Las 20 mejores canciones versionadas d la historia






Partamos del siguiente axioma: todo lo que hacen los demás y yo no sé hacer está chupado.

Es así. La subestimación de las habilidades ajenas es una constante presente en cualquier juicio fundado en la inexperiencia. Restar mérito a la ejecución de tareas cuyos engranajes ignoramos es el abecé de la bisoñez, y la música no suele escapar a sus atrevidas sentencias.

En principio, hacer versiones no parece muy difícil. Basta con aprenderse bien una canción e interpretarla a nuestra manera ?huelga decir que al menos hay que saber tocar un instrumento y tener alguna idea de música, porque tratar de versionar Stairway to Heaven de Led Zeppelin golpeando una olla con un palo no solo sería fascinantemente complejo sino que supondría un suplicio para el vecindario que ni el propio Sísifo soportaría aunque viviese dos portales más allá?. No parece muy difícil, decía, y sin embargo lo es.

Versionar no es tocar la canción de otro, sin más. No es una simple cuestión de destreza. Se necesita algo más. Por supuesto, sería injusto negar el esfuerzo del grupo que logra reproducir con exactitud alguna de las grandes baladas de la historia del rock, por ejemplo, pero esa plausible coincidencia con la original ?salvo eventuales matices derivados de limitaciones técnicas o falta de pericia? impide que el resultado pueda ser considerado una versión.

La versión exige diferencia; novedad; transformación. La interpretación idéntica es solo interpretación. Meritoria, eso es innegable, pero interpretación pura y dura. En la versión intencionada ?y el calificativo es necesario, ya que muchas veces la versión surge en realidad de la incapacidad del grupo para ejecutar con precisión la original? se propone la realización de la canción de una forma distinta. Se mantiene el chasis que traía de serie, pero el tema se ?tunea? hasta lograr la personalización deseada.

Y es ahí precisamente donde reside su dificultad: no es sencillo distorsionar una obra ya existente, interpretarla de una forma incorrecta, desajustada en cuanto al modelo conocido, y que tal deformación tenga la suficiente coherencia interna como para no ser un engendro. Una versión es un error deliberado y acertado. La original es una pieza pensada y terminada, por lo que cualquier alteración reduce la posibilidad de hacerla sonar decentemente. No es fácil hacer versiones satisfactorias, y sin embargo las hay. ¿Pero cuáles son las mejores?

Regirse por el gusto personal en la selección de las veinte mejores sería una equivocación imperdonable, porque una lista con vocación de objetividad no puede apoyarse en criterios meramente subjetivos. Es obligado, por lo tanto, realizar una prudente criba hasta hallar la pauta más equitativa y razonable.

Dejando a un lado los adefesios paridos por el mal gusto, que son muchos y no nos interesan, se impone descartar en primer lugar aquellas que, aun sonando bien, son demasiado similares a las originales. La versión que The Jayhawks hacen de Bad Time, por ejemplo, es de una calidad indiscutible y va un poco más allá de la copia elemental, pero quizá no lo suficiente. La proximidad acústica con la original de Grand Funk Railroad nos fuerzan a su descalificación. Sucede lo mismo con The Shoop Shoop Song (It?s In His Kiss) de Betty Everett y la versión de Cher, por muy buena que esta sea. Otro caso similar es el del célebre Hallelujah de Jeff Buckley. No es mucho más que la canción de Leonard Cohen reducida a una voz y una guitarra. Es fantástica igualmente, pero son grandes versiones lo que buscamos. Grandes adaptaciones. Grandes remakes. Ejemplos como los tres mencionados hay demasiados.

