Qué hacer si no estás satisfecho con tu negocio

Qué hacer si no estás satisfecho con tu negocio
El sueño de tu vida fue tener tu negocio propio, y ahora que se cumple, ves que no era como lo esperabas. Hay 4 casos frecuentes que pueden estar afectándote. Veamos cada uno y los consejos para solucionarlo.

Qué hacer si no estás satisfecho con tu negocio
El sueño de tu vida fue tener tu negocio propio, y ahora que se cumple, ves que no era como lo esperabas. Hay 4 casos frecuentes que pueden estar afectándote. Veamos cada uno y los consejos para solucionarlo.


Qué hacer si estás bloquedo en tu negocio



¿Te sientes estancado y ves que tu negocio no tiene los resultados que quieres, o que directamente no es lo que pensabas que sería?. Quizá lo pusiste en marcha con muchas ganas y motivación y ahora ya no te da tanta satisfacción, y no estás seguro de qué hacer a continuación. ¿Sigues?, ¿lo dejas?, ¿cambias algo?.Si estás en esta situación, el primer paso que tienes que dar es averiguar cuál es exactamente el problema, porque si no sabes lo que falla no podrás solucionarlo. Esto parece obvio pero a lo mejor no te has parado a considerar qué es lo que pasa, y simplemente te has dejado llevar por el desánimo y la rutina del día a día.

4 casos frecuentes de estancamiento en tu negocio


Dentro de las muchas situaciones posibles, hay 4 que provocan que estés insatisfecho y bloqueado y que no sepas qué hacer con tu negocio:

1. No estás satisfecho en tu negocio porque nunca fue tu idea

Quizá te has dejado llevar por algún familiar o amigo que te contagió su ilusión y ahora te encuentras con que a ti no solo no te motiva la idea, sino que es casi una agonía. No disfrutas, no empleas tus habilidades y ya no sabes cómo salir de esa situación, porque la idea de dejarlo te hace sentir culpable, no sea que se vayan a enfadar contigo. Y no sólo eso, sino que a lo mejor lo que te para es que no sabes qué hacer si lo dejas, dónde o en qué trabajar.

Si estás en un negocio que no te gusta por alguien, es hora de tomar las riendas de tu vida, aunque no sea fácil.


 A priori tienes dos opciones:
Ponerle más alegría a tu trabajo, encontrar una parte que te guste y donde puedas utilizar tus habilidades y fortalezas, hasta que puedas cambiar de sitio o de negocio para hacer lo que de verdad quieras (o hasta que empiece a gustarte, que también puede pasar cuando haces las cosas con atención y cuidado)


Ser fuerte y buscar algo que de verdad te guste. No va a ser fácil, pero ¿cuál es la alternativa?
2. Tu negocio te encanta pero estás estresado
Te pasas el día ocupado, no en lo que más te gusta, sino en otro tipo de tareas imprescindibles para tu negocio pero que te están quitando la ilusión y la energía. Estás agobiado y te empiezas a cuestionar si de verdad merece la pena, porque esto no es lo que tenías en mente y no sabes cómo salir de la situación sin abandonarlo todo.

Aquí tienes que pararte un momento a analizar tu negocio y tus resultados. ¿Qué es lo que de verdad te agobia?¿Demasiados clientes, poco tiempo para implementar más ideas, demasiados proyectos a la vez?. Probablemente es el momento de tres cosas:


Empezar a decir que no a nuevos proyectos hasta que vuelvas a sentir que tienes el control. 


Subir tus precios y ser más selectiva con tus clientes, para tener más tiempo sin que se resientan tus ingresos.


Delegar, contratar a alguien más que te ayude.


De esta forma tendrás tiempo para trabajar en la parte que más te guste de tu negocio y para replantearte el siguiente paso sin acabar destrozado en el intento.


3. Empezaste el negocio con ilusión pero no ves los resultadosComenzaste con todas las ganas y muy motivado, pero llevas ya un tiempo sin ver resultados, o no con la continuidad que desearías, y eso hace que te desanimes y empieces a dudar de tus habilidades o de tu idea. 

Esto es muy frecuente en las primeras etapas de un negocio, cuando todavía no tienes suficientes ingresos para ganarte la vida o cuando tienes muchos altibajos que te causan inseguridad y estrés. De hecho, es una de las razones por las que se cierran negocios, porque no se aguanta esta etapa.


En este caso, probablemente te plantees si es hora de abandonar o si de verdad puedes hacer algo para salir a flote. Sobre abandonar, ya lo analizamos en el artículo "cómo saber si es momento de dejar un trabajo". 


Si decides continuar y no sabes cómo salir de esa situación, lo mejor es contratar a alguien que te ayude a conseguir los resultados que tu quieras, alguien que esté donde tu quieres estar y que te pueda guiar.


Esta claro que invertir dinero en tu situación da mucho miedo, pero muchas veces es lo mejor que puedes hacer. ¿O prefieres seguir dando tumbos y sin generar ingresos?. Cada euro o dólar que no ingresas es un euro o dólar que pierdes. Es así de simple. Hay algo que es importante tener claro desde el principio: si tienes un negocio vas a tener que invertir en él en todas las etapas y, si no estás dispuesto, quizá un negocio no sea para ti. Cuesta mucho aceptarlo pero cuanto antes lo hagas mejor. Recuerda, ¿cuál es la alternativa?. ¿Seguir sintiéndote mal y perdiendo dinero mes tras mes?.


4. Perder la motivación aunque las cosas vayan bienLas cosas te van bien, no te puedes quejar, pero te falta algo. Has perdido la emoción y motivación del comienzo y no sabes cómo recuperarlas. Además, te cuesta hasta reconocerlo, justo ahora que tienes clientes, empiezas a ser reconocido y te va económicamente bien...


En este momento es importante que te replantees tu negocio desde la base, considerando al menos estas tres cosas: 


- Qué quieres conservar
- Qué quieres eliminar (productos o servicios que ya no te motiven o que no sean rentables, por ejemplo)
- Cuál es tu nueva visión.



Quizá ya domines las estrategias que usas y por eso te sientes algo aburrido y necesitas nuevos desafíos, en ese caso, ¿qué puedes añadirle a tu negocio que te devuelva el cosquilleo?. ¿Algún producto nuevo, una forma distinta de hacer las cosas?. Quizá es hora de cambiar de nicho porque lo que antes te satisfacía ya no lo hace, y ahora te apetece hacer otras cosas. 


O puede ser que necesites un cambio de tu marca, del branding, 
con el que te sientas más tú. Siéntate a crear un plan de aquí a 1 o 2 años hasta que veas que vuelves a recuperar la ilusión porque es para ti un desafío nuevo.

Estos cuatro casos son muy frecuentes y producen que no estes satisfecho en tu negocio, incluso puedes experimentar varios en distintas etapas. De hecho, es bastante frecuente pasar del 3 al 2 y luego al 4. Lo importante aquí no es evitar que te pase eso, sino identificar cuanto antes qué es lo que te pasa a ti para después decidir cuál es el siguiente paso a dar.
Qué hacer si no estás satisfecho con tu negocio
3 Puntos Score: 3/10
Visitas: 1071 Favoritos: 3
Ver los usuarios que votaron...
5 Comentarios Qué hacer si no estás satisfecho con tu negocio
Cita rikihouse: Mostrar
hahaha
Bien por tener sentido del humor
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!