Dead Island Riptide, Impresiones

  • Categoría: Noticias
  • Publicado hace más de 3 años
Avance de Dead Island Riptide para PS3, 360 y PC







Más zombis en bañador.

No es una secuela, tampoco una expansión. Dead Island Riptide para PS3, 360 y PC es la próxima entrega en la serie de FPS con zombis de Techland y podemos afirmar que ¡este muerto nunca estuvo tan vivo! Hemos podido probar sus horas de juego iniciática, comprobar de primera mano sus novedades jugable y, de paso, hemos arrasado con todos los zombis e infectados que pueblan Palanai -La nueva localización para este juego de acción en primera persona que mezcla a partes iguales el rol y la diversión cooperativa-.


Su propuesta es claramente continuista respecto a lo mostrado en el primer Dead Island. Por si hay algún perdido por el camino, lo que encontraremos será un FPS en el que tendremos una relativa libertad de movimientos para explorar una isla, mientras tratamos de sobrevivir al apocalipsis zombi de turno. Las sutilezas de la jugabilidad incluyen personajes que mejoran con puntos de experiencia, recogida continua de objetos, gran importancia del combate cuerpo a cuerpo y una dosis elevada de cooperación con hasta tres jugadores más en nuestras aventuras. 

Las novedades vienen de la mano del refinamiento de casi todos sus elementos, puliendo los fallos presentes en la primera entrega y escuchando a la comunidad de jugadores para implementar las modificaciones necesarias para hacer de Dead Island Riptide un título más redondo que su predecesor. De esta forma, por ejemplo las armas se deteriorarán más despacio, la comunicación entre jugadores para el cooperativo se ha mejorado al permitir marcadores visuales colocados por los jugadores, se han pulido bugs y optimizado la curva de dificultad... 



En resumidas cuentas, que Techland ha buscado hacer de este título lo que el original debió ser en su momento. De esta forma, no renuncia a las playas paradisiacas, ni tampoco a su estilo de juego característico. Pero por supuesto hay novedades. Una de las principales según los responsables del equipo de desarrollo es la inclusión de agua en los escenarios, configurando de esta manera una nueva superficie para los combates. Ahora nos encontraremos con escenarios encharcados frecuentemente, lo que cambia la dinámica de los combates e incluso varía detalles de la jugabilidad. No será lo mismo atacar con un arma de fuego en esta zona, que con una katana eléctrica, por ejemplo. 

Otra de las novedades de Dead Island Riptide es referente a una nueva mecánica de juego, ahora tendremos que proteger y fortificar puntos concretos del mapa (con empalizadas, colocación de armas, trampas,etc...) en determinados momentos. Al poco de comenzar la aventura nos encontramos un buen ejemplo de esto, teniendo que colocar alambradas alrededor de una localización para luego intentar aguantar el máximo tiempo posible sin que los zombis superen las barreras. Es casi como si fuera el modo Zombi de Call of Duty Black Ops, pero llevado de una forma netamente distinta. Está por ver la profundidad de estos momentos, pero en un primer contacto nos ha parecido una interesante manera de variar el ritmo de juego más allá del looting continuado. 

También podremos fortificar y mejorar los vehículos que encontremos, esta vez mucho más variados que en el primer Dead Island. A los típicos coches y camionetas se suman además lanchas y vehículos acuáticos, lo que denota la importancia del agua y la acción que se desarrollará en este medio a todos los niveles. Hemos podido ver ninguno de estas monturas en movimiento durante la beta a la que hemos tenido acceso -para atravesar una zona pantanosa de la isla- y seguro que se trata de una novedad muy bienvenida por los fans de Dead Island Riptide. 

