Mitos de Chern?byl





La central nuclear de Chernóbyl vista desde Pripyat.

La central nuclear de Chernóbyl era intrínsecamente peligrosa.


Parcialmente cierto, pero casi siempre usado de forma manipuladora.


Los reactores RBMK-1000?como los de Chernóbyl? tenían unas características de diseño conocidasque permitían embalamientos neutrónicos en regímenes de baja potencia.Específicamente, la característica más peligrosa era su altocoeficiente de reactividad en vacío; es decir, cuánto puede variar laactividad neutrónica cuando se forman vacíos en su seno (típicamente,burbujas de vapor). No es el único reactor con esta característica: lostan populares y seguros CANDU de fabricación canadiense (e inclusoalgunas versiones de los BWR) también tienen un coeficiente positivo dereactividad en vacío (o equivalente a efectos prácticos); aunque, desdeluego, no tan alto.


Debido a estapeculiaridad, tanto los manuales de uso interno, como el Reglamento deSeguridad Nuclear de la Unión Soviética, como la programación delordenador SKALA que controlaba la central prohibían cualquier operaciónque pudiera conducir a una de estas excursiones de energía. Habíanumerosos equipos orientados a prevenirlas integrados en la instalacióny, muy específicamente, sistemas computerizados que debían cerrarautomáticamente el núcleo si se detectaba uno de estos regímenes deoperación de baja potencia.

En el transcurso de las acciones insensatas que condujeron a laexplosión del reactor número 4, los directivos al mando de la unidadcometieron más de doscientas violaciones de estos manuales yreglamentos e impidieron por dos veces al menos que el ordenadorcerrara automáticamente la instalación como tenía programado para casossemejantes.


Chernóbyl era inseguraen el sentido de que no era fail-safe por completo; pero decir que eraintrínsecamente peligrosa es como decir que un coche es intrínsecamentepeligroso después de quitarle los discos de freno, vaciar el depósitode líquido para la dirección asistida y deshinchar los neumáticos antesde lanzarnos a correr a toda velocidad por una carretera montañosa.

La central estaba construida para compensar esas características dediseño. De hecho, de los quince reactores RBMK-1000 construidos, oncesiguen en operación hoy en día sin mayores problemas (aunque se leshicieron algunos cambios después del accidente; el más significativo,reducir su coeficiente de reactividad en vacío desde los 4,7βoriginales a 0,7β). En realidad, sólo se cerraron con eltiempo los cuatro de Chernóbyl más un par de RBMK-1500 y se cancelaronalgunos que estaban en construcción por la mala fama que habían tomado;de manera notable, los otros tres reactores en Chernóbyl resistieronsin problemas el accidente nuclear que estaba sucediendo justo a sulado (particularmente el nº 3, casi pegado al 4) y siguieron abiertosmuchos años. Durante el cuarto de siglo transcurrido desde entonces,ninguno de los once restantes ha sufrido incidentes significativos. Enla foto, la central nuclear de Kursk, prácticamente idéntica aChernóbyl y actualmente operativa.


La central nuclear de Chernóbyl era vieja, de pobre calidad, obsoleta o estaba mal mantenida.

Falso.


Específicamente elreactor nº 4 de Chernóbyl era una de las instalaciones más modernas dela industria nuclear mundial en su tiempo. Había entrado en servicio en1983, apenas tres años antes, con tecnologías bastante avanzadas paraaquella época.


Es cierto que el concepto del RBMK se derivaba directamente de losprimeros reactores soviéticos, originados en los años '50, a diferenciadel mucho más avanzado VVER. Pero el RBMK-1000 era un diseñorelativamente reciente por aquellas fechas y para nada obsoleto (amenos que consideremos obsoleto un coche de 1983 por el hecho de usarcarburador). Como ya mencioné, el resto de centrales equipadas con estemodelo no han sufrido ningún otro suceso notable en estos casiveinticinco años.




Más difícil resultadeterminar si el complejo estaba mal mantenido; pero no se hadocumentado nada al respecto, al menos como causa directa delsiniestro, y de hecho éste sucedió durante una compleja prueba deseguridad.

Por si sirve como referencia, el complejo electronuclear de Chernóbylhabía ganado varios premios a la productividad y ocupaba una posiciónlíder en la industria nuclear de aquellos tiempos. Incluso se afirmaque la presión de este liderazgo fue decisiva en la secuencia dedecisiones insensatas que condujeron a la catástrofe. En todo caso, noexiste ningún motivo para pensar que fuera una central vieja, de pobrecalidad, obsoleta o mal mantenida.