No obstante, no basta con componer una gran versión para que esta figure en la lista de las más celebradas. Como se ha dicho, una canción publicada es una pieza pensada y terminada, por lo que no sería justo destacar una versión que no supere a la original, por muy buena que sea. Incluir entre las veinte mejores de la historia algún tema que no sea mejor que aquel que reinterpreta no se ajustaría a los principios básicos de imparcialidad que inspiran este recopilatorio. Y además no nos da la gana hacerlo. Es incuestionable que William Shatner ?The Shatner para los amigos? hizo algo más que repetir la conocidísima Common People de Pulp. Le dio su toque personal. La llevó a su terreno. Realizó un gran trabajo con ella pero no la mejoró, así que se queda fuera. Y lo mismo le sucede a M. Ward, que versionó con mucha clase Rave On! de Buddy Holly ?o mejor dicho, la popular versión que este hizo del tema de Sonny West? pero no consiguió superarla.

Existen muchos casos en los que, a diferencia de los ejemplos anteriores, se produce una duda razonable acerca de si es mejor la versión o la original, y por lo tanto su exclusión está justificada. Se trata de grandes versiones, pero no podríamos afirmar que hayan destronado a la canción de la que parten. Ha habido serias discusiones entre el equipo de redacción de Jot Down Magazine, y tras un par de brazos rotos y dos o tres despidos, no nos ha quedado más remedio que descartar algunas candidatas como Knockin? on Heaven?s Door de Guns N? Roses porque creemos que lo que la diferencia de la de Bob Dylan es el estilo y no la calidad; The Man Who Sold The World de Nirvana porque no hay nada que nos haga pensar que es mejor que la de David Bowie; Alone Again Or de Calexico por la misma razón que la anterior y porque se acerca peligrosamente a ese grupo de versiones que no modifican lo suficiente la canción original, en este caso obra de Love; y Cum On Feel The Noize de Oasis porque al compararla con la de Slade solamente se aprecian cambios derivados de una adaptación de estilo, lo que impide considerar a la primera como una versión mejorada de la segunda. Se produce así la paradoja de que entre las elegidas hay canciones peores que alguna de las mencionadas, pero no es esta una compilación de grandes canciones, sino de versiones.

La conclusión, dicho todo esto, es que las mejores versiones de la historia son aquellas que aportando algo nuevo a la original, transformándola en una canción con forma distinta pero idéntico fondo, son capaces de superarla y de devolver a las partituras, tras su paso por fábrica, un tema todavía mejor que el que salió de ellas. Ocurre en pocas ocasiones pero ocurre, y de todas ellas hemos recopilado las veinte más memorables.




With a Little Help from My Friends


Original: The Beatles



Versión: Joe Cocker




Comúnmente incluida entre las mejores versiones de siempre, la adaptación que Cocker ?con la inestimable ayuda de B.J. Wilson en la batería, Tommy Eyre en los teclados y Jimmy Page en la guitarra? hizo de la canción que John Lennon y Paul McCartney compusieron para ser cantada por Ringo Starr interpretando al personaje Billy Shears en el álbum conceptual Sgt. Pepper?s Lonely Hearts Club Band es una auténtica maravilla. Es popularmente conocida tanto por su famosa interpretación en directo en el festival de Woodstock en 1969 como por haber sido elegida como sintonía de la serie Aquellos maravillosos años, y quizá lo más destacable respecto a la original es la notable ralentización del ritmo, el cambio del compás de 2/4 a 6/8, la variación armónica del interludio y su ya mítica intro. Alcanzó el número 1 en las listas de ventas británicas en 1968.



