Chistes para que la pases bien

  • Categoría: Humor
  • Publicado hace más de 6 años


Narciso abandonado

Narciso llegó a su casa y encontró sobre la mesa una nota de su esposa:"Ya no puedo aguantar más tu egocentrismo. Sólo piensas en ti, nadiemás te importa, tan sólo tu bienestar. Finalmente he decidido dejarte.Me voy con tu mejor amigo, él también se cansó de tu forma de ser.P.D.: Te he dejado en la nevera un pollo para la cena". Al terminar lalectura de la nota Narciso, visiblemente enfadado, exclamó: "¡Joder!¿Otra vez pollo?"



Quejidos porno

Un hombre llega a su casa y le dice a su mujer:

-¿Sabes una cosa, Julia? He estado viendo una película porno, y no te imaginas la cantidad de locuras que allí se ven.

-¿Pero qué me dices, Manolo? ¡Cuéntame!

-No te imaginas cómo se quejan las mujeres cuando hacen el amor...¿Sabes? Yo creo que eso nos falta para ponerle más sazón a nuestromatrimonio.

-¿Te gustaría que yo me quejase, Manolo?

-Estaría muy bien, Julia. ¿Por qué no lo intentas?

Y, efectivamente, la pareja se dispone a poner en práctica la novedad.Esa noche el hombre empieza a acariciarle los hombros a la mujer, yella le pregunta:

-¿Empiezo a quejarme?

-No, todavía no, Julia.

Continúa acariciándole la cintura, las piernas. y la esposa nuevamente le pregunta:

-¿Ahora? ¿Me quejo ya?

-No, espera un poco más.

A los 20 minutos, el hombre sube a donde tiene que subir y empieza a hacer lo que tiene que hacer y le dice a su mujer, al oído:

-Ahora, Julia, ahora. ¡Comienza a quejarte!

-¡Ay, Manolo! ¡Los niños están cada día más insoportables! ¡El dineroque me das a diario no me alcanza! ¡El pequeño necesita zapatos nuevos!¡Tu madre llama para joder todos los días! ¡Se ha acabado el gas!¡Tenemos que comprar un frigorífico nuevo! ¡Ya no sé qué cocinar! ¡Ypara colmo no me viene la regla...! ¿Sigo quejándome, Manolo?



Prueba de acceso al cielo

Una mujer muere y llega a las puertas del Cielo. Mientras espera a SanPedro, ve a través de las rejas a sus padres, amigos y a todos los quehabían partido antes que ella, sentados a una mesa, disfrutando de unbanquete maravilloso. Cuando San Pedro llega, ella le comenta:

-¡Qué lugar tan precioso! ¿Cómo hago para entrar?

-Yo voy a decir una palabra sencilla. Si usted la deletreacorrectamente la primera vez, entrará; si se equivoca, irá directa alinfierno.

-De acuerdo. ¿Cuál es la palabra?

-"Amor".

Ella la deletrea correctamente y entra al Cielo.

Un año después, San Pedro le pide que vigile las puertas ese día. Ella acepta y, para su sorpresa, aparece su marido.

-¡Hola! ¡Qué sorpresa! -dice ella-. ¿Cómo estás?

-Pues lo cierto es que he estado muy bien desde que falleciste. Me casécon aquella bella enfermera que te cuidó, me tocó la lotería y me hicemillonario. Vendí la casa donde vivíamos y compre una mansión. Viajécon mi esposa por todo el mundo. Estábamos de vacaciones justamentecuando decidí ir a esquiar. Me caí, el esquí me cayó en la cabeza y...¡aquí estoy! ¿Qué hay que hacer para entrar?

-Yo te diré una palabra. Si la deletreas correctamente a la primerapodrás entrar; si no, irás directo al infierno -respondió ella-.

-Está bien. ¿Cuál es la palabra?

-"Schwarzenegger".



Vestido para una inspección tributaria

Un hombre fue citado para una inspección de la Agencia Tributaria.Asustado, le preguntó a su contable de qué manera debía vestirse.

-Ponte harapos, para que piensen que estás en la ruina.

Cuando le preguntó a su abogado, éste le dijo exactamente lo contrario:

-No dejes que te intimiden, utiliza tu mejor traje y tu corbata máselegante. Una buena presencia da credibilidad y ayudará a entablar unarelación más amistosa con el inspector.

Confundido, el hombre decidió preguntar a su mujer. Le comentó los dosconsejos opuestos y le pidió su opinión. La esposa le dijo:

-Déjame contarte una historia. Cuando estaba a punto de casarmecontigo, le pregunté a mi madre qué debía ponerme la noche de bodas, yme dijo: "Ponte una bata pesada, de franela, que te llegue al cuello;ello hará que te respete". Pero cuando le pregunté a mi mejor amiga, medio otro consejo opuesto: "Ponte la combinación más sexy que tengas,transparente y con un escote que te llegue hasta el ombligo; eso haráque te desee y afianzará vuestro amor".

El hombre protestó:

-Pero, mi amor, ¿qué tiene que ver eso con mis impuestos?

-Muy fácil: que no importa como te vistas, ¡te van a joder igual!



