Reportaje: Vida y Muerte de THQ Parte 1

  • Categoría: Noticias
  • Publicado hace más de 3 años
Amigos hoy en vandal nada mas hay una noticia la cual es que el original Half-Lfe Saldrá para pc :/ asi que les posteare un especial de la ya fallecida empresa THQ
Vida y Muerte de THQ
THQ cerró definitivamente sus puertas y sus propiedades intelectuales han sido subastadas a otras empresas. Toca rendir homenaje a una de las compañías longevas de la industria.

Toy Head-Quarters. O lo que es lo mismo, THQ. Una de las compañías más longevas que ha acompañado la industria de los videojuegos desde 1989 echa el cierre definitivamente. Desarrolladora de títulos, productora y distribuidora, la empresa norteamericana fundada hace casi 25 años no ha podido con la sangría de pérdidas que sufría desde hacía tiempo en la presente generación de consolas, y finalmente ha tenido que cesar su producción y poner a la venta algunas de las interesantes propiedades intelectuales con las que contaba actualmente. La compañía presidida por Jason Rubin deja el mundo de los videojuegos con un legado de títulos de lo más interesante a lo largo de estas dos décadas.
Corría el año 1989 cuando en Nueva York se creó la compañía Trinity Acquisition Corporation, una empresa que quería abordar campos y mercados desconocidos donde poder facturar y generar beneficios. Un año después Jack Friedman crearía una empresa de juguetes bajo el nombre de Toy Head Quarters, un camino que más pronto que largo estaría ligado estrechamente con el mundo de los videojuegos.  Cinco meses después de formarse esta compañía adquirían por el precio de un millón de dólares Broderbund Software, desarrolladores de videojuegos y software educativo que tenían en su haber por ejemplo la archiconocida marca Carmen Sandiego.

La llegada de esta nueva división a la compañía de juguetes sirvió para que se lanzaran a un mundo en crecimiento como el ocio electrónico. Un año después de la compra de Broderbund apareció el primer título de THQ, como comúnmente se conoció desde un primer momento. Fue en el mes de enero de 1991 cuando Peter Pan and the Pirates veía la luz. Videojuego publicado en NES y basado en una serie de animación con el mismo nombre. El objetivo principal era el de controlar a Peter Pan por siete niveles hasta luchar contra el Capitán Garfio en el barco pirata del final. Todo muy clásico, con un avance de scroll lateral clásico para la época.
La unión total entre Trinity Acquisition Corporation y Toy Head Quarters llegó en verano de 1991, donde la primera de las dos empresas decidió comprar por más de 30 millones de dólares el 51% de las acciones de Toy Head Quarters, fundiendo ambas compañías en una nueva empresa de la que Friedman sería el presidente. Se mantuvieron las siglas de THQ y casi nada cambiaría más allá de los dueños y una focalización hacia la industria de los videojuegos más que interesante. De hecho, tres años después (1994) THQ se centraría de manera exclusiva a la industria del ocio electrónico, dejando atrás otros menesteres que habían tenido a lo largo de su corta historia, engrandecida a lo largo de los años por algunos de sus títulos, bien presentes en la memoria de los jugadores.

Han sido 24 años en los que los videojuegos de THQ han ido obteniendo un protagonismo más que destacado dentro de la industria de los videojuegos. Hablamos de la compañía que más y mejor apoyo ha dado al Wrestling en formato digital desde hace décadas, consiguiendo hacer algunos de los mejores títulos de este deporte norteamericano. No es lo único que ha generado la compañía norteamericana desde que se fundara.  Nombres clásicos de los años noventa Road Rash Broken Sword: Shadow of Templars han salido de sus manos y han tocado todo tipo de plataformas de entretenimiento.  En los últimos tiempos productos como la saga Darksiders o Metro 2033 han estado codeándose entre los mejores títulos de sus respectivos años.
Pero todo este largo camino llega a su fin. Después de más de 500 títulos desarrollados o publicados, THQ se vio obligada a echar el cierre definitivamente el 13 de noviembre de 2012. Esta semana se han conocido los destinos de algunas de sus desarrolladoras y propiedades intelectuales como las mencionadas anteriormente. Por ello, es el momento adecuado para rendir homenaje a THQ con artículo que recuerde su andadura por el mundo de los videojuegos, repasando esos títulos y esas aportaciones que ofrecieron calidad a los catálogos de las consolas que han recibido juegos de la compañía desde ese Peter Pan que estrenaba en 1991 el catálogo de títulos de THQ.