Hurt


Original: Nine Inch Nails



Versión: Johnny Cash




Cuando escuchó la versión de Cash, el propio Trent Reznor, autor de la canción, dijo que Hurt ya no era suya. Que él la había escrito primero, pero pertenecía a Johnny Cash. En el fondo, la original no es más que la opaca petición de socorro de un atormentado joven de 29 años. Pasto para adolescentes angustiados por su existencia hasta que mamá sirve la cena. En la versión, sin embargo, y a pesar de que la letra se mantuvo intacta salvo por una pequeña variación consistente en la sustitución de ?corona de mierda? por ?corona de espinas?, Cash vino a pronunciar sus últimas palabras. Es la dolorosa revisión crepuscular de su propia vida. Una mirada atrás desde el final del camino. Un examen de conciencia oportuno, convertido en canción poco antes del fallecimiento de June Carter ?la mujer con la que había compartido su vida y sin la cual esta carecía de sentido?, hecho que impidió a John seguir viviendo. Realmente, y aunque suene a tópico, parece haber sido escrita para ser grabada en su lápida. No queda nada de Reznor en la versión de Cash, y por eso figura en esta lista. En 2003, Hurt fue considerado single del año por la Asociación de Música Country y recibió el premio Grammy al mejor videoclip. La revista NME le concedió el premio al mejor videoclip de la historia en el año 2011.



My Way


Original: Claude François (Comme d?habitude)



Versión: Frank Sinatra



Cómo Sinatra terminó convirtiendo en un himno la canción de un ídolo francés de los 60 que Paul Anka se apresuró a versionar antes de que lo hiciese David Bowie es probablemente una de las historias más curiosas de la música. Anka escuchó Comme d?habitude y no dudó en adquirirla, convertirla en My Way y ofrecérsela a su amigo Frank, que transformó un tema pop que había pasado por las radios francesas sin pena ni gloria en un verdadero ejercicio de solemnidad. Tal y como sucede con Hurt, My Way sabe a última reflexión, pero en el caso de Sinatra el balance se salda con soberbia y autocomplacencia. Ante la pregunta de si la versión supera a la original, en este caso sobra cualquier análisis; basta con comparar ambas canciones. De todos modos, que My Way sea la canción que más veces ha sonado en la radio y de la que más versiones se han escrito en toda la historia ?según la compañía Warner/Chappell Music, gestora de sus derechos?, es un dato que señala al vencedor en cualquier debate al respecto. Si quieren saber más sobre la historia de esta versión, no se alejen demasiado de Jot Down?



Turn the Page


Original: Bob Seger



Versión: Metallica



With a Little Help from My Friends, Hurt, My Way? Una lista con las mejores versiones de la historia no puede nutrirse únicamente de canciones olímpicas. La versión que Metallica hizo en su disco Garage Inc. de la canción de Bob Seger es uno de esos ejemplos en los que, además de una variación de estilo, se produce un evidente salto de calidad. No quiere esto decir que la original no sea buena, porque lo es, pero Hetfield y compañía fueron capaces de acompañar la ira y el coraje que se desprende de la letra con la energía necesaria de una potentísima base rítmica y unos muy efectivos arreglos de guitarra eléctrica. Seger se queda a medias. Habla de lo desesperante que es para un músico la vida en la carretera, de cómo uno finge que no le importan las miradas y los comentarios de la gente cuando entra en un restaurante en el medio de la nada, de cómo en realidad solo desea explotar? Y lo hace con un estribillo verbenero y una línea de saxo que más bien nos hace pensar en un burdel del tres al cuarto perdido en algún kilómetro de la A6. Metallica supera con creces a la original con una versión que se mantuvo once semanas consecutivas en el número 1 de las listas de ventas.



Got My Mind Set on You


Original: James Ray



Versión: George Harrison




Poco se puede añadir a lo que es obvio y manifiesto. Rudy Clark compuso esta canción en 1962 para el célebre cantante de R&B James Ray, pero fue Harrison quien la convirtió en un éxito veinticinco años después. Fue el último número 1 que un miembro de The Beatles logró en solitario en Estados Unidos, desempatando así con Lennon y Ringo, que alcanzaron la cumbre dos veces, pero todavía alejado de los nueve que ya había conseguido McCartney. Queremos pensar que el bueno de George no tuvo nada que ver con esa horterada de videoclip más plagado de clichés que Vicky Cristina Barcelona, así que aquí les dejamos esta otra versión, mucho menos excéntrica pero todavía más ridícula. Por favor, cuando se acerque el minuto 2:00, permanezcan bien atentos. No se arrepentirán. Se lo prometo.