Pensión de jubilación

Tan pronto me jubilé, me dirigí a las oficinas de la Seguridad Socialpara solicitar mi pensión. La señorita que estaba allí atendiendofrente al primer mostrador me pidió mi partida de nacimiento paraverificar mi edad. Busqué en mi bolsillo y resultó que había olvidadomi cartera en casa.

-Lo siento mucho -le dije-, olvidé mi cartera, así que tendré que regresar a mi casa y volver más tarde.

La mujer me miró y, al cabo de un minuto, me dijo:

-Desabróchese la camisa.

Así que me desabroché la camisa, mostrando mi canoso y grisáceo pelo en el pecho.

-Su pelo gris y canoso es prueba suficiente para mí -me dijo lafuncionaria, a la vez que seguía con los trámites de mi solicitud-.

Cuando regresé a mi casa le conté a mi mujer, muy excitado, lo sucedidoen las oficinas de la Seguridad Social. A lo que mi esposa respondió:

-Pepe, entonces habría sido mejor que te hubieses bajado también lospantalones. Probablemente te habrían dado también la pensión porincapacidad.



Autosugestión

Una mujer llegó a su casa y le dijo al marido:

-¿Te acuerdas de esas jaquecas que me daban cada vez que íbamos a hacer el amor? ¡Ya me curé!

-¿Cómo? ¿Ya no tienes más dolores de cabeza?

-Mi amiga Mary me indicó un terapeuta que me hipnotizó. El médico mepidió que me pusiese frente a un espejo y repitiera para mí misma: "Notengo más dolor de cabeza, no tengo más dolor de cabeza, no tengo másdolor de cabeza...". Bueno, hice eso y mi dolor de cabeza desapareció.

-¡Qué maravilla! ¡Esto es fabuloso!

La esposa aprovechó la oportunidad y le dijo:

-Mi amor, como últimamente no tienes mucho interés en tener sexo, ¿porqué no visitas a este médico? Tal vez te pueda curar como a mí, ytengas ganas nuevamente.

El marido le hizo caso y pidió cita en la consulta de este fabulosomédico. Después de unos días de terapia quiso tener una noche ardientecon su esposa. Comenzó a quitarse la ropa y arrastró a su esposa hastael dormitorio. La acostó en la cama y le dijo:

-No te muevas, mi amor, ya vuelvo.

Fue al baño y, cuando volvió a la habitación, saltó sobre la cama ehizo el amor con su esposa de una forma muy ardiente, como nunca anteslo había hecho con ella. La esposa, completamente asombrada, le dijo:

-¡Ay, mi amor, fue maravilloso!

El marido respondió:

-¡No te muevas, que ya vuelvo!

Fue al baño, y la segunda vez fue mejor aún que la primera. La mujer nose lo podía creer, estaba extasiada con esa maravillosa experiencia.

El marido le dijo nuevamente:

-¡No te muevas, ya vuelvo!

Fue al baño, pero esta vez la mujer lo siguió sin que él se dieracuenta. El marido estaba frente al espejo y repetía para sí mismo:

-No es mi esposa, no es mi esposa, no es mi esposa...



Silencio

Un hombre y su esposa estaban teniendo problemas en casa y dándose eluno al otro "tratamiento de silencio". De repente, el hombre recordóque al siguiente día necesitaba que su esposa lo despertase a las 5 dela madrugada para un vuelo de negocios. No queriendo ser el primero enromper el silencio, le escribió en una hoja de papel: "Por favor,despiértame a las 5 de la madrugada", y lo dejó donde sabía que ella loencontraría.

A la mañana siguiente, el hombre despertó y se dio cuenta que eran las9 y había perdido su vuelo. Furioso, estaba por ir a averiguar la razónpor la cual su esposa no lo había despertado, cuando encontró una hojade papel sobre la cama. El papel decía: "Son ya las 5 de la madrugada.¡Despierta!"



Diarios de pareja

Diario de ella:

"El domingo por la noche lo encontré raro. Habíamos quedado en un barpara tomar una copa. Estuve toda la tarde de compras con unas amigas ypensé que era culpa mía, porque llegué un poco tarde, aunque él no hizoningún comentario. La conversación no era muy animada, así que lepropuse ir a un lugar más íntimo para poder charlar más tranquilamente.

Fuimos a un restaurante y él seguía portándose de forma extraña. Estabacomo ausente. Entonces pensé que sería culpa mía por el retraso, oquizás algo más serio rondaba por su cabeza. Le pregunté y me dijo queno tenía nada que ver conmigo. Pero no me quedé convencida. En elcamino de regreso a casa, en el coche, le dije que lo quería mucho y élse limitó a pasarme el brazo por los hombros, sin contestarme. No sécómo explicar su actitud, porque no me dijo que él también me quería.

Llegamos por fin a casa y en ese momento pensé que quería dejarme. Poreso intenté hacerle hablar, pero encendió la tele y se puso a mirarlacon aire distante, como haciéndome ver que todo había acabado entrenosotros. Por fin desistí y le dije que me iba a la cama.