Las novedades continuarían por la nómina de personajes disponibles en Dead Island Riptide. A los cuatro protagonistas de la anterior entrega -que vuelven con sus mismos puntos fuertes y débiles y unos árboles de habilidades ligeramente retocados-, se les une un nuevo miembro del equipo, que responde al nombre de John Morgan, un militar australiano poderoso en el combate cuerpo a cuerpo. Sus habilidades le permiten realizar ataques de zona, golpes más poderosos en carrera, probabilidad de recuperar energía al caer en combate en lugar de morir... Es decir, todo un superviviente que gustará mucho a los que disfrutan del combate más directo. 



La aparición de John Morgan está además intimamente ligada al argumento de este título, que continua justo donde lo dejamos en Dead Island. Si recordamos -atención spoiler para los que no se pasaron la primera entrega-, los cuatro protagonistas logran finalmente ser rescatados de Hanoi y suben a un barco militar para ser puestos a salvo. Ahí precisamente es donde retomamos la acción, ya que resulta que la infección ha conseguido llegar al barco en cuestión y los militares empiezan a convertirse en zombis y a atacarnos. Es ahí, sobre la cubierta y en mitad de una tormenta de grandes proporciones (mostrando con esto el clima dinámico, otra de las novedades de Riptide) donde los primeros combates tendrán lugar. 

Como cabía esperar, la cosa se pone aún peor cuando, en mitad de un aguacero de proporciones bíblicas, el barco embarranca y salimos despedidos de la cubierta en mitad del naufragio. Entonces es cuando despertamos en una playa de Palanai, sanos y salvos, solo para ser avisados de que la pesadilla zombi también continua en esta nueva localización. La nueva isla, repleta de lagos y pantanos, pretende ser completamente diferente a Hanoi tanto en sus zonas pobladas como en los entornos salvajes. Por ejemplo, las poblaciones serán más ricas y de estilo mediterraneo frente a la ciudad del primer Dead Island, que por momentos nos recordaba a una Haiti repleta de no muertos. Pretende también ofrecer también una jugabilidad más vertical que en su predecesor, con constantes saltos y distintas alturas tanto en la jungla como en las poblaciones. 



En este sentido parece que Techland ha sido consciente de que el punto fuerte de Dead Island era la primera zona, la del Hotel, por lo que han construído este título pensando en ello. Se nota desde casi el primer momento, con escenarios abiertos, pero repletos de recovecos y secretos que encontrar, haciendo que olvidamos casi por completo Hanoi y nos metamos de lleno en la aventura que ahora se nos propone. Su desarrollo será algo más oscuro que en la anterior entrega desde el punto de vista argumental, con continuos giros de guión que afectarán al devenir de nuestros personajes. 

Por supuesto, como no podía ser de otra forma, Dead Island Riptide sigue siendo un título eminentemente cooperativo -que se puede jugar en solitario-. De esta forma incluso la libertad y amplitud de los escenarios se ha diseñado pensando en que los jugadores no acaben desperdigados por el mapa y tengan que colaborar continuamente para superar las situaciones que se presenten. En este sentido debemos destacar que el número de zombis se adaptará a los jugadores presentes y que el botín monetario que encontremos se repartirá entre los jugadores, no siendo así las armas que haya desperdigadas por el escenario.  



Por todo lo que hemos podido ver y jugar, estamos ante una continuación que gustará a los fans del original, al tiempo que intenta atraer a nuevos jugadores con su propuesta de zombis en bañador. Quizás no se trate del título más innovador de esta generación, pero practicamente la totalidad de sus distintas facetas está pulida al máximo. Además, según nos comentan desde la propia desarrolladora, la cantidad de contenido que Dead Island Riptide incluye es igual o incluso superior a la del título original, por lo que no podemos más que frotarnos las manos ante la intensa y larga aventura que tendremos por delante a partir del 23 de abril, fecha en la que llegará a las estanterías de todo el mundo para PS3, 360 y PC... Menos en Alemania donde el título ha sido prohibido. 

Fuente: http://es.ign.com/preview/6281/avance-dead-island-riptide-zombi-ps3-360-pc-gameplay/2


Avance de Dead Island Riptide para PS3, 360 y PC




Los zombis y el agua inundarán el archipiélago de Banoi.

