o ?Luz de Dios?, estando lo segundo ligado a la lección que éste ángel tiene para el hombre, lección ésta que consiste en el hecho de que, desde cierta perspectiva, todo es aprendizaje dentro del mismo camino que, cada uno a su manera, recorre en pro de una meta: la ascensión. Así, Jofiel tiene el don de mostrarle al hombre como todo es un proceso de enseñanza que se repetirá una y otra vez hasta que el alma logre la iluminación derivada de comprender el Plan Divino.
 
Su origen se remonta a escritos del llamado Pseudo-Dionisio, el cual era un teólogo bizantino anónimo que firmó sus escritos a nombre de San Dionisio Areopagita y vivió a finales del s. V e inicios del s. VI. De ese modo, su origen es mucho menos antiguo que el de arcángeles como Miguel, Gabriel, Uriel y Rafael, los cuales tuvieron su origen en el famoso Libro de Enoc.
 
En la tradición judía se le ha visto como equivalente a Yefefiah (uno de los llamados ?Ángeles de La Presencia?), como uno de los ?Príncipes de La Ley? y como compañero del arcángel Metatrón. El Zohar dice que comanda 53 legiones de ángeles y que supervisa la lectura de la Torá en el Sabbat. También, dentro del esoterismo judío se le ha descrito como uno de los ?ocho ángeles príncipes de la Merkaba?, siendo en esa óptica superior a Metatrón y todos los ángeles que no participan del rango de ?príncipe de la Merkaba?. La Cábala dice que él es el ángel que debe invocarse para crear amuletos, que astrológicamente es el espíritu de Júpiter cuando la influencia de este planeta está en Piscis y Sagitario; y, para algunos, Jofiel sería el mismo ser que Dina, quien era una angelina guardiana de la sabiduría de la Torá y quien fue la encargada de enseñar 70 lenguas a los humanos de los inicios después de la expulsión de Adán y Eva y antes de la caída de la Torre de Babel.
 
Sobre su puesto entre las nueve jerarquías angélicas hay discrepancia. Así, unos creen que fue él un querubín que Dios puso para cuidar el camino al Árbol de la Vida luego de la expulsión de Adán y Eva; en cambio, otros piensan que es uno de los jefes de la Orden de los Tronos.
 
 
Shamuel

Chamuel es uno de los siete grandes arcángeles o ?príncipes del cielo?, él es el arcángel del Amor y se encarga de proteger los vínculos afectivos y de promover el amor incondicional hacia los demás, así como también la devoción, la gratitud y el amor hacia Dios. Chamuel representa la belleza que se logra mediante la consecución y expresión de la pureza del amor. Se cree que él es el más dulce y cariñoso de los arcángeles, que su presencia se manifiesta como las famosas ?mariposas en el estómago? o como una especie de irradiación energética en el corazón; y, también, se dice que éste arcángel brinda su apoyo a las personas que sufren de desamor y soledad. Por el papel que se le otorga, Chamuel es el arcángel asociado al planeta Venus.
Su nombre significa ?El que ve a Dios?, ?El que busca a Dios?, o ?Auxilio y fuerza de Dios?. Pese a eso, hay muchos nombres asociados a éste arcángel: Camael, Camiel, Camiul, Cancel, Jahoel, Kemuel, Seraphiel, Shemuel, Samuel, Haniel, Anael?En cuanto al significado más difundido de su nombre, que es el de ?El que ve a Dios?, tiene éste la siguiente explicación mística: Jesucristo dijo ?Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios? (Mateo 5:8); ahora, el apóstol Juan dijo que ?Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él? (1Juan 4:16); así, siendo Chamuel el arcángel que personaliza al amor, es evidente que su corazón está lleno de amor, y sobre todo de amor a Dios, dejando así de lado el amor al mundo y todo lo que se contrapone al amor a Dios, así como también dejando de lado al odio y todas aquellas cosas que se oponen al amor, ya que de lo contrario no podría ser el arcángel que personaliza al mor: entonces, en resumidas cuentas, acontece que Chamuel, por estar lleno de amor, está lleno de la presencia de Dios y puede verlo tanto en su interior, en tanto que está lleno de su presencia, como en su exterior, en cuanto que está libre de aquello que le impediría verlo, puesto que aquello que le impediría verlo es, en esencia, aquello que se opone al amor.
En cuanto a su rango entre los coros angélicos, pese a ser conocido como un ?arcángel?, muchas fuentes lo colocan como el ?Príncipe de las Potencias?. Por otra parte, se sabe que Chamuel es el director de todos los ángeles de la llama rosa, ángeles que combaten las fuerzas del odio, fomentan la gratitud hacia Dios, inspiran el respeto y el aprecio hacia la vida y sus diversas manifestaciones concretas (la paloma, el gato, cualquier ser humano) y animan a la Humanidad a desarrollar el amor incondicional, el amor a Dios y al Ser Interno.
 