Más o menos diez minutos mas tarde él vino también y, para mi sorpresa,correspondió a mis caricias e hicimos el amor. Pero seguía teniendo unaire distraído. Después quise afrontar la situación, hablar con élcuanto antes, pero se quedó dormido. Empecé a llorar y lo hice durantehoras hasta que quedé dormida. No sé qué hacer. Estoy casi segura quesus pensamientos están con otra mujer. Mi vida es un autenticodesastre."


Diario de él:

"Perdió Boca. Al menos eché un polvo."



La virilidad de Hipólito

A los 85 años de edad, Hipólito se casa con Ana, de 35. Ana, de acuerdocon su futuro marido, decide que después de la boda tendrán dormitoriosseparados. Una vez finalizada la ceremonia y la cena, Ana se preparapara dormir, cuando se escuchan golpes en la puerta. Va a abrir y allíestá Hipólito, listo para la acción. Concluido el acto, Hipólito le daun beso de buenas noches y vuelve a su dormitorio.

Después de algunos minutos, Ana oye otros golpes en la puerta, abre yde nuevo se encuentra con Hipólito, listo para la segunda vuelta.Sorprendida, Ana acepta de buen grado, y al final Hipólito le da uncariñoso beso de buenas noches y se va.

Más tarde, Hipólito está otra vez tocando a la puerta, tan fresco comoun muchacho de 25 años, listo una vez más. Y así dos veces mas,Hipólito llamando a la puerta de Ana y, al final, como siempre, dándoleun beso de buenas noches y volviendo a su cuarto.

Después de una hora larga, regresa Hipólito por sexta vez como si nada, pero en esta ocasión Ana le detiene:

-Me impresiona que a tu edad puedas hacerlo tantas veces, Hipólito.¡Realmente eres un gran amante! He estado con hombres con un tercio detu edad y son totalmente incapaces de seguirte el paso.

Hipólito la mira, desconcertado:

-¿Cómo...? ¿Ya había venido antes?



¿Qué pensarán los vecinos?

En un día de intenso calor, el marido sale del baño y le pregunta a su mujer:

-Cariño, hace mucho calor y tengo que salir a cortar el césped. ¿Qué crees que pensarán los vecinos si salgo desnudo?

-Que seguramente me casé contigo por dinero.



El matrimonio

En un cocktail una mujer le dice a otra:

-¿No estás usando tu anillo de matrimonio en el dedo incorrecto?

-Sí, es que estoy casada con el hombre equivocado.



Después de una pelea, el marido le dijo a la mujer:

-¿Sabes? Fui un estúpido cuando me casé contigo.

-Sí, querido, pero yo estaba enamorada y no lo noté.



Casarse es como ir a un restaurante con amigos: pides lo que deseas y,cuando ves lo que el otro tiene, te gustaría haber pedido eso.



Toros sementales

Un matrimonio de turismo por España va a visitar una exhibición detoros sementales. El guía comienza su explicación con el primer toro:

-Este es un toro de 400 kg. que realiza 4 montas diarias.

La mujer abre los ojos, golpea con el codo a su marido y le dice:

-¿Has oído eso, haragán?

El guía continúa:

-Este otro toro, como pueden ver, es más grande. Pesa casi 500 kg. y realiza alrededor de 6 montas diarias.

-¿Has oído eso, flojo? -dice la mujer, golpeando de nuevo con el codo a su marido-.

-Pero este es el verdadero semental -continúa el guía-. Pesa 800 kg. y realiza unas 20 montas diarias.

Antes de que su mujer abra la boca el hombre pregunta:

-Perdone, señor, ¿y realiza ese toro las 20 montas con la misma vaca?

-¡Por supuesto que no! Siempre con vacas distintas.

El hombre sonríe, codea a su mujer y le dice:

-¿Has oído eso, follonera?



Pedo mañanero

Una pareja llevaba varios años de feliz matrimonio. La única fricciónera la costumbre del marido de tirarse un sonoro pedo cada mañana aldespertarse. El ruido despertaba a la señora y el hedor la hacía toserdescontroladamente. Todas las veces ella le suplicaba que dejara dehacerlo, pues le descomponía el ánimo por varias horas, pero él seguíalanzándolos igualmente. Su argumento era que él no podía evitarlo y queademás era algo de lo más natural. Ella siempre le sugería que fuera aver un doctor, pues pensaba que algún día se le iban a salir las tripas.

Entonces, en la mañana del día de navidad, ella se levantó muy tempranoa preparar el pavo mientras él seguía durmiendo profundamente. Cuandoterminaba de aderezarlo, echó una mirada al cesto donde había puestotodos los desechos del animal, y una idea maliciosa se le vino a lacabeza. Tomó el recipiente y subió sigilosamente al cuarto. Con muchocuidado echó las sábanas para atrás, le bajó los calzoncillos y pusoentre sus piernas los intestinos del pavo. Volvió a taparlo y despuésde un rato escuchó el habitual y estruendoso pedo del marido, seguidopor gritos despavoridos y pasos frenéticos hacia el baño. La mujer nopodía parar de reírse. Después de tantos años de sufrimiento habíalogrado desquitarse en forma tan magnífica.

