El Chori de la muerte

  • Categoría: Paranormal
  • Publicado hace más de 4 años
Basado en echos reales (una joyita que me encontre en taringa y me cagué de la risa, perdonen por postear algo de ahí, pero la verdad que esto es una joyita)




 



Esto fue a finales del 2007, cuando regresaba a mi casa en el camión que el humilde intendente de mi ciudad en un acto de total desinterés había envíado a por mí y el resto de mis vecinos al colegio en el que deberíamos votar (era época de elecciones), y además había tenido la gran gentileza de evitarnos las largas colas ya que nos pidieron a todos el DNI e hicieron el trámite por nosotros.  
Para hacer ameno el viaje de alrededor de una hora (porque vivíamos en una zona rural del norte argentino) uno de los viajantes abrió un par de cajas de vinitos y las compartió con nosotros. Yo tenía hojas de coca en el bolsillo que también compartí con la muchachada y así escabiando y cocaleando nos pusimos a conversar de boludeces típicas del campo, como las luces que se ven por las noches, o las ovejas con las que habíamos debutado de más chicos. Todos nos encontrábamos entusiasmados por volver porque el intendente nos había prometido un gran asado al llegar, y podíamos comprobar que decía la verdad porque en el camión iban cargadas bolsas enormes de chorizos, pan y carbón. En fin, todo un deleite para nuestros paladares, y si le agregábamos un buen tinto de caja la cosa sería ambrosía de dioses.  
Nos acompañaba un pibe que parecía medio maricón. Venía de la ciudad y era el hijo de uno de los campesinos pero en vez de llevar la vida de macho peronista se dedicaba a estudiar en la secundaria (la mayoría de nosotros había dejado el colegio en la primaria) y decía que no comía carne. Todo un mariquita dijimos aunque no podíamos molestarlo mucho porque el padre estaba presente.  

Cuando llegamos vimos como el cielo iba poniéndose negro -¡Va a llover!- gritó uno de mis amigos. Y yo le pedí al Jesús que no lloviera porque un rico asadito nos aguardaba. Los truenos fueron estridentes y los relámpagos parecían esas fotos que sacan los pibes de la ciudad y pocos minutos después el cielo se abrió en dos y Dios y los santos se largaron a mear sobre la tierra (aunque el mariquita de ciudad insistía en que era el agua de las nubes o no sé qué, jaja, qué tarado). El intendente y sus ayudantes dijeron que con ese clima no se podría hacer la parrillada y que a lo mejor se dejaría para la semana que viene. Ahí sí me calenté, llevaba todo el dia esperando por ése momento y el desgraciado quería quitarme a mi precioso. No, no lo iba a dejar, iba a comer mi chori como Dios manda. Así que les dije a los pibes si se prendían en ésa y aceptaron. Mientras el intendente se disponía a irse nos colamos en la parte de atrás del camión y afanamos unos choris y algo de pan sin que se dieran cuenta. Éramos cuatro en total, y ésa noche nos íbamos a meter al medio del monte a morfar esa comida tan majestuosa. A Juanjo, uno de los pibes se le ocurrió la idea de invitar al putito sólo por molestarlo y hacerle pasar un mal rato soltándolo en el monte en medio de la lluvia y yendo a buscarlo al día siguiente. Una picardía adolescente la nuestra. Nos costó convencerlo pero aceptó cuando le mostramos falsa simpatía.  