 
Zadkiel

Él es uno de los siete grandes arcángeles y uno de los llamados ?Ángeles de la Presencia? (los ángeles que están en presencia de Dios), además de uno de los nueve Regentes del Paraíso según ciertas fuentes. El nombre ?Zadquiel? significa ?Justicia de Dios?. La Cábala asocia a éste arcángel con la sefirot (emanación divina correspondiente a uno de los 10 aspectos esenciales de Dios) Jesed, sefirot que expresa la Piedad-Compasión-Misericordia, o bien la Bondad entendida básicamente en base a las fuerzas anteriores. De allí que se le haya dado los siguientes títulos: Ángel de la Misericordia, Ángel del Perdón, Ángel de la Compasión, Ángel de la Transmutación, Ángel de la Liberación, Ángel de la Memoria, Ángel del Recuerdo, Ángel de la Magia, Ángel de la Alquimia, entre otros.
La justicia, sobre todo la divina, es indisociable del perdón, hecho este que llevó a Juan Pablo II a decir que ?no hay justicia sin perdón?. No obstante la justicia no es el perdón, pues aquel es solo uno de sus aspectos-manifestaciones. Así, ya que Zadquiel está asociado a la sefirot de la Piedad, la justicia que representa es la justicia del perdón, la cual es el aspecto compasivo, misericordioso y piadoso de la justicia en general. Es por eso que el título de Arcángel de la Justicia es más propio de Uriel, quien representa a la justicia en sentido integral y por tanto a los aspectos coercitivos y rigurosos de aquella. Pasando a la relación perdón/liberación, se ve con claridad que el perdón representa una liberación tanto para quien perdona como para quien es perdonado: el que perdona, al menos en el plano humano, se libra del resentimiento, del rencor, del odio, de la herida que representa el recuerdo constante y nocivo de la falta de la cual se ha sido víctima; el perdonado, se libra en cambio de la amenaza de una posible venganza o castigo (según sea el caso), como también de toda la mala voluntad y energía que lo tenían como blanco. Y es que el perdonar es indisociable de una cierta limpieza interior en relación a la actitud que se tenía frente al recuerdo de la falta que se cometió contra uno: es por esto que, siendo Zadquiel el Ángel del Perdón, lo es también del Recuerdo (por ende de la Memoria) y de la Transmutación, puesto que la transmutación representa una transformación espiritual de carácter elevador y purificador, tal y como acontece en el marco de la limpieza interior requerida para otorgar el perdón verdadero.
 