Al rato, y todavía aguantando la risa, vio a su marido bajar con loscalzoncillos todos manchados y con una expresión de horror en surostro. Mordiéndose los labios, ella le preguntó que era lo que pasaba.Con lágrimas en los ojos, él respondió:

-Cariño, tenías razón, todos estos años estuviste advirtiéndome, ¡y yo sin hacerte caso!

-¿Que quieres decir? -preguntó ella-.

-Bueno, tú siempre dijiste que algún día se me saldrían las tripas detanto tirarme pedos, y finalmente ocurrió. Pero, gracias a Dios, y conun poco de vaselina, ¡pude poner todo de vuelta en su sitio!



Alegre y triste a la vez

Un hombre y su esposa estaban sentados mirando la televisión cuando, repentinamente, él le dice a ella:

-Querida, dime algo que me me ponga alegre y triste a la vez.

Ella piensa un rato y le dice:

-De todos tus amigos, tú eres quien la tiene más grande.



Descubrimiento en la funeraria

Un empleado de una funeraria estaba una noche trabajando hasta tarde.Su trabajo consistía en examinar el cuerpo de los muertos antes de serenviados a enterrar o a incinerar. Cuando examinó el cuerpo del señorJuan, que iba a ser incinerado, hizo un asombroso descubrimiento: ¡Juantenía el pene más grande que había visto nunca!

-Lo siento, señor Juan -dijo el empleado-, pero no puedo enviarlo aincinerar con tremenda "cosa". Tiene que ser conservada para laposteridad.

Dicho esto, separó el pene del cuerpo, lo puso en su maletín y se fue acasa. A la primera persona que se la mostró fue a su esposa:

-Tengo algo que mostrarte que no vas a creer -le dijo, y abrió el maletín-.

-¡Dios mío! -gritó ella-. ¿Cuándo ha muerto Juan?



Sin excusas

Un hombre casado tenía un lío con su secretaria. Un día, la pasión losdesbordó y se fueron a la casa de ella; exhaustos, debido a una tardede sexo desenfrenado, se durmieron, despertando a las ocho de la tarde.Cuando el hombre se estaba poniendo la ropa, le pidió a la mujer quesacara sus zapatos y los ensuciara con césped y tierra. Aunqueintrigada, ella lo hizo; él se puso los zapatos, subió al coche y sefue a su casa.

-¿Dónde has estado? -le preguntó su mujer cuando entró-.

-Querida, no puedo mentirte: estoy enrollado con mi secretaria yestuvimos toda la tarde haciendo el amor. Me dormí y no desperté hastalas ocho.

Su esposa miró hacia abajo, vio sus zapatos y le dijo:

-¡Mentiroso bastardo! ¡Estuviste jugando al golf!



Injerto de piel

Un matrimonio tuvo un terrible accidente, a consecuencia del cual elrostro de la mujer fue severamente quemado. El médico le dijo al maridoque no podían utilizar su propia piel para el injerto, porque la esposaera demasiado delgada. Por lo tanto, el marido se ofreció a donar algode su propia piel. Sin embargo, la piel que el médico consideróadecuada tenía que proceder de las nalgas del marido. Marido y mujeracordaron que nunca informarían a nadie de dónde provenía la piel, ypidieron al médico también que guardara el secreto. Después de todo, setrataba de un asunto muy delicado.

Después que la cirugía se completó, todo el mundo estaba asombrado dela nueva belleza de la mujer. ¡Ella parecía más hermosa que nunca!Todos sus amigos y parientes se asombraron por lo bien que se la veía.Un día, ella estaba sola con su marido y, muy emocionada por elsacrificio, le dijo:

-Querido, sólo quiero darte las gracias por todo lo que hiciste por mí. No hay manera en que yo te pueda recompensar por ello.

-Querida -respondió el hombre-, te ruego no pienses en ello. Tengotodas la recompensa que necesito cada vez que veo a tu madre besarte enla mejilla.



Conocerse es cuestión de tiempo

Un hombre conoció a una bella mujer y decidió casarse con ella inmediatamente. Ella alegó:

-Pero no sabemos nada el uno del otro...

El respondió:

-No importa, nos conoceremos con el tiempo.

Ella aceptó. Se casaron y fueron a pasar la luna de miel a un lujosoresort. Cierta mañana, estaban ambos recostados junto a la piscina,cuando él se levantó, subió al trampolín de diez metros, realizó unaperfecta demostración de todos los saltos que existen y regresó junto ala esposa.

-¡Eso fue increíble!

-Fui campeón olímpico de salto de trampolín. Ya te dije que nos conoceríamos con el tiempo.

Entonces ella se levantó, entró en la piscina y comenzó a nadar a unaimpresionante velocidad. Después de 40 largos salió y fue a recostarsejunto al marido, sin demostrar ningún cansancio.

-¡Estoy sorprendido! ¿Fuiste nadadora olímpica?

-No -explicó ella-, fui puta en Venecia y atendía a domicilio.



Confusión

Llega el marido de madrugada a casa y le dice su esposa:

-Mi amor, ¡qué cosa más rara! Hace un rato se metió un tipo en la cama y me hizo el amor.

-Pero... ¡no puede ser! ¿Cómo pasó?

