La Sonata del Diablo.

 Que tal Amigos de Identi, este es mi primer post y el dia de hoy les ofrezco una Obra importante del periodo Barroco "El Trino del Diablo" y su "Tratatto di Musica"  de uno de los compositores precursores del sistema tritonal que hasta la actualidad sigue vigente, esto para aquellos mélomanos de la música academica y en general, espero las obras expuestas sean del agrado de cada uno, como lo son para mi.


The Devil´s Trill-Works by Tartini.


Violín-Sergiu Luca
Cello-Barbara Bogatin
Harpsichord-James Richman




Como dato importante:

El Tritono.

Importancia histórica del tritono en la música occidental

Debido a su entonación dificultosa y a que consideraban que su sonido era algo siniestro, en el Medievo se le denominaba diabolus in musica (el diablo en la música) y se consideraba un intervalo prohibido que había que evitar a toda costa. La primera prohibición expresa fue la de Guido de Arezzo, quien en su sistema hexacordal hizo del si una nota diatónica, que en el caso de la escala de fa, se convertirá en si?, con el fin de evitar el tritono.

 
En la música antigua, la Iglesia sostenía la idea de que el Diablo se colaba en la música a través de este intervalo. Para evitar esto, a la hora de componer, se prescindía del uso del si (la ?sensible?, el séptimo grado de la escala) pues era un sonido que incitaba a la formación de la cuarta aumentada.


http://es.wikipedia.org/wiki/Tritono

Biografia.




Giuseppe Tartini
 
Violinista, compositor y teórico; nació en Pirano, Italia, el 12 de abril de 1692; murió en Padua el 16 de febrero de 1770. Se resistió a los fervientes deseos de sus padres de que entrara a la Orden Franciscana y se matriculó en la Universidad de Padua en 1710 como estudiante de derecho. No pasó mucho tiempo antes de que abandonara éste por el estudio de la música, especialmente el violín y el arte de la esgrima, en el cual se convirtió luego en maestro.

Tras haberse casado secretamente con una pariente del Cardenal Cornaro, y haber sido acusado de secuestro, huyó a Asís, donde halló asilo y guía de primer orden para sus estudios musicales en la persona del Padre Boemo. Luego de dos años salió de su clandestinidad ---los cargos contra él se habían caído--- y regresó a Padua, y se estableció en Ancona por muchos años. Allí se desarrolló como uno de los grandes violinistas de todos los tiempos, y también continuó con sus estudios teóricos. En 1721 fue nombrado como violinista solista y director de orquesta en la Catedral de Padua, posición que ocupó hasta el final de su vida, con la excepción de dos años que estuvo al servicio del Conde Kinsky en Praga. Rechazó muchas invitaciones halagadoras para visitar otros países. En 1728 Tartini estableció en Padua, una escuela para violinistas, la cual le dio al mundo muchos de sus más grandes maestros, entre ellos Nardini, Pasqualino, Bini y muchos otros. La forma de tocar con arco de Tartini todavía es estándar.

Publicó un enorme número de composiciones para violín y para varias combinaciones de instrumentos. De los anteriores muchos son los repertorios de los virtuosos del violín de hoy día. Su única composición para la Iglesia fue un Miserere para cuatro, cinco y ocho voces, que fue interpretado por el coro sixtino en 1768. Aunque no fue el primero en descubrir el llamado tono de combinación, o tercer tono, que se produce cuando se tocan dos tonos que forman una consonancia perfecta, su nombre se ha asociado siempre con este descubrimiento, porque él lo hizo la base de un nuevo sistema de armonía. Él presentó este sistema en su "Trattato di Musica" en 1754





La Leyenda:


Cuenta la leyenda que en una noche de 1713, Giuseppe Tartini, un profesional del violín, obsesionado por la composición perfecta, soñó al diablo. Éste se le aparecía con un atuendo hermoso y perfecto, proponiéndole un pacto. Le otorgaría un violín, con el que tocaría la melodía perfecta, pero, a cambio, el músico le daría su alma. Tartini, ansioso y cegado por la ambición aceptó sin pensarlo dos veces.


Entonces, el diablo comenzó a tocar una melodía fascinante, ¡gloriosa!, con una destreza y facilidad que el propio músico quedó impresionado al escuchar aquellas notas perfectas provenientes de un ser que, todos decían, era horrendo y malicioso. Sin embargo, lo que él veía era un hombre de belleza deslumbrante, que disfrutaba tocando el violín, del cual emanaba una melodía placida y pacífica. Si así era el demonio, pensó, ¿cómo serían los ángeles?


Al día siguiente, al despertar, Tartini recordó perfectamente la melodía y comenzó a escribirla con una agilidad de la que no daba crédito. Cuando terminó la sonata se percató de que había un nuevo objeto en su habitación. Era un violín, hermoso, color caoba, que tenía algo que hechizaba, algo mágico.


El músico cogió el violín y ensayó una y otra vez la sonata, hasta que llegó la noche. Sin embargo, algo no salía como él deseaba, como la había escuchado en manos del diablo. Pero Tartini no paró de tocar en todo el día, olvidándose incluso de sus obligaciones. Aunque nada era igual, sus notas no transmitían la belleza y bondad que transmitió el diablo tocándola. Tartini enloqueció y se suicido, frustrado ante la imposibilidad de repetir la sonata.




¿Por qué Tartini nunca consiguió interpretar la melodía tal como la había escuchado? Sólo el diablo tiene la respuesta: no intentes imitar a la perfección en estado puro, puesto que un ser imperfecto como el ser humano nunca logrará igualar una melodía que contiene la esencia misma de la maldad y la perfección del diablo.


El violín que el diablo dio a Tartini fue heredado primero a las siguientes generaciones del músico y después comenzó a pasar de mano en mano. Por lo mismo se especula que aún circula en algún lugar del mundo.


Dice la leyenda que si el violín cae en poder de un joven violinista, el diablo se presentara para ofrecerle un pacto que a la postre volverá loco al músico.


Debido a que desde tiempos remotos se considera al violín el instrumento musical por antonomasia del diablo ?por el ímpetu y locura que muestran algunos músicos al tocarlo? Tartini tituló a la sonata que lo condujo a la locura El trino del diablo.


Muchos músicos del presente no se atreven a tocar la composición de Tartini, quizá por su complicada trama o, tal vez, porque temen vender su alma al diablo.


Fuente:
http://www.operamundi-magazine.com/2010/03/tritono-la-disonancia-del-diablo.html



Aqui los links:



El Pass (si lo pide): FrancoRS
La Sonata del Diablo.
35 Puntos Score: 8.8/10
Visitas: 2958 Favoritos: 3
Ver los usuarios que votaron...
8 Comentarios La Sonata del Diablo.
muy bueno me lo bajo y veo que onda
@floxetina gracias amiga es una obra maravillosa, y seguro te gustara!
@notrum08 @floxetina  gracias por los puntos!
gracias amigoooo !  muy buena la info ! XD  
@LOVELESS Gracias por pasar amigo, espero te agrade puedes revisar mi otro post con unas peliculas muy recomendables del cine de arte. Saludos
@Lokillone que disfrutes la obra amigo! Gracias por los puntos!
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!