Angeles Caidos

 
 
Asmodeo

Asmodeo o Asmodeus es uno de los tantos nombres que recibe el demonio que tentó a Eva a probar del árbol de los frutos prohibidos. Asmodeo es considerado uno de los 7 reyes del infierno se le describe con cuerpo humano, cola de serpiente, patas de gallo y tres cabezas, la primera de toro, la segunda de un hombre con corona y por ultimo de carnero. Siempre que aparece lo hace montado en un enorme león alado cuya cabeza es de dragón, portando un estandarte con su símbolo y demostrando que el aliento de su cabeza humana es de fuego.
Acorde al testamento del Rey Salomón un escrito que data aproximadamente del siglo I al III, el Rey pudo invocar a Asmodeo y mientras sostenía una charla con el demonio descubrió que éste teme al arcángel Rafael, alague y a las aves por que le recuerdan a Dios, posteriormente el Rey logra capturar a Asmodeo y le obliga a trabajar para construir un templo cambio de su libertad.
Este demonio tiene bajo su mando a setenta y dos legiones de demonios y goza de su capacidad de corromper a los humanos llevándolos a una enajenación por las apuestas, al libertinaje, la obscenidad, es asociado al pecado de lujuria y su mes más fuerte es noviembre. En el libro ?El Baladro del Sabio Merlín? se dice que el mago Merlín es hijo de un demonio y la cultura popular relaciona a Asmodeo como su padre. La jerarquía demoniaca que se le confiere a Asmodeo como uno de los 7 reyes del infierno ha sido extraída del libro ?La llave menor de Salomón? el cual es considerado un tratado de magia (también llamados grimorios) del siglo XVII, primera sección ?El arte de la brujería? o Ars Goetia.
 
Belial

Belial también llamado Balhor o Beliel su nombre según algunos autores significa ?el de ganancias corruptas?, en la edad media se le consideraba príncipe de los infiernos y por lo tanto uno de los potenciales herederos al gran trono del infierno.
Acorde a Ars Goetia, Belial es uno de los siete reyes del infierno, y comanda cerca de 50 legiones de demonios menores, se describe como 2 ángeles de apariencia hermosa sentados en un carro de fuego, es convocado por los magos para obtener riqueza a cambio de sacrificios de índole carnal. A Belial se le confunde con Satanás debido a que aparece en la segunda epístola a los Corintios un texto bíblico que data del siglo I: 2 Corintios 6:15 ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo?
También su nombre aparece en los rollos del mar muerto específicamente en ?Guerra de los hijos de la luz contra los hijos de las tinieblas? este texto relata una guerra profética entre el bien y el mal donde los hijos de las tinieblas llevan como líder a Belial.
 Otra de las tantas menciones que recibe Belial puede encontrarse en el texto apócrifo conocido como ?El testamento de los doce patriarcas? donde el demonio es el opositor directo de Dios. En la Biblia Satánica a Belial se le considera uno de los cuatro príncipes del infierno a cargo de la corona del norte y se le relaciona con la verdadera independencia la autosuficiencia y la realización personal. Belial representa al elemento tierra y los impulsos carnales, su mes más fuerte es enero y su nombre ha transcurrido el tiempo al grado que la palabra bélico adjetivo que hace referencia a la guerra se cree es derivada directa del nombre Belial.
 
 
Balam

Balam o también conocido como Balaam es considerado uno de los 7 reyes del infierno, tiene bajo su poder a 40 legiones de demonios menores, su aspecto es muy parecido al de Asmodeo ya que al igual que este último tiene 3 cabezas humano, toro y carnero, sumado a sus ojos rojos como brazas. Se dice que Balam cabalga sobre un enorme oso y lleva en uno de sus brazos un halcón, a diferencia de Asmodeo que solo monta sobre un león. A este demonio se le invoca para conocer aspectos del pasado, presente y futuro del consultante, también es capaz de hacer invisible e ingenioso a los humanos, cualidades también presentes en el primer rey del infierno Baal.
En el antiguo testamento existe un personaje de nombre ?Balaam?. En el libro "Números" se hace mención de él y es recordado por ser el hombre que hablo con una burra. Números 22:28 Entonces Jehová abrió la boca a la asna, la cual dijo a Balaam: ¿Qué te he hecho, que me has azotado estas tres veces? Este personaje bíblico aparece también en la segunda epístola de Pedro y es considerado un falso profeta. En la lengua Maya la palabra Balam significa jaguar y se relaciona directamente a 4 seres mitológicos denominados ?Balames? que se ubicaban en los 4 puntos cardinales, y eran encargados de la protección de los campos, generalmente se les ofrecían sacrificios antes y después de la cosecha en forma de agradecimiento. La jerarquía demoniaca que le confiere a Balam el título de ?Rey del infierno? ha sido extraída del libro ?La llave menor de Salomón? primera sección Ars Goetia (el arte de la brujería).
 