En la foto de la derecha, panel de control del ordenador (SCADA) SKALAque controla las centrales del tipo de Chernóbyl; este, ya pocoutilizado en el presente, pertenece a uno de los reactores de la plantanuclear de Leningrado, que sigue también operativa.



En la central nuclear de Chernóbyl se producía plutonio militar, o se estaba experimentando su producción.

Esencialmente falso.


Todos los reactoresnucleares producen una pequeña cantidad de plutonio-239 y plutonio-240como resultado de la alimentación neutrónica del uranio-238, que sueleconstituir la mayor parte de su combustible (el material fisible esuranio-235, pero el estructural es generalmente uranio-238). Sinembargo, en un reactor civil esta producción de plutonio esintrínsecamente muy pobre, antieconómica y de baja calidad.

El plutonio de gradomilitar se elabora a partir de la producción de los reactoresregeneradores y sobre todo de los reactores regeneradores rápidos(FBR). Estos reactores, que ocupan otro lugar distinto en el ciclo delcombustible, producen velozmente grandes cantidades de plutonio a uncoste reducido. La Unión Soviética contaba con numerosos reactores deestos tipos en Beloyarsk, Shevchenko (Aktau) y Dmitrovgrado, entreotros lugares. En la actualidad, el reactor BN-600 (operacional) y losBN-800 (en construcción) y BN-1600/1800 (proyectados), en Beloyarsk,son los únicos regeneradores rápidos a escala industrial (noexperimental) existentes en el mundo desde el cierre definitivo delSuperphénix francés.

De manera crítica, este tipo de reactores están optimizados para laproducción del deseado plutonio-239 con una proporción muy baja delindeseable plutonio-240. El plutonio necesario para fabricar armasatómicas sofisticadas es obligatoriamente military grade (purezasuperior al 93_) o supergrade (pureza superior al 97_) de plutonio-239,con tan poco -240 como sea posible; separar el uno del otro resulta muycaro y complicado, pues al tratarse de dos isótopos consecutivos delmismo elemento, su comportamiento químico-físico es muy parecido. Porello, resulta deseable que el reactor produzca ya de por sí muchoplutonio-239 muy limpio. Esta es la especialidad de los reactores FBRcomo el BN-600. En la foto, la central nuclear de Beloyarsk, provistacon uno de estos BN-600.

El RBMK de Chernóbyl tenía una capacidad marginal para la producción deplutonio-239 como efecto secundario de que las barras de combustible sepodían sustituir sin parar el reactor, una característica de diseñopara optimizar su rentabilidad y disponibilidad. Esto permite retirarel combustible cuando ya ha empezado a formarse el plutonio-239 peroantes de que se empiece a acumular mucho plutonio-240. No obstante, elreactor estaba concebido para la producción eléctrica civil y no parala de plutonio militar. La URSS no necesitaba en 1986 producir másplutonio militar (y más caro y malo) del que ya producía por cientos detoneladas en sus regeneradores rápidos.



Adicionalmente, noexiste ningún indicio, documento ni testimonio de que en Chernóbyl seestuviera produciendo más plutonio del que ocurre naturalmente en todoslos reactores de esta clase, o se estuviera experimentando con suproducción.

En la imagen de la derecha, una muestra de plutonio-239 supergrade al99,96_ antes de su procesamiento metalúrgico; se almacena en forma deanillos para reducir geométricamente su criticalidad. Esta pertenece alLaboratorio Nacional Los Álamos de los Estados Unidos, y con 5,3 kg demasa, contiene material suficiente para construir un arma nuclearmoderna. Sí, con eso puedes volar una ciudad.



Chernóbyl fue dañada o destruida por un terremoto.

Falso.


Los seismógrafos de lazona registraron en torno al momento del accidente un terremoto demagnitud 5-6. Esto ha sido utilizado por algunas personas para asegurarque en realidad Chernóbyl-4 estalló a consecuencia de un movimientosísmico que habría deformado los canales de inserción del grafitomoderador en un momento crítico del suceso. Tal mito se originó entrepartidarios de la industria nuclear soviética y después se ha extendidoa los conspiranoicos del HAARP y demás.

Obviamente, lo que registraron estos seismógrafos fueron las brutalesexplosiones que destruyeron la instalación. Es más: el tipo de terrenodonde se encontraba el complejo de Chernóbyl no permite el desarrollode terremotos tan fuertes.


Seismogramaoriginal obtenido por la estación de Norinsk (a 40 km) en la madrugadadel 26 de abril de 1986. Se distinguen claramente los picos ocasionadospor la doble explosión, separados 2,7 segundos y equivalentes a unterremoto de magnitud 5-6.


