Brutal represión en Egipto dejó 278 muertos y 2000

  • Categoría: Noticias
  • Publicado hace más de 3 años
El gobierno egipcio dictó el estado de sitio y mató a casi 300 personas
Tal como habían anunciado, las autoridades militares desalojaron los acampes que reclamaban la vuelta al poder del derrocado Mohammed Mursi. La violencia se extendió a todo el país y se estableció el toque de queda en doce provincias.

La brutal represión del gobierno de facto egipcio dejó al menos 278 muertos y más de 2000 heridos en todo el país. El desalojo a sangre y fuego de dos campamentos, que los seguidores del derrocado presidente Mohammed Mursi mantenían en El Cairo encendió la mecha del conflicto y provocó una crisis a nivel nacional, que culminó con la jornada más violenta desde el pasado 3 de julio, cuando los militares dieron un golpe de Estado contra las autoridades constitucionales.
Frente a la situación de caos reinante en el país africano, el presidente de facto de Egipto, Adly Mansour, decretó el estado de emergencia en todo el país durante un mes, lo que permitirá que se realicen detenciones sin una orden judicial. También estableció el toque de queda en 12 provincias, en las que nadie podrá salir a la calle. La decisión fue adoptada debido al "peligro" existente "sobre la seguridad y el orden". Al mismo tiempo, el vicepresidente Mohamed el Baradei aseguró que no estaría dispuesto a ser responsable por el derramamiento de "una sola gota de sangre" y presentó su renuncia (ver aparte).
La represión policial comenzó con el lanzamiento de gases lacrimógenos sobre los manifestantes que acampaban desde hace semanas en El Cairo para pedir la restitución de Mursi en la presidencia. El campamento de Al Nahda en Giza fue desmantelado violentamente por las fuerzas de seguridad luego de tres horas de ofensiva, mientras que la represión en Nasr City duró algunas horas más. "Las balas caen sobre los manifestantes desde todas direcciones", informó en ese momento el vocero de Hermanos Musulmanes, Mohammed el Beltagui. El Cairo registró la mayor cantidad de muertos y, entre los cadáveres de las víctimas, 28 cuerpos presentaron signos de tortura.
Una vez que el territorio fue liberado, el ministro del Interior, Mohamed Ibrahim, señaló que las dos acampadas en la capital fueron "totalmente disueltas" y que la policía quitó con palas mecánicas las barricadas de los militantes islamistas. Ibrahim sostuvo que el gobierno militar "no permitirá ningún acampe en ninguna plaza del país, cueste lo que cueste". Para justificar la represión, el funcionario acusó a los seguidores de los Hermanos Musulmanes de tomar comisarías y disparar desde los edificios. En los enfrentamientos con la policía, los principales líderes musulmanes fueron arrestados.
A partir de allí, las protestas se extendieron al resto del país. El Ministerio de Salud informó que el mayor número de muertes en el Interior se registró en la provincia de Miniya. También hubo víctimas fatales y heridos en Beheira y Daqahiliya, en Suez, Luxor y Alejandría. Al menos 43 agentes de seguridad murieron en los enfrentamientos. Ante el incremento del número de víctimas, la comunidad internacional convocó al diálogo entre las partes (ver aparte).
Después de que la ola de violencia se extendiera por todo el territorio, el conflicto político tomó un matiz religioso. Según denunciaron voceros de la Iglesia católica egipcia, coptos y católicos fueron "atacados por los Hermanos Musulmanes". También aseguraron que la vida del Papa copto, Tawadros II, corría peligro.
Ante la situación, los seguidores de Mursi llamaron a la población a continuar manifestándose y exigieron que la comunidad internacional denuncie los crímenes del gobierno militar. "El mundo no puede quedarse de brazos cruzados mientras hombres, mujeres y niños inocentes son masacrados indiscriminadamente. El mundo debe resistir los crímenes de la junta militar antes que sea demasiado tarde", afirmó la rama de los Hermanos Musulmanes con sede en Londres.

La brutal represión militar desencadenó una crisis política que decantó en la renuncia de uno de los vicepresidentes del país, Mohamed el Baradei. El premio Nobel de la Paz anunció su dimisión poco después de que la policía comenzara con el desalojo de los campamentos en El Cairo.
"He presentado mi renuncia porque no puedo asumir la responsabilidad de decisiones con las que no estoy de acuerdo. La policía no debería haber desalojado violentamente los campamentos de los seguidores de Mursi, porque aún no se habían agotado todas la alternativas pacíficas", dijo El Baradei, quien agregó que no estaría dispuesto a ser responsable por "una sola gota de sangre" en los enfrentamientos.

Cronología sangrienta
 3 de julio: el Ejército da un golpe de Estado, suspende la Constitución, encarcela a Mohamed Mursi y asume como nuevo presidente Adly Mansour.
 4 de julio: Mansour jura su cargo como presidente interino y la fiscalía prohíbe salir del país a Mursi.
 8 de julio: al menos 51 muertos y 435 heridos en choques entre islamistas y el Ejército ante la sede de la Guardia Republicana de El Cairo.
 10 de julio: la fiscalía egipcia ordena la detención del líder de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Badie, por "instigar a la violencia" en los cruces frente a la Guardia Republicana.
 27 de julio: al menos 66 muertos y 300 heridos en los enfrentamientos entre partidarios y detractores de Mursi en El Cairo.
 30 de julio: la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, se reúne con Mursi y asegura que se "encuentra bien", aunque se niega a revelar el lugar donde lo retienen detenido-secuestrado.
 5 de agosto: Los enviados de EE UU, William Burns, y de la Unión Europea (UE), Bernardino León, buscan negociar una salida a la crisis.
 7 de agosto: las autoridades de Egipto dan por concluida la labor de los mediadores e instan a los islamistas a abandonar "rápidamente" los campamentos.
 12 de agosto: la justicia ordena renovar por otros 15 días la detención preventiva de Mursi.
 13 de agosto: las protestas islamistas derivan en choques con las fuerzas de seguridad en el centro de El Cairo.
 14 de agosto: decenas de muertos en el desalojo de los campamentos islamistas en la capital egipcia y en choques con las fuerzas de seguridad en distintas ciudades del interior del país.



Fuente de información:
http://tiempo.infonews.com/2013/08/15/mundo-107528-el-gobierno-egipcio-dicto-el-estado-de-sitio-y-mato-a-casi-300-personas.php
Brutal represión en Egipto dejó 278 muertos y 2000
2 Puntos Score: 2/10
Visitas: 454 Favoritos: 0
Ver los usuarios que votaron...
2 Comentarios Brutal represión en Egipto dejó 278 muertos y 2000
cae egipto,,,israel gana otro frente de guerra santa
que cagada de gente... se pelean en nombre de dios.... dios me chupa una bola... maldito hijo de su puta madre que lo re mil pario ... dios has algo de verdad... ya para con esta huevada... o acaso no existes????
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!