Los primeros años: Disney, Pixar y distribuciónLos primeros años de THQ en la industria de los videojuegos estuvieron marcados por la publicación y distribución de diversos títulos realizados por otras compañías. La compañía tuvo siempre una buena relación con las licencias de Disney y Pixar, y fruto de esto consiguió a lo largo de su historia publicar diversos juegos con licencias de películas de la factoría en cuestión.  Timón y Pumba, Hércules, Tazmania... son algunos de los nombres que aparecían en consolas portátiles -gameboy- de la mano de THQ, que a lo largo de su historia publicará títulos similares en Gameboy Color como Disney Pixar a Bug's Life, Toy Story, Disney's Atlantis, Cars, Monsters SA y muchos otros nombres que han desfilado en formato portátil -algunos sobremesa- mediante la distribución de THQ. Distribuir, publicar, fue una de las principales tareas de la compañía en la primera década de su historia:
Pit Fighter
(Super Nintendo y Gameboy)


Pit Fighter es uno de los títulos que iniciaría el camino de THQ como distribuidora de videojuegos. La compañía norteamericana se basó durante mucho tiempo en apadrinar productos de diversa índole y darle salida como distribuidora. Fue una de las grandes armas de THQ durante sus primeros años de vida hasta que empezara a comprar estudios como Locomotive Games o Heavy Iron Studios. En este caso se encargó de llevar el port para SuperNintendo y Gameboy del juego arcade de Atari Pit Fighter, un juego de lucha con sprites foto realistas que apareció posteriormente en diversas plataformas. La compañía norteamericana trajo las versiones de las consolas de Nintendo de la recreativa hasta dichas plataformas.
Home Alone
(NES, Gameboy y Super Nintendo)


Otro de los grandes proyectos en los que estuvo inmerso THQ durante sus primeros compases en la industria de los videojuegos fue el videojuego de la película Solo en Casa, que como no podía ser de otra manera tuvo una réplica en formato ocio digital para las tres primeras consolas que Nintendo sacó a la venta en los años noventa.  Con la base de la película, estar por olvido en casa mientras la familia se ha ido de vacaciones y dos ladrones intentando entrar, teníamos que controlar a Kevin McAllister para  movernos por toda la casa y preparar todo tipo de trampas que pudieran hacer fracasar a los bandidos que habían entrado en la vivienda. Fue un título desarrollado por Bethesda Softworks en NES y posteriormente por Imagineering en su versión mayor para Super Nintendo.
James Bond Jr
(Super Nintendo y NES)


THQ siguió apostando durante los primeros años de su vida en el mundo de los videojuegos publicando títulos que estuvieran ligados a ciertos elementos de éxito en otras disciplinas audiovisuales. Pasó com Home Alone y también pasaría un año después, en 1992, con James Bond Jr, juego de acción y plataformas para Super Nintendo (también hubo versión NES) que estaba basada en la serie de animación televisiva del momento. El juego, desarrollado por Gray Matter, era un título de avance lateral como marcaban los cánones de la época donde se mezclaba la acción y las plataformas cada dos por tres. Además, el título contaba también con diversas fases de conducción donde llevábamos algunos vehículos como un helicóptero. Vistoso a nivel visual y con parecido a la serie, fue un título destacado de la época. La versión NES tenía más elementos de puzles y objetivos a completar que el de Super Nintendo.
Road Riot 4WD
(Super Nintendo)


