Oops.. Este post tiene los enlaces eliminados!

Identi revisa las denuncias de los usuarios en busca de enlaces eliminados que no dejan descargar los archivos, este mensaje te informa que este post que estas viendo tiene los enlaces eliminados.

Usa el Buscador

Por favor, te recomendamos que uses el buscador para encontrar más alternativas.

Pequeño Analisis Starcarft 2: Heart of the Swarm

  • Categoría: Reciclaje
  • Publicado hace más de 3 años
Dominada por el odio y su sed de venganza, Sarah Kerrigan ha vuelto a ponerse al frente del Enjambre Zerg dispuesta a derrotar de una vez por todas al temible Emperador del Dominio Terran, Arcturus Mengsk, en la primera gran expansión de contenidos de StarCraft II. Un título de estrategia continuista con respecto a su antecesor, pero no por ello menos espectacular y adictivo tanto en su campaña individual como, principalmente, en su fantástica faceta multijugador.

Tres juegos. Uno por cada una de las tres facciones protagonistas en el fascinante universoStarCraft. Ese fue el trato que Blizzard alcanzó con sus seguidores años atrás; comprometida a crear tres títulos de estrategia en tiempo real que quedaran grabados con fuego y sangre en la memoria de los aficionados al género. Wings of Liberty, la campaña centrada en los Terran, fue un magnífico anticipo de lo que aún estaba por llegar; y el recién estrenado Heart of the Swarm, protagonizado por los terroríficos Zerg, supone la reafirmación de algo por otro lado esperable teniendo en cuenta la trayectoria de este equipo responsable de clásicos como Warcraft o Diablo.

Y es que esta primera gran expansión de contenidos para StarCraft II presenta un altísimo nivel de calidad en todos y cada uno de sus apartados, conformando otra magnífica y épica aventura intergaláctica a la que poco más se le puede pedir. Es emocionante, muy adictiva, ofrece un amplio abanico de opciones estratégicas, cuenta con una vertiente multijugador sólida como una roca, y su 
campaña principal representa de una forma genial el desmesurado poder del enjambre Zerg.

La Supervivencia del más fuerte 




Sin ánimo de destripar los puntos clave de la historia de Heart of the Swarm, conviene recordar que esta nueva aventura da inicio justo tras los acontecimientos narrados al final de Wings of Liberty, con una renacida Sarah Kerrigan adaptándose a su nueva vida junto a Jim Raynor y sus tropas de asalto. Momentos de paz y tranquilidad rápidamente truncados por la déspota mano del Emperador de los Terran, Arcturus Mengsk, dispuesto a todo con tal de acabar con sus enemigos. Y esta es la excusa perfecta para que la antañoReina de Espadas desate una vez más su furia asesina, no sin antes reunir de nuevo bajo su mando al Enjambre Zerg, totalmente disperso tras lo vivido en el planeta volcánico Char.


Tarea nada sencilla que nos llevará de un planeta a otro superando las 20 misiones que conforman la campaña principal de esta expansión, a la que muy poquitas pegas se le pueden poner. Principalmente por la gran variedad de objetivos que presenta, siendo capaz de sorprendernos constantemente con nuevas misiones completamente alejadas del estilo clásico que siempre ha predominado en este tipo de juegos; aunque muy en la línea de lo visto en el genial Wings of Liberty.

Y es que nuestras andanzas por el universo StarCraft irán mucho más allá del simple hecho de recolectar recursos y construir un poderoso centro de mando desde el que engendrar a nuestro ejército Zerg. Habrá tareas de supervivencia, misiones contra el crono, combates contra poderosos jefazos, e incluso alguna que otra misión de infiltración. Todo ello acompañado, claro está, del siempre divertido proceso de infestación que nos llevará a extender la plaga Zerg allá por donde vayamos. Por tanto, aunque sobre la base no deja de ser un juego de estrategia en tiempo real al uso, las variables jugables que se presentan en cada campo de batalla suponen un aditivo de lo más dulce.




