Oops.. Este post tiene los enlaces eliminados!

Identi revisa las denuncias de los usuarios en busca de enlaces eliminados que no dejan descargar los archivos, este mensaje te informa que este post que estas viendo tiene los enlaces eliminados.

Usa el Buscador

Por favor, te recomendamos que uses el buscador para encontrar más alternativas.

Pilas y Baterias

  • Categoría: Reciclaje
  • Publicado hace más de 3 años



Hace tiempo venimos hablando sobre el tema del desecho de residuos tales como pilas y baterías: ¿Son desechables?, ¿Cómo desecharlas?, ¿Qué hacer con ellas en caso contrario?, y la lista sigue.

En primera instancia, es importante saber que las pilas y baterías usadas y agotadas, provenientes mayormente del uso de distintos artefactos (juguetes, electrodomésticos pequeños, equipos de música, relojes, computadoras, etc.) forman parte de la generación habitual de  residuos domésticos o domiciliarios. Algunas clases de pilas y baterías contienen compuestos químicos que, en el caso de ser dispuestas incorrectamente una vez agotadas, podrían afectar negativamente al medio ambiente. Estos residuos cuya generación no se limita exclusivamente al ámbito industrial o comercial, sino que involucra principalmente el uso hogareño y, que además poseen características peligrosas, están incluidos dentro de los que genéricamente se denominan residuos peligrosos universales. ¿Qué son residuos universales? Residuos de origen domiciliario, comercial o industrial, que en virtud de presentar alguna característica de peligrosidad es conveniente su recolección diferenciada de los residuos sólidos urbanos.

Uno de los mayores enemigos para el medio ambiente es el mercurio. Según cálculos de la organización ecologista Greenpeace, el contenido de ese químico en una pila botón (como las que se usan en los relojes) puede contaminar hasta 6,5 millones de litros de agua, sin contar los gases o los efectos del contacto con la piel. Por eso, deshecharlas es una cuestión importante.




A partir de aquí, vamos por partes.

Respecto de las pilas, grandes marcas como Duracell aseguran que las pilas alcalinas pueden ser desechadas junto con los residuos domésticos. Debido a inquietudes sobre la presencia de mercurio en los desechos municipales, han ido eliminando voluntariamente todo el agregado de mercurio de sus pilas alcalinas, manteniendo el alto nivel de desempeño. Sin embargo, Desler S.A., empresa de Ingeniería y Servicios Ambientales de Argentina, aconseja no tirar a la basura ningún tipo de pila o batería, más allá de que el riesgo de contaminación sea considerado mínimo. ¿Qué dice respecto de esto CEAMSE? Ellos aseguran que sus rellenos están preparados para absorber cualquier tipo de residuo domiciliario. Pero, entonces, ¿se puede considerar a pilas y baterías como residuo domiciliario? Y aquí entran en juego cuestiones normativas que no están claras. La Dirección de Residuos Peligrosos de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable aclara en su página web que es importante observar que los llamados residuos peligrosos universales se encuentran en una zona gris entre el concepto de simple residuo peligroso y residuo domiciliario, aún no resuelta por ninguna normativa en nuestro país. En principio, y en su mayoría, las pilas son objetos de uso domiciliario y, desde este punto de vista, no estarían alcanzadas por las normativas sobre residuos peligrosos o industriales. Sin embargo, al contener compuestos químicos previstos por la Ley de Residuos Peligrosos Nº 24.051, una pila usada podría estar alcanzada por la definición de residuo peligroso según el texto de la ley y su decreto reglamentario: "todo material que resulte objeto de desecho o abandono (? ) y que pueda contaminar el agua, el suelo y la atmósfera" y posea algunos de los constituyentes enumerados en su Anexo I o su Anexo II.


Ahora bien, ¿qué puede hacer un usuario simple que genera este tipo de residuos y quiere desecharlos de manera responsable? Desde este segundo punto de vista, e independientemente de su origen, la normativa mencionada responsabiliza al generador (usuario de la pila) por su tratamiento y disposición final. Esto quiere decir quien use y deseche pilas o baterías, deberá elegir un operador y transportista habilitado para estos fines y costearlos. Por lo tanto, en el caso de haberse procedido a la acumulación de cierta cantidad de pilas y baterías, ya sea en forma personal o a través de un programa de recolección (institucional, empresarial, municipal, regional u otra modalidad), la gestión de las mismas también deberá realizarse de acuerdo a la normativa vigente, tal como se menciona en el párrafo anterior. Respecto a este punto, Desler S.A. informa que cuenta con la posibilidad de recolección de este tipo de residuos, pero en grandes cantidades. Esto quiere decir que deberíamos, como particulares, recolectar toneladas de pilas y baterías para que ellos pudieran llevarlas a sus plantes y tratarlas como corresponde, basándose en métodos como el encapsulado de residuos peligrosos. Pero aquí ya hablamos de cuestiones prácticas, debido a que para almacenar toneladas de residuos tóxicos, debemos contar con un espacio autorizado a tal fin. Entonces, ¿qué pasa si un usuario junta una cantidad considerable de pilas y baterías y tiene la voluntad de ir personalmente y por su cuenta a la planta y entregarlas? No puede. La razón es simple: no está permitido que una persona, sin la autorización correspondiente que certifique que se es un generador de grandes cantidades de residuos de este tipo, pueda transportarlos. Y seguimos trabados.

