Las 15 mejores parodias del cine

  • Categoría: Off-Topic
  • Publicado hace más de 3 años
Las 15 mejores parodias del cine
Scary Movie 5 llega a nuestros cines para espanto de los críticos y regocijo de sus fans. Lejos del buen rollo de las sitcoms americanas, hablamos de una saga en torno a la cual se ha generado todo un fenómeno cinematográfico basado en la creación de filmes que satirizan las películas comerciales más taquilleras y los personajes públicos del momento. Por ello, en IGN España recogemos quince parodias emblemáticas de todos los tiempos que, de una u otra manera, han dejado su huella en un subgénero pensado para el puro y duro disfrute del espectador más desprejuiciado. Como siempre, quedamos a la espera de vuestra selección particular y comentarios.

Superagente 86
Cuando Mel Brooks y Buck Henry comenzaron a trabajar en esta recordada serie televisiva, las películas de espías (James Bond mediante) ocupaban el epicentro del cine de entretenimiento en Estados Unidos y Europa. Don Adams ponía su histrionismo al servicio de las delirantes tramas de cada capítulo en toda una oda al gag por el gag, plagada de estúpidos villanos, frasecitas altisonantes ante las que cuesta contener la carcajada y, por supuesto, una irrisoria colección de gadgets tecnológicos. La serie tuvo una floja continuación veinte años después, y ha dado lugar a dos películas, una de 1989 y otra de 2008. La última de ellas fue protagonizada por Steve Carrell y Anne Hathaway.

Golfus de Roma
Quince años antes de que el trío conformado por Jim Abrahams y los hermanos Jerry y David Zucker revolucionaran la manera de concebir y realizar parodias cinematográficas, el añorado Richard Lester adaptó el entrañable musical de Burt Shevelove y Larry Gelbart en la película que nos ocupa. Protagonizada por el nunca suficientemente reivindicado Zero Mostel, esta comedia no era otra cosa que una sutil, inteligente y fina perversión de los cánones del péplum. Una serie de enredos amorosos, disfrutables escenas musicales y un Buster Keaton en su última aparición cinematográfica hacen de ella un verdadero must see.

Casino Royale
Esta no es una parodia cualquiera de las pelis de Bond, James Bond. En primer lugar, tal y como indica su título, se inspira en la primera de las novelas de Ian Fleming. En segundo lugar, su protagonista se llama, directamente, como el agente 007 que todos conocemos. En tercer lugar, la mítica Ursula Andress reinterpretaba a la mujer-objeto de deseo de la inaugural Agente 007 contra el Dr. No. Y sin embargo, pese a todos estos detalles y a que John Huston encabezara la lista de realizadores, no hablamos de otra cosa que de un delirio descomunal. ¿Qué podéis esperar de un filme de espionaje protagonizado por Peter Sellers y en el cual la representación del mal no es otra que? ¡Woody Allen!

El baile de los vampiros
Habrá quien cuestione la inclusión de esta inquietante obra maestra de Roman Polanski en una lista dedicada a comedias llamadas a dinamitar, con incisión mayor o menor, los códigos de distintos géneros cinematográficos. El caso es que la aventura del Doctor Abronsius (Jack McGowran) y su asistente Alfred (Roman Polanski) demuestra cómo la parodia no está reñida, en modo alguno, con el gran cine. Hipnóticamente fotografiada por Douglas Slocombe, de opresiva puesta en escena y en absoluto carente de maliciosas lecturas sociales, Polanski se marcó un filme de terror que incluía, en sus imágenes, las instrucciones para desmontarlo. Así, el cineasta puso algo más que un granito de arena con un filme que es hoy, por derecho propio, todo un clásico.

El jovencito Frankenstein
Casi una década después de la aportación de Polanski, nos llega de manos del mejorMel Brooks otra de las comedias de terror más redondas que se recuerden, amén de tratarse de una obra que se ha ganado su lugar en la memoria cinematográfica del público mundial. Gene Wilder era Frederick Frankenstein, lamentable descendiente del famoso Victor, siempre a la sombra de su antepasado. Un golpe de suerte lo lleva a descubrir las investigaciones secretas que llevó a cabo su pariente e, intentando superar los fracasos atribuidos a su pretérito familiar, provocará un desastre humano equiparable al descrito por la novelista Mary Shelley. Una antología de gags físicos (alimentados por la insustituible presencia de Marty ?Igor? Feldman), situaciones surrealistas y comportamientos estúpidos que remedan el relato original con mucha gracia. 