Mr. Tambourine Man


Original: Bob Dylan



Versión: The Byrds



Es una de las canciones más famosas de Dylan y al mismo tiempo una de las canciones más famosas de The Byrds, con la que además abren su primer álbum, de título homónimo, y dan inicio a un nuevo género musical, el folk rock. La canción original es uno de los mejores ejemplos del revival del folk norteamericano en la década de los 60. The Byrds mantienen esa misma esencia pero añaden al sencillo conjunto formado por una voz, una guitarra y una armónica la instrumentación propia del rock and roll, la presencia de una Rickenbacker de 12 cuerdas alla maniera de George Harrison y una innovadora idea en cuanto al desarrollo de armonías vocales y musicales ?el estilo barroco de la intro de guitarra la ha convertido en una de las más influyentes de la historia del rock? que terminarían exportando a la evolución del pop que en el Reino Unido lideraban The Beatles, quienes adoptaron el sonido de The Byrds en éxitos como If I Needed Someone, contenido en su disco de diciembre de 1965 Rubber Soul. Asimismo, el compás de 2/4 fue sustituido por un típico 4/4 y la duración de la canción se redujo a la mitad para evitar que los cinco minutos y medio de la original supusiesen un obstáculo a la hora de ser emitida por la radio. La versión de McGuinn, Crosby y compañía se convirtió inmediatamente en número 1 tanto en Estados Unidos como en Gran Bretaña e hizo despegar la carrera de una de las mejores bandas de siempre.



Twist and Shout


Original: The Isley Brothers



Versión: The Beatles



Y si hablamos de las mejores bandas de siempre, hay que hablar necesariamente de los ?Fab Four? y de una de sus canciones más conocidas. Lo cierto es que la original no es obra de los Isley Brothers, que en realidad versionaron el tema Shake It Up, Baby compuesto por Phil Medley y Bert Russell para The Top Notes acercándolo bastante a la forma que Lennon y McCartney le dieron definitivamente, así que en honor a la verdad deberíamos otorgarle el privilegio de formar parte de esta lista a la versión de los Isley Brothers y no a la de The Beatles. No obstante, todavía se puede apreciar una evolución notable entre estas dos, y consistiendo en una nueva reinterpretación de la original, no es injusto que sean The Beatles los aquí destacados. Si a esto le añadimos que la versión fue incluida al final de su primer disco, Please Please Me, grabado en apenas 10 horas, y que Twist and Shout por poco se queda fuera del mismo porque la voz de John estaba muy deteriorada debido a un resfriado y al esfuerzo invertido en las diez canciones previas ?como se puede apreciar en el audio por lo desgarrada y estridente que fue su interpretación, estaba a punto de quedarse afónico?, su inclusión en este recopilatorio no solo queda fuera de toda duda sino que puede incluso considerarse un homenaje a la heroicidad. Lennon solo dispuso de una oportunidad para grabarla. George Martin quiso intentarlo una segunda vez pero fue imposible. Si en los quince minutos que les quedaban de tiempo no hubiesen logrado terminar al menos una toma, hoy en día no podríamos disfrutar de este mítico temazo. Se merece un hueco en este artículo, qué diablos.



All Along the Watchtower


Original: Bob Dylan



Versión: Jimi Hendrix




Alguien dijo una vez que no había nada más sencillo que versionar a Dylan. Parece que siempre hay un músico que encuentra una forma mejor para sus canciones de la que él mismo les otorga. En este caso, al escuchar la versión de All Along the Watchtower, el propio cantautor estadounidense dijo: ?Ha encontrado cosas que otra gente jamás habría imaginado encontrar allí?. Desde entonces, casi siempre la ha interpretado de acuerdo con la versión de Hendrix e incluso ha mencionado que cuando la canta, siempre siente que de alguna manera está rindiéndole homenaje a él. Cuando es el mismo autor quien reconoce que su obra ha sido mejorada, no hay mucho más que decir.