Una de las apuestas más fuertes de THQ a lo largo de estos primeros años fue la de los títulos deportivos. Como se pudo ver posteriormente, la compañía norteamericana distribuía y apoyaba títulos deportivos extremos, alejados de las convenciones habituales. Uno de los primeros fue Wayne Gretzky Hockey para NES, pero luego hubo más como este juego de conducción llamado Road Riot 4WD. Se trataba de un videojuego producido por AtariGames Corporation en 1992 en el que competíamos con vehículos sobre cuatro ruedas donde podíamos librar combates para llegar antes a la meta. No solo se trataba de correr por los circuitos, sino disparar también los mísiles ilimitados con los que contábamos en cada uno de los vehículos sobre cuatro ruedas que conducíamos.
Broken Sword: La sombra de los templarios
(PC)


Conocido también como Circle of Blood, THQ se metió de lleno en la publicación de uno de los títulos más interesantes de la década de los noventa: una aventura point and click que salió en gran cantidad de plataformas. Nos centramos en la de Playstation, que tuvo como distribuidor en Estados Unidos a la compañía norteamericana, confiada del éxito de este videojuego. De hecho, no sería el único título de la serie que THQ acabaría distribuyendo. Juego en tercera persona donde la clave de todo está en solucionar puzles con gráficos en formato cartoon bidimensionales. Un título que divide la historia en once capítulos que nos permiten viajar entre París, Irlanda y Siria entre otras muchas localizaciones. La recepción de la prensa fue excelente, dando la razón a la compañía que apostó por su distribución en el mercado más importante de todos (por volumen), el norteamericano.
Quest 64
(Nintendo 64)


Los trabajos de Imagineer gustaban a THQ, que promocionó diversos proyectos de la compañía desarrolladora en cuestión. Uno de ellos fue  Quest 64, una aventura paraNintendo 64 en la que jugábamos como un pequeño héroe llamado Bryan. El objetivo principal, salvar la tierra de Celtland después de la misteriosa desaparición del padre de nuestro protagonista: Lord Bartholomy. El título tenía su enjundia por ser el primer RPG que se publicaba para la consola de Nintendo, y ofrecía un mundo tridimensional interesante para la época y unos gráficos coloridos. Un videojuego que recibió contraste de críticas y recibimientos, pero que THQ quiso publicar en las zonas donde no llegaba Konami. Era una práctica habitual de la compañía, encargada de la producción y distribución de títulos en diversos mercados. Pero no la única como vemos a continuación.
Road Rash 64
(Nintendo 64)


THQ empezó a finales de los noventa a adquirir diversas compañías para que realizaran títulos para su distribución. Después de colaborar en la distribución de juegos como los que hemos mencionado anteriormente, la compañía norteamericana empezó a gestar sus propias obras a partir de 1999 con la adquisición de equipos de desarrollo propios tales como PAcific Coast Power and Light, conocido posteriormente como Locomotive Games. Uno de los primeros proyectos de este equipo para THQ fue el realizar Road Rash 64, un juego que pretendía cercar la franquicia a la consola Nintendo 64. La idea era hacer un port de Road Rash 3D, pero finalmente tuvieron que adaptar diversos elementos para que saliera un título más que interesante. Técnicamente no era de lo más destacado de la consola, cierto, pero a cambio mantuvo las bases jugables que hacían divertido y aditciva a la saga en cuestión.
Años 2000: La compra de estudiosDurante los primeros compases del nuevo milenio THQ decidió adquirir algunas de las compañías que se encontraban en la industria para empezar a generar sus propios juegos. Pasó con Locomotive Games y su Road Rash 64, pero es solo un ejemplo de lo que se fue sucediendo a partir de ese momento. Heavy Iron Studios fue la siguiente en formar parte de la compañía norteamericana, y a lo largo de la década cumplió con títulos basados en películas de animación que iban desde los increíbles a ratatouille, pasando por juegos de Bob Esponja, Wall-E o incluso Scooby-Doo.  Este camino con las películas de animación deDisney y Pixar seguía la estela de lo que se había visto a lo largo de los años noventa, tiempo en el que THQ publicó muchos títulos Disney para las consolas portátiles, desde Hércules a Timon y Pumba, pasando por un recopilatorio en el que había el Rey León paraGameboy.
No fue la única, ya que llegarían otras como Helixe, encargada sobre todo en la realización de títulos para Gameboy Advance que pasaron sin pena ni gloria o THQ Digital Studios Phoenix y Volition, con mayor presencia en el devenir de la compañía sobre todo en el caso de la segunda. La adquisición de grandes compañías estuvo ligado también a otros pequeños estudios que aportaron sus recursos humanos a títulos menores o a versiones concretas de videojuegos, como es el caso de Sandblast, que se encargó de una versión de Red Faction II para PC y de trasladar Summoner 2 a Gamecube. Outrage Games es otra comnpañía adquirida por THQ ?duró solo dos años de 2002 a 2004- que trabajói en una versión de Red Faction II.
Summoner
(Mac, PC, Playstation 2)


