profesias sobre este papa y su sucesor

Herejía y el Sucesor de Pedro

 
 
 
  Escrito por Luis Eduardo López Padilla   Martes, 19 de Marzo de 2013 10:36
 
 


 
Es una realidad incontrastable que la confusión se ha hecho presente en el mundo y en la Iglesia. Este quizá sea uno de los mayores signos de los tiempos. Y la elección del Papa Francisco es un claro ejemplo de ello.
 
Desconfianzas en el Papa Francisco

Con pena y tristeza se advierte que no pocos católicos ven con mucha desconfianza la elección del Papa Francisco. Las razones van desde los que apoyados en evidentes mensajes falsos derivados de revelaciones privadas afirman que este Papa es el anunciado antipapa o impostor que debe usurpar la Silla de Pedro conforme la sentencia paulina de que ?el humo del infierno llegará hasta sentarse en el Templo Santo de Dios?(II Tes,2); como aquellos que afirman que el Papa Francisco, cuando era aún el Cardenal Jorge Mario Bergoglio, estuvo ligado a la dictadura militar que detentó el poder a fines de los años 70?s en la Argentina, según lo denuncia el periodista Horacio Verbitsky en su libro El Silencio. O quienes ven en su aparente sencillez, austeridad y humildad meras formas externas, que no son fruto de una vida de santidad sino de intereses particulares que llevó adelante el Cardenal Bergoglio como plataforma electoral para poder llegar a lo que ahora al fin ha logrado, que es la Silla de Pedro, según un análisis difundido sobre el libro El Jesuita. Conversaciones con el cardenal Jorge Bergoglio, S.J. cuyos autores son Sergio Rubín y Francesca Ambrogetti. Por su parte, los tradicionalistas lo tachan de haberse ordenado sacerdote ya bajo el rito del Novus Ordo Missae y que siempre se ha mostrado reacio u opositor al rito tradicionalista de San Pío V. Algunos más lo tildan por su cripto Judaísmo y amigo de rabinos defensores de la homosexualidad. También lo califican de promotor de una apertura ecuménica para edificar el ?proyecto mundial de las religiones?, plataforma espiritual del futuro Anticristo.

El Pastor Necio

Como se podrá ver, no pocas críticas que van desde el rechazo a su legitimidad hasta su herejía sincretista judeo-católica. ¡Así que empezamos bien! Y por si lo anterior no fuera suficiente, muchos están a la espera de que no se desvíe de la ortodoxia que como Papa debe defender y promover, pues si expresara herejías, dicen mensajes privados, confirmará que él es el lobo con piel de oveja, el ?pastor necio? anunciado en la Escritura que ?no hará caso a la oveja perdida, ni buscará a la extraviada, ni curará a la herida, ni se ocupará de la sana, sino que comerá la carne de las ovejas cebadas, y hasta las uñas les arrancará. ¡Ay del pastor inútil que abandona las ovejas!? (Zac XI,16-17).

Una Gran Confusión

No obstante, no sorprenden todas estas señalizaciones que se le hacen al Papa Francisco, pues esto es parte de la confusión que impera desde hace tiempo no sólo en el mundo sino en la Iglesia. Hemos llegado a los tiempos en que ya no es fácil discernir la luz de las tinieblas, lo bueno de lo malo, la virtud del pecado, lo místico de lo esotérico, la verdad de la mentira, lo que es de Dios y lo que no es de Dios; y lo más grave es que este discernimiento se volverá todavía mucho más difícil en los próximos años. Se requerirá de una verdadera agudeza y luz sobrenatural para discernir qué es lo que realmente viene de Dios y qué es lo que viene del Diablo. Y hoy la confusión permea por todo el pueblo de Dios, y esto se aplica a universidades, fundaciones, movimientos e institutos católicos;  órdenes, comunidades y religiosas de clausura; laicos, sacerdotes, religiosos, también obispos y cardenales, tanto en temas de fe como doctrina, filosofía, teología, apologética, liturgia y disciplina eclesiástica; así como en los grandes temas eclesiales como Justicia Social, Dignidad Humana, Vida, Familia y Matrimonio.