Agárralo como puedas
Los thrillers policíacos de ambientación urbana, que llenaban estanterías enteras en los videoclubs desde mediados de los 80, se convirtieron en el blanco perfecto de las collejas (que no duelen ni hacen sangrar, pero pican) cinematográficas que empezarían a repartir los ZAZ por entonces. Leslie Nielsen es el pilar fundamental sobre el que se sostiene la arquitectura de una película por momentos más bien endeble. Las secuelas,Agárralo como puedas 2 y ½ y Agárralo como puedas 33 1/2 evidenciaban la decadencia de una pandilla de directores/guionistas que iba encontrándose con dificultades cada vez mayores para aterrizar en el presente fílmico de entonces

Hot Shots
Top Gun se ha ganado, a lo largo de los años, un pitorreo generalizado que supera al de la (injustamente) castigada Titanic de James Cameron. Por su cierta efectividad, quizás estemos hablando de la última obra medianamente decente que contara con Jim Abrahams tras las cámaras. Lo mejor de todo era la inclusión de una trama política indisimuladamente inspirada en la controvertida Guerra del Golfo: ?Topper? Harley (Charlie Sheen) se enfrentaba cara a cara a las fuerzas de Sadam Hussein. La guerra reducida a una reyerta entre bufones.

Scary Movie
Aaron Selter, Jason Friedberg y los hermanos Keenen Ivory, Shawn y Marlon Wayans siguieron las huellas de sus admirados ZAZ para dar forma a un producto que pretendía reírse en voz alta y a mandíbula batiente de los tópicos y lugares comunes de las películas de terror por entonces en boga. La saga Scream, Sé lo que hicisteis el último verano o El proyecto de la bruja de Blair servían como materia prima para la elaboración de una retahíla de chistes escasamente inspirados.
No hay nada más que la mera acumulación de ocurrencias supuestamente ingeniosas o provocativas de caducidad casi inmediata: las bromas están tan relacionadas con acontecimientos, personajes y estrenos del momento que condenan a la película a una vida insultantemente fugaz. Cine kleenex que, para bien o para mal, ha generado toda una tendencia. Y no sólo lo decimos por las cuatro continuaciones, sino también por insoportables productos clónicos tales como Epic Movie, Disaster Movie, No es otra película de amor, Casi 300 o Híncame el diente. Lo más lamentable de todo esto es que los Zucker han terminado no sólo escribiendo, sino incluso dirigiendo alguno de estos estrellados proyectos.

Tropic Thunder
La mejor película del Ben Stiller realizador es algo más que una parodia del cine bélico made in Hollywood: es una revisión destructiva y cargada de mala baba de toda una industria cinematográfica cuyos supuestos valores humanos se cimentan, a la par, en el mercantilismo descarado y en la doble moral más vergonzante. Protagonizada por una plantilla de humoristas en estado de gracia (Ben Stiller, Robert Downey Jr., Jack Black y un sorprendente Tom Cruise), Tropic Thunder no sólo es divertida y maliciosa, sino de un atrevimiento formal inusual.

Austin Powers
El hoy semiolvidado Mike Myers se convirtió a finales de los años 90 en uno de los reyes de la comedia más loca gracias a la saga Austin Powers, creada y escrita por él mismo para mayor gloria de su vis canalla y cachonda. Myers interpreta a una suerte de James Bond torpe y hortera cuyo mojo es irresistible para cualquier mujer (del pasado, presente o futuro). La segunda parte, titulada La espía que me achuchó, mejoró la fórmula con una historia absolutamente demencial a la que el doblaje de Florentino Fernández elevó a la categoría de mito. Su archienemigo, el Dr. Maligno, también interpretado por Myers, es una de las creaciones más geniales del género paródico. Lleva años hablándose de una cuarta entrega.