De un tiempo a esta parte, la moda de los zombis ha resucitado. Dead Island Riptide, secuela de uno de los títulos más peculiares de esta generación, está a la vuelta de la esquina, y nosotros hemos viajado a Londres para catarlo y traeros información más fresca que un buen cerebro. Los no muertos vuelven a caminar, pero les van a llover tortas por todos los costados. ¿Nos acompañáis al archipiélago de Banoi para darles un buen escarmiento?

Dead Island Riptide se acerca inexorable hacia la orilla de PS3, Xbox 360 y PC. Hace dos días, estuvimos en un evento organizado por Deep Silver en Londres, y tuvimos la oportunidad de conocer más detalles y de probar el cooperativo de la nueva locura del estudio polaco Techland.

Está visto que los zombis nunca pasan a mejor vida. Encumbrados en su día por la aparición rompedora de Resident Evil, en los últimos años han sido muchos los títulos que se han alimentado de carne no muerta para subsistir, apostando por la acción más salvaje, en vez de por el ?survival horror? clásico. Sagas como Dead Rising o Left 4 Dead les han sacado un gran partido, igual que ?spin offs? de la altura de Red Dead Redemption: Undead Nightmare o Yakuza: Dead Souls. Dentro de ese panorama, se enmarca Dead Island, que recibirá una nueva entrega el próximo 26 de abril, tras la excelente acogida que tuvo su debut.

El juego volverá a apostar por una mezcla de ?sandbox? y desarrollo en primera persona, donde el objetivo básico será aniquilar zombis de mil maneras. La ambientación nos llevará al archipiélago de Banoi, inundado tras el paso de un devastador monzón. Allí, nos encontraremos con que, misteriosamente, los nativos han devenido en zombis. Así, volverán los cuatro personajes del original: Xian, Sam, Logan y Purna. A ellos, se unirá John Morgan, un militar frustrado que ha acabado como un cocinero del tres al cuarto en un navío de la Marina. Sin embargo, más pronto que tarde, se le presentará la ocasión de demostrar su valía?

Infección de agua, sangre y podredumbre

En nuestra visita a Londres, pudimos ver una demostración del prólogo de la aventura y otra del octavo capítulo, además de catar el cooperativo para cuatro jugadores. El protagonista del prólogo era John Morgan, el nuevo fichaje de la franquicia. La introducción se desarrollaba en un barco que estaba a punto de naufragar. Los peligros venían de todos los costados: llamas en muchos pasillos, agua sanguinolenta estancada y, sobre todo, militares devenidos en zombis. El objetivo era huir del barco y llegar a un helicóptero de rescate que esperaba en la cubierta. Sin embargo, el barco encallaba y, al final, el personaje acababa varado y desmayado en la playa, en Palanai, donde una chica lo despertaba y le ordenaba ir a un campamento de supervivientes.



El otro capítulo del que pudimos ver una demostración fue el octavo, titulado ?Éxito de taquilla?. Dicho pasaje nos trasladaba a la ciudad de Henderson, que será el principal enclave del juego. Allí, debíamos proteger a otros supervivientes de las hordas zombis y buscarles un lugar seguro donde refugiarse. El poblado era bastante vertical, con numerosas escaleras y cuestas, al estar ubicado en medio de una ladera.

Balazos y guantazos para agasajar a los zombis

El anhelo de supervivencia será la piedra angular de Dead Island Riptide. Para repeler a los zombis, dispondremos de un arsenal tan disparatado como efectivo. Habrá armas de fuego, pero lo más espectacular serán los combates cuerpo a cuerpo. Al principio de la aventura, quizás nos toque dar puñetazos y patadas muy a menudo, pero, poco a poco, empezaremos a tener a mano todo tipo de objetos, como cuchillos, hachas, remos o bates de béisbol.