Uno de los primeros proyectos que se afianzó la compañía norteamericana con la compra de Volition fue el Action RPG de Summoner, un juego que tenía como elementos ser algo lineal para ser un RPG pero muy entretenido, absorbente y espectacular sobre todo en sus versiones para compatibles. El título habla de Joseph, un protagonista que tiene un poder interior oculto que debe acabar sacando para salvar la humanidad de un mal que acecha.  Dos años después aparecería la secuela de este título para Playstation 2 y Gamecube, un juego que ofrecía un sistema de combate diametralmente distinto al conocido hasta el momento y que recibió una acogida algo más fría que la primera de las entregas. En todo caso, con Summoner THQ empezaba a labrarse un catálogo propio. Y de calidad.
Red Faction
(Mac, PS2, PS3, PC)


La relación más prolífica con las compañías que THQ fue adquiriendo durante los primeros compases del milenio fue sin duda Volition. La adquisición de la compañía creadora de la serie DescentFreespace para PC se tradujó en la creación de un videojuego como Red Faction, una de las franquicias más reconocibles de la historia de THQ. Un año después de la adquisición de Volition, estos sacaron a la venta un juego de acción en primera persona donde cogíamos el rol de un minero trabajando por la Ultor Corporation. La gran variedad de armas, destacando sobre todo por el binomio entre el arsenal de mano con el armamento más pesado era uno de los elementos más destacados del juego, que también destacaba por el motor Geo-Mod que permitía, con ciertas limitaciones eso sí, destruir muchos elementos del escenario para crearnos nuestros propios caminos.
Red Faction II
(Gamecube, Playstation 2, Xbox, PC)


Un año después de la llegada del primer Red Faction, título que destacó sobre todo por su versión PC, aparecería en las consolas de la época ?pasada generación- la segunda entrega de esta franquicia de Volition y THQ, muy bien recibida sobre todo en su versión sobremesa más que en su versión compatibles. La acción se ubica un tiempo después de la revuelta en las minas de Marte, y un nuevo grupo tiene como objetivo acabar con el dictador de la zona, Sopot. Nosotros adoptábamos el rol de líder del grupo con el objetivo de recuperar la libertad de la zona. Con esta premisa llegaba una secuela directa que volvía a destacar por el motor que permitía destruir construcciones a nuestro alrededor mediante cohetes y minas de diversa índole. Una virtud de esta secuela fue precisamente la presencia de vehículos que podíamos usar en campaña y la novedad, muy de la época también, del multijugador para cuatro jugadores que permitía también la presencia de bots en el campo de batalla. Algo que por cierto no estaba en la versión PC.
MX Unleashed
(Playstation 2, Xbox)


