Un bar zaragozano gana una demanda a la SGAE

  • Categoría: Noticias
  • Publicado hace más de 6 años
Ganar una demanda a la SGAE no es un hecho inusual pero tampoco resulta frecuente. Tan solo con mencionar el nombre de la Sociedad General de Autores y Editores a más de uno se le ponen los pelos de punta. Pero Isabel González Olmos, propietaria del bar Anacoreta, de la calle Reina Fabiola, puede decirlo bien alto porque acaba de salir airosa de un pleito que le puso la asociación que defiende los derechos de algunos autores.

El juzgado de lo Mercantil número 1 de Zaragoza ha desestimado la pretensión de la SGAE de cobrarle 1.921 euros por el supuesto aparato de música que la sociedad decía que tenía en el local, cuando no era cierto. Aunque el anterior propietario sí que lo tuvo, desde que Isabel González lo cogió hace casi dos años lo transformó en bar de tapas y lo quitó. A pesar de que lo comunicó a la sociedad de autores, esta le siguió pasando los recibos, que ella devolvió. Al final, le demandó por el impago de 1.921 euros (cuotas de enero de 2009 a marzo de 2010) y le reclamó una indemnización, que el juez ha desestimado.

Durante el pleito, Isabel González tuvo que hacer una declaración jurada, presentar testigos y diversa documentación para demostrar que en su local no había ningún aparato de música, tan solo una televisión, con un decodificador de TDT y otro de Canal+ conectado a una mesa de mezclas, de la que salen seis altavoces.

"Aunque la parte demandante (la SGAE) pretende dar ese carácter (de reproductor musical) a la mesa de distribución (...) lo cierto es que tal dispositivo no reproduce sonido alguno diferente del emitido por el aparato principal a él conectado (la televisión)", dice el juez en su sentencia. Añade que lo que hace la mesa de mezclas es distribuir el sonido y ampliarlo y que es "irrelevante" que salga directamente del televisor o a través de altavoces "ya que la señal de origen es la misma".

"Además -señala el magistrado- es significativo que en las dos actas de inspección que se aportan (la SGAE envió al bar a sus agentes en dos ocasiones) solo se menciona el televisor de la marca Belsón conectado a altavoces, pero no se describe ningún otro tipo de reproductor de sonido".

En el fallo, el juez se pregunta si se podría plantear que el hecho de tener dos decodificadores conectados a una mesa de mezclas implica que se pueda hablar de que uno de ellos cumple la función de un equipo de música. "La respuesta debe ser negativa", responde y recuerda que en la actualidad, la única forma de poder ver las cadenas de televisión es a través de decodificadores digitales -bien gratuitos, bien de pago- que incorporan la emisión de radio".

La sentencia también desestima la pretensión de la SGAE de cobrar unas tarifas más altas por el repertorio difundido a través de la televisión ya que no lo considera una amenización "necesaria" sino "secundaria", que es más barata y acepta que Isabel González les pague 228,51 euros, por la mencionada amenización.
Un bar zaragozano gana una demanda a la SGAE
0 Puntos Score: 0/10
Visitas: 624 Favoritos: 0
0 Comentarios Un bar zaragozano gana una demanda a la SGAE
Este post no tiene comentarios. Sea el primero!
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!