Kerrigan ha vuelto con el firme propósito de acabar con Arcturus Mengsk. ¿Pero hasta dónde estará dispuesta a llegar para lograrlo?





También nos ha encantado lo bien que se ha adaptado la mentalidad Zerg al diseño de la acción, brutalmente frenético y demoledor en ciertos momentos de la partida. No en vano, hablamos de una raza que basa prácticamente todo su potencial en su capacidad para crear a cientos de criaturas en cuestión de segundos; y eso es precisamente lo que haremos a lo largo de las 12 horas que puede llevarnos superar la campaña principal de Heart of the Swarm. Una aventura salpicada además por un muy buen hilo narrativo, al que tal vez le ha faltado algo más de fuerza y originalidad para alcanzar las cotas de épica que sí vivimos en Wings of Liberty.


No nos entendáis mal. La historia de esta expansión está muy bien y resulta lo suficientemente interesante como para mantenernos horas y horas delante del PC combatiendo a los enemigos. Sin embargo, sentimos que al argumento le ha faltado algo más de chispa, del gancho necesario para equipararse al trabajo realizado por los guionistas de Blizzard en otros de sus proyectos. Y es que aunque nos ha encantado descubrir algo más acerca del origen de los Zerg, creemos que todo lo relacionado con la historia de venganza de Kerrigan se ha quedado muy desdibujado por culpa de un excesivo abuso de ciertos clichés, vistos mil y una vez en juegos, películas, etc.

Algo que sin embargo no afecta al desarrollo de las misiones, que como decíamos resultan muy interesantes por su variedad de objetivos. También es verdad que la espectacularidad y el diseño cinematográfico de estas tiene como contrapartida que la mayoría de misiones son bastante más lineales de lo que cabría esperar, aunque esto es algo que a nosotros nos ha encantado precisamente por lo divertidas y emocionantes que resultan.




Los Terran tienen a sus científicos e ingenieros para diseñar nuevas armas y vehículos de combate. Los Zerg cuentan con el apoyo de Abathur, encargado de la evolución.





Evoluciona o muere 
En un mundo en guerra como el de StarCraft solo sobreviven los más fuertes, y eso es algo que los Zerg saben muy bien. Por eso, durante milenios han desarrollado una fantástica capacidad de adecuación al entorno que les ha permitido sobrevivir a cualquier peligro. Algo que Blizzard ha trasladado de forma muy inteligente a las mecánicas jugables de Heart of the Swarm, en el que tendremos total libertad para hacer evolucionar a nuestras criaturas.


Por un lado, escogiendo entre una de las tres mejoras pasivas con las que contarán todas y cada una de nuestras unidades, teniendo en cuenta que al inicio de cada misión podemos modificar esta elección. En este sentido, hablamos de pequeñas variaciones en el código genético de los Zerg que hará que estos sean más resistentes a los golpes, más veloces, que causen daño adicional, y cambios del estilo. Pero la salsa de Heart of the Swarm se encuentra en la evolución propiamente dicha. Modificaciones permanentes que variarán sustancialmente las habilidades de las tropas hasta tal punto, que esta decisión determinará de forma notoria nuestra forma de actuar en el conflicto. 

Los Zerglings, por ejemplo, podrán evolucionar desarrollando alas que les permitan saltar y trepar a zonas elevadas, adquiriendo así una fantástica ventaja táctica; o potenciar su proceso reproductivo para que de cada larva aparezcan de golpe y en cuestión de segundos tres de estas criaturas. Y así con todas y cada una de las criaturas del enjambre, con resultados que ya os garantizamos os sorprenderán enormemente porque van mucho más allá de los simples cambios estéticos o leves retoques jugables. Precisamente por ello se han creado las misiones de evolución, en las que tendremos oportunidad de probar ambas mejoras antes de tomar una decisión.
Pequeño Analisis Starcarft 2: Heart of the Swarm
0 Puntos Score: 0/10
Visitas: 304 Favoritos: 0
0 Comentarios Pequeño Analisis Starcarft 2: Heart of the Swarm
Este post no tiene comentarios. Sea el primero!
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!