M. Butterfly [1993]. La verdadera historia.

  • Categoría: Noticias
  • Publicado hace más de 3 años
M. Butterfly (1993)
 
La verdadera historia de
 
Bernard Boursicot y Shi Pei Pu

 
 

 
Dibujo a carbón de Boursicot en el juicio
 
En la década de los 60s, Bernard Boursicot era un joven francés, que dejó sus estudios, y a la edad de 20 años se embarcó en un trabajo de contador en la embajada francesa en Beijing, China. En lo referente a su experiencia amorosa, el joven sólo había tenido una que otra relación homosexual con alguno de sus compañeros de estudios, pero estaba decidido a enamorarse de una mujer y sentar cabeza (aseveración que ha sido extraída de su diario personal).
 
Shi Pei Pu tenía 26 años cuando ambos se conocieron, en una fiesta de navidad en 1964. Bernard lo conoció vestido de hombre y enseñaba chino a las esposas de los diplomáticos. Era delicado y encantador. Los jóvenes empezaron a frecuentarse, y una noche, Shi Pei Pu le contó una historia tan romántica a Bernard, que este no pudo resistirse. Le dijo que en verdad él había nacido como mujer, pero había sido criado como varón porque su madre ya había tenido dos hijas y su padre quería un hijo. Así, su madre, la hizo pasar por varón para complacer a su marido. En su calidad de hombre, Shi Pei Pu le contó que había sido capaz de ir a la universidad de Kunming, y obtener un diploma en literatura. Bernard estaba encantado, y en su ingenuidad y embeleso, lo creyó todo.
 
Enamorado perdidamente de su diva cantante en la ópera de Pekin (en esa época los papeles femeninos eran exclusivos de hombres), los jóvenes mantuvieron un romance durante años. Como los encuentros sexuales eran esporádicos, rápidos, y en la oscuridad, y la experiencia de Bernard no era de vasta trayectoria, el engaño se mantuvo fácilmente.
 
 
 

 
Shi Pei Pu caracterizado en la ópera de Pekin
 
En esa época se consideraba traición que una persona china se involucrara sentimentalmente con un extranjero, así que cuando las autoridades chinas descubrieron el romance, Bernard les entregó documentos de la embajada fracesa, primero en Beijing y luego en Mongolia (en su nuevo trabajo en el consulado), para mantenerse a sí mismo y a su amada, a salvo.
 Debido a su trabajo, Bernard viajaba constantemente, por lo que los encuentros sexuales eran cada vez más esporádicos. Pasó el tiempo, y Shi Pei Pu declaró estar embarazada. En unos cuantos años, cuando Bernard regresó a su lado, Shi Pei Pu le presentó a ?su hijo?, un niño de 4 años, llamado Shi Du Du.
 
Alejado de su ?amada?, Bernard tuvo amoríos tanto con hombres como con mujeres. En 1979 Bernard regresó a Francia y perdió contacto con Shi Pei Pu. Comenzó una relación homosexual y de convivencia con Thierry Toulet, y en 1982 comenzó a hacer los trámites para traer a Shi Pei Pu y a su supuesto hijo, ya de 16 años, a Paris, a su lado. A Shi Pei Pu le otorgaron una visa de un año, y todos comenzaron a vivir juntos como una gran familia feliz. Al enterarse de que ambos hombres estaban conviviendo, el servicio secreto fue alertado de la relación y la investigación se puso en marcha. Ambos fueron arrestados y llevados a juicio.
 
 
 

 
Los amantes, lado a lado, en su juicio por espionaje.
 
Bernard confesó haber entregado más de 150 documentos a las autoridades chinas, para proteger a Shi Pei Pu y a su hijo. Shi Pei Pu declaró ser en verdad una mujer, pero en el examen médico vieron la realidad y fue encarcelado en la prisión para hombres. En medio del juicio, le tuvieron que explicar la verdad a Berard, que Shi Pei Pu era un hombre y que, por lo tanto, Shi Du Du no podía ser su hijo. Bernard no lo podía creer, y tuvo que demandar ver a Shi Pei Pu desnudo para verificarlo con sus propios ojos. El caso fue motivo de burla, y la prensa amarillista lo llamó ?El caso del Mata Hari chino?. La respuesta de Bernard fue un intento de suicidio, trató de cortarse la garganta con una navaja de afeitar en la cárcel, pero falló.
 
Ambos hombres fueron condenados por espionaje, a 6 años de prisión, pero un año después, fueron perdonados por el presidente Mitterrand, por ser un caso ?sin importancia?.
 
El misterio del hijo de ambos, Shi Du Du, fue explicado por él mismo. Le informó a las autoridades fracesas que su propia madre lo habpia vendido, no porque no lo amara, sino porque literalmente estaban muriendo de hambre.
 
Ambos hombres siguieron viviendo en Francia, pero por separado. Shi Pei Pu continuó cantando ópera y Bernard cooperó con una periodista para escribir un artículo sobre el tema: ?The True Story of the M. Butterfly Affair? (La verdadera historia del romance M. Butterfly).
 
Los ex amantes hablaron por teléfono meses antes de la muerte de Shi Pei Pu, y éste le dijo que aún lo quería. Shi Pei Pu murió en el 2009. Sobre el romance, Bernard declaró: ?Mientras lo creí, fue una hermosa historia?.
 
El caso fue llevado a las tablas en la obra ?M.Butterfly?, por David Henry Hwang?, en 1988. Y más tarde, en 1993, a la gran pantalla en la película de Cronemberg, del mismo nombre.
 

 
Fuente: Artículo de mi autoría, en base a un conjunto de artículos de internet.
 
telegraph
 
nytimes
 
nytimes
M. Butterfly [1993]. La verdadera historia.
10 Puntos Score: 10/10
Visitas: 909 Favoritos: 0
Ver los usuarios que votaron...
2 Comentarios M. Butterfly [1993]. La verdadera historia.
jajajaj por mi no pudiste colocar como nombre de usuario "Cynthia" te dejo 10 por el HERMOSO nombre que llevamos  
Muy interesante.  
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!