Sammael

Samael: Jefe de todos los Satanes. También conocido como el "Veneno de Dios", este título le es otorgado, porque cumple con las ejecuciones de muerte, que Dios le comanda, lo cual a menudo, hace que se le asocie con el Ángel de la Muerte.
Confundido erróneamente con el Arcángel Camael, este demonio, es para los judíos, el Príncipe de los Demonios. En la tradición rabínica, él es el demonio de la Tormenta. Samael, también asociado con Satán, fue al principio de la creación, el más poderoso de los Tronos-Ángeles, y se dice que tiene 12 alas. Cuando los ángeles cayeron a los infiernos, hicieron un plan de venganza contra Dios, para destruir su más preciada creación, el hombre, pues los demonios estaban celosos de que el hombre pudiese darle el nombre a todas las creaturas, sin contar que desde el comienzo, ellos estaban en contra de la idea de la creación del hombre. Samael fue el demonio que tentó a Eva, poseyendo el cuerpo de una serpiente.
Una leyenda dice, que Adán y Eva, eran seres inmateriales, y como Samael, está relacionado con todos los placeres y maldad relacionados a la materia, convenció a Adán y Eva, de hacerse d cuerpos materiales, para que así pudiesen morir. En otra historia, se cuenta que Samael intento que Abraham no sacrificara a Isaac, haciéndolo dudar, para que así, decepcionase a Dios, pero Abraham hizo caso omiso y Samael en venganza, le contó a Sarah que Isaac estaba siendo asesinado por Abraham, así ella murió de horror y decepción. Es regente de los Olipoth, del Árbol de la vida, y su consorte es Lilith, con la cual, según muchas leyendas, procrea cientos de demonios. Rige la violencia y la destrucción. Una de las tradiciones Rabínicas, dice que es el ángel que preside el Quinto, cielo.
 
 
Lilith

 Lilith, a quien también se le llamaba Lili o Lilu, significa reina de la noche y era considerada la Madre de los Demonios, en Mesopotamia fue la figura mitológica asociada con el viento y se pensaba además que era portadora de la enfermedad y la muerte. Se creía que era una mujer con alas, de belleza siniestra e intemporal, con pelo largo y rizado.
La leyenda dice que Yahvé, en un intento por crear a la primera esposa de Adán, la formó del barro pero su alma se corrompió y abandonó a Adán para unirse al ejercito de Satanás, estableciéndose en el Mar Rojo que era habitado comúnmente por demonios de los cuales fue amante, razón por la que sólo fue capaz de engendrar espíritus malignos o lilim. La razón de que odie a los niños e intente a toda costa pervertirlos o asesinarlos, es fácilmente explicable en el hecho de que encontró repulsivos a los seres malignos que engendró. Aunque también puede ser que su rebeldía fuera castigada a través de la muerte diaria de 100 de sus hijos y en venganza Lilith asesinara a niños menores de ocho días de nacidos o incircuncisos.
Se dice también que, de alguna forma, el contacto de sus labios y el uso de sus afilados dientes para beber de la sangre de algún hombre de Oriente Medio dio origen a los vampiros, y esto nos lleva a considerarla el vampiro original o la primer vampiresa en el mundo. Además, Lilith posee poderes propios de los vampiros: atraviesa las paredes, es seductora y toma por víctimas a los hombres que seduce, agotándolos sexualmente y bebiendo de su sangre. Otra de las actividades favoritas de Lilith es robar el semen de los hombres mientras duermen y que han tenido relaciones durante la noche para engendrar a nuevos demonios.
 