En la presentación a la que asistimos, pudimos confirmar que habrá zarpas de acero, palos de golf, garrotes coronados por una calavera? Hay que destacar la presencia de una porra eléctrica, que puede dar mucha cancha si la combinamos con el agua estancada en ciertas zonas, así como de una paleta de barbacoa con varios sopletes adosados, que será el terror de los no muertos. Habrá que andarse con ojo y no machacar los botones a la ligera, pues el personaje tendrá una barra de cansancio.

Las armas arrojadizas tendrán también su cuota de protagonismo. En Londres, pudimos ver baterías explosivas y unas granadas sónicas que arrancarán de cuajo la cabeza de los enemigos. También habrá una pistola que disparará dardos de electricidad, con los que podremos mantener paralizados a los zombis, mientras tratamos de poner pies en polvorosa.



Cada personaje tendrá sus propias habilidades especiales, de modo que, gracias a los puntos de experiencia, podremos adquirir mejoras. Por ejemplo, John Morgan podrá entrar en una especie de ?modo furia? y empezar a rebanarlo todo, a diestro y siniestro. Eso dará aún más empaque al multijugador cooperativo, ya que se pondrán emplear numerosas estrategias para dar matarile a los infectados.

Plantando nuevas semillas en el cultivo

Gran parte del encanto de Dead Island Riptide dimanará de la climatología. Tras el paso de las lluvias torrenciales del monzón, la isla será un auténtico cenagal, donde el agua jugará un rol fundamental. Por ejemplo, a menudo y sin que los veamos venir, emergerán del fondo del agua zombis ahogados. Los sustillos estarán garantizados, pero, por suerte, en seguida podremos resarcirnos, a base de descalabrar a los incautos descerebrados.

Los vehículos también tendrán una presencia considerable en la aventura. Por ejemplo, habrá todoterrenos que no sólo servirán para recorrer grandes distancias en poco tiempo, sino también para atropellar a todo lo que se ponga por delante.



Entre las nuevas misiones, destacarán los eventos de defensa, en los que habrá que hacer frente a oleadas de zombis, con un estilo muy similar al del modo Horda de Gears of War. Habrá que colocar vallas defensivas y diversas trampas, para luego descerrajar a cuantos zombis osen arrimarse.

Gráficamente, el juego no será el último grito, pero sí será un festival de sangre. Tanto es así, que el juego ha sido prohibido en Alemania, donde ni siquiera van a poder disfrutarlo, por no haber acometido Techland el desarrollo de ninguna versión censurada.

Queda sólo mes y medio hasta el 26 de abril, pero Dead Island Riptide ya empieza a enseñar la patita por debajo de la puerta. Más vale que os arméis de valor para chafarles a los zombis de Techland sus planes alimenticios, porque el apocalipsis está de vuelta.



Fuente: http://www.hobbyconsolas.com/avances/avance-dead-island-riptide-49327


Avance Dead Island Riptide




Dead Island Riptide, Impresiones

El nuevo paraíso de Techland, Palanai, revivirá la diversión y la violencia. Dead Island Riptide, a la venta el 26 de abril en Xbox 360, PS3 y PC, enseña sus zombis y cooperativo para intentar apalear a la competencia de juegos en primera persona, voraz esta primavera.



La mezcla era explosiva y el hype del primer teaser desatado: invasión zombi en un entorno exótico y paradisíaco como suponía una isla virgen con un resort de lujo instalado en sus costas, y un vídeo de narrativa inversa tan llamativo como bien montado. Elementos RPG con aspecto FPS, promesas de poderío técnico y multijugador esforzado, presupuestos de Triple A... Dead Island parecía que lo tenía todo para ser un éxito. Y lo fue, pero solo en ventas, dejando críticas más tibias en la prensa especializada de todo el mundo y en los propios comentarios de los jugadores una vez que empezaron a recorrerlo y sufrir los tropiezos. Para conseguir conquistar al usuario y de paso volver a conquistar las estanterías, Techland presentó en la Gamescom del año pasado este Riptide, una secuela directa del original que iba -esta vez si- a cumplir con todo lo prometido. Pues bien, una vez jugado durante horas y visto en movimiento podemos ir presumiendo que de nuevo no se alcanzan los estándares sobresalientes que sus creadores dicen siempre haber procurado, pero sí, estamos ante un producto tan divertido como sofisticado y apetecible para el fan.

