Contestación a un Ateo: Es Verdad tu opinión

Contestación a un Ateo: Es Verdad tu opinión


Todos somos ateos respecto a la mayoría de dioses en los que la humanidad ha creído alguna vez. Algunos simplemente vamos un dios más allá.

Richard Dawkins (Biólogo)[/right]


Recientemente recibí correspondencia de una persona que profesa ser un ateo. Incluidos en la carta estaban dos tratados publicados por la Asociación Americana de Ateos localizada en Austin, Texas. Al igual que la carta jactándose que los argumentos contra la Existencia de Dios y la Credibilidad de la Biblia formulados en los tratados no podrían ser y no serían contestados. 

Francamente, me sentí plenamente dichoso de tener la oportunidad de responder a cualquier cosa publicada en los tratados. En las palabras del apóstol Pedro, estamos ?siempre preparados para presentar defensa ante todo aquel que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros? (1 Pedro 3:15). Por lo tanto, ofrezco a los lectores lo que creo es la adecuada evidencia para sostener una afirmación de la existencia de Dios y la revelación de El mismo a través de Su Palabra. 

Como he mencionado, hay dos tratados. El primero se titula: ?No Hay Dios? y es escrito por Fred Woodworth. En el tratado, el Sr. Woodworth presenta cinco argumentos los cuales él consideró como suficientes para rechazar la idea de un Omnipotente, Omnisciente y Omnivolente Dios. Estos son: 

(1) El hecho que el mal existe en el mundo; 
(2) El mundo ha sufrido como resultado directo de la influencia del Cristianismo; 
(3) Las Escrituras que revelan a Dios son incomprensibles; 
(4) El ?método científico? no puede identificar a Dios, y 
(5) La complejidad y brutalidad del esquema de Redención. Tomaré todos estos argumentos en ese orden para exponer la falsedad de cada uno.
 

EL PROBLEMA DEL DOLOR 

El Sr. Woodworth propone el argumento tradicional del Ateo; el dilema Epicúreano. El Pregunta: ?¿Si Dios esta dispuesto a prevenir el mal; pero no es capaz? Entonces, El no es Omnipotente. ¿Es él capaz, pero no quiere? Entonces, Él es malevolente. ¿Es capaz y esta dispuesto? Entonces, ¿De donde vino el mal? ¿No es capaz, ni esta dispuesto?, ¿Entonces porque llamarle Dios??. El ateo asume las premisas, las cuales son necesarias para lograr una conclusión, es decir; un Omnipotente y buen Dios podría completamente eliminar todo el mal. Nosotros negamos que ese sea el caso, es decir, La existencia del mal, ni niega la Omnipotencia ni la bondad de Dios, y de este modo, no hay motivo para forzar la conclusión de ?No hay Dios?. 

Como una conjetura, yo podría señalar que el ateo tiene un grande, sino grandísimo problema con lo que él clasifica como bueno y malo. Si no hay Dios, y los pensamientos del hombre son simplemente el producto de procesos electroquímicos del cerebro, los cuales intrínsecamente se inclinan hacia la preservación de uno mismo, entonces, ¿Cómo puede el ateo explicar lo bueno, lo noble y los actos de auto sacrificio de hombres a menudo realizados, cuando el sufrimiento toca a otros hombres? Por ejemplo, durante la segunda guerra mundial numerosas personas no judías arriesgaron sus vidas y aun murieron para proteger a los judíos. Dejemos que el ateo nos diga porque los hombres logran tan nobles y heroicos desafíos si no hay Dios! 

De la misma manera, el ateo todavía tiene que probar que el mal existe. Yo no lo niego, pero el ateo sí. Mostraremos también, que lo que el ateo considera como malo, no es malo en lo absoluto. Además, lo que la Biblia llama malo, el ateo afirma que es bueno (por ejemplo, el aborto, la eutanasia, la homosexualidad, o el adulterio). Por lo tanto, dejemos que el ateo asuma la tarea de demostrar que algo es malo, pecaminoso o equivocado. Cuando él lo haga, él se encontrará cara a cara con Dios y la Biblia la cual él niega. 

¿DE DONDE VINO EL MAL? 