 
Ahrimán

 Ahrimán es el Principio del Mal en la religión persa, y se opone a Ormuz o Ahura-Mazda, quien es el Principio del Bien y guarda con él una conflictiva cósmica que, si bien en principio adquiere el carácter de un dualismo maniqueo, posteriormente se resuelve en una suerte de monoteísmo, dado que el conflicto se resuelve a favor de Ormuz, quien adquiere un poder absoluto después del juicio final.
Según Zoroastro ?profeta fundador del mazdeísmo o zoroastrismo, perteneciente más al mito y la leyenda que a la historia ?, Ahrimán nació de las tinieblas y, en su propósito por convertirse en creador y dueño del poder cósmico, formó seis archidemonios opuestos a los seis arcángeles. Estos archidemonios personificaban a la Anarquía, la Apostasía, la Presunción, la Destrucción, el Aniquilamiento y la Furia, en tanto que los seis arcángeles de Ormuz representaban la Sabiduría Divina, la Rectitud, la Dominación, la Devoción, la Totalidad y la Salvación. Pero en las filas de Ahrimán también existían otros seres maléficos de menor poder: los devas, que trataban de alejar al ser humano de la verdadera adoración, y que eran Paromaiti (Arrogancia), Mitrox (Falsa Palabra), Zaurvan (Decrepitud), Akatasa (Entremetimiento), y Vereno (la Lujuria); y además los Drujs, Yatus y Nasus, que eran las brujas, los hechiceros y los monstruos, respectivamente.
Ahora bien, naturalmente Ahrimán asume el papel de tentador y embaucador en relación a la Humanidad, intentando hacer que el hombre siga su senda para que su alma se pierda y, al igual que él, se suma en la oscuridad. Así, la tradición mazdeísta dice que al morir pasan tres días antes de que el alma se separe del cuerpo, tras lo cual ésta debe cruzar el Chinvat (puente del más allá). Al final de ese recorrido el alma será juzgada: si los méritos pesan más, la Daena (un ángel femenino) le acompañará al paraíso, siendo esta Daena una personificación de sus buenos pensamientos, buenas palabras y buenas acciones; si los deméritos pesan más, el alma será acompañada al infierno por una prostituta vieja y horrible (que simboliza su vida pecadora), cuyos rasgos predominantes son el frío, el mal olor y la oscuridad; entretanto, si méritos y deméritos pesan igual, el alma irá al Hamestagán, que es un lugar equivalente al Purgatorio.
Para Rudolf Steiner (1861 ? 1925), al igual que para Aristóteles, el bien está en un punto medio. Así, en la dinámica del mal intervienen dos fuerzas espirituales: una, personificada en Lucifer; la otra, personificada en Ahrimán. Lucifer representa el orgullo, el fanatismo, el falso misticismo, la impetuosidad, la tendencia a huir de la realidad, la mentira espiritual, el apasionamiento irracional, etc. Ahrimán representa el materialismo, el racionalismo anti-espiritual que niega lo trascendente, el pragmatismo o utilitarismo que vuelve al hombre esclavo del tedio y la rutina, etc. Simbólicamente Lucifer es calor, mientras que Ahrimán es frío. En sí mismas, las tendencias luciferinas y ahrimánicas no son completamente malas, e incluso son necesarias para que el hombre progrese y evolucione a lo largo de la historia. El problema es que el ser humano tiende a irse a uno de los dos extremos, e incluso esto sucede a gran escala, viéndose así épocas o culturas en que predominan los rasgos luciferinos o los rasgos ahrimánicos. Por ejemplo, el Medioevo de Occidente fue una época marcada por la influencia de Lucifer, cosa esta que queda plasmada en el Oscurantismo; mientras, Steiner apunta que nuestra época actual es predominantemente ahrimánica, y eso se ve en el progresivo aumento del carácter mecánico de la vida en sociedad, en el avance del consumismo, en el crecimiento del cientificismo que niega la dimensión espiritual del hombre y la realidad, etc. Sin embargo, en medio de aquel nefasto panorama, el arcángel Miguel, que desde 1879 es el Espíritu del Tiempo gobernante, ejerce una influencia espiritual opuesta que tiende a equilibrar la situación y que está vinculada con un fenómeno espiritual consistente en el hecho de que, desde inicios de su regencia, los cuerpos etéricos de las personas están cada vez más compenetrados con los cuerpos físicos, facilitando con ello la clarividencia.
 
