El Mahabharata en español. 31ª entrega.



SEAN BIENVENIDOS A MI POST!


 
N. del T.:
 
 
Este libro no existe en castellano, al menos no en su version completa, y esta es una traduccion artesanal.
El texto original, se puede leer completo aquí:


http://www.sacred-texts.com


Espero poder traducirlo en su totalidad, aunque me lleve toda la vida. Acepto sugerencias, especialmente si ven errores gramaticales, ortográficos o de traducción. Espero que me ayuden los devotos que deseen que este maravilloso purana sea divulgado en los países hispano parlantes, y confio en que Sri Ganesha proveerá para que esta manualidad se logre sin problemas.

Otro tema: como una forma de protesta y para volver a la tradición de nuestro idioma previo al decreto realista sobre los signos de interrogación y exclamación, esta obra no posee dichos signos en la apertura de las oraciones que los pudieran llevar eventualmente.

 
 
Sergio Gabriel Bustos
Om namah Shivaya

"Aqui y ahora", por Jess, de USA, basado en una fotografía de Chunga stock.





Parvas anteriores

001 - Anukramanikaa Parva - http://www.identi.li/index.php?topic=95124
002 - Parva Sangraha - http://www.identi.li/index.php?topic=97357
003 - Paushya Parva - http://www.identi.li/index.php?topic=100303
004 - Pauloma Parva - http://www.identi.li/index.php?topic=102478
005 - Astika Parva - http://www.identi.li/index.php?topic=108200


Garuda según Jessada Sutthi, de Tailandia.



Entrega anterior: http://www.identi.li/index.php?topic=132391

 

 

 

 
 

 
 
Adi Parva

 

 
 

 
 
Sección XXIII

 

 
 

 
 

 
 
 Sauti dijo: ?Habiendo cruzado el Océano, Kadru, de gran velocidad, acompañada de Vinata, muy pronto se mostró muy ansiosa cerca del caballo. Entonces, ambas contemplaron a aquel sobresaliente entre los caballos veloces, con su cuerpo blanco como los rayos de la luna, pero que tenía pelos negros en la cola. Y al divisar varios pelos negros en la cola, Kadru tomó por esclava a la decepcionada Vinata. Y asi fue que Vinata perdió la apuesta y quedó esclavizada y llena de pesar.

 
 ?Mientras tanto, habiendo llegado su momento, rompió su huevo y emergió sin ayuda alguna el esplendoroso Garuda, encendiendo todos los puntos del universo, aquel poderoso ser dotado de fuerza, aquel ave que es capaz de asumir la forma que desee, de moverse a voluntad y de llamar en su auxilio cualquier caudal de energía. Refulgente, brilló terrible como una hoguera. Su lustre era igual al del fuego al final del Yuga, sus ojos eran brillantes como el relámpago. Y poco después de nacer, aquel ave incrementó el tamaño de su cuerpo y ascendió al cielo. Feroz y rugiendo vehementemente, lucía tan terrible como un segundo fuego oceánico. Y todas las deidades buscaron la protección de Vibhavasu al verlo. Y se inclinaron frente a aquella deidad de múltiples formas que se hallaba sentada en su trono, y le dirigieron las siguientes palabras: ?Oh Agni, no expandas tu cuerpo! Acaso vas a consumirnos? Mira cómo se expande la enorme hoguera que forman tus llamas!? Y Agni respondió: ?Oh, hostigadores de los Asuras, no es como imaginan! Este es Garuda, el de gran fuerza e igual a mi en esplendor, dotado de gran energía y nacido para el regocijo de Vinata. El solo ver esta hoguera de esplendor les ha provocado un espejismo. Es él el poderoso hijo de Kasyapa, el destructor de los Nagas, el que vela por el bienestar de los Devas, el enemigo de los Daityas y los Rakshasas. No deben temer. Vengan conmigo y vean.? Siendo así interpelados, los Devas junto con el Rishi, se dirigieron con calma hasta donde se hallaba Garuda y lo adoraron.