Ahora, volvamos a la pregunta de Epicúreo: ?¿Es el capaz y esta dispuesto; entonces de donde vino el mal?? Como ya lo hemos notado, el ateo asume que un buen y Omnipotente Dios podría completamente eliminar el mal. Sin embargo, ¿Es este el caso? Rápidamente, afirmamos que Dios es bueno en Su naturaleza (Sal.25:8), en Su poder es Omnipotente (Sal.115:3), y en su Conocimiento es Omnisciente (Sal.147:4). Sin embargo, ninguno de estos atributos divinos necesita que Dios destruya el mal completamente, más bien, estos atributos demandan que Dios permita que el mal exista. 

El ateo falla en reconocer que Dios creó al hombre libre. De este modo, el hombre tiene la libertad para elegir, y una elección para ser buena necesita que exista la posibilidad de una elección para hacer el mal. Al negar esta verdad fundamental, uno debe mostrar que podría haber sido mejor para el hombre y para gloria y alabanza de Dios, que al hombre le haya sido negada esta libertad de elegir. No podríamos concebir el cuadro que sugiere que Dios podría haber creado un mundo en el cual solamente las elecciones correctas podrían ser hechas. Esto es como pedirle a Dios que haga un triángulo de cuatro lados, o una vaca negra que sea blanca, o dos montañas sin valle en medio de ellas. Todo esto es ilógico! 

Ahora, en cualquier lugar que el mal exista en el mundo hoy, existe debido a que el hombre ha elegido libremente hacer el mal y cosechar el fruto de lo que él ha sembrado. El hecho de que Dios dio a los hombres esta libertad no le vuelve culpable de las elecciones que los hombres hagan. ¿Debería Dios, después de dar al hombre el poder para elegir; negarle la elección que él hombre hizo (por ejemplo, Génesis 3:6)?, Si esto hubiera sido así Dios habría violado Su Justicia y, Dios podría no haber sido Dios y el hombre podría no haber sido un hombre! 

¿QUÉ HAY SOBRE EL DOLOR Y EL SUFRIMIENTO? 

Aunque, el ateo quiere conocer porque Dios creó un mundo en el cual unos bebés nacen deformes, los tornados destruyen comunidades enteras y los parásitos como las solitarias existen. ?Seguramente? razona el ateo, ?Nadie puede creer que Dios permitiría que el dolor y el sufrimiento transcurrieran sin ninguna causa aparente más que la de la pura casualidad; si el existiera?. ¿Necesariamente esa conclusión tiene que seguir? Piense un momento. Nuestro Universo es uno, el cual es gobernado por una ley natural (Génesis 8:22). Las mismas leyes naturales que determinan los patrones del clima, gobiernan el movimiento de los objetos y mantienen la cadena alimenticia, también estas leyes eventualmente resultan en tornados, accidentes automovilísticos, y necesitan la existencia de parásitos y animales carroñeros. En ocasiones, el hombre entra en tal conflicto con determinada ley y sufre, o abusa de cierta ley y causa que otros sufran. 

Que esta ley natural no es intrínsicamente mala debiera ser evidente. Quien podría argumentar que no debiera llover, o que la gravedad no debiera existir. Las mismas leyes naturales que hacen que moje el agua, también, determinan que el hombre pueda hundirse en ella. Aunque a mí no me gusta ver los parásitos, los buitres y zarigüeyas, yo no podría decir que tales animales no deberían de existir; porque en este mundo, siendo lo que es, requiere de criaturas de esa clase para mantener nuestro medio ambiente en balance. 

?Aunque?, alguien pregunte, ?¿Qué posible bien hay en bebés deformes y enfermedades prolongadas? Bueno, algunas enfermedades tales como El Sida, el alcohol, y el cáncer, están directamente relacionadas a la actividad pecaminosa. Estas sirven para enseñar a los hombres las consecuencias de tal conducta y pueden servir como una inducción temporal para efectuar el arrepentimiento (Romanos 1). La deformación física y la enfermedad son quizás lo más difícil de explicar y aceptar. Sin embargo, ¿Quien no ha visto el potencial del hombre para la bondad, amabilidad, amor y el auto sacrificio alcanzando sus más grandes alturas cuando es confrontado por la enfermedad, la deformidad o la muerte misma? 

