Cuba:Cuatro nuevas vacunas contra el cáncer..

  • Categoría: Noticias
  • Publicado hace más de 3 años

Cuba; la investigación científica y el desarrollo.







El trabajo que reproducimos infra demuestra como un país socialista, con una sólida concepción de la economía como construcción para el hombre y no contra el hombre puede, a pesar de los enormes problemas económicos que distintos factores, entre ellos el bloqueo imperialista de 5 décadas sumado a su escasez de recursos naturales y una alta densidad de población, desarrollar una industria de punta.


Se trata de la culminación de una política impulsada en forma presiente por Fidel Castro allá por fines de los 70 cuando planteó transformar a Cuba en una "potencia médica mundial".


Las razones que llevaron a Fidel a proponer al pueblo esa titánica tarea estaban ancladas en lo que consideramos una de sus características básicas: una vocación humanista que sobrepasa ampliamente los parámetros que guían el accionar de los políticos.


No faltaba, sin embargo, una profunda visión económica de largo plazo que se alejaba del consenso económico prevaleciente en el Consejo de Ayuda Mutua Económica (CAME). Ese era el organismo que coordinaba las políticas económicas del Campo Socialista que integraban entonces Cuba y los países del Este Europeo.


Estos se dirigían predominantemente  a la  construcción de la industria pesada.

Cupo a Fidel romper con aquella concepción mecanicista y encarar en serio el desarrollo del sector de la salud en Cuba abarcando todos los aspectos del mismo.

En primer lugar, como corresponde, el factor humano.


Se priorizó entonces la formación de miles y miles de técnicos de nivel medio y alto en todas las ramas del quehacer sanitario.


Se establecieron escuelas masivas con carácter de internados en las provincias.

De ahí surge el papel dominante que Cuba juega hoy en el contexto de la ayuda sanitaria al mundo subdesarrollado (y a veces también al desarrollado).


No afirmamos lo de más arriba por haber leído muchas estadísticas.


Vivimos ese proceso. Y escuchamos y leímos con atención los discursos que Fidel pronunció en la época explicando y fundamentando el camino que el país emprendía.

Ya se puede afirmar sin ninguna clase de duda que la epopeya cubana en torno al tema de la salud forma parte de lo mejor de la historia del bicho de dos patas sobre el planeta. Historia que, justo es decirlo, no abunda demasiado en actos positivos.


Este trabajo que presentamos más abajo muestra esencialmente un aspecto del desarrollo de  Cuba en el plano de la salud: la industria farmacéutica.


La importancia económica del sector es difícilmente exagerable.


Nos referimos tanto al sector de la salud en su conjunto cuanto al de la industria farmacéutica en particular.


En nuestro país es común afirmar que el gasto en salud monta un 10% (aproximadamente) del producto bruto interno.

Esto es bastante más que la inversión en educación pública (un 4,5%).

Invitamos a los lectores a estudiar  el trabajo que sigue.



William Yohai.






Cuba crea cuatro vacunas contra el cáncer.


UNA LECCIÓN A LAS FARMACÉUTICAS QUE NO SERÁ NOTICIA.







El modelo de industria pública médico-farmacéutica de un país socialista del Sur, frente a un modelo de mera rentabilidad económica de las multinacionales de la producción de medicamentos en el Norte: los medios miran para otro lado.

Que Cuba haya desarrollado ya cuatro vacunas contra diferentes tipos de cáncer es sin duda una noticia importante para la Humanidad (1), si tenemos en cuenta que, según la Organización Mundial de la Salud, cada año mueren en el mundo, por esta enfermedad, cerca de 8 millones de personas(2).


Sin embargo, los grandes medios internacionales la han ignorado casi por completo.

En 2012 Cuba patentaba la primera vacuna terapéutica contra el cáncer de pulmón avanzado a nivel mundial, la CIMAVAX-EGF (3). Y en enero de 2013 se anunciaba la segunda, la llamada Racotumomab(4).


Ensayos clínicos en 86 países demuestran que estas vacunas, aunque no curan la enfermedad, consiguen la reducción de los tumores y permiten una etapa estable de la enfermedad, aumentando esperanza y calidad de vida.

El Centro de Inmunología Molecular de La Habana, perteneciente al Estado cubano, es el creador de todas estas vacunas. Ya en 1985 desarrolló la vacuna de la meningitis B(5), única en el mundo, y más tarde otras, como las que combaten la hepatitis B o el dengue (6).


Además, investiga desde hace años para desarrollar una vacuna contra el VIH-SIDA(7) . Otro centro estatal cubano, los laboratorios LABIOFAM, desarrolla medicamentos homeopáticos también contra el cáncer: es el caso del VIDATOX, elaborado a partir del veneno del alacrán azul (8).

Cuba exporta estos fármacos a 26 países, y participa en empresas mixtas en China, Canadá y España (9). Todo esto rompe completamente un estereotipo muy extendido, reforzado por el silencio mediático acerca de los avances de Cuba y otros países del Sur: que la investigación médico-farmacéutica de vanguardia se produce solo en los países llamados ?desarrollados?.

