Aprender un idioma usando software libre - parte 1

  • Categoría: Linux
  • Publicado hace más de 3 años
Este artículo será el primero de una serie en la que explicaré cómo aprender un nuevo idioma de forma divertida y utilizando software libre. No se trata de un método más, sino del MEJOR método que conozco para aprender un idioma, que he probado y que tiene como ventaja extra el estar basado completamente en herramientas gratuitas y libres.
 
Si pensás que los programas como Rosetta o los servicios online Livemocha o Busuu son las mejores herramientas o métodos para aprender un nuevo idioma, te aseguro que vas a cambiar de idea.
 
A lo largo de este extenso tutorial, que por razones prácticas decidí dividir en varias partes, vamos a analizar algunas herramientas que te van a ayudar en los diferentes aspectos involucrados a la hora de aprender un idioma.
 
Antes de empezar
Una práctica recomendada antes de empezar a estudiar cualquier idioma es aprender el Alfabeto Fonético Internacional (IPA, por sus siglas en inglés). Este alfabeto permite conocer la correcta pronunciación de cualquier palabra en cualquier idioma. De hecho, tal vez lo hayas notado, en gran parte de los diccionarios, aparece su pronunciación escrita en este alfabeto junto a cada una de las palabras.
 
Así, por ejemplo, cuando buscamos en Wordreference la palabra francesa "maison", aparece lo siguiente: maison [m?zÕ] y luego las diferentes definiciones. Esos símbolos raros junto a la palabra indican, como ya dijimos, su correcta pronunciación en el IPA.
 
Si bien sigo creyendo que es fundamental aprender el IPA, hoy día es menos necesario gracias a las numerosas herramientas de conversión de texto a voz (TTS o Text to Speech). También es posible utilizar Google Translator a fin de convertir texto a voz. Sólo hace falta hacer clic en el botón con forma de parlante, debajo del espacio donde se introduce el texto a traducir.
 
Gramática
La gramática es ese pedacito de aprender un idioma que casi todo el mundo odia. Sin embargo, es una gran aliada ya que facilita muchísimo la tarea de aprender un idioma. En vez de aprender palabras sueltas, aprendemos a usarlas en conjunto y entender su interconexión. Esto permite, por ejemplo, que al aprender los pronombres relativos podamos comprenderlos en forma conjunta, como un todo, mejorando así nuestra comprensión sobre ellos y la capacidad de recordarlos y de utilizarlos correctamente.
 
Para aprender gramática, así como conjugación de verbos, dos aspectos fundamentales a la hora de aprender cualquier idioma, existen cientos de páginas web disponibles, sobre todo si se trata de idiomas populares como el inglés, español, francés, chino, etc.
 
Así que, sobre este punto, no son muchas las herramientas libres que puedan ayudarnos puesto que si bien no podemos prescindir de la gramática, no hay otro modo de aprenderla que conociendo sus reglas. Lo mismo sucede con la conjugación de los verbos regulares: generalmente hay que recordar las reglas de conjugación para cada terminación y cada tiempo verbal.
 
 
Listados de palabras frecuentes
Los listados de palabras frecuentes en un idioma, no importa cual, son una fuente de aprendizaje muy importante. ¿Por qué? Por la sencilla razón de que en todos los idiomas se utiliza un número relativamente pequeño de las palabras una y otra vez, y si lográs conocer primero esas palabras, entonces tu poder de lectura y comprensión habrá mejorado dramáticamente, habiendo consumido para ello una modesta cantidad de tiempo.
 
Hay estudios, por ejemplo, que dicen que las primeras 2000 palabras más usadas en inglés constituyen aproximadamente el 80% de los textos que vas a encontrar. Esto quiere decir que si conocés esas palabras, probablemente vas a comprender casi todo el texto.
 
Respecto de este punto, es interesante mencionar que los estudios más serios sobre "disponibilidad léxica", que buscaban planificar de una forma rápida y eficaz la enseñanza de un idioma como lengua extranjera, diferencian entre palabras frecuentes y palabras disponibles.
 
Las palabras frecuentes se actualizan en cualquier situación comunicativa, con independencia del tema tratado (de ahí que también se denominen atemáticas). Por otro lado, las palabras disponibles, son de uso frecuente pero sólo se actualizan con estímulos temáticos en situaciones comunicativas específicas en que se necesita transmitir información sobre un tema determinado (son las llamadas temáticas porque dependen del tema).
 
Es por esta razón que es importante encontrar BUENAS fuentes de palabras frecuentes, que no sólo contengan a las palabras "de uso corriente" (atemáticas) sino también algunas de las "palabras disponibles" (o temáticas).
 