-Yo creo que me confundí un poquito porque, fíjate, cuando el tipollegó al garaje el ruido del coche era igualito al tuyo, luego entró enla casa tal como entras tú, tratando de no hacer ruido, entró a lahabitación con la luz apagada como haces tú, se metió en la cama delmismo lado que lo haces tú y colocó la ropa donde la pones tú.

-¿Y cuándo te diste cuenta que no era yo?

-Cuando me dijo: ¡prepárate que vamos a echar otro!



Cuidado con el gorila

Una pareja de esposos están en el zoológico y pasan por la jaula del gorila macho.

-Marcos, ¿sabes que los gorilas son los animales más parecidos al serhumano en cuanto a su comportamiento? Observa: le voy a enseñar unseno, aprovechando que no hay gente, y seguro que se va a excitar aligual que un hombre.

María le muestra un seno y el gorila se empieza a excitar y comienza a mover las barras de la jaula.

-¿Ves? Ahora me doy cuenta por qué eres así. Los hombres no pueden controlar sus instintos animales, al igual que el gorila.

Marcos le dice:

-Ahora muéstrale los dos, a ver qué pasa.

La mujer le muestra los dos senos y el gorila se excita aun más y se desespera por salir.

-Es increíble cómo reacciona el gorila. Ahora súbete la falda y muéstrale el trasero, a ver qué pasa.

La mujer se sube la falda y le muestra el trasero, a lo que el gorila,completamente excitado, rompe las barras de la jaula, agarra a la mujery le empieza a querer quitar la ropa.

-Marcos, ¿qué hago? ¡Ayúdame!

Y Marcos le dice:

-Ahora, explícale al puto gorila... que no tienes ganas... que te duelela cabeza... que estás cansada... que estás con dolor de garganta...que hoy tuviste muuuucho trabajo... que tan temprano nooooo... que teentienda como mujer... que estás deprimida... que estás en tus díasdifíciles... que estás en tu semana complicada... que solamente teabrace... que estás muy tensa... que tienes que levantarte muytemprano... que hoy te levantaste temprano... que hoy caminaste comochina y te duelen los pies... que hoy estás súper regalona y sóloquieres muchos cariñitos... que estaá muy tensa y sólo quieres masajesde relax... que estás con ganas de ver la televisión... que no quieresperderte "Friends"... que hoy fuiste a la peluquería y no puedesmoverte... ¡A ver si te entiende!


Cruce de cruceros

Dos cruceros se cruzan a la entrada del puerto. Conchi, a bordo delcrucero que sale del puerto, reconoce en la cubierta del barco que estáentrando a su mejor amiga, Mari, a la que hace tiempo que no ve.Intenta llamar su atención gritando y agitando sus brazos.

-¡Mari!

-¡Conchi!

-¡Qué casualidad! ¿Qué es de tu vida?

-¡Me acabo de casar!

-¡Yo también!

-¡Y estoy en viaje de novios!

-¡Yo también!

-¡He tenido mucha suerte de encontrar un marido tan bueno!

-¡Yo también!

-¡Llámame, Conchi!

-¡Yo también!



Aventuras mar adentro

Jorge entró al bar y vio a Juan sentado en la barra, con una sonrisa de oreja a oreja.

-Juan, ¿por qué estás tan contento?

-Jorge, tengo algo que contarte. Ayer estaba en el muelle, encerando mibarco, cuando llegó una hermosa pelirroja, escultural, y me dijo: "¿Medas un paseo en tu barco?" Le dije que por supuesto, que le daría unpaseíto en mi barco, y cuando estábamos mar adentro apagué el motor yle dije: "Elige: hacer el amor o nadar". ¡Y la muchacha no sabía nadar,Jorge, no sabía nadar!

Al día siguiente Jorge volvió al mismo bar, y de nuevo estaba allí Juan, con una sonrisa aún más grande que la del día anterior.

-¿Y hoy por qué estás tan contento, Juan?

-Jorge, ¡no te lo vas a creer! Esta mañana estaba en el muelle,terminando de encerar mi barco, cuando llegó una hermosa rubia,despampanante, Jorge, y me dijo: "¿Me das un paseo en tu barco?". Ledije: "¡Claro que te paseo en mi barco!". La llevé mar adentro y,cuando estábamos allá, apagué el motor y le dije: "Elige: hacer el amoro nadar". ¡Y la rubia tampoco sabía nadar, Jorge, no sabía nadar!

Pasaron un par de días y Jorge entró otra vez al bar. Juan estaba en la barra, llorando sobre una cerveza.

-¿Qué te pasa, Juan? ¿Por qué estás así?

-Bueno, Jorge, no te puedo esconder nada. Ayer estaba en el muellenuevamente, encerando mi barco, y apareció una estupenda morena, muyalta y sexy, y me dijo: "¿Me das un paseo en tu barco?". "¡Cuandoquieras, nena!", le dije, y cuando estábamos mar adentro apagué elmotor, la miré y le dije: "Elige: hacer el amor o nadar". La morena sequitó el top, Jorge y ¡qué busto, qué busto! Se quitó la minifalda, ¡laminifalda, Jorge! Y no era morena. ¡Era moreno, Jorge, moreno! ¡Y yo nosé nadar, Jorge, yo no sé nadar...!



