Commodore 64 - Murió el creador - marca historia

 
 
Si sos un fanático de las computadoras, no importa la edad que tengas, seguramente escuchaste hablar de la Commodore 64. Esa computadora gorda de teclas marrones no sólo sigue siendo la más vendida de la historia sino que está considerada un ícono porque llevó a toda una generación, en todo el planeta, hacia sus primeros pasos en el mundo de la informática y los videojuegos.
 
Pues bien, el creador de esa máquina maravillosa, el polaco Jack Tramiel, murió esta semana en California a los 83 años. La historia de este hombre es una de las más ricas e inspiradoras del mundo de la computación.
 
 
 
 Su familia murió en el campo de concentración de Auschwitz, en Polonia, durante la Segunda Guerra Mundial. Él fue rescatado de ese infierno por la aviación norteamericana y apenas terminó la guerra se mudó a Estados Unidos y se enlistó en el Ejército. Ahí aprendió a arreglar máquinas de escribir.
 
Con el correr de los años, ya fuera del ejército, puso su propio negocio de máquinas de escribir. El nombre que eligió para su empresa fue Commodore, en español Comodoro, en homenaje a aquellos aviadores que lo habían rescatado del campo concentración nazi. 
 
 
 
Pero en el mejor momento del mercado las máquinas de escribir empezaron a llegar desde Japón a muy bajo costo, y Commodore casi quiebra debido a las bajas ventas.
 
Para salvar a su compañía, el señor Tramiel decide pegar un volantazo y dedicarse al incipiente rubro de las calculadoras electrónicas. Otro golazo con el que también empezó a irle más que bien. Hasta que la gente que le fabricaba los chips de las calculadoras, Texas Instruments, decidió lanzar sus propias máquinas y no venderle más a Commodore. El fantasma de la quiebra volvía a sobrevolar al polaco, que una vez más no se rindió.
 
 
 
 Ya eran los años 70 y Jack Tramiel entendió antes que muchos que lo que se venía eran las computadoras. Que ya existían, pero estaban reservadas a los sectores militares y científicos por sus altos costos.
 
Tramiel encabezó al equipo de técnicos que en 1982 puso en la calle a la Commodore 64. Costaba apenas 595 dólares, mientras que una IBM con prestaciones similares superaba los 1500, igual que las primeras Apple.
 
 
 
 Además las Commodore empezaron a comercializarse en todos lados, Supermercados, shoppings, jugueterías. Ningún punto de venta les era ajeno.
 
Todos los niños de la época querían una y casi 17 millones de ellos la consiguieron. Con ése número de unidades vendidas, 17 millones, la Commodore 64 sigue siendo la computadora más vendida de la historia.
 
Su lenguaje era el BASIC, tenía apenas 16 colores, y 16k de memoria virtual, es decir, era? 17 mil veces más humilde que una netbook barata de hoy. Aún así, con su casetera y sus joysticks, fue la reina absoluta de los videojuegos en casa.
 
 
 
 ?Para las masas y no para las elites?, ese era el lema de Jack Tramiel, que fue, a ciencia cierta, el hombre que llevó una computadora a cada escritorio varios años antes de que se popularizara algo llamado Windows.
 
Tramiel vendió Commodore a mitad de los 80 y compró ni más ni menos que Atari, para potenciar sus computadoras. Pero no duró mucho ahí. A comienzos de los 90 decidió retirarse a las colinas de California para disfrutar de la vida tranquila, alejada del mundo de los negocios. Lo suyo, sin dudas, ya estaba hecho.

Commodore 64 - Murió el creador - marca historia
10 Puntos Score: 10/10
Visitas: 719 Favoritos: 0
Ver los usuarios que votaron...
0 Comentarios Commodore 64 - Murió el creador - marca historia
Este post esta cerrado y no se permiten comentarios.
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!