 
 ?Los Devas dijeron: ?Tu, que conoces todos los mantras, que tomas gran parte de lo ofrecido en los sacrificios, que eres siempre esplendoroso, el Señor de las aves, el espíritu regente del universo animado e inanimado. Eres el destructor de todo y el creador de todo; eres Hyranyagarbha mismo; eres el padre de la creación manifestado en la forma de Daksha y los demás prajapatis; eres Indra; eres Hayagriva; eres la flecha, eres el Señor del universo, eres la boca de Vishnu, eres el Padmaja de cuatro caras; eres el Brahmana, eres Agni, Pavana, y la deidad regente de cada cosa en el universo. Eres tu, el conocimiento, eres la ilusión a la que todos estamos sujetos, eres el espíritu omnipresente, eres el Rey de los Devas; eres la gran Verdad y a nada le temes, eres inalterable, eres Brahman sin atributos, eres la energía solar, eres las funciones del intelecto, eres nuestro gran protector, eres el Océano de beatitud; eres la pureza, eres ajeno a los atributos de la oscuridad; eres el poseedor de los seis grandes atributos, eres ese que no puede ser doblegado en el duelo. De ti han emanado todas las cosas, eres de acciones impecables, eres todo lo que no ha sido y todo lo que ha existido. Eres conocimiento puro; tu manifiestas ante nosotros, tal cual lo hace Surya con sus rayos, este universo animado e inanimado; tu opacas el esplendor de Surya en todo momento, y eres tu, el destructor de todas las cosas; eres todo lo que muere y todo lo perenne. Oh tu, que resplandeces como Agni, todo lo quemas, como Surya quema a todas las criaturas cuando se enfurece. Oh tu, el terrible, tu permaneces, tal como lo hace el fuego que todo lo destruye al llegar el momento de la disolución universal. Oh, poderoso Garuda, que te mueves por el firmamento, buscamos tu protección. Oh, Señor de las Aves, tu poder es extraordinario, tu fulgor es el del fuego, tu brillo es como el del rayo que la oscuridad no puede afectar. Tu te alzas hasta las mismas nubes, y eres ambos, causa y efecto; el que concede gracias e insuperable por tu coraje. Oh Señor, todo este universo arde por el calor de tu fulgor, rutilante como el brillo del oro fundido. Proteje a estos Devas de alma elevada, que sobrecogidos y aterrados por tu presencia vuelan por el cielo en todas direcciones en sus Vimanas celestes. Oh tu, el mejor entre los pájaros, tu, Señor del todo, eres el hijo del piadoso mahatma Rishi Kasyapa; por lo tanto, aplácate y ten piedad de este universo. Eres supremo. Pacifica tu ira y presérvanos. Por tu voz, fuerte como el rugido del trueno, los diez puntos, los cielos, los paraísos, la Tierra y nuestros corazones, oh Ave, tiemblan sin pausa. Oh, reduce este, tu cuerpo, que es igual al de Agni. Con solo ver tu resplandor que asemeja al de Yama cuando se enfurece, nuestros corazones pierden toda serenidad y tiemblan. Oh tu, Señor de las Aves, sé propicio con nosotros, que imploramos tu misericordia! Oh tu, el ilustre, confiérenos dicha y buena fortuna.?

 
 ?Y aquel ave de bellas plumas, siendo así odorado por las deidades, redujo su energía y esplendor.?

 
 Así termina la vigésimo tercera sección del Astika Parva del Adi Parva.

 




Continuará....


Próxima entrega: http://www.identi.li/index.php?topic=133140




Si valorás este trabajo, por favor, no te vayas sin comentar. Muchas gracias.
 

Sergio


 




El Mahabharata en español. 31ª entrega.
12 Puntos Score: 4/10
Visitas: 671 Favoritos: 0
Ver los usuarios que votaron...
6 Comentarios El Mahabharata en español. 31ª entrega.
Recuerdos de los moderadores.  
@issue2b vos decis que se enojaron conmigo?
@Karna No lo se, yo creo que est?
@issue2b y bue. el problema es que el poder es muy dificil. Uno tiene que tener mucho control de si mismo para que no se te suba a la cabeza.
sos groso sabelo  
@FANTASMOTA grande , amigazo!!!! gracias por los pnutos,!!!
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!