I Will Always Love You


Original: Dolly Parton




Versión: Whitney Houston



Este ejemplo refleja con pulcritud de qué va este artículo exactamente. Dolly Parton escribió I Will Always Love You y la llevó al número uno de las listas de música country. Whitney Houston la pasó por chapa y pintura y la convirtió en una canción aún mejor de lo que era. Así de sencillo.



Respect


Original: Otis Redding



Versión: Aretha Franklin




Además de las evidentes distancias en lo musical ?la original es mucho más festiva que la versión, cuya típica cadencia de R&B la aleja del aire excesivamente alegre del tema de Redding?, el sentido de ambas canciones es netamente distinto. La primera habla de un hombre desesperado por una mujer, de un tipo que haría cualquier cosa por ella con tal de obtener su respeto, concepto que siempre ha sido interpretado de forma ambigua. La versión de Aretha Franklin, sin embargo, habla de una mujer que exige respeto a su hombre a toda costa, razón por la que se ha convertido en uno de los himnos del movimiento feminista. El famoso deletreo del título y los coros que se escuchan a lo largo de toda la versión no se encuentran en la canción original.



Hound Dog


Original: ?Big Mama? Thornton




Versión: Elvis Presley



La diferencia entre la versión de Thornton, de 1952, y la Elvis, de 1956, es la propia diferencia entre el blues y el rock and roll, y a la vez testimonio de la vertiginosa velocidad con la que evolucionaba la música en Estados Unidos en la década de los 50. ?Big Mama? fue la primera en grabar la canción de Jerry Leiber y Mike Stoller, y en apenas dos años ya había diez versiones de Hound Dog. Cuando Elvis la tocó en directo el 5 de junio de 1956 para toda la nación en el show de Milton Berle, las cartas de protesta por lo impúdico de sus movimientos y lo subversivo de su letra apenas tardaron unas horas en llegar a la NBC. Y no es para menos. Era un tipo con tupé moviendo la pelvis y hablando de un perro que nunca había cazado un conejo. Intolerable.



Without You


Original: Badfinger



Versión: Harry Nilsson



Nilsson únicamente remató lo que Tom Evans y Pete Ham casi habían terminado, pero es suficiente para considerar que la versión es mejor que la original. Si las comparan, verán que el estribillo de la original se queda a medio camino entre lo épico y lo insustancial, mientras que Nilsson lo lleva hasta ese punto de grandiosidad que la balada se merece. Al fin y al cabo, y en palabras de Paul McCartney, Without You es ?the killer song of all time?.



Love Is All Around


Original: The Troggs



Versión: Wet Wet Wet



Algunos me crucificarán por esto, pero es una verdad irrebatible. Olvídense por un momento de que ?The Troggs molan? y ?Wet Wet Wet no molan? y escuchen ambas canciones. Ciertamente, la primera tiene fuerza como balada, pero la segunda es una auténtica apisonadora. The Troggs tuvieron la oportunidad y no supieron qué hacer con ella. Se siente.



Lady Madonna


Original: The Beatles



Versión: Caetano Veloso



Después de un tiempo experimentando con la psicodelia en su creación musical, en 1968 The Beatles regresaban por fin a la escala pentatónica con Lady Madonna para sorpresa de los críticos, que no esperaban que la siguiente vuelta de tuerca fuese sencillamente la recuperación del boogie-woogie. McCartney reconoció muchos años después que simplemente estaba intentando escribir algo al estilo de Fats Domino, y de ahí la brecha con el estilo del material inmediatamente anterior de su banda. Caetano Veloso fue capaz de despojar a la canción de toda su ornamentación hasta reducirla a su estadio más elemental para a continuación reescribirla en parámetros de pop y bossa nova y convertirla en otra completamente distinta, pero en esencia igual. Todo un ejemplo de clase y buen gusto.