Tomamos los choris, el pan, unas cuantas ramas secas, varias cajas de escabio y una chapa grande que había en el fondo de casa para ponerla entre dos árboles y hacer de tinglado para el fuego. A la parrilla la improvisamos con unos fierros que teníamos y nos mandamos al medio del monte no sin antes rezar un padre nuestro por si venía la luz mala.  
Armamos todo dejando un pequeño fogón con leña y le mandamos los chorizos. Faaaaaa, sólo olerlos hizo que nos sintiéramos en la gloria, pero todavía faltaba, estarían listos a su debido tiempo. En eso se me ocurrió preguntarle al amaneradito por qué decía que no le gustaba la carne, y para joderlo le dije "pero el chorizo sí que te lo debés morfar" y en vez de coibirse mientras todos nos cagábamos de risa en su cara dijo: "He visto esta noche en sueños, lo vengo haciendo desde que era muy chico, y es por eso que no me gusta el chorizo". Nos reímos mucho más y le preguntamos el porqué de que dijese semejante idiotez. Salió con unas huevadas de que el chorizo tenía unas cosas para controlar la mente y que volvía loca a la persona. Grité entre risas que el único loco era él, además de puto. Y nos dijo que a pesar de que no estaba a gusto con nosotros y que quería irse, no podía, porque si lo hacía algo muy malo iba a pasar. Casi le ordenamos que no se le ocurriera irse, porque se nos había venido la idea de hacerlo hombre después del morfi. Le íbamos a traer una vaca para ver si le entraba o era marica, pero primero venía el chori y el vinito.  
Preparamos los choripanes y los 4 hombres empezamos a masticar. El otro sólo nos miraba con sus ojos saltones sin decir nada, mientras nos pasábamos las cajas de vino y nos chorréabamos todas las camisas con chimichurri algo pasó, nuestras bocas empezaron a sangrar desmesuradamente. Uno de los pibes dijo "agarramos morcilla, no chorizos, pelotudos", pero no estaba en lo correcto. Eran chorizos, efectivamente lo eran ¿pero la sangre por qué? En eso sentí que mi cuerpo se inmovilizaba y no me salía la voz. Y sé que con todos ocurrió lo mismo, menos con el pibe de ciudad que se paró y me miró con esos enormes ojos blancos, los cuales parecían hinchados y cuando estuvo a un centímetro de mi cara ¡Sus ojos se reventaron! y me bañó la cara de pus. Después de sus cuencas oculares vi fluir sangre y sentí muchas ganas de llorar, pero ni eso podía, no podía hacer nada. Lo siguiente que ocurrió fue mucho más horrendo; Juanjo, mi mejor amigo se paró y sus costillas se abrieron mientras se metía las manos y escarbaba entre sus entrañas. Quería gritarle que pare, pero no podía, ¡no podía!  

Ya está, me iba a morir, lo sabía, pero parecía que sería el último porque mis otros dos amigos, Jeremías y Esteban se arañaban las caras entre sí, y mordían sus dedos. Esteban le había arrancado dos dedos ya a Jeremías, que seguía rasgándolo sin detenerse. Así estuvieron hasta que ambos cayeron rendidos y totalmente desangrados. "Es mi turno" me dije, pero en vez de eso perdí el conocimiento.  

Era de día y se escuchaba a los pajaritos cantar. No quería abrir los ojos. Si estaba muerto sería un fantasma, o estaría en el cielo y no me sentía preparado para ver a mi señor, y sino, me encontraría con la funesta escena de los 4 chicos destrozados. Escuché una voz conocida, la del intendente de la ciudad. Sentí miedo pero todavía no estaba listo para abrir los ojos. "¿Te despertaste, gurí, se hicieron un asadito?" preguntó. Y ahí me tranquilicé, me dije a mí mismo que me había puesto re en pedo y lo había soñado todo, así que me envalentoné para abrir los ojos y lo vi, a todos ellos, igual que como se quedaron al morir. Era aún más horrible verlo de día por la luz y las moscas que se empezaban a dar su festín. El intendente sonreía.  
... Nunca pude explicar qué pasó esa noche. El funcionario público me prometió hacer un pacto de silencio y me ofreció trabajar para él, como su guardaespaldas. Desde entonces laburo con él, y llevo una dieta pura y exclusivamente compuesta de choripanes 
El Chori de la muerte
5 Puntos Score: 5/10
Visitas: 3296 Favoritos: 1
Ver los usuarios que votaron...
27 Comentarios El Chori de la muerte
si tuviera puntos no te los daria , nah es joda
Cita MadDaM89: Mostrar
Jjajajaj pero es una joyita esto, lo que me cagu?
Y como un boludo lo lei todo...
Las Drogras Hacen Mal Muchos xD
Disculpenme pero no entend?
no mames!! esto esta genial!!! jajajajaajajajajajaaj
 
Para el que no entendi?
@czudak @czudak @nachusss @OSMOL @luthar Jjajajajaj!, gracias por comentar, es normal que algunos no entiendan  el relato porque usa mucho la yerga argentina! Saludos!!.
no soy argentino.
pero creo que todos los que vemos memes entendemos!!
Cita Allterman: Mostrar
idem!
Esto fue a finales del 2007, cuando regresaba a mi casa en el cami?
Copi crap detected ?
yo te iba a bardear !! por que ya lo habia visto !! en tadinga jajajaja pero despues vi bien lo que escribises !!!  
Vengo a salvar tu post y por favor no vuelvas a hacerlo  









@Innocence
a estas trolas se le ve toda la empanada :FFFFFFFF
jajaja a mi si me hizo reir mucho.  
Cita pablo44om: Mostrar
jajaj gracias por la apreciaci?
ajjajajja boludeces t?

 
jajajajja...para todos los que leyeron estos con la voz del Sr. Burns    
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!