Serios problemas con los bugs, con el sistema de localización de jugadores online, desequilibrios con el armamento, picos de dificultad desmedidos o potencia desmesurada del combate cuerpo a cuerpo son solo algunos de los puntos que se tacharon de una aventura larga y diferente en una ambientación poderosísima. Dead Island salió muy bien como aventura anti-zombis donde el jugador progresaba poco a poco y se iba enfrentando en primera persona a diversas situaciones nuevas, todo ello con un telón de fondo de violencia y preciosas vistas unido. En Riptide los valores se repiten, tanto que parece que estamos prácticamente en el mismo escenario, algo que no es negativo si recordamos lo sobrecogedor de su ambientación, aunque en realidad visitaremos otra isla, Palanai, y una nueva trama de supervivientes, cooperación y sangre, sobre todo sangre. El código de preview al que hemos tenido acceso empieza a delatarnos si los errores jugables de la primera parte regresan o si por fin se han dejado atrás. 

John, el quinto superviviente

Logan, Purna, Xian Mei y Sam B. creían haber escapado al apocalipsis zombi del Royal Palms Resort de Banoi, la isla del primer Dead Island, y aquí es justo donde comenzará Riptide, con el equipo siendo atacado en el buque de rescate por una nueva oleada zombi y una imprevista traición, pesadilla que también afectará a John Morgan, el nuevo personaje, cocinero de la Marina y experto en combate. Hemos podido ver el arranque en los pasillos del navío siendo zarandeado por un fuerte temporal en alta mar. El agua inunda las estancias, todo el escenario se balancea de izquierda a derecha al ritmo del oleaje y se expone un primer nivel mucho más guiado y cerrado pero espectacular que los entornos abiertos habituales. Los zombis también hacen su aparición aquí, con modelos genéricos como caminantes e infectados, pero que empiezan a dar guerra en un entorno tan cerrado como los corredores, calderas, puentes de mando o camarotes de la gran embarcación. Sus creadores hablan del agua y otros elementos atmosféricos y climáticos como "parte del gameplay, no solo un recurso visual". Al parecer los escenarios ahora podrán modificarse ingame por tormentas o derrumbes, por ejemplo. Por lo visto hasta el momento no deja la sensación de ser algo novedoso o determinante, nada que no se haya visto ya en otros.

Sí se dan a conocer en este potente arranque, en cambio, las garras, un arma para los puños que tiene a su disposición el personaje que escojamos para marcarse ataques de mas de 600 puntos de daño en golpes potentes y ejecutados en el momento. El melee volverá a ser quien marque el estilo y ritmo de juego, mucho más que las armas de fuego y a distancia, nos ha quedado claro. Desde Techland dicen haber buscado equilibrar un poco más el potencial de estas últimas y que no solo sean herramientas con la ventaja de hacer daño a distancia, como eran a menudo en el primer Dead Island. Y una vez más no parece que se haya apostado por el realismo centrándose más en la diversión y el riesgo. Una patada ejecutada en el momento justo puede ser mucho más dañina y capaz de desplazar más que un disparo de pistola. El ataque con puños, bates de béisbol, palos con pinchos, remos, la nueva hoz o sables siempre será más efectivo que andar recargando, buscando balas o proyectiles y tomando coberturas con armamento a distancia, Eso sí, éste aporta la seguridad de la distancia y los mayores tiempos de maniobra y menor agotamiento de la barra azul de stamina, fundamental otra vez en Riptide.