En mayor o menor medida el ?humo del infierno? ha penetrado por todas partes y esto ha traído una realidad demoniaca que se centra en envidias, odios, rencores, disputas, juicios críticos, egoísmos y principalmente la murmuración como algo malévolo que ha entrado en el corazón de muchos hombres, pues de todo se juzga, de todo se duda; todos creen tener la verdad y todos tienen derecho a opinar y a defender su verdad, olvidando la Verdad del Evangelio en Jesucristo.

Con tristeza vemos cómo hombres y mujeres que han sido puestos como modelo de santidad y canonizados por la Iglesia son juzgados y criticados por no pocos católicos y muchos se rasgan las vestiduras porque fueron beatificados Juan XXIII o Juan Pablo II, o canonizado San José María Escrivá de Balaguer. Y si esto es así, no nos extrañemos de la crítica actual al Papa Francisco.

El Papa puede ser Inmoral pero no puede ser Hereje

Por eso es muy lamentable que a nivel de revelaciones privadas se siga afirmando que el Papa Francisco es ilegítimo o que habrá que esperar una próxima herejía en su pontificado. Pero esto no es así, el Papa según la Doctrina de los venerables Padres y de los Santos Doctores ortodoxos es que la Sede de Pedro permanece siempre intacta de todo error, según la promesa de Nuestro Divino Salvador hecha al Príncipe de los Discípulos: ?Yo he rogado por ti a fin de que no desfallezca tu fe, y tú, una vez convertido, confirma a tus hermanos? (Lc 22, 32). Y así lo enseña el Concilio Vaticano I (Denzinger #1836).

De ahí que Pedro ? y por tanto Cristo ? no suelta el gobierno de la Iglesia porque cada Papa es Pedro. Luego este Papa o cualquier Papa (legítimamente válido como lo es el Papa Francisco) por ser Pedro, no puede desfallecer en la fe (Lc 22, 32) para lo cual es confirmado en la fe por el Espíritu Santo en el momento de aceptar su elección. Más aún, aunque el Papa no hable ex-cathedra (como Pastor Supremo de la Iglesia definiendo una Verdad de Fe Divina), está inmune de todo error el Romano Pontífice porque no es Pedro a intervalos o de manera intermitente, sino que es Pedro durante todo el instante de su vida papal mientras no renuncie formalmente al Pontificado (como sucedió con B-XVI, cuya infalibilidad ya no posee pues ha dejado de ser Papa en funciones, por eso es emérito). El Papa ejerce el primado de manera constante, ordinariamente, sin necesidad de definir ex-cathedra verdades de fe: el gobierno lo ejerce todos los días, aunque no hable ex-cathedra durante todo su reinado, y esto lo enseña como doctrina el Vaticano I y lo han enseñado siempre la Tradición y el Magisterio de la Iglesia conforme al claro sentido de la Sagrada Escritura.

En suma, muchos obispos han sido herejes y miles de sacerdotes han caído en el cisma, en la herejía o en la apostasía y pueblos enteros se han apartado de la Iglesia, pero si la Iglesia subsiste a pesar de todo es porque jamás le ha faltado su cabeza y fundamento, el Romano Pontífice, que en boca de la misma tradición es la misma Iglesia; por eso se dice: Ubi Petrus ibi ecclesia; ?Donde está Pedro ahí está la Iglesia?.

Tocante a la moralidad o no del Papa, eso es otra cuestión, pues en la Historia de la Iglesia hemos tenido que quienes han detentado las Llaves de Pedro no siempre han sido ejemplo de virtud, pues la asistencia del Espíritu Santo no les da la cualidad de santidad, sino que tienen que responder con docilidad y generosidad a las gracias que el Cielo les otorgue para su propia vida espiritual. Por tanto, tan Papa (Pedro) fue Alejandro VI como San Pío X.

Así pues el odio del infierno siempre se ha enderezado particularmente contra el Romano Pontífice, y será especialmente perseguido este Papa (más allá de que le corresponda el lema In persecutione de San Malaquías), porque en este momento histórico del final de los tiempos está en juego el triunfo o la derrota entre la ?Mujer vestida del sol? y el ?Dragón de 7 cabezas y 10 cuernos? (Apocalipsis XII).