El problema que el ateo y otros escépticos tienen es su mala interpretación de lo bueno. El materialista define lo bueno y lo malo en términos de placer y dolor. Y es así, como él considera los desafíos del medio ambiente como ?inherentemente malos? si ellos no le producen algún placer. De esta manera, notamos que los buscadores del placer llaman ?bueno? a lo que Dios establece como malo. Aunque Dios ha determinado que Su orden es bueno (Gen.1: 31), aunque los hombres podrán sufrir o morir, a causa de los desafíos del medio ambiente, este presenta oportunidades para que el hombre sobresalga y logre la fortaleza de carácter que ningún otro medio ambiente podría producir (Compare Deut.8: 2; Sal.119:71;Eccl.7:14; Dan.4:25-34; Oseas 5:15; Mal.3:3; Jn.9:2; 11:4; 1 Cor.11:32; 2 Cor.12: 7;2 Tes.1:4-5; Heb.12:5-11; 1 Ped.1: 6-7; 1 Ped.5:10; Apoc.2:10). 

Si el ateo esta insatisfecho con este mundo, entonces, dejémosle sugerir otro en el cual el hombre pueda lograr la bondad y grandeza que él logra en el mundo presente, en medio de lo malo, el sufrimiento y la muerte que él confronta. El no podrá, sin negar al hombre su libre voluntad, destruyendo todo aquello que es bueno con lo malo y proponiendo un medio ambiente en el cual ninguna ley gobierne la naturaleza. 

LOS MALOS EFECTOS DEL CRISTIANISMO 

El Sr. Woodworth declara: ?Además, de la evidencia de las guerras santas y las Inquisiciones llevadas a cabo por los que creen en el Cristianismo; debe ser concluido que el advenimiento de Cristo fue la principal tragedia para la especie humana, debido a que esta ha empeorado considerablemente a muchos millones de personas?. El ateo culpa al Cristianismo por cada error y mala obra que los hombres que lo profesaban han hecho. ¿Es esta una acusación justa? O, aun más, ¿Es lógica? 

Esto es muy parecido a la historia del predicador y el ateo que era jabonero. Un día, el jabonero estaba quejándose de que la Biblia y el Cristianismo no deben ser de alguna causa digna porque ha habido muchísimos pecadores hipócritas en él. El predicador respondió que la falta debe ser puesta en el individuo y no en la Biblia y en Cristianismo. En ese momento, un niño con las manos y la cara sucia corría cerca de ellos habiendo venido del mercado de un jabón. El predicador comentó que el jabón no serviría mucho de bien porque había muchísimas personas sucias moviéndose alrededor de él. Y por supuesto, el ateo jabonero protestó que ese comentario era injusto porque el jabón no podía hacer ningún bien si no era correctamente usado. 

Ahora, usted puede llegar al punto de la anécdota. Ya sea que el ateo lo haga o no, el hecho que los hombres se han envuelto en el disfraz del Cristianismo y han cometido malos actos, aun, atrocidades; esto no prueba que el Cristianismo es corrupto y que la moralidad de la Biblia no tiene valor. Por el contrario, en el mejor de los casos, esto prueba que algunos hombres no usan correctamente la Palabra de Dios o viven por los preceptos revelados en ella, aunque ellos reconozcan que es la verdad. El ateo no me encontrará a mí, ni a la Biblia, aprobando la Inquisición, Las Cruzadas, Las Brujas de Salem, o cualquier otro acto de prejuicio, envidia, o ambición perpetrado en el nombre del Cristianismo. Cualquiera que esto sea, esto no lo hace el verdadero cristiano. 

Es interesante señalar que la Biblia ha sido ciertamente un manantial de mucho de lo mejor de lo que ha surgido en nuestra cultura Occidental. 

Las grandes obras de arte, arquitectura, conceptos de ley, gobierno, derechos humanos y mucho más han sido influenciados directamente por la Biblia. Esto por supuesto no prueba que la Biblia es correcta, o inspirada, pero prueba que la Biblia ha sido una influencia positiva para el bien en el mundo, aun esto puede ser concluido por las normas de juicio de los ateos. 

LA BIBLIA INCOMPRENSIBLE 

El Sr. Woodwoth escribe: ?Si él (dios) es sabio; ¿Porque no compuso un coherente registro de lo que él quiso que la humanidad hiciera? El mismo dios que, según los que creen en él hizo cada electrodo girar en su órbita en cualquier parte del universo; todavía no puede escribir un claro, e inequívoco volumen de inspiración para los seres humanos quienes deben seguir sus deseos. En lugar de eso, él nos da la Biblia, un conjunto ridículo de supersticiones antiguas, contradicciones y narraciones vagas, sin dirección que no muestran nada sino lo senil que creen los sacerdotes que escribieron la Biblia? 