Indudablemente, el Estado cubano obtiene un rendimiento económico de la venta internacional de estos productos farmacéuticos(10) .

Sin embargo, su filosofía de investigación y comercialización está en las antípodas de la práctica empresarial de la gran industria farmacéutica.

El Premio Nobel de Medicina Richard J. Roberts denunciaba recientemente que las farmacéuticas orientan sus investigaciones no a la cura de las enfermedades, sino al desarrollo de fármacos para dolencias crónicas, mucho más rentables económicamente (11). Y señalaba que las enfermedades propias de los países más pobres ?por su baja rentabilidad- sencillamente no se investigan.

Por ello, el 90% del presupuesto para investigación está destinado a las enfermedades del 10% de la población mundial.

La industria pública médico-farmacéutica de Cuba, aún siendo una de las principales fuentes de divisas para el país, se rige por principios radicalmente opuestos.

En primer lugar, sus investigaciones van dirigidas, en buena parte, a desarrollar vacunas que evitan enfermedades y, en consecuencia, aminoran el gasto en medicamentos de la población. En un artículo en la prestigiosa revista Science, los investigadores de Universidad de Stanford (California) Paul Drain y Michele Barry aseguraban que Cuba obtiene mejores indicadores de salud que EEUU gastando hasta veinte veces menos (12).

La razón: la ausencia ?en el modelo cubano- de presiones y estímulos comerciales por parte de las farmacéuticas, y una exitosa estrategia de educación de la población en prevención de salud.

Además, las terapias naturales y tradicionales ?como la medicina herbolaria, la acupuntura, la hipnosis y muchas otras-, prácticas poco rentables para los fabricantes de medicamentos, están integradas desde hace años en el sistema de salud pública gratuita de la Isla(13) .

Por otro lado, en Cuba los fármacos son distribuidos, en primer lugar, en la red hospitalaria pública nacional, de forma gratuita o altamente subsidiada -precisamente- gracias a los ingresos en moneda fuerte por sus exportaciones (14).

La industria farmacéutica cubana, además, apenas destina presupuesto al gasto publicitario que, en el caso de las multinacionales, es superior incluso al invertido en la propia investigación(15) .

Por último, Cuba impulsa la producción de fármacos genéricos que pone a disposición de otros países pobres y de la Organización Mundial de la Salud, a un precio muy inferior al de la gran industria mundial (16).

Pero estos acuerdos, ajenos a las reglas del mercado, generan fuertes presiones desde la industria farmacéutica.

Recientemente, el Gobierno de Ecuador anunciaba la compra a Cuba de un número importante de medicamentos, en ?reciprocidad? por la becas a estudiantes ecuatorianos en la Isla y por el apoyo de especialistas cubanos en el programa ?Manuela Espejo? para personas discapacitadas (17).

Las protestas de la Asociación de Laboratorios Farmacéuticos Ecuatorianos se convirtieron de inmediato en campaña mediática, difundiendo el mensaje de la supuesta mala calidad de los fármacos cubanos .

Por otro lado, numerosos analistas ven detrás del golpe de estado de Honduras, en 2009, a la gran industria farmacéutica internacional, ya que el gobierno del depuesto Manuel Zelaya, en el marco del acuerdo ALBA, pretendía sustituir la importación de medicamentos de las multinacionales por los genéricos cubanos (18).

El bloqueo de EEUU a Cuba impone importantes obstáculos para la comercialización internacional de los productos farmacéuticos cubanos, pero también perjudica directamente a la ciudadanía de EEUU.

Por ejemplo, las 80.000 personas diabéticas que sufren en este país, cada año, la amputación de los dedos de sus pies, no pueden acceder a la vacuna cubana Heperprot P, que precisamente las evita (19).

El Premio Nobel de Química Peter Agre afirmaba recientemente que "Cuba es un magnífico ejemplo de cómo se pueden integrar el conocimiento y la investigación científica" (20).

Irina Bokova, directora general de la UNESCO, decía sentirse ?muy impresionada? con los logros científicos de Cuba y mostraba la voluntad de esta organización de Naciones Unidas en promoverlos en el resto del mundo (21).

La pregunta es inevitable: ¿contará con la colaboración imprescindible de los grandes medios internacionales para difundirlos?


José Manzaneda -Cubainformación

































































































Cuba:Cuatro nuevas vacunas contra el cáncer..
5 Puntos Score: 5/10
Visitas: 653 Favoritos: 4
Ver los usuarios que votaron...
9 Comentarios Cuba:Cuatro nuevas vacunas contra el cáncer..
magnifico cuba,viva su revolucion bendita
la verdad un ejemplo farmac?
esta como el que invento la lampara auto sustentable en Mexico y no lo dejan patentar su idea por que le quitaria la orca a los mexicanos de lo que es CFE
miente, miente que algo queda...
sus post son demasiado wuenos hombre y esto ya lo sabes verdad pues sigues as?
Mi madre esta luchando con esta enfermedad de varios a?
@El_Rock Un pueblo digno que no se rinde ante un gigante.Es terrible que los que tienen los que se dedican a la medicina y la salud no tengan inter?
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!