Las zapatillas de Avelino

Avelino era el hombre más vago del mundo. Cierto día lo visitó su amigo Carlos, y Avelino le dijo:

-Siento mucho frío en los pies, pero me da pereza subir a mi habitación a buscar mis zapatillas. ¿Podrías traérmelas tú?

Fue a buscarlas el amigo, y en la segunda planta pasó por delante de lahabitación de las dos hermanas de Avelino, solteras algo maduras ya lasdos, pero muy guapas. Tenían la puerta de su cuarto abierta y estabanligeras de ropa. Carlos les dijo:

-Su hermano está sufriendo porque a ustedes se les está yendo lajuventud sin haber escuchado un "te quiero". Me pidió que subiera y leshiciera el amor.

-¡No es posible! -se asombraron ellas-.

-Claro que sí -respondió Carlos-. Esperen.

Se asomó por la barandilla de la escalera y le preguntó en voz alta a Avelino:

-¿Las dos?

Avelino, que esperaba con ansiedad sus zapatillas, le respondió, impaciente:

-¡Claro que las dos, idiota!

-¿Lo ven? -les dijo, triunfalmente, el amigo a las hermanas-.



La familia de él

María estaba consolando a su amiga Rosita, quien lloraba sobre su hombro.

-¡Soy una desgraciada, María!

-¿Por qué dices eso, Rosita?

-¡Soy una infeliz, una incomprendida! Nadie de la familia de él aceptanuestro amor. Están todos en contra: el padre, la madre, los hermanos,los sobrinos... ¡Todos!

-¿Cómo puede haber gente así, tan mala?

-¡Y eso no es nada, María! ¡La que más manía me tiene es la esposa...!



León escurridizo

Un hombre le cuenta a su amigo:

-Iba yo caminando por la selva cuando, de repente, me salió un león. Elmiedo me dominó y eché a correr para librarme de él. Cuando parecía queya iba a darme caza, el león se deslizaba, y yo corría y corría, yestando otra vez ya muy cerca el león se volvía a deslizar.

-¡Si me pasa eso a mí me cago de miedo!

-¿Y por qué crees tú que se deslizaba el león?



Astucias de mujer

Un amigo se encuentra con otro y le dice:

-¡Diablos! Lo que me pasó esta mañana es increíble.

-¿Y qué fue lo que te pasó?

-Yo estaba en la esquina cuando llegó una mujer en su coche y me invitóa un paseo. Fuimos a su casa y, cuando estábamos dentro de lahabitación, llegó el esposo y... ¡suerte que esa mujer era astuta! Medijo que me pusiera a planchar una pila de ropa.

-¿Y qué más pasó? -preguntó el amigo, nervioso-.

-Cuando el marido me vio planchando la mujer le dijo que yo estababuscando trabajo y, como ella tenía mucha ropa para planchar, mecontrató. El hombre no quedó muy convencido y se me sentó al lado a versi yo sabía planchar.

-¿Y entonces? -dijo el amigo, intrigado-.

-Después de dos horas planchando, cuando terminé pude salir de la casa.Es decir, que estoy vivo gracias a la astucia de esa mujer.

-Por curiosidad, ¿esa mujer no vivirá en la calle Principal, número 8?

-¿Cómo lo sabes?

-¡No jodas! Esa ropa que tú planchaste, ¡la lavé yo ayer!



Vehículos celestiales

Un día se mueren tres amigos en un accidente de tráfico. Los tres subenal Cielo y los recibe San Pedro, quien les comenta cómo va a ser suestancia allí:

-Aquí en el Cielo todo el mundo se desplaza en coche, y la calidad deéste depende del comportamiento que se haya tenido en vida. Tú, Juan,por haber sido infiel a tu esposa en 20 ocasiones, conducirás un Twingocon parches y abolladuras, el tapizado hecho polvo y el tubo de escapepicado. Tú, Antonio, por haber traicionado a tu esposa con otras 5mujeres, tendrás un Corsa 1.400 en buen estado general, con pocosfallos. Y tú, Jaime, por haber sido siempre fiel a tu esposa, irás enun Aston Martin V8 de 400 CV, con kit deportivo, tapicería en piel yequipo de audio JBL de 240 W. RMS. Además, como premio adicional, tealojarás en la suite presidencial del Hilton y te haremos socio delclub de golf.

Cada uno de los tres amigos toma un rumbo con el vehículo que le hanadjudicado. A los cuatro meses, después de haber recorrido muchoskilómetros por las carreteras celestiales, se encuentran los tres porcasualidad en un semáforo. Juan y Antonio se bajan de sus coches parasaludarse y observan que Jaime no se baja de su Aston Martin. Lo venllorando amargamente al volante y, extrañados, se dirigen hacia él:

-¿Por qué lloras, Jaime? ¡Pero si tienes el mejor coche del Cielo yvives como un marajá, tío! No tienes motivos para estar deprimido...

-¿Que no? ¡Joder...! ¡Acabo de ver a mi esposa en patinete!