Tras el arranque en el barco y los acontecimientos inesperados que cierran este acto, los personajes van a llegar a la nueva isla, un entorno que pese a parecer poco inspirado por volver a ser un paradisíaco conjunto de playas, palmeras y vegetación frondosa, no tiene nada que ver con el lujo y la artificialidad de la ambientación del primer juego. Aquí han vivido pueblos pobres y hay muchos restos de sus aldeas y templos. La amplitud también cambia, dando incluso la sensación al principio de sumergirnos en un sandbox tropical al más puro estilo Far Cry 3. Justo al empezar esta llegada y la subida de las primeras colinas se enseña otra de las novedades en Dead Island R. pero absoluto convencionalismo en shooters, el modo Horda, que aquí se integra en la campaña y nos pondrá ante oleadas de zombis en áreas que debemos proteger con vallas de alambre, torretas y otras trampas, funcionando como una side quest más incluso con categoría obligatoria para evolucionar en la trama, que por cierto esta vez quiere ser algo más que un intentar escapar constante. Veremos en qué queda.

Cuatro ante el peligro

Una de las quejas más escuchadas en el multijugador de Dead Island venía en la búsqueda de jugadores, bastante pobre y lenta, para disfrutar de una experiencia multiplayer online cooperativa interesante. Funcionaba de forma extraña el matchmaking, no facilitando los encuentros. En Riptide esto va a cambiar ya que ahora será más intuitivo y directo el alistamiento en partidas comunes, con hasta cuatro jugadores -que pueden llevar el mismo personaje y por tanto lo duplican en pantalla, bastante cutre- luchando contra los ahora más numerosos grupos de infectados. Se ha mejorado la interfaz para tener constancia en todo momento de la posición de los compañeros, marcados a través de las paredes, etc.,  pero sigue siendo importante para hacerse con las armas efectivas repartidas por el suelo ir delante y no pararse demasiado a saquear cadáveres en busca de dinero. Da la sensación de que no se ha terminado de encontrar el punto idóneo en esto, aunque justo en esta parte están trabajando ahora, en su etapa final de desarrollo, nos decían. "Riptide ha tenido un desarrollo muy rápido porque el fan pedía más y ahora, pero esto no quiere decir que no vayamos a ser capaces de arreglar los puntos más criticados del anterior".



La mejora individual de atributos, uso de mesas de trabajo para reparar armas dañadas, empleo e intercambio de items, compras, evolución del equipo, etc. vuelve a ser una losa pesada de la jugabilidad. En multijugador esto va un poco más allá ya que habrá que prestar especial atención a las misiones secundarias, puntuaciones de liderazgo, recogida de las mejores herramientas, etc. Los vehículos -de momento solo hemos visto todoterrenos- vuelven a ser tripulados por un jugador mientras el resto puede viajar como acompañantes para moverse rápido y sin los peligros de ir a pie por el ahora más vasto mapeado. Se ha procurado también un buen abanico de localizaciones y situaciones, no todo serán selva, playas y aldeas de madera, también hay sitio para los efectos climatológicos y los tramos "inesperados", aseguran. Eso sí, lo que hemos notado desde los primeros pasos es la mayor verticalidad de las áreas y juegos laberínticos con puentes, pasillos, escaleras, rampas, terrazas y pasarelas. Hay un trabajo de arquitectura de niveles más brillante y en busca del dinamismo y las posibilidades jugables por mero diseño escénico.

A medida que evolucionemos las características físicas de nuestro personaje también lo harán sus árboles de habilidad, con algunos trucos casi sobrenaturales -ya conocidos- como los tiempos limitados de invulnerabilidad o señalización en rojo de los enemigos. También se mantiene el sistema de especialización por armas, la resistencia aumentada que tendrán las que más usemos -las usaremos mejor- y la posibilidad de electrificar o hacer inflamables palos, hierros, cuchillos... mientras el personaje mejora en esa rama de ataques. Los puntos de daño vistos en pantalla vuelven a dejarnos notar con rapidez y naturalidad la efectividad de los golpes. La muerte, como en Dead Island, no sale demasiado cara en Riptide, haciéndonos perder solo una pequeña parte de dinero y colocando puntos de respawn prácticamente donde hemos caído. Esto es solo una versión previa del juego, pero habrá que ver cómo se deja este aspecto y si interfiere en la sensación de desafío facilitando demasiado las cosas al no importar que caigamos una y otra vez.