Corría el año 2004 cuando vio a luz uno de los títulos por los cuáles THQ había adquirido Rainbow Studios, conocido posteriormente como THQ Digital Studios Phoenix. La compañía había estado trabajando en nombres como ATV Offroad Fury para Playstation 2 y sus secuelas, aclamadas por el toque arcade y el punto de vista de carreras distintas a las clásicas de coches y motos convencionales. Esto llamó la atención de THQ, que adquirió la compañía y trabajaron codo con codo hasta que sacaron en 2004 para la consola de Sony y de Microsoft MX Unleashed,  un título de moto cross que destacaba por las físicas que ofrecía el juego en carrera, los movimientos realistas de los conductores y más de cuarenta carreras con modo freestyle, un modo carrera y la posibilidad de jugar a pantalla partida con otros amigos. Todo para ganar carreras y hacer combos de tricks para demostrar ser el dominador de estas salvajes motos.
MX vs ATV
(PC, Xbox, Playstation 2)


Pasaría poco tiempo hasta que la compañía encargada en su momento de los ATV Offroad, marca que se quedaría Sony para seguir produciendo su propia serie, volviera a estos impactantes vehículos de cuatro ruedas. Y lo mezclaran con el buen resultado que se vio enMX Unleashed. De esta manera llegó esta especie de versus de las carreras más duras del momento. El juego tenía como principal reclamo la posibilidad de jugar en línea con hasta ocho jugadores, limitando la experiencia local a dos jugadores en lugar de cuatro como en el anterior MX. La versión PC traía además un editor de carreras de lo más interesante. La franquicia tendría cierta continuidad con un port en PSP dos años después y la presencia en distintas consolas de nueva generación ?la actual- donde iría mostrando músculo con las bondades de las nuevas máquinas.
Anexo: El caso Conker
Conker?s Bad Fur Day es uno de los títulos más controvertidos de la historia de Nintendo. El último videojuego que Rare diseño para Nintendo 64 escondía detrás de esa simpática imagen de ardillita sacada de un mundo similar a Banjo Kazooie un videojuego para adultos en toda regla: contenido sexual, palabrotas, humor negro, parodias? un título que estaba algo alejado de las convenciones para todos los públicos de Nintendo. El juego era además excelente en lo que proponía, pero Nintendo se alejó del título, que se llegó a promocionar con publicidad que parecía sacada de Playboy. Algunas revistas como Nintendo Power no le dieron bola, mientras que ciertas tiendas de juguetes decidieron no vender el título. Tal fue la cosa que Nintendo Europa tomó la decisión de no distribuirlo en el viejo contintente. Y ahí apareció THQ, que se encargó de publicar y distribuir el título en nuestro continente. Gracias a ellos llegó uno de los juegos más especiales de Nintendo 64.

La obra de Relic: Warhammer 40.000: Dawn of War
(PC)


Una de las adquisiciones más sonadas de THQ fue Relic Entertainment, compañía sobre la que adquirió plenos derechos en el mes de mayo de 2004 después de abonar 10 millones de dólares. Un año después, la inversión daría sus frutos con el gran trabajo de Relic hasta el momento: la franquicia Warhammer 40.000: Dawn of War.  Se trataba de un videojuego de estrategia en tiempo real basado en el juego de mesa Warhammer 40.000 en el que teníuamos que capturar y mantener localizaciones estratégicas sobre el campo de batalla.  Un título que fue valorado de manera excelente por la crítica gracias a la gran variedad y equilibrio de facciones con las que contaba, el acabado general a nivel audiovisual y la gran calidad de las animaciones que se podían ver en movimiento. Las batallas que se podían generar en el multijugador era, naturalmente, el gran reclamo de un videojuego que pronto se convirtió en franquicia de éxito intachable.  El título recibió durante sus años de vida tres expansiones hasta el año 2008, cuando se cesó el apoyo al juego de Relic de cara a la secuela que aparecería posteriormente.
Destroy All Humans!
(Xbox y Playstation 2)