Wikipedia es una excelente fuente para encontrar los "listados de palabras frecuentes" del idioma que estés buscando aprender. En algunos casos, incluso dispone de varios listados, provenientes de fuentes diferentes (subtítulos de películas, el Wiktionary, Proyecto Gutenberg, etc.).
 
 
Técnica de la inmersión
El mejor método para aprender un idioma es el mismo que usaste cuando pequeño para aprender tu idioma nativo: la inmersión. Eso significa que tenés que tratar de pensar, hablar, leer, escribir... en una palabra, hacer todo en ese idioma. Es por esta razón que muchos dicen que la mejor manera de aprender un idioma es viajando a un país extranjero. Es ahí que uno se ve forzado a utilizar el idioma, sin importar los errores que se comentan, tal y como lo hicimos de pequeños.
 
Afortunadamente, existen varias herramientas para aprender idiomas utilizando esta técnica. Lo más "natural" desde mi punto de vista es utilizar extensiones para Firefox o Chrome. Esto es especialmente cierto si gran parte de lo que leés está en Internet, lo cual es muy común hoy día ya que pasamos mucho tiempo navegando en Internet: leyendo las noticias, verificando el correo electrónico, buscando información, etc.
 
En Chrome disponemos de Language Immersion, una extensión que cambia ciertas palabras y frases de la página que estamos viendo y las traduce al idioma de tu elección. Si bien esta herramienta no es completamente inmersiva, permite ir aprendiendo palabras de forma natural y casi sin darnos cuenta. En Firefox, puede lograrse un resultado similar utilizando una extensión llamada Foxreplace.
 
Para lograr una experiencia inmersiva más completa, recomiendo una herramienta bastante más compleja pero también muy poderosa llamada Learning with Texts (o LWT).
 
 
Learning with Texts
La idea detrás de este programa es muy sencilla: la mejor manera de aprender un idioma nuevo es leyendo... y si es con la asistencia de este programa, mucho mejor.
 
Supongamos que estamos leyendo un libro. Usualmente, cuando estamos aprendiendo un nuevo idioma lo que hacemos es subrayar las palabras que no conocemos y luego las buscamos en el diccionario. Finalmente, armamos un listado con las palabras nuevas y sus significados y tratamos de memorizarlas de alguna manera.
 
LWT se encarga de facilitar ese proceso. La idea es copiar un texto de la web y pegarlo en el programa. Luego, cuando "estudiemos" el texto, sólo hará falta hacer clic sobre las palabras que no conocemos, para agregar su definición. Esto alimentará nuestro listado de palabras nuevas, pero lo más interesante es que aparecerán marcadas automáticamente en los próximos textos que peguemos en LWT y podremos acceder a su significado mientras leemos. La única desventaja que le encontré a este sistema es que, por ahora, no reconoce las variantes de las palabras (género, número, conjugación de verbos, etc.), por lo que cada una de las variantes es considerada una palabra diferente (por ejemplo: "casa", "casas", etc.).
 
Cabe destacar que LWT permite buscar en forma automática en 2 diccionarios diferentes, y lo asombroso es que pueden ser los que más nos gusten. Para ello, permite configurar la URL de búsqueda de los diccionarios. Además, como si esto fuera poco, permite traducir una oración usando Google Translator. Esta es una buena opción cuando importa mucho el contexto de una palabra para comprender su verdadero significado.
 
Asimismo, LWT permite adjuntar un audio a cada uno de los textos. De ese modo, si contamos con un audio y su transcripción podremos leer un texto mientras lo escuchamos. LWT incluso permite adelantar el audio y nos lleva con bastante exactitud al lugar del texto correspondiente. Lo único que le faltaría para convertirse en una herramienta perfecta sería la posibilidad de cambiar la velocidad de reproducción, lo cual es muy útil en caso de que la persona que lee el texto lo haga muy rápidamente.
 
Cabe destacar que una fuente de audios + transcripciones a tener en cuenta es LingQ. Yo lo encuentro un tanto limitado, ya que prefiero textos más extensos, pero es una buena alternativa para los que recién empiezan.
 
Por último, LWT cuenta con una sección para aprender palabras usando el método de "repetición espaciada" (spaced repetition). En una palabra, este método se basa en el viejo sistema de tarjetas (en las que de un lado colocamos la palabra a aprender y en el otro el significado) con la diferencia de que la frecuencia con la que las vemos está basada en reglas mnemotécnicas que analizaremos en mayor profundidad en el próximo capítulo, al hablar sobre Anki.
 
En términos generales, LWT permite agregar textos, agregar palabras y sus definiciones, escuchar los textos y la pronunciación de las palabras, releer textos accediendo rápidamente a las definiciones de las palabras y ver a medida que leemos qué palabras conocemos más y cuales menos. Como si todo esto fuera poco, permite aprender las palabras en base a reglas mnemotécnicas. De más está decir que soporta MUCHISIMOS idiomas y permite agregar no sólo palabras sino también frases y expresiones, incorporando a todas ellas el contexto o la oración en la que fue agregada originalmente.
 