La Biblia afirma que es entendible (Efe. 5:17; 3:1-4) y que todos los hombres serían juzgados por ella (Jn.12: 48). Si esta no fuera entendible, Dios sería increíblemente injusto al hacer una norma por la cual el destino final del hombre será determinado. El ateo busca desacreditar la Biblia para destruir la fe del hombre en Dios. Sin embargo, la existencia de Dios no depende del todo sobre la credibilidad de la Biblia. Si la Biblia llegará a ser probada falsa, lo cual no ha sucedido, el ateo todavía no ha probado que Dios no existe, sino que solamente estaría probando que la Biblia no es la verdadera revelación de Dios. 

Todavía, la Biblia permanece intocable por las acusaciones lanzadas contra ella por los escépticos y los incrédulos por los pasados dos milenios. El hecho que algunos hombres no entienden o aplican mal las Escrituras, no prueba que la Biblia no puede ser entendida, sino solamente que ella puede ser mal entendida! 

Dios eligió el método de las palabras en su revelación y con eso todas las fortalezas y debilidades inherentes en ella. Muchas de las dificultades que surgen en la Biblia, el análisis de estudio se concentrará en la naturaleza del lenguaje mismo. De este modo, debemos ser cuidadosos al entender las palabras de la Biblia en el contexto correcto, con una firme convicción que la Biblia es la verdad, y la verdad es consistente. 

Francamente, mucho de lo que los ateos llaman contradicción; es sólo un invento de su imaginación. El estudiante cuidadosamente puede tomar estas supuestas discrepancias y sobre ellas considerar todos los hechos hasta llegar a una explicación racional. Por ejemplo, considere esta supuesta contradicción por nuestro amigo encuestado: ?¿Conoció el rey Saúl a David antes (1 Sam.16: 20-21) o después (1 Sam 17:55-57) de la batalla con Goliat??. Cuando uno considera el contexto total, la primera cosa que resalta aparente es que David no era en ese tiempo un residente permanente en la casa de Saúl (1 Sam.17: 15). Segundo, no hay nada en el contexto, el cual demande que concluyamos que David era el único hombre armado (Compare 2 Sam. 18:15); Tercero, David estaba en la presencia de Saúl solamente cuando él fue tomado con sus pruebas de depresión (1 Sam.16:23). Por lo tanto, David muy probablemente iba y regresaba de la casa de Saúl a su casa en Belén; siendo considerado como un siervo de poca importancia. (Yo dudo que el presidente Bush conozca los nombres y descendencia de cada secretario y auxiliar en la Casa Blanca). Sin embargo, después de la batalla con Goliat, David atrajo la atención de Saúl, convirtiéndose rápidamente en un amigo de Jonatan, hijo de Saúl, y la Biblia dice, ?Y Saúl le tomó aquel día, y no le dejó volver a casa de su padre? (1 Sam. 18:2). 

Esto demuestra claramente la importancia de juntar todos los hechos al considerar el contexto total. Aquí esta el tipo de argumento que el incrédulo formula contra la Biblia y luego se jacta de su grandeza, llamando a los creyentes de la Biblia; o al menos a los lectores de la Biblia ?faltos de cultura?. 

EL MÉTODO CIENTÍFICO 

Con relación a probar que Dios existe; Woodwoth reclama, ?Si la Biblia fue el intento de Dios para probar a la humanidad que él existe; entonces él debe haber deseado que el hombre creyere esto. Pero, la mejor forma de hacer que la humanidad crea en dios, sería que este dios se revelará rápidamente y claramente ante nosotros; es aparente que a los métodos de Dios les faltó inteligencia?. En esencia, el ateo afirma que él esta dispuesto a creer solamente en lo que el puede ?ver?. En conclusión, él insiste en que ?nada existe a menos que pueda ser probado??el peso de la prueba esta sobre los que lo afirman. 

Estoy asombrado de este tipo de razonamiento viniendo de un ateo. No hay un grupo de personas más dependientes de la fe que los ateos. El no ha probado que él evoluciono de una combinación, a un polvo primordial. La evolución como una explicación para el origen de la vida es en mucho; un asunto de fe, como lo es la creencia en Dios. El ateo no tiene una más ridícula creencia que lo que profesa. 