Aunque la proliferación de títulos de THQ era cada vez mayor, lo cierto es que la compañía no dejó pasar la ocasión de poder publicar también otros títulos de desarrollos que no tuvieran que ver con las compañías que estaban bajo su paraguas. Este fue el caso deDestroy All Humans! De Pandemic Studios, un título que bajo la apariencia de gran parodia de muchas de las convenciones actuales, ofrecía un juego de acción de lo más divertido y entretenido desde un primer momento. Lo más destacado de todo era seguramente la gran cantidad y variedad de elementos jugables que ofrecía en forma de arsenal de todo tipo para destruir edificios, enemigos y humanos en general. Un videojuego divertido que no pasó desapercibido por THQ, publicándolo en occidente (en Japón salió de la mano de Sega).
Juiced
(Playstation 2, PC y Xbox)


La conducción era una de las ramas que mejor sabía tocar THQ, no en vano había publicado diversos títulos de este calibre como distribuidora durante los años noventa. Cuando adquirieron Juice Games ?posteriormente THQ Digital Studios UK- lo hicieron pensando en atacar los juegos de corte arcade sobre asfalto, algo distinto a lo visto anteriormente con MX y ATV. El juego en cuestión se basaba en la cultura de la carrera callejera y el tunning, intentando acercarse a títulos de la época como el Need for Speed Underground. La gran personalización de los vehículos y la velocidad de las carreras eran las principales virtudes de un título que contaba con 52 vehículos y millones ?literalmente- de posibilidades de personalización. Un juego que permitía jugar hasta seis jugadores en el modo multijugador si entrábamos en el juego en línea.
Warhammer 40.000: Dawn of War II
(PC)


El éxito del primer Dawn of War fue intachable, como se pudo comprobar con la buena acogida de las distintas expansiones que fueron apareciendo y dando vida al título durante años. Relic se encargó de desarrollar también la segunda entrega de esta saga de estrategia en tiempo real, añadiendo novedades y mejoras por todos lados. Una de ellas estaba en la campaña, que se podía jugar en cooperativo con un amigo y que constaba de dos partes diferenciadas tanto a nivel argumental como también jugable. El modo multijugador, eso sí, volvía a ser la gran clave de todo, y en este caso se preparó un título profundo en el que no solo debíamos escoger una de las razas disponibles, sino también qué tipo de héroe queríamos tener en nuestro equipo, cada uno con sus propiedades. Este héroe gana experiencia, sube de nivel y puede instalar nuevas habilidades. El título fue aclamado por la prensa y gozó de grandes notas, aunque se echaran en falta en un primer momento más mapas. Se le considera un gran híbrido entre la estrategia en tiempo real y el RPGclásico.
Company of Heroes
(PC)


Es cierto que a Relic se le reconoce desde hace tiempo el éxito de Warhammner 40.000, pero la compañía desarrolló otro título de estrategia en tiempo real en el año 2006 que se convirtió en un auténtico referente del género: Company of Heroes. Se trataba de una obra que fue aclamada por la prensa internacional, consiguiendo una media excelente (93) en sitios como Gamerankings y Metacritic. No es para menos, ya que a día de hoy se sigue manteniendo como el juego de estrategia en tiempo real mejor puntuado de todos los tiempos. Se trataba de un título ubicado en la Segunda Guerra Mundial donde el jugador solitario comandaba dos unidades militares de los Estados Unidos durante el desembarco de Normandía y otros momentos imporatntes en Francia. Un juego imprescindible para los amantes del género y una demostración de calidad de Relic envidiable.
Fuente: http://www.meristation.com
Esperen la parte 2 en un rato  
Si quieren leer noticias vean el post de @yo55 El debió postear algunas..















Reportaje: Vida y Muerte de THQ Parte 1
0 Puntos Score: 0/10
Visitas: 686 Favoritos: 1
2 Comentarios Reportaje: Vida y Muerte de THQ Parte 1
Titan Quest, juegazo
Road Rash 64 - El mejor juego de carreras de motos ilegales que pude haber jugado jamas! es un juego que no aburre es exelente...



Juiced 1 - Muy buen juego, lo he disfrutado bastante y mas del modo online...




Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!