Where Did You Sleep Last Night


Original: Leadbelly



Versión: Nirvana



Where Did You Sleep Last Night es una canción sin dueño, por lo que no hay una original con la que ninguna de sus versiones pueda ser comparada. No obstante, se suele mencionar la de Leadbelly como referencia, al ser el primero en popularizarla. Se trata de una composición folk de mediados del siglo XIX compuesta probablemente en Alabama, Mississippi o Luisiana. En el inconfundible sur de los Estados Unidos. Se cree que Leadbelly, que conocía la canción porque esta formaba parte del folklore y había sido transmitida de generación en generación, debió de leer una versión impresa de la misma datada en 1917 y de escuchar una rudimentaria grabación de 1925 con la que se hizo una idea de cómo interpretarla. Décadas más tarde, Nirvana hizo suya la canción hasta tal punto que algunos músicos que la habían versionado anteriormente, como Mark Lanegan, la calificaron de ?definitiva?.




Nothing Compares 2 U


Original: The Family



Versión: Sinéad O?Connor



Se ve que a Prince le parecía que publicar un disco por año desde 1979 no era un buen ritmo de edición, y decidió formar una banda paralela para dar salida a su exceso de producción. En 1985, The Family publicaba un álbum homónimo cuyo sexto corte era un eclesial y extravagante Nothing Compares 2 U, y cinco años más tarde Sinéad O?Connor convertía el tema en el número 1 de varias listas de ventas de Estados Unidos, Reino Unido y hasta doce países más. La mejoría de la canción después de pasar por las manos de O?Connor es incontestable.



Hey Joe!


Original: The Leaves



Versión: Jimi Hendrix



El asunto de la autoría de Hey Joe! está tan enmarañado que finalmente va a tener que intervenir la CIA. La canción fue registrada en 1962 a nombre del músico estadounidense Billy Roberts, quien probablemente se inspiró en otra de 1955 compuesta por su novia, Niela Miller, llamada Baby, Please Don?t Go To Town, que comparte cierta similitud con Hey Joe! en cuanto a la progresión de acordes. A su vez, es probable que Miller ?o el propio Roberts? se inspirase en el tema Hey Joe!, publicado por el músico de country Carl Smith en 1953, y al mismo tiempo todos ellos se basasen en una balada tradicional de finales del siglo XIX o principios del XX llamada Little Sadie. Hay quien defiende, sin embargo, que la canción es en realidad una composición de Dino Valenti, y otros como Tim Rose sostienen que, como ocurre con Where Did You Sleep Last Night y tantas otras, se trata simplemente de un tema tradicional del folklore estadounidense. Sea como fuere, fue el grupo The Leaves quien popularizó la canción en 1966, publicando una versión a medias entre el pop y el garage. Ese mismo año, Hendrix recogió el testigo y les pegó un buen repaso a todos. Si existe un Hey Joe! verdaderamente sobresaliente, es el suyo.



Everybody?s Talkin?


Original: Fred Neil



Versión: Harry Nilsson



Harry Nilsson fue galardonado en dos ocasiones con el premio Grammy. Y las dos veces se trataba de una versión. De Without You ya hemos hablado, y la canción principal de la banda sonora de Cowboy de medianoche no necesita presentación. Como sucedía con el tema de Badfinger, Nilsson terminó lo que Fred Neil había empezado. Y lo hizo realmente bien.



Piece of My Heart


Original: Erma Franklin



Versión: Big Brother and the Holding Company




No es que el tema de R&B que Bert Berns y Jerry Ragovoy compusieron para la hermana mayor de Aretha fuese malo, pero es que comparándolo con la explosiva versión rock de Janis Joplin, se queda en muy poca cosa. Guitarras eléctricas en lugar de trompetas y un piano, descontrol en lugar de contención, lujuria en lugar de soul? Hagan el siguiente ejercicio: escuchen el estribillo de la original a partir de 0:50 y compárenlo con el de la versión a partir de 0:58. Sintiéndolo mucho por Erma, la versión supera claramente a la original.