En Chernóbyl-4 se produjo una explosión nuclear.

No es exacto, y en último término resulta esencialmente incorrecto y desorientador.

En Chernóbyl-4 seprodujeron dos explosiones principales consecutivas, separadas 2,7segundos entre sí, acompañadas de un número de detonaciones secundariasmás pequeñas.

El embalamiento energético que produjo la primera explosión principalfue obviamente de origen nuclear; pero la explosión en sí fue unadetonación de vapor, al hipercalentarse el agua del circuito primariode refrigeración. No hubo reacción en cadena instantánea como la que seda en una bomba atómica, con lo que no se puede hablar de explosiónnuclear (que habría sido mucho más potente y devastadora, peroresultaba imposible por el propio diseño del reactor y la manera comosucedió el accidente).

Esencialmente, el reactor se quedó en los últimos instantes sinrefrigeración de golpe, cuando el embalamiento neutrónico masivoprovocó un fenómeno conocido como flash-boiling. Muy a grandes rasgos,esto significa que el agua del circuito primario pasa instantáneamentea estado gaseoso (vapor de agua), con lo que pierde sus propiedadesrefrigerantes pero sigue acumulando cada vez más energía hasta que seproduce el estallido.

La segunda explosión principal se parece más a una detonación atómica,pero aún así no lo fue. Se trató de una transitoria, una excursiónrápida de energía nuclear en una pequeña porción del núcleo. Esto esmás similar a un accidente de criticalidad abierta que a una explosiónnuclear propiamente dicha (es decir, de criticalidad y reacción encadena cerradas).


La existencia de una cúpula exterior como la de las centrales occidentales habría contenido el accidente.

Dudoso. Argumento utilizado con frecuencia de forma manipuladora como una verdad indudable.


No se sabe cuántaenergía final produjo el embalamiento neutrónico de Chernóbyl-4.Diversos estudios han estimado cifras entre cien y cuatrocientas vecesla potencia nominal del reactor, para una energía explosiva equivalentetotal que oscila desde una hasta cuatro toneladas de TNT (tones) en laprimera detonación (la de vapor). La segunda detonación (la excursiónnuclear), en cambio, pudo liberar una potencia explosiva equivalente deaproximadamente diez toneladas de TNT (diez tones, unos 40 gigajulios,deducidos a partir de la generación de radioisótopos del xenón duranteel evento).

No resulta evidente por sí mismo que la cúpula característica de lascentrales occidentales hubiera sobrevivido a explosiones de estecalibre. Estos edificios de contención están generalmente constituidospor paredes de hormigón armado y acero de 0,90 a 2,60 metros de grosor,diseñados para resistir picos de presión entre 4 y 14 atmósferas.



En contra de lo que seha repetido falsamente una y otra vez, los reactores de Chernóbyltenían varios niveles de blindaje protector. No tan completo como enese otro tipo de centrales, pero sí compuesto por sólidos muros dehormigón armado y paredes de acero, niveles de descompresiónprogresiva, cámaras de arena al boro y agua (desempeñando funciones dedrywell y wetwell) y 1.500 toneladas adicionales de defensa biológica;varias de estas protecciones se incorporaron al diseño de lasinstalaciones RBMK después del peligroso accidente norteamericano enIsla Tres Millas (INES-5), ocurrido siete años antes. Todo ello saltópor los aires durante las explosiones de Chernóbyl como si hubieransido hojas de papel.

En realidad, hay muchas centrales nucleares en el mundo que no usan laprotección exterior integral en cúpula, empezando por las japonesas. Lacúpula, en sí, no significa nada: lo importante es la naturaleza ycaracterísticas de la defensa en profundidad en su conjunto, tantoactiva como pasiva. Chernóbyl presentaba ciertamente algunasdeficiencias en su defensa en profundidad, pero eso no quiere decir queestuviera absurdamente desprotegida como se ha dicho tantas veces. Enla imagen de la derecha, podemos ver algunas de las proteccionesintegradas en los reactores RBMK (clic para ampliar). Abajo, un esquemadel edificio de un RBMK-1500 (muy similar al del RBMK-1000) mostrandoen trazos gruesos las estructuras de blindaje reforzadas.