Un Papa ?Rompedor?

Es preciso entonces volver a enfatizar lo que hemos venido diciendo en artículos precedentes, y esto para quien quiera entenderlo y discernirlo a la luz de la fe y del corazón sencillo y humilde: este Papa ha sido puesto de manera extraordinaria por el Espíritu Santo. Es parte del Plan de Dios que este Papa viniera a la Silla de Pedro en este momento trascendente de la Historia y en particular en medio de la obscuridad que se cierne sobre la Iglesia. Es un Papa querido por María Santísima y tiene una misión concreta y específica que cumplir como Romano Pontífice.

Es necesario pues rezar por el Papa Francisco para que pueda cumplir lo más fielmente posible la encomienda que el Cielo le tiene asignada; para que la Iglesia verdaderamente sea la luz que el mundo necesita en este momento; que la voz de la Iglesia se escuche en el mundo como una guía de la verdad;  que la Iglesia camine por el sendero que ahora tiene que tomar dada la gravedad de los tiempos, retomando ?el amor primero? del que nos habla el libro del Apocalipsis, precisamente cuando Jesús reprocha a la Iglesia de Éfeso: ?Pero tengo contra ti que has perdido tu amor de antes? (Ap 2,4). Este Pontificado deberá estar encaminado a hacer posible que el hombre y la mujer de esta sociedad secularizada vuelvan a sentir la alegría de la presencia y de la cercanía del amor de Dios en sus vidas. Se trata de volver a la frescura misma del Evangelio, para dejarse sorprender y maravillar por la palabra de Jesús, como sucedió cuando él inició su vida pública, que la gente que lo escuchaba se preguntaba: ?¿Qué es esto? ¡Una doctrina nueva, expuesta con autoridad!? y se maravillaban de los gestos que hacía Jesús (cf. Mc 1,27). Sus palabras resultaban no solo nuevas sino además eficaces. Pero no era sólo su modo de decir, o de hacer, lo que marcaba la novedad, era la persona misma de Jesús: el Verbo de Dios hecho carne, la irrupción de Dios en nuestra existencia. Y esto es lo que nos traerá este Papa Francisco a la Iglesia.

Asimismo,  el Papa elevará a María Santísima pues Ella es a la que se le ha asignado ser tanto la Madre del Verdadero Camino hacia el Padre como el Arca de Salvación de estos tiempos, pues es a través de su mediación y de sus títulos que la Iglesia hará realidad en la tierra el Reino de Cristo y en la cual el mundo encontrará la paz prometida incondicionalmente en Fátima a través del Corazón Inmaculado, una vez que Rusia sea consagrada como la Santísima Virgen lo pidió. El que quiera entender, que entienda.

Nosotros Preparémonos a la Pasión de la Iglesia

Y por nuestra parte, debemos aprovechar este gran acto de misericordia y de luz que el Cielo le ha dado a su Iglesia y al mundo completo para que nosotros, los que estamos en este valle de lágrimas en camino hacia la vida sobrenatural y verdadera, llevemos a la práctica lo que la Santísima Virgen vino a recordar del Evangelio de su Hijo para este tiempo: la vida de oración, sacrificio, penitencia y práctica del ayuno, así como la frecuencia de los Sacramentos y la lucha por la vivencia de las virtudes transformando nuestro corazón de piedra en un corazón de carne y preparemos así nuestro ser trino a la próxima pasión de la Iglesia, a los dificilísimos tiempos que en todos los órdenes vamos a enfrentar dentro de muy poco, para de esta forma permanecer fieles en la fe pues ésta será probada hasta el extremo, y podamos cumplir la misión que el Cielo ha encomendado a cada uno para este momento decisivo de la Historia.

Luis Eduardo López Padilla
19 de Marzo del 2013
Festividad de San José e Inicio del Pontificado del Papa Francisco.
Twitter:@lopezpadilla7
tomado de www.apocalipsismariano.com
profesias sobre este papa y su sucesor
0 Puntos Score: 0/10
Visitas: 1323 Favoritos: 2
2 Comentarios profesias sobre este papa y su sucesor
Este post esta cerrado y no se permiten comentarios.
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!