Los ateos debieran reconocer que el hombre llega a ?saber? en una de las dos formas: O él sabe por el método Científico, este es el método empírico, o, el sabe por medio de la fe, el método histórico. El método empírico es empleado en el laboratorio y esta limitado a fenómenos observables y repetibles. Mientras que, el método histórico esta dependiente del descubrimiento de la evidencia; tanto de primera mano, como la evidencia circunstancial; éste es el método de la corte de la ley. Cuando el ateo insiste que él creerá solamente lo que puede ver, él ha limitado su conocimiento a sus propias experiencias personales, las cuales son ciertamente muy limitadas. 

Ahora, la evidencia para la existencia de Dios es abundante. Esta evidencia esta alrededor de nosotros; en la naturaleza; en el hombre mismo; en la religión, en el orden del universo. Uno no tiene que buscar demasiado, o demasiado lejos los hechos. (Sal.19:1; Rom.1:20). Desafiamos a los ateos a conocer los argumentos que ofrecemos para la existencia de Dios. 

Para empezar; hay la ley de la causa y el efecto que considerar. Ningún efecto puede ser producido sin una causa. Los seres humanos y el universo mismo son un efecto, el cual debe haber tenido una causa. Llegamos necesariamente; después de todo, a la causa sin causa, que es Dios. Segundo, el universo es incuestionablemente uno de diseño y orden. Es gobernado por leyes, no por casualidad. Ahora, ¿Este sistema de diseño y orden, apareció solo, o hay un gran diseñador? Una vez mas, ¿Cómo el ateo explica ?el sentido del deber?, dentro del hombre; La habilidad para conocer lo bueno y lo malo? Si los pensamientos del hombre son simplemente el resultado de los procesos electroquímicos del cerebro; entonces ¿Por qué esperamos que los hombres conozcan que el asesinato, el robo y el adulterio son malos? ¿Que hace al hombre diferente de los animales que vienen de la misma combinación de especies según el ateo? ¿Cómo puede aquello que es inmoral engendrar lo que es moral? La única explicación satisfactoria es: ?Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza? Y creó Dios al hombre a su imagen; a imagen de Dios los creó; varón y hembra los creó? (Gén. 1:26-27). Finalmente, el fenómeno de la religión, testifica a la existencia de Dios. En cada cultura conocida, ha habido en su antiguo pasado una creencia en un Dios, creencia que más tarde se degeneró hasta llegar al politeísmo (o creencia de muchos dioses), (Compare Rom.1:18-32). Esto es inexplicable, si es como el ateo contiende, que la religión es el fruto de su propia imaginación. Esperaríamos que lo opuesto seria la verdad; una creencia en muchos dioses, transformándose en una creencia de un solo dios. Aunque, el fenómeno ahí permanece, y el incrédulo no puede explicarlo; Sin embargo, sabemos que, el Todopoderoso, ?ha dejado testimonio?, pero ellos, ?profesando ser sabios, se hicieron necios?. 

EL ESQUEMA DE REDENCIÓN 

De todo lo que se ha considerado, nada es más despreciable para la opinión de los ateos que el plan de Dios para salvar al hombre. Las siguientes declaraciones reflejan esa opinión. Ellos consideran la muerte de Jesús, ?un ritual ridículo en Palestina?. El concepto de la salvación por la sangre es ?una especie de canibalismo, que aparece en la Biblia?. La muerte vicaria de Jesús es declarada ser ?censurable? y el concepto de la expiación de Dios es menospreciado, con la acusación: ?lo básico de su religión es la injusticia?. (Las citas son del libro de Woodworth, titulado, There Is No God ??No hay Dios? Y el libro de Charlie Smith, The Bible In The Balance??La Biblia en la Balanza?). 

El por qué el ateo se siente así es fácilmente explicado. El rechaza la idea del pecado, y de este modo, él no tiene ningún reconocimiento de la necesidad por un Salvador. Además, él rechaza la deidad de Cristo y no puede ver en El ningún mérito como el sacrificio por el pecado. Finalmente, el ateo, con sus conceptos pervertidos de la rectitud y la justicia, rechaza creer que algo que el hombre haga, amerite el castigo, ya sea temporal o eterno. 