Resulta prácticamenteimposible determinar cuál fue el pico de presión en Chernóbyl-4, asícomo la naturaleza y características de los proyectiles propulsados porel interior, y por tanto si una de estas protecciones exteriores encúpula al estilo occidental lo habría resistido. Sin embargo, podemoshacer la siguiente analogía para orientarnos: una bomba de aviaciónanti-búnker norteamericana GBU-27 Paveway III con penetrador BLU-109sólo necesita 240 kg de tritonal o PBXN para atravesar 1,80 metros dehormigón reforzado (más o menos el grosor típico de una de estascúpulas). El tritonal es básicamente TNT más aluminio en polvo, con unapotencia explosiva equivalente al 118_ del TNT a secas; es decir: como283 kg de TNT.

Si la primera explosión de Chernóbyl-4 produjo una energía explosiva dedos toneladas de TNT, tirando por lo bajo, eso son siete veces más queuna de estas bombas Paveway anti-búnker. Si la segunda explosión generóuna potencia equivalente a diez toneladas de TNT, hablamos de treinta ycinco veces más. Y dentro de una central nuclear no faltan grandescantidades de metales pesados para actuar de penetradores cuando salendespedidos a alta velocidad, empezando por el propio uranio (elpenetrador de las bombas anti-búnkeres y los sabots anti-tanque estáfrecuentemente formado por... sí, exacto, uranio empobrecido).

Aparecieron fragmentos de las barras de combustible a varios cientos demetros de distancia, después de atravesar limpiamente las 700 toneladasde protección biológica superior y el techo de hormigón armado de lacentral. Esto invita a pensar que salieron propulsadas en vuelobalístico por las explosiones, a una velocidad muy respetable. Denuevo, resulta imposible determinar si estas barras de combustible ?detres metros de longitud y 185 kilos de masa (el conjunto doblecompleto)? habrían actuado eficazmente como penetradores deuranio/acero a través de una protección mayor. En la imagen,comparación con dos penetradores típicos para carros de combate:


Click en la imagen para ampliar



En cuanto a la potenciaexplosiva equivalente, esto es lo que le hacen diez toneladas de ANFO(menos potente que el TNT, aunque ubicado óptimamente, pero con unrendimiento efectivo en tones menor) a 25.000 metros cúbicos de roca:




Adicionalmente, todaslas estructuras en cúpula son mucho más resistentes frente a fuerzascirculando desde el exterior hacia el interior, que frente a fuerzasviajando desde el interior hacia el exterior. Hasta cierto punto, estosedificios de contención son más aptos para proteger al reactor deagresiones exteriores ?se suele mencionar como ejemplo la caída de unavión? que para proteger al exterior contra picos de energía producidosen su interior. Esto se puede observar fácilmente tratando de quebraruna cáscara de huevo: hace falta bastante más fuerza para aplastarlaapretando sus extremos desde fuera que para romperla apretando por elmismo lugar o cualquier otro desde dentro.

Con una explosión doble del calibre de las que ocurrieron enChernóbyl-4, la afirmación de que una cúpula al estilo occidentalhabría sido capaz de contener el accidente no pasa de ser unasuposición de probabilidad indeterminada; asegurarlo como verdadabsoluta la convierte en una simple manipulación.


Chernóbyl fue saboteada.

Falso.


A lo largo de los años,han aparecido recurrentemente sugerencias de que el reactor nº 4 deChernóbyl fue saboteado. Sin embargo, no existe ninguna prueba alrespecto. La secuencia de acontecimientos está bien documentada a estasalturas, y aunque las acciones delirantes que los operadores aplicaronal reactor constituyen sin duda una especie de sabotaje involuntario agran escala, no hay motivo alguno para pensar que se trató de un actodeliberado.

La catástrofe deChernóbyl fue un accidente tecnológico extremadamente complejo,ocurrido en una de las instalaciones más modernas y eficientes de sutiempo; muy alejado de las caricaturas ?absurdas? que se suelen ver enlos medios de comunicación. Sucedió como resultado de más deveinticuatro horas de manipulaciones insensatas, incluyendo cientos deviolaciones del Reglamento de Seguridad Nuclear de la Unión Soviética yla desconexión de las defensas computerizadas que habrían evitado eldesastre en varias ocasiones. En último término, fue un monumentalerror de un personal bajo presión y con cualificaciones inapropiadas,que creía saber lo que hacía y no supo sacar la pata una vez habíacomenzado a meterla; cosa extremadamente frecuente en muchascatástrofes tecnológicas y en el ser humano en general.[/SIZE][/FONT]
Mitos de Chern?byl
0 Puntos Score: 0/10
Visitas: 1390 Favoritos: 1
0 Comentarios Mitos de Chern?byl
Este post no tiene comentarios. Sea el primero!
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!