Finalmente, Steiner cree que cada 666 años Ahrimán se encarna, haciéndose pasar por Cristo o por algún enviado de Dios. En base a eso, se especula que debió haber encarnado en el año 1998, aunque o bien la profecía es falsa, o bien la fecha está errada, o bien aún ese Ahrimán no crece o no se manifiesta suficientemente como para que sospechemos que tal o cual es él.
 
 
Baal

Baal o también conocido como Bael es el primero de los siete reyes del infierno, mencionado muchas veces en el antiguo testamento confiriéndole a su nombre el significado de ?maestro? o ?el propietario?; algunos autores mencionan a Baal como un duque que posee 66 legiones de demonios bajo su mando y durante el periodo de Puritanismo en Inglaterra en el siglo XVI se comparaba a Baal con el mismo Satanás o se decía que era su asistente personal. Se le representa comúnmente con cuerpo de tarántula y tres cabezas, la primera de gato negro, la segunda de humano con una corona, y por último una de sapo. Se dice que aquellos que logran invocarlo se les concede el poder de hacerse invisibles y se les dota de inteligencia sobrehumana, se creé que el mes en que posee mucha más fuerza es en octubre.
En la mitología de la región de Canaán (situada en el Mar Mediterráneo y Rio Jordan) existía una deidad llama ?El? quien era considerado como el creador, el bondadoso, Dios supremo y padre de todos los Dioses y se representaba como un toro con o sin alas. Baal era el hijo de ?El? y lo representaban como un toro joven o un joven guerrero. En la biblia Baal era considerado uno de los falsos dioses y fue objeto de culto por parte de los hebreos cuando se alejaron de la adoración a Yahvé.
En la cultura popular se menciona a Baal en la película ?El Rito? y es la entidad que tiene que ser expulsada del padre Lucas protagonizado por Anthony Hopkins. La jerarquía demoniaca que se le confiere a Baal como uno de los 7 reyes del infierno ha sido extraida del libro ?La llave menor de Salomon?.
 
 
Nefilim

 

Los Nefilim (los caídos, o gigantes) fueron el producto de las relaciones sexuales entre los hijos de Dios y las hijas de los hombres en Génesis 6:1-4. Existe mucho debate acerca de la identidad de los ?hijos de Dios.? Nuestra opinión es que los ?hijos de Dios? eran ángeles caídos (demonios) quienes se unieron con mujeres humanas. De estas uniones resultó una raza, los Nefilim, una raza de gigantes, quienes fueron ?los valientes que desde la antigüedad fueron varones de renombre? (Génesis 6:4).
 
¿Por qué habrían hecho los demonios tal cosa? La Biblia no nos da una respuesta específica. Los demonios son seres malos y torcidos ? así que nada de lo que ellos hagan debe sorprendernos. Como una motivación diferente, la mejor especulación es que los demonios intentaban contaminar la sangre del linaje humano, a fin de impedir la venida del Mesías ? Jesucristo. Dios había prometido que el Mesías vendría del linaje de Eva (Génesis 3:15) quien heriría a la serpiente en la cabeza ? Satanás. Así que, los demonios posiblemente intentaron impedir esto, contaminando la sangre del linaje humano, haciendo imposible que un día naciera un Mesías sin pecado. Nuevamente, esta no es una respuesta específicamente bíblica, pero es plausible y no está en contradicción con nada de lo que la Biblia enseña.
 