Para comprender mejor su verdadero potencial y funcionamiento, sugiero ver el siguiente video.




Instalar LWT
LWT es software libre y está basado en tecnologías libres como HTML, CSS, Javascript, JQuery, etc. Esto tiene sus ventajas, no sólo "éticas" sino también prácticas. Al ser un servicio web, puede ser utilizado desde cualquier sistema operativo. No obstante, por la misma razón, precisa de la utilización de un servidor web para funcionar.
 
Aquí las alternativas son dos:
 
a) configurar un servidor web, lo cual nos permitirá acceder a LWT desde cualquier máquina, en cualquier parte del mundo. Para más instrucciones sobre cómo hacerlo, sugiero leer la página oficial de LWT.

 
b) configurar un servidor local, lo cual nos permitirá acceder a LWT desde cualquier computadora o dispositivo conectado a nuestra red local.
 
Instalar un servidor web en Linux es lo más fácil del mundo:
 
1.- Descargar XAMPP para Linux.
 

wget sourceforge.net/settings/mirror_choices?projectname=xampp&filename=XAMPP%20Linux/1.8.1/xampp-linux-1.8.1.tar.gz

 
2.- Descomprimir en la carpeta /opt
 

tar xvfz xampp-linux-1.8.1.tar.gz -C /opt

 
 
3.- Arrancar XAMPP. Esto dará inicio a Apache y MySQL.
 

sudo /opt/lampp/lampp start

 
 
Debería salir un mensaje como el siguiente:
 

Starting XAMPP 1.8.1...

LAMPP: Starting Apache...

LAMPP: Starting MySQL...

LAMPP started.

 
 
En caso de considerarlo necesario, podemos crear un soft-link para facilitar su ejecución:
 

ln -s /opt/lampp/lampp /usr/bin/xampp

 
 
De ese modo, bastará ejecutar sudo xampp start sin tener que recordar su ubicación.
 
En Arch y derivados es posible instalar XAMPP usando el mismo procedimiento, aunque existe un método más sencillo:
 

yaourt -S xampp

 
 
y luego

 

sudo xampp start

 
 
Para verificar que todo funciona correctamente, bastará con abrir el explorador de Internet y escribir: localhost. Deberíamos ver la página de configuración de XAMPP.


4.- Finalmente, lo único que falta es descargar LWT, descomprimirlo y copiarlo en la carpeta htdocs dentro del directorio en donde se encuentre XAMPP (/opt/lampp)
 
Podés descomprimir el archivo desde la línea de comando
 

sudo unzip lwt_v_1_4_9.zip -d /opt/lampp/htdocs

 
 
o utilizando FileRoller u otro similar.
 
5.- Abrí tu explorador de Internet y escribí: localhost/lwt. ¡Voilá!
 
 
Usar LWT
LWT es bastante intuitivo y no necesita de mucha explicación.
 
Lo primero que hay que hacer es verificar que el idioma que queremos aprender se encuentre listado en la sección My Languages. De no estarlo, basta con hacer clic en New Language. Luego, sólo falta seleccionar el idioma que queremos aprender como el predeterminado. Para ello, hay que hacer clic en los tildes color verde que aparecen al lado del idioma.

Luego, hay que acceder al menú principal > My Texts > New Text para agregar textos nuevos. Una vez agregado el texto, hacé clic en el ícono con forma de libro. Al pasar el cursor por sobre el ícono dice Read. Precisamente, al hacer clic se abrirá el texto y podremos empezar a agregar los términos muy fácilmente haciendo clic sobre las palabras.

Lo que viene, lo que viene...
Para los ansiosos, les adelantamos que en los próximos capítulos veremos otras herramientas muy poderosas para aprender un nuevo idioma, entre las que destaca Anki. Además, veremos cómo sincronizar LWT y Anki.
 
No olvides dejar tus comentarios así como cualquier recomendación y/o experiencia con otros programas para agregar en los próximos capítulos.


Fuente Cómo aprender un idioma usando software libre - parte 1

Click parte 2: http://www.identi.li/index.php?topic=174451



Aprender un idioma usando software libre - parte 1
20 Puntos Score: 10/10
Visitas: 928 Favoritos: 7
Ver los usuarios que votaron...
5 Comentarios Aprender un idioma usando software libre - parte 1
Buen aporte, que viva en Software Libre !
Cita Farkler: Mostrar
Y el opensource tambien !!
Seeee! pasate por mis post, a lo mejor algo te llevas.
emm sigo con la del diccionario pero online jaj muchas gracias igual    
Buen aporte! Ma?
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!