Cuando uno tiene el cuadro completo del dilema del hombre en el pecado; entonces, la belleza del amor y la misericordia del plan de Dios resplandecen. El hombre siendo incapaz para salvarse a sí mismo por las obras meritorias quedaba dependiente de la gracia de Dios para su redención. Por lo tanto, Dios debía iniciar y consumar nuestra Salvación. 

Para realizar esto, cierto criterio debía ser satisfecho para que la reconciliación pudiera ser efectiva. Esto a su vez, es el por qué Dios no podía; como el Sr. Woodworth sugirió, ?Salvar a la humanidad? solamente con tronar sus dedos?. 

El criterio para un plan de Salvación debería ser: 

(1) Debe satisfacer los requerimientos de la justicia divina, con la penalidad de muerte y separación de Dios completamente pagado. (Is.53:11; 1 Jn.2: 1; Rom.3:25). 

(2) Debe demostrar el amor de Dios por hombre en tal forma que el hombre recíproca y libremente quiera corresponder al amor de Dios, en gratitud por la provisión compasiva de la restitución a Su comunión. (Rom.5: 8-11; 1 Jn. 4:9-10,19; 3:16). 

(3) Debe ser comunicada y efectuada sobre el nivel humano, en tal forma que el hombre pueda comprenderla y apropiarse de ella (Rom. 8: 3-4, Gál.3: 19; Heb. 2:14-16; Ef. 3:1-4; 5:16). 

(4) Debe, no obstante, ser llevada a cabo solamente por Dios para atraer el amor y devoción del hombre hacia Dios solamente, y no a otra criatura (Ef.2:8-9; Rom.3:28). 

(5) Debe proveer confianza al hombre del completo perdón de los pecados y poder para vivir en comunión con Dios; de este modo, con una conciencia purificada y una esperanza segura (1 Jn.2:1-2; Hecb.7:25; 1Jn.1:8-19; Hech.8: 22). 

(6) Debe ser universal en alcance, capaz de salvar a todos los que deseen ser salvos, sin obligar a los hombres contra sus propias voluntades (Mat. 11:28-30; Apoc. 22:17; Mar. 16:16; Mat.7: 13, 14,21-23). 

(7) Aunque la penalidad de la muerte debía ser pagada; esta debe culminar en la vida y en la completa eliminación de la ira de Dios. (Jn.5:28-29; 6:40; 11:24; Gal.3:13; Rom.8: 1). 

Una vez que uno comprende lo qué estuvo envuelto al efectuar la redención del hombre, se vuelve aparente que solamente el Dios encarnado podría haberla efectuado. Esto lo tenemos en la persona de Jesús de Nazaret quien fue declarado ser el Hijo de Dios por la resurrección de los muertos (Rom.1:4). 

CONCLUSIÓN 

¿Han probado los ateos que no hay Dios? Difícilmente! Ellos solo han puesto de manifiesto la profundidad de su desprecio por Dios, la Biblia y los que sinceramente creen en Él. Los insultos, epitafios, el ridículo y la sofistería no prueban nada! 

Sinceramente esperamos que hayamos fortalecido la fe de algunos y conducido a quienes tienen dudas y son escépticos, al menos, dudar de su ?duda?. Las consecuencias para el ateo son verdaderamente horribles, porque irán al juicio en un estado de incredulidad. No queremos esto para nadie. 

Al cerrar este artículo, recordemos las palabras del Salmista: ?Dice el necio en su corazón: No hay Dios? (Sal. 14:1). Y aquellas palabras de Pablo, ?si bien no se dejó (Dios) así mismo sin testimonio?? (Hech.14:17). 
Contestación a un Ateo: Es Verdad tu opinión
20 Puntos Score: 10/10
Visitas: 1117 Favoritos: 3
Ver los usuarios que votaron...
12 Comentarios Contestación a un Ateo: Es Verdad tu opinión
Cierra comentarios amigo. Te ahorrar?
demasiado texto si le hubieras puesto algunas imagenes talvez se ve mas llamativo y dan ganas de leerlo  
Creo que no es necesario responder a todo esto con un gran discurso, que para mi queda inconcluso. A veces simplemente es mejor dejarlos con su opini?
Cita forcenegrete: Mostrar
aca esta la prueba de lo que expusiste en el post.


abre tu mente se libre y librate de tu verdadero dios  

Este post esta cerrado y no se permiten comentarios.
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!