Amigo viajero

Dos amigos se encuentran después de mucho tiempo sin verse. Uno deellos, que siempre está de viaje, le muestra una foto al amigo en laque se ve una montaña nevada.

-¿Sabes qué es esto?

-No.

-Es el Everest. ¡A ver si viajas más!

Entoneces le muestra una fotografía de un campo completamente verde.

-Y esto, ¿sabes qué es?

-¡Claro! Eso es Asturias.

-¡No! Es Canadá. ¡A ver si viajas más!

Entonces el amigo saca una fotografía del bolsillo, en la que se ve a un hombre.

-¿Sabes quién es éste?

-No.

-Pues es el tío que se tira a tu mujer mientras tú estás de viajes. ¡A ver si viajas menos!



Orgullo de madre

Dos madres se encuentran en el descansillo de la escalera y una le dice a la otra:

-¿Qué tal tu hija?

-De maravilla, después de hacer la entrevista para ese trabajo que tedije la escogieron. En dos semanas la han ascendido de administrativa ajefa de sección, el jefe le ha dado un coche de la empresa y ahora leva a alquilar un apartamento cerca de la oficina para que tarde menosen llegar al trabajo. ¿Y la tuya?

-Pues la mía igual de puta, pero con menos suerte...



Tampones

Tres convictos van camino de la prisión. A cada uno le permiten llevarun objeto consigo para ayudarles a ocupar su tiempo mientras estánencarcelados. En el autobús, uno le pregunta a otro:

-Oye, ¿tú que trajiste?

El segundo convicto saca una caja de pinturas y dice que piensa pintar todo lo que pueda. Entonces le pregunta al primero:

-¿Y tú que trajiste?

El prisionero saca un mazo de cartas y dice:

-Yo traje cartas. Puedo jugar al póker, al solitario y a muchos otros juegos.

El tercer convicto estaba sentado en silencio, sonriendo para sí mismo. Los otros dos lo ven y le preguntan:

-Y tú, Manolo, ¿por qué estás tan sonriente? ¿Qué trajiste?

Manolo saca una caja de tampones y dice, sonriente:

-Yo traje estos.

Los otros dos se miran intrigados y preguntan:

-¿Qué puedes hacer con esos?

Manolo se ríe satisfecho, apunta a la caja y dice:

-Bueno, según dice aquí, puedo montar a caballo, nadar, patinar...



Funeral por un albañil

En el funeral de un albañil, un hombre desconocido por la familia llora amargamente. Se le acerca la mujer del difunto, y dice:

-¿Era usted amigo suyo?

-Sí.

-¿Le quería mucho?

-Sí... Sus últimas palabras fueron para mí.

-¿Ah, sí? ¿Y cuáles fueron?

-"¡Mariano, no muevas el andamio!"



Hombres aburridos buscan diversión

Se reúnen un sádico, un masoquista, un asesino, un necrófilo, unzoófilo y un pirómano. Enfermos de aburrimiento, y sin saber cómoocupar el tiempo, el zoófilo dice:

-¿Y si nos follamos un gato?

Entonces el sádico dice:

-¡Eso! ¡Vamos a follarnos un gato y después lo torturamos!

El asesino agrega:

-¡Follémonos al gato, torturémoslo y después lo matamos!

Dice el necrófilo:

-¡Vamos a follarnos al gato, torturarlo, matarlo y después nos lo follamos otra vez!

Agrega el pirómano:

-Follémonos al gato, torturémoslo, lo matamos, volvemos a follárnoslo y después le prendemos fuego!

Se hace un repentino silencio, y todos miran al masoquista y le preguntan:

-Y tú, ¿no dices nada?

Y el masoquista dice:

-¡Miauuu!



Busco a mi señora

Dos caballeros que se movían desorientados en el interior de unsupermercado chocan con sus carritos de compras. Uno le dice al otro:

-Perdóneme usted; es que busco a mi señora.

-¡Qué coincidencia, yo también! Estoy ya desesperado.

-Bueno, tal vez le pueda ayudar. ¿Cómo es su señora?

-Es alta, de pelo castaño claro, piernas bien torneadas, pechos firmes, un culo precioso; en fin, muy bonita... ¿Y la suya?

-Olvídese de la mía, vamos a buscar la suya.



Respeto

Unos hombres están jugando al golf. Justo al lado del campo seencuentra un cementerio. Cuando están en uno de los hoyos colindantescon el cementerio uno de los hombres interrumpe su juego, se pone amirar desde lejos el funeral, se quita la gorra, se inclina, reza unabreve oración y regresa a su juego de golf. El compañero le dice:

-Oye, Miguel, eres la persona más respetuosa que he conocido, sientesel dolor de las demás personas cuando pierden a un ser querido, mesiento muy orgulloso de jugar al golf contigo.

-Gracias por tus palabras; es lo menos que podía hacer, estuvimos casados 34 años.



Toro salvaje

Tres amigos estaban reunidos tomándose una cerveza y, entre otrascosas, hablaban sobre las mejores posiciones durante el acto sexual.Uno de ellos dijo:

-Para mi, la mejor es el 69.

Otro dijo:

-Para mi, la mejor es la del pollito pastando.