Durante ocho meses, en una campaña que ya terminó, la Agencia de Protección Ambiental porteña juntó, gracias a una campaña de recolección diferenciada, alrededor de 10 toneladas de pilas y baterías agotadas, que la gente llevó a los CGPC. Lamentablemente, el final quedó trunco. Ahora el material está almacenado en un depósito del Bajo Flores "con todas las medidas de seguridad", según aseguran en la Agencia, porque la provincia de Buenos Aires se negó a recibir residuos tóxicos de la Ciudad. De todas maneras, la Agencia de Protección Ambiental insistió para que las empresas hicieran sus propias campañas de recolección, y debido a esto, un buen número de empresas dio a conocer puntos de recolección, los cuales pueden consultarse aquí. Movistar, por ejemplo, relanzó hace unos años su Programa de Recolección y Reciclado de Baterías, con más de 1.200.000 unidades recicladas desde 1999 (cerca de 300.000 en 2006). La compañía realizó un proceso de adecuación de más de ochenta buzones instalados en sus edificios y oficinas comerciales, en los que los clientes y no clientes de la empresa depositan sus baterías agotadas, colaborando así con la conservación y el cuidado del medioambiente.

De todas maneras, Argentina, junto a muchos otros países, no cuenta con una ley o normativa específica que promueva una disposición final responsable para este tipo de desechos. Por ello, debemos ser nosotros, los consumidores, quienes necesitamos asumir un rol comprometido. La gestión ambientalmente adecuada de las pilas comienza con la elección del producto que luego se convertirá en el residuo que deberemos desechar. Esto quiere decir que es indispensable el papel del consumidor al momento de seleccionar la pila, ya que la sumatoria de acciones comprometidas determinará la sustentabilidad de un compromiso colectivo a nivel ecológico. Con el pequeño tiempo que dediquemos a los residuos que nosotros mismos generemos, ayudaremos a la Tierra que heredarán nuestros hijos. Si el consejo es no desecharlas, entonces se recomienda sellar los polos con cinta adhesiva (la clásica cinta de pintor estará bien) y depositarlas en un recipiente de plástico (los grandes de botellas pueden servir), y una vez que esté lleno, cerrarlo bien. Evitar arrojarlas a la basura y colocarlas en algún lugar ventilado, alejado de altas temperaturas y de los niños. Una botella de 2 litros puede almacenar muchas pilas y quizás, para cuando terminemos de llenarla, las autoridades nacionales y/o gubernamentales hayan encontrado una solución al dilema. O bien, acercarse a los puntos de recolección de las empresas que sí se hacen cargo de desechar las pilas que fabrican.

Mientras tanto, ¿cómo debemos elegir las pilas? La Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable recomienda utilizar los artefactos eléctricos conectados a la red y así evitar la utilización de pilas. Si su uso es inevitable, es conveniente comprar pilas recargables, de esa manera se produce una gran reducción en el volumen de residuos a desechar, puesto que cada vez que recargamos la pila evitamos tirar a la basura una unidad. Otro concepto importante es la calidad del producto a elegir. Sabemos que una pila barata, en general, tiene una menor vida útil que una de buena calidad, con el agravante de estar elaborada bajo un proceso más contaminante que, en consecuencia, da como resultado pilas con mayores contaminantes también. Este hecho se traduce en la necesidad de tecnologías más complejas y por ende, mayores costos de tratamiento y disposición final. Es por este motivo que se recomienda comprar aquellas pilas que provengan de marcas y países desarrollados, puesto que en esos casos, el control sobre el proceso de producción de la pila y la normativa ambiental aplicable son más estrictos. Como resultado obtendremos un residuo con menos contaminantes al tiempo de desecharlo. Particularmente, se sugiere adquirir las pilas con el rótulo "Libre de Mercurio (Hg)" o similar, dado que este elemento es el más contaminante de los contenidos en ella. Así, las pilas de marcas reconocidas enmarcadas dentro de las leyes de los Estados Unidos, Europa y Japón, que prohíben la adición de mercurio, podrían ser arrojadas a la basura común, siempre que se tenga la seguridad de que no poseen ese metal. Para las pilas provenientes del sudeste asiático, la forma más adecuada de gestión es, directamente, no comprarlas.


Centros de Recolección en Buenos Aires! Tienen que llevar la botella cargada con pilas 

PLANETA PILAS (Palermo) 
Jorge Luis Borges 2473 a media cuadra de Plaza Italia (La Rural) 
Horario de 9 a 20 ? lunes a viernes ? sábado de 9 a 20 
Ciudad Autónoma de Buenos Aires 

BULONERA ANSALDI (Avellaneda) 
Av. B. Rivadavia 399. Avellaneda (Pcia.Bs As) 
Lunes a viernes ? Horario 8,30 a 13 ? 14 a 18 

DAISUKI PILAS (Caballito) 
José María Moreno 777 ? barrio Caballito 
Lunes a viernes de 9,30 a 13 ? 16 a 20 horas sábados igual horario 
Ciudad Autónoma de Buenos Aires 

OHM ? ELECTRÓNICA ? ELECTROMECÁNICA (San Nicolas) 
Paraná 119 ? a seis cuadras del obelisco barrio San Nicolás 
Lunes a viernes de 9,30 a 19 horas 
Sábados de 9,30 a 13 horas 
Ciudad Autónoma de Buenos Aires 






En conclusión, deberemos priorizar, como consumidores responsables, nuestro compromiso ambiental antes que el supuesto menor costo de pilas baratas, ya que eventualmente deberemos pagar la recomposición de los daños que causemos al medioambiente. Es que el precio por lo barato casi siempre termina siendo caro. Y a veces, ya no se puede pagar.
Pilas y Baterias
0 Puntos Score: 0/10
Visitas: 63 Favoritos: 0
0 Comentarios Pilas y Baterias
Este post no tiene comentarios. Sea el primero!
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!