Los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores
Nunca las aventuras del Rey Arturo y sus caballeros fueron menos épicas, líricas, sublimes y solemnes. Los Monty Python (¿qué os vamos a decir sobre ellos a estas alturas?) montaron con cuatro duros esta arrojada exaltación del humor absurdo, en la cual Graham Chapman, Michael Palin, John Cleese, Eric Idle y Terry Jones se topaban con tenaces caballeros negros (capaces de seguir luchando aun desmembrados), castillos habitados por ninfómanas, conejos feroces e imbatibles, granadas sagradas (sí, las mismas a las que predecía un sonoro aleluya en la mítica saga de videojuegos Worms), campesinos comunistas y gaviotas (¿europeas o africanas?). La falta de presupuesto se convierte, asimismo, en una herramienta inteligentemente utilizada por los humoristas británicos.

Aterriza como puedas
Las comedias que parodian géneros dieron un notorio viraje con la llegada de los ZAZ (Zucker, Abrahams y Zucker), que magnificaron la fórmula de la acumulación sin descanso de gags, aprovechando cualquier situación para introducir brotes de slapstick y golpes de humor con incofundible sabor a cartoon. El cine de catástrofes, tan característico de los convulsos años 70, es sometido a su demolición a base, básicamente, de chorradas. ¡Y nos parece de lo más meritorio! Leslie Nielsen, pese a interpretar a un personaje secundario en esta ocasión, se convirtió gracias a Aterriza como puedas en todo un icono del cine popular. Sus dotes bufonescas y su característico pelo níveo harían de él, con el tiempo, la personificación indiscutible del subgénero. Dos años después se estrenó una flojísima y olvidable secuela, Aterriza como puedas II. 

Top Secret
Los ZAZ volvieron al ataque burlándose del género más parodiado junto al cine de terror: las aventuras de espionaje. No solamente modelan una comedia divertidísima, sino un filme de acción correctamente rodado, rebosante de imaginación, con un guion bien hilvanado y soberbiamente interpretada por Val Kilmer, Lucy Gutteridge y Omar Sharif. Una joyita parida en plena edad de oro de sus creadores, años antes de que empezaran a dejar notar signos de agotamiento en sus trabajos.

La loca historia de las galaxias
Cuatro años después del estreno de El retorno del jedi, Mel Brooks decidió darle un repaso al conjunto de la saga Star Wars, recreando y vulgarizando las escenas y personajes más recordados por los espectadores. Y razón no le faltará a quien señale que el neoyorquino ya iba perdiendo fuelle, no siendo ésta una de sus realizaciones más atinadas y certeras. Pero, ¿para qué vamos a engañarnos? Nos caen bien su carácter abiertamente soez y su desvergüenza. Y es impagable encontrarse un reparto tan dispar y marciano (nunca mejor dicho) como el integrado por Bill Pullman, Rick Moranis, John Hurt, el propio Mel Brooks, Dick Van Patten y el difunto John Candy. Guardamos en la memoria algunos momentos gloriosos, como la muerte del voluminosoPizza El Hut? devorándose a sí mismo.

Hairspray
Algunos dirían que ya por entonces John Waters iba perdiendo mordiente y que, con el tiempo, había pasado a ser un tipo menos incisivo. Otros encontramos bastante interés en modestas producciones como Cry Baby (El lágrima) o en este musical, que oculta bajo su tono aparentemente conciliador una crítica devastadora al poder alienador de los musicales clásicos, sin obviar una radiografía social que poco tiene de amable. Además, los grasientos numeritos eran francamente gozosos y Sonny Bono está que se sale. Mucho más inocuo resultó el remake de 2007, a cargo de Adam Shankman y con John TravoltaQueen Latifah y Michelle Pfeifer a la cabeza del reparto.

FUENTE:http://es.ign.com/feature/7273/top-15-parodias-cine-scary-movie-5/2













Las 15 mejores parodias del cine
6 Puntos Score: 3/10
Visitas: 1885 Favoritos: 3
Ver los usuarios que votaron...
3 Comentarios Las 15 mejores parodias del cine
Jaja, si me habr?
@socomix2  jajajjajajaja no pasa nada , gracias por pasar y comentar
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!