¿Qué son los Nefilim? De acuerdo a los hebreos y otras leyendas (el libro de Enoc y otros escritos no bíblicos), ellos fueron una raza de gigantes y súper-héroes, quienes cometieron actos de gran maldad. Su gran tamaño y poder parecía venir de la mezcla del ?ADN? demoníaco con la genética humana. Todo lo que la Biblia dice directamente acerca de ellos, es que fueron ?valientes que desde la antigüedad fueron varones de renombre.? (Génesis 6:4) Los Nefilim no fueron extraterrestres, ellos fueron literalmente, seres físicos producidos por la unión de los hijos de Dios y las hijas de los hombres (Génesis 6:1-4).
 
¿Qué sucedió con los Nefilim o gigantes? Los Nefilim fueron una de las razones principales para el gran diluvio en los tiempos de Noé. Inmediatamente después de que los Nefilim son mencionados, la Palabra de Dios nos dice esto, ?Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal. Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en Su corazón. Y dijo Jehová: Raeré de sobre la faz de la tierra a los hombres que he creado, desde el hombre hasta la bestia, y hasta el reptil y las aves del cielo; pues me arrepiento de haberlos hecho.? (Génesis 6:5-7) Así que Dios procedió a inundar el mundo entero, matando a todos y a todo (incluyendo esta raza de gigantes) a excepción de Noé y su familia, y los animales dentro del arca (Génesis 6:11-22).
 
¿Hubo Nefilim o gigantes después del diluvio? Génesis 6:4 nos dice, ?Había gigantes en la tierra en aquellos días,?? y también después?? Parece que los demonios volvieron a repetir su pecado en algún tiempo posterior al diluvio. Sin embargo, pareciera que esto sucedió en una escala mucho menor de lo que fue antes del diluvio. Cuando los israelitas espiaron la tierra de Canaán, ellos reportaron a Moisés ? ?También vimos allí gigantes, hijos de Anac, raza de los gigantes, y éramos nosotros, a nuestro parecer, como langostas; y así les parecíamos a ellos.? (Números 13:33). Ahora, este pasaje no dice específicamente que los Nefilim o gigantes genuinamente estuvieran ahí, sólo que los espías pensaron que vieron a los Nefilim. Es más probable que los espías se encontraron con gente muy alta en Canaán y por error, creyeron que eran los Nefilim. O, es posible que después del diluvio, los demonios nuevamente se hubieran unido con mujeres humanas, produciendo más gigantes. Cualquiera que haya sido el caso, estos ?gigantes? fueron destruidos por los israelitas durante su invasión a Canaán (Josué 11:21-22) y más tarde en su historia (Deuteronomio 3:11; 1 Samuel capítulo 17).
 
¿Qué impide que los demonios produzcan más Nefilim o gigantes en la actualidad? Parece que Dios puso fin a las uniones de demonios con humanos al colocar en prisiones eternas a los demonios que cometieron tales actos. Judas verso 6 nos dice, ?Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día.? Obviamente, no todos los demonios están actualmente en ?prisiones?, así que debió haber habido un grupo de demonios que cometieron posteriormente graves pecados después de la caída original. Presumiblemente, los demonios que se unieron a mujeres humanas, son los que están en ?prisiones eternas.? Esto prevendría que más demonios intentaran tales acciones.
Arcangeles Demonios y Nephilim
15 Puntos Score: 1.9/10
Visitas: 3882 Favoritos: 18
Ver los usuarios que votaron...
14 Comentarios Arcangeles Demonios y Nephilim
Wuau! super valio la pena leerlo todo!
La curiosidad crece y crece... espero que sigas as?
wow,muy entretenido.  
La cuestion es simple una historia manipulada da mucho que pensar da mucho que divagar los angeles fueron seres avanzados que vinieron a un mundo de caos y se mesclaron entre nosotros sino pregunten de donde vienen las 13 familias due?
Excelente Info  
exelente ...yo solo me intereso por las imagenes; y me ilumina ver este tipo de aportes.
?
muy buena informaci?
Lo mas interesante es lo del libro de Enoc, los escritos del mar muerto y la llave menor de Salom?
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!