Paraíso conocido

En lo técnico, Riptide no arriesga ni busca diferenciarse en exceso de su predecesor. Se mantiene el mismo apartado gráfico en términos generales con una mirada más esmerada, eso sí, a las animaciones y fluidez de movimientos o transiciones entre la ejecución visual de comandos. La Inteligencia Artificial, las físicas -aún algo raras- y el modelado de los personajes también han concentrado gran parte del esfuerzo por mejorar lo técnico. En cuanto a sonido, por su parte, volverá a contar con el abanico de efectos original e incluso el doblaje de los personajes, algo coherente para mantener la cohesión de la serie. Lo más imporntante que puede pedírsele a Dead Island Riptide es que no repita en cantidad de bugs, algo que llegó a hacer inabarcable el original para muchos jugadores y fue, sin duda, su gran handicap. Habrá que esperar hasta la versión final para valorar este campo, no es procedente hacerlo con un código previo, en el que sí hemos encontrado algunas rarezas.



En poco más de un mes la más virgen y frondosa isla de Palanai volverá a sumergir a los jugadores en un apocalipsis zombi como ningún otro videojuego lo había hecho antes, con una perspectiva en primera persona muy intensa, elementos de rol, bastante libertad de movimiento y un entorno único. Dead Island Riptide repite fórmula en prácticamente todos los sentidos y se esfuerza por arreglar los puntos peor tratados de la primera entrega, empezando por el multijugador cooperativo, ahora más claro y funcional. No es una secuela directa que exija jugar al primero, ni una obra que enseñe un gran salto respecto a su antecesor, llega a parecer una expansión, pero su tamaño generoso ha permitido a Techland hablar de un nuevo capítulo en vez de un añadido al primero, también con el nuevo personaje -John- dentro del grupo de supervivientes y con algo que aportar a la historia. ¿Se salvarán esta vez? El 26 de abril lo sabremos.

Fuente: http://www.meristation.com/es/xbox-360/dead-island-riptide/avance-juego/1797685/1847711


Dead Island Riptide muestra un nuevo tráiler




El juego llegará el 26 de abril para PS3, Xbox 360 y PC

Deep Silver quiere preparar el ambiente para la nueva entrega de su saga de zombis, Dead Island Riptide, mostrando un nuevo tráiler. En él nos enseñan la nueva pesadilla que vivirán los protagonistas a partir del 26 de abril en PS3, Xbox 360 y PC -menos en Alemania-.



El juego continúa justo donde acababa el anterior. Los personajes viajan en barco dejando atrás la isla de Balanoli, sin embargo, parece que antes de volver sanos y salvos a casa van a pasar por nuevos problemas. La infección zombi llega al navío militar, y los protagonistas, que ahora son cinco -se ha creado un nuevo personaje, John Morgan-, acaban encallando en Palanai, una nueva isla paradisíaca, repleta de lagos y pantanos que no van a facilitar la lucha contra horda de zombis.

Si queréis saber las novedades que traerá esta secuela, no os perdáis el avance que hemos hecho en IGN España.

Fuente: http://es.ign.com/news/6463/dead-island-riptide-muestra-nuevo-trailer






Dead Island Riptide, Impresiones
0 Puntos Score: 0/10
Visitas: 1353 Favoritos: 0
4 Comentarios Dead Island Riptide, Impresiones
A mi no me gusto el primero
ami si me gusto el primero, es cuestion de gustos a un amigo mio tampoco le gusto, la impresion q me da esta continuacion pues es la de expancion mas q nuevo juego, de todas formas estare esperandolo
Es cierto muestra muchas mejoras con respecto a varios juegos de zombies
Lo m?
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!