Y el último dijo:

-No hay nada mejor que la del toro salvaje.

Los otros dos amigos lo miraron asombrados y le preguntaron de qué se trataba. El hombre explicó:

-Primero le dices a tu mujer que se coloque a cuatro patas y comienzaspor detrás, al estilo perrito; una vez que la cosa se ponga biencaliente, apoyas tu pecho sobre la espalda de ella, la abrazasfuertemente y le dices con delicadeza, bien despacito, al oido: "Estaposición vuelve loca a mi secretaria..." Y después hay que tratar demantenerse encima por más de 8 segundos.



Cita con retraso
Inés Bilbatua, madura señorita soltera, llegó con una hora de retraso ala cita que tenía para merendar con su amiga Soledad Casamares, célibecomo ella.

-¿Por qué llegas tan tarde? -le preguntó Soledad-.

-Un hombre empezó a seguirme.

-¿Y fuiste a la Policía?

-No -respondió Inés-. Es que el hombre caminaba muy despacio.



Vacilones

Un amigo le comenta a otro:

-Ayer le hice el amor a mi mujer tan bien que el crucifijo de encima de la cama se puso a aplaudir cuando me la estaba tirando.

A lo cual el otro, sin cortarse, responde:

-Eso no es nada, cuando yo hago el amor con la mía los apóstoles delcuadro de "La Última Cena" de la pared de enfrente hacen la ola.



La amistad para ellas y ellos

Amistad entre mujeres: una noche, una mujer no llegó a dormir a sucasa. Al día siguiente le dijo a su esposo que se había quedado adormir en casa de una amiga. El hombre llamó a las 10 mejores amigas desu esposa: ninguna de ellas sabía nada al respecto.

Amistad entre hombres: una noche, un hombre no llegó a dormir a sucasa. Al día siguiente le dijo a su esposa que se había quedado adormir en casa de un amigo. La mujer llamó a los 10 mejores amigos desu esposo: 8 confirmaron que se quedó a dormir en su casa y los otros 2aseguraron que aún se encontraba allí.



Dos amigas al teléfono

Conversación telefónica entre dos mujeres maduras:

-¡Hola! Cuéntame, ¿cómo te fue con tu cita de la otra noche?

-¡Horrible! ¡No sé qué pasó!

-¿Por qué? ¿No te dio ni un beso?

-¡Si! Me besó tan fuerte y me mordió los labios hasta que pensé que seme iba a explotar el implante de colágeno. Entonces me acarició el peloy se me salieron unas extensiones que tenía.

-¿No me digas que terminó ahí?

-¡Nooo...! Después me tomó la cara entre sus manos, hasta que le tuveque pedir que no lo hiciera más, porque me estaba aplastando el botox.Además, que mis pestañas postizas se le quedaron pegadas en la nariz.

-¿Y no intentó nada más?

-Sí, se puso a acariciarme las piernas y lo frené porque me acordé queno había tenido tiempo para depilarme. Al tratar de detenerlo, se mesalieron dos de las uñas postizas; después le entró un arrebato delujuria impresionante y me abrazó tan fuerte que casi se le quedan misprótesis de las nalgas en las manos y casi me revienta los implantes desilicona de mis senos.

-¿Y después qué pasó?

-Que se puso a beber champaña en mi zapato.

-¡Ay...! ¡Qué romántico!

-¿Romántico? ¡Por poco se muere!

-¿Por qué?

-Porque se tragó el corrector del juanete que estaba dentro y casi se ahoga.

-¿Y después qué paso?

-¿Puedes creerte que se fue? ¡Para mí que era mariquita!



Método matemático para ganar

Dos amigos se encuentran en una agencia de loterías y uno le dice al otro:

-Hola, ¿qué haces tú por aquí?

-He venido a cobrar un triple que gané anoche.

-¿Ganaste un triple?

-Claro, y no es la primera vez.

-¿Y cómo haces para ganar?

-Es muy fácil. Mira, todo es cuestión de darle la vuelta a lasmatemáticas, los números no fallan. Te voy a dar un dato: a ver,¿cuántas cervezas te has tomado hoy?

-Pues 3 cervezas

-Muy bien, entonces ya tienes el primer número: el 3. ¿Y has perdido el conocimiento alguna vez por una borrachera?

-Pues si, 5 veces.

-Muy bien ya tienes el segundo número, el 5. Tercera pregunta: ¿te han sodomizado algunaa vez?

-Claro que no, yo soy muy hombre. ¿Cómo te atreves a preguntarme eso?

-Está bien, no te ofendas, es sólo para buscar el otro número.Entonces, como nunca te ha sucedido tenemos el número 0. ¿Ves que fáciles? Juégate el triple 350 y verás que no falla.

Efectivamente, éste jugó el triple 350. Al día siguiente, al revisarlos resultados de la lotería se da cuenta que salió el 351 y exclamóllorando:

-¡La madre que me parió! Esto me pasa por embustero...
[/SIZE][/FONT]
Chistes para que la pases bien
0 Puntos Score: 0/10
Visitas: 1273 Favoritos: 1
0 Comentarios Chistes para que la pases bien
Este post no tiene comentarios. Sea el primero!
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!