Unchained Melody


Original: Todd Duncan



Versión: The Righteous Brothers




Es escuchar Unchained Melody, pensar en Ghost, y comenzar a caerme unos lagrimones por la mejilla que ríase usted de las cataratas del Iguazú. No puedo evitarlo. En cuanto comienzan a sonar las primeras notas me acuerdo de Whoopi Goldberg y lloro muchísimo. ¡Qué fea es esa mujer, por el amor de Dios! Respecto a la comparación de la versión de los Righteous Brothers con la original, no hay color ?con perdón de Whoopi?. Alex North compuso el tema para la banda sonora de la película Unchained, y sinceramente, habría sido bastante difícil que Todd Duncan hiciese un trabajo peor. Le dieron una preciosa melodía y la interpretó con tal desgana y desatino que le entran a uno ganas de sacarlo de la ducha en la que parece estar cantando. Por fortuna, Bill Medley y Bobby Hatfield ?¡sorpresa, no eran hermanos!? la recuperaron y la convirtieron en una de las mejores versiones de la historia.

Como ocurre siempre que se intenta categorizar a partir de algo tan subjetivo como el gusto personal, la neutralidad es un objetivo inalcanzable. Sin embargo, bajo la premisa de recopilar veinte canciones que, además de constituir verdaderas versiones y no meras reproducciones idénticas, hayan transformado las originales de tal manera que las hayan superado y el resultado haya sido tan meritorio que merezcan estar entre las mejores, la confección de esta lista no ha sido tan ajena a la objetividad como podría haberlo sido de no haber limitado en modo alguno las preferencias musicales de quienes han contribuido seleccionando posibles candidatas. Habrá quien se rasgue las vestiduras al comprobar que no está la versión de In Between Days de The Obligations, (I Can?t Get No) Satisfaction de Otis Redding o la conocidísima Torn de Natalie Imbruglia. Si les sirve de algo, les aseguro que hemos intentado ser lo más justos posibles.

Sé de sobra que eso no será suficiente porque tienden ustedes a ser desesperadamente beligerantes en lo que a listas se refiere, así que permítanme intentar compensarles descubriéndoles ?si no lo conocen ya? al maestro de las versiones. El señor Richard Cheese. Escuchen sus adaptaciones de Beat It de Michael Jackson, de Like a Virgin de Madonna, de Creep de Radiohead, de Sunday Bloody Sunday de U2 o de Enter Sandman de Metallica y reconózcanle al César lo que es del César.

Y si no les bastase con eso y su empeño en hallar la versión perfecta no se ha desvanecido aún, les recomiendo que la busquen aquí. Es muy probable que la encuentren. Quizá con otro nombre y otra letra, pero háganme caso: es la misma canción.

Lista en Spotify: Las 20 mejores versiones de la historia

FUENTE:


Ricardo J. G.




Las 20 mejores canciones versionadas d la historia
10 Puntos Score: 5/10
Visitas: 5203 Favoritos: 10
Ver los usuarios que votaron...
9 Comentarios Las 20 mejores canciones versionadas d la historia
Excelente post!, las voy a escuchar despues porque ahora no tengo tiempo, pero excelente post!
Demasiado bueno el post!!! muy bien explicado y con las comparativas en video muchas gracias por compartir conocimiento y m?
What a Wonderful World  (Joey Ramone)  
guau que buena informacion y que buenas rolas. Ahi te dejo 5.
gracias viejo me diverti caleta!
excelente info...a favoritos
hurt de johnny cash, es simplemente irreal, pues la grabo cas?
casi 1200 visitas y solo 10 punto?? que ironia por que tu post es exelente! si tubiera puntos te